Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Memorias de un Ángel [JongYu]

Mensaje por TabiTa el Sáb Sep 29, 2012 12:35 pm

Título:Memorias de un Ángel
Couple: JongYu (Jonghyun x Onew)
Género: Fantasia
Advertencia: Lemon

Notas:
Así es como se ve Onew en el fanfic, me encanta su aspecto de nerd *-*:


Y el chico mas atractivo de la escuela, Jonghyun *Q*:


Primer JongYu que hago, amo esta pareja y necesitaba escribir algo de ellos porque no he encontrado ningún fic últimamente ~
es el primer lemon también así que díganme que opinan~



Memorias de un Ángel

Ha Neul (cielo) :

Mi nombre es Ha Neul soy una adolescente de 17 años, curso mi penúltimo año de secundaria, tengo una personalidad tranquila y soñadora, me la paso la mayor del tiempo siendo guiada por mi imaginación a otro mundo, abandonando la realidad y entregándome al mundo de la fantasía, por eso desconozco absolutamente lo que se supone que la gente de mi edad debería conocer, ¿Fiestas? Nunca he ido a una, ¿Alcohol? Me sabe a pipi, ¿Drogas? Con mi imaginación es suficiente, ¿y chicos?, no me interesan…o bueno eso habría dicho hace un par de meses…. Pero luego de conocerlo a él, eso es cosa del pasado. Lee Jinki, o como lo llamaban sus amigos y como me encantaría llamarlo, Onew, cursa el último grado, amistoso con sus amigos y reservado con los extraños, pero siempre amable con las personas en problemas, eso era lo que cualquier persona del instituto sabe de él, pero claro ese no es mi caso, porque me he pasado las últimas semanas observando aquel chico que me flecho, no sé cómo ni cuándo exactamente sucedió, pero de un momento a otro quede totalmente rendida a sus pies, no fue hasta hace unos días que lo vi entre todos los alumnos del último año mientras hacíamos la formación, no era nada del otro mundo, un chico normal y hasta un poco nerd, formado en el medio, pasaba desapercibido por cualquiera, era tan simple? Era solo él… y sin darme cuanta no podía despegar mi vista de él…. Era como si la razón de mi existencia se debiera a él… De a poco comencé a reparar en su persona, ¿Cómo es que no lo había notado antes? Simple, pase la mayor parte de mi vida tratando de pasar desapercibida e ignorando todo a mi alrededor solo viviendo en mi mundo de fantasías, vivía tan ensimismada que nunca lo note… Lo observaba día tras día, no psicopatamente solo… solo curiosamente, así pude descubrir su verdadera personalidad, si tuviera que definirlo en una palabra seria “extraño”, pero eso no es suficiente para describirlo, también es impredecible, si todos dicen rojo el dirá amarillo y si todos dicen amarillo el dirá pollo, así de impredecible, por supuesto que bajo esas horrendas y gigantes gafas que usa existe la persona más cute que he conocido, aunque algo dork (*Alguien que tiene intereses extraños, y a menudo es tonto.) Jinki se convirtió el centro de mi universo.

Me encontraba almorzando en el casino, ubicada estratégicamente cerca de Onew, desde esa posición podía verlo y hasta escucharlo :D, él estaba sentado con dos chicos más, eran quienes conformaban su escaso círculo de amigos (bueno al menos el tiene un círculo de amigos yo solo tengo un circulo de panza u.u), Kibum mas conocido como Key y Taemin. Raramente podía estar así de cerca de él, por eso presentía que sería un buen día. Y mis sospechas se confirmaron cuando me encontré sabiendo algo más de Onew, Taemin lo había llamado cariñosamente “DUBU” haciendo carcajearse a Onew y por ende que yo quedara babeando como adolescente enamorada, ¿ Adolescente enamorada? Que bobadas digo, Onew solo es una distracción, un nuevo pasatiempo nada mas…... “¿Por qué lo llamas así?” pregunto Key, “Es que Hyung es tan suave como el tofu~”, respondía Taemin mientras tocaba con su dedo índice la mejilla del aludido. Bien esa era información que no tenia, Onew también tiene una piel suave ¿acaso podría ser más perfecto? pensaba mientras hacia una nota mental con el nuevo dato. Después de una breve discusión acerca del tema, Onew y sus amigos terminaron de almorzar y se fueron del lugar, yo me disponía a hacer lo mismo de no ser porque escuche que el par de chicos sentados atrás mío mencionaba el nombre de Jinki. “….ese es Jinki, el chico que te quito a tu amada Luna” decía un chico, mientras el otro respondía “No sé que pudo haberle visto Luna a ese nerd, seguramente la sedujo con la fortuna de sus padres, ya sabes que su familia es dueña de una cadena de restaurantes, de ninguna otra manera Luna se habría fijado en él ” “Pero no te preocupes Luna se retracto a tiempo y lo dejo fácilmente” “Por supuesto, mi Luna es demasiado para él” “Además has escuchado, dicen que después de que Luna lo dejara se volvió gay” decía uno de los chicos mientras se carcajeaba “Que incluso lo han visto revolcándose con el profesor de matemáticas” “Eso explicaría sus altas calificaciones” seguían hablando el par de idiotas, mientras yo ya no daba más de la cólera, generalmente era un persona pasiva, incluso mientras hablaban mal de mí, solo lo dejaba pasar sin darle importancia, pero no si se trataba de Jinki, no permitiría que nadie hablara mal de él. Me pare rápidamente y quede de frente a su mesa, sin pensarlo dos veces sujete la nuca de ambos y los empuje haciendo que golpearan su frentes bruscamente, tan fuerte que la zona impactaba quedo roja.

-¿Qué te pasa?

-¿Te volviste loca?

Reclamaba el par de chicos por mi repentino ataque.

-¡¿Qué les pasa a ustedes imbéciles?! ¡¿De quién creen que están hablando?! – Los enfrente furiosa, llamando la atención de las pocas personas que aun estaban almorzando- ¿acaso creen que Jinki es como ustedes?

-¡¿Qué?! ¡Solo hablamos lo que sabemos! – me grito uno de ellos poniéndose de pie mientras era seguido por el otro.

-¿Así? ¿Lo que sabes? ¿A caso sabes que Luna es la que persigue a Jinki hasta el cansancio? ¿Sabes que Jinki la ha rechazado de todas las formas posibles? ¿Sabes que hasta le dijo que era homosexual solo para alejarla? ¡No lo sabes! - le replique sin importarme el ser descubierta como la psicópata de Jinki y las personas comenzaban a rodearnos, para animar nuestra “pelea”.

-Mi Luna no se arrastraría por alguien como él. Además ¿él de verdad dijo que era gay? Seguramente es por algo – hablaba burlonamente uno de ellos.

-Ves te lo dije, seguramente no solo se acuesta con el profesor de matemáticas si no con todos – le respondió su amigo.

-¡Ya les dije que solo lo invento! ¿O tienes pruebas de eso? ¿Te has acostado con él? – lo cuestione haciendo que se avergonzara.

-Claro que no, maldita zorra desquiciada

-Y si te refieres a sus notas, que puedo decirte – hable ignorando sus insultos – el que es inteligente, es inteligente y el que no es como ustedes – era la única manera de insultarlos que conocía, ya que usar malas palabras no era algo que me agradara-

-¿Me estas llamando idiota? – preguntando los dos al unisonó.

-Ustedes lo han dicho- les respondí haciendo que se pusieran furiosos.

- Te has metido en un GRAN problema

-De esta no te salvas.

-¡uiiiii! – exclamaban los pocos presentes haciendo cizaña.

Y como si de bestias se tratara ambos se abalanzaron sobre mi uno sujetando mis brazos y el otro jalando mi cabello sin delicadeza alguna. Me habría ganado una paliza segura de no ser porque el inspector del colegio llegó y al ver la situación despecho a todos los alumnos a sus salones y a ellos se los llevo entre regaños mientras me susurraban dulces palabras de amor como “No nos olvidaremos de esto” “Estas muerta”. Esa había sido la primera pelea que había tenido en toda mi existencia, y más que arrepentida me sentía satisfecha de haber podido defender a Jinki de, como luego me entere, Seung Hee y Dak Ho. Pero todo no termino allí, me gane el apodo de “O Dum”, que hacía alusión a lo tenebrosa que era, y así fue como de apoco los rumores sobre mi se empezaron a esparcir, y lo que por tanto tiempo me esforcé en lograr, pasar desapercibida hasta el fin de los tiempos si era posible, se vio arruinado y hasta el estudiante mas despistado del instituto, lo que incluía a Jinki, se entero de lo aterrorizante, desquiciada y malvada que Ha Neul, ósea yo, era. Pero no todo era malo, claro después de la tormenta viene la calma, aunque en mi caso la tormenta me asesino y creía llegar al cielo.

Un día iba caminaba apresuradamente a casa, para esa tarde se había pronosticado lluvia y no quería terminar empapada, viendo que a mi paso probablemente la lluvia me alcanzara a mitad de camino decidí tomar el metro para llegar más rápido. Pero cuando lo estaba abordando, para mi suerte, mi bolso se quedo enganchado en los audios de un una de las personas que estaban dentro, entre disculpas me concentre en desenredar los audífonos ya que no quería tener que comprar unos nuevos, cuando escuche una conocidísima voz llamándome.

-¿O Dum? – pregunto el chico al que inmediatamente identifique como Jinki.

-¿Eh? – pregunte desconcertada al levantar mi rostro y encontrarme con aquel chico dueño de mis pensamientos tan cerca de mí

- Te llamas O Dum ¿no?

-¿O Dum? Claro que no, ¿Quién podría llamarse así? – respondí fingiendo enfado, mientras terminada de desenredar los audífonos de mi bolso (*recordar que odum significa tenebrosa)

-¿Oh? Pero siempre te llaman así, yo creí que ese era tu nombre – respondió apenado él, causándome ternura.

-Es una larga historia – le dije – Mi nombre es Ha Neul – sonreí con timidez.

-Oh, ya veo eso parece encajar mejor contigo – me dijo sonriendo

Así fue como lo conocí, o mejor dicho él me conoció, ya que yo lo conocía hace semanas. A pesar de los rumores que se esparcieron sobre mí, el fue amable conmigo y no les dio importando lo que hizo que estuviera muy agradecida con él, y que me recordara lo especial que Jinki era. Después de nuestro encuentro no podía sentirme más feliz, satisfecha y plena, era como un sueño cumplido. Si tuviera que compararlo con algo, sería como cuando una fan conoce a su idol, así de afortunada me sentía, porque para mí Jinki era como un idol, alguien a quien admiraba, apreciaba y hasta quería pero jamás me imagine interactuando con él, para mí era suficiente verlo de lejos.

Mi fortuna no termino después de ese encuentro casual, otro lo siguió, en el almuerzo él se encontraba comiendo en el comedor y yo como de costumbre me senté estratégicamente cerca suyo, esta vez no estaba en mi campo de visión porque sus amigos no estaban para distraerlo y podía ser muy obvia, por lo que pase junto a él y me acomode dándole la espalda pero lo suficientemente cerca como para escuchar lo que hablaba.

- ¡Cheon Sa! – Llamo de repente poniéndome alerta - ¡Cheon Sa! ¡Cheon Sa! – continuo llamando insistentemente haciendo que me preguntara, quien era esa tal “Cheon Sa”. Hasta que sentí como alguien tocaba mi hombro con suavidad, me volteo para ver de quien se trataba y de nuevo era él.

-¡Cheon Sa! ¿Por qué no mirabas? – se quejo Jinki

-¿Cheon Sa? ¿Quién es Cheon Sa? – pregunte confundida

-¿No era ese tu nombre? – me pregunto con cara de niño que sabe comete un error.

-No…. – le respondí seria, viendo como ponía una cara de pánico al ver mi reacción.

-Yo lo siento…. creo que olvide tu nombre… no te enfades – se disculpaba el apenado, y ya no aguante mas, estalle en carcajadas, no había tenido la oportunidad de verlo así y la verdad me encantaba.

-Solo bromaba- lo tranquilice entre risas – Mi nombre es Ha Neul – le aclaré mientras veía como el recuperaba su sonrisa habitual.

-Ahhh, ya recuerdo, sabía que tenía que ver con el cielo (*nota: Cheonsa significa angel, ha neul significa cielo) – respondió el sacudiendo su cabello aun algo avergonzado.

-Bueno gracias por llamarme ángel – le dije riendo - ¿para qué me llamabas?

-Ah, es que mis amigos no vinieron hoy y quería saber si ¿quieres comer conmigo?

-¿Debería? – pregunta sin confianza estaba acostumbrada a comer sola… pero el asintió con su cabeza dándome a entender que confiara en él. –Está bien - termine aceptando.

Nuevamente me sentí en el cielo, era como un sueño verlo comer pollo con tantas ganas incluso me daban ganas de probarlo para comprobar el delicioso sabor que profetizaba Jinki, poder hablar con él tan amenamente era demasiado agradable. Partimos hablando de nuestros estudios, luego de las notas, nuestros gustos y terminamos hablando de cada tontería que se nos venía a la cabeza. Con el transcurso del tiempo me di cuenta que además de todas las características que conocía de Jinki, se sumaron dos nuevas, era un pollo maníaco y el rey de los chistes malos.

-Sabes tengo curiosidad sobre algo… - dijo de repente.

- ¿Qué cosa? – le pregunte con curiosidad

-Me entere del porque de tu apodo, “O Dum” (tenebrosa), y también el porqué te lo pusieron, en una pelea… -

-Así es – le dije - ¿Qué pasa con eso? – presentía a lo que iba, pero no tenía la confianza para decirlo yo misma.

- ¿Es verdad?... ¿Es verdad que te peleaste con ellos por defenderme? – después de un titubeo fue directo al grano.

-Si... – afirme desviando la mirada, él solo se quedo pensativo y yo era incapaz de decir algo mas, en cosa de segundos nos inundaba un incomodo silencio, que me hizo sentir fatal, no quería que Jinki, creyera que era un psicópata, seguramente era eso lo que pensaba si no como explicaría que anduviera de peleonera por él, la angustia comenzó a embargarme e inconscientemente mordí mi labio inferior para contenerla, tampoco quería que me viera de llorica.

-Entonces solo queda una cosa por hacer… - cerré los ojos esperando, que dijera algo como “aléjate de mí” “te denunciare”, pero había olvidado un pequeño detalle muy importante sobre Jinki, él era impredecible – Desde ahora somos oficialmente amigos – me lo dijo con esa sonrisa que me encantaba ver en él, yo por otro lado estaba que lloraba mis ojos se pusieron acuosos y Jinki lo noto. - ¿No te agrada la idea?

-Claro que sí, pero… pensé que creerías que soy un stalker y me pedirías que me alejara de ti – le confesé restregando mis ojos.

-Mmmm, no lo pensé de esa manera, ¿eres una stalker? –

- ¿eh? – no sabía que responder

-Solo bromeaba, eso es por lo de hace rato – me sacó la lengua como niño pequeño y yo solo podía reír.

Con el transcurrir de las semanas, mi relación con él se hizo cada vez más estrecha, con el tiempo fui tomándole más confianza y en cosa de semanas éramos como confidentes, y aunque en el instituto pasábamos la mayor parte del tiempo juntos, fuera de este nos reuníamos de vez en cuando para pasear y simplemente para estar más tiempo juntos, también pude conocer a Key y Taemin, le conté con algo de timidez como Jinki me confundió con un ángel (*por Cheon Sa) el día que nos hicimos amigos y luego de reír estrepitosamente, me dieron las gracias por acompañarlo en su ausencia, ellos me trataron muy agradablemente permitiéndome poco a poco formar parte de su círculo de amigos.

Era el final de semestre y para celebrarlo, los alumnos organizaban una fiesta de “inicio de vacaciones”, Taemin y Key solían asistir a esa clase de fiestas, mientras que Jinki no lo hacía porque según el eran aburridas, pero más tarde confesó que lo aburrido era tener que estar solo, después de que Key y Taemin lo abandonaban para ir a hacer sus conquistas. “Pero esta vez vendrás ¿no? Ahora tienes a Ha Neul” lo invitaba Key, “Podría ser” respondió Jinki. “Pero yo nunca he ido a una fiesta”, confesé. “¿De verdad?” preguntaron los tres incrédulos haciéndome sentir un bicho raro. “Lo vez Jinki hyung, tienes que iniciarla en esto de las fiestas”, “Claro, como si fuera el más indicado”, se burlaba Key. Después de un par de bromas quedamos de acuerdo en ir todos juntos, ellos se encargarían de “iniciarme” en eso de las fiestas, la verdad no me interesaban las fiestas, pero me encantaba pasar el tiempo con ellos, me sentía a gusto y feliz. La fiesta era tal como imaginaba, música que podría dejar sordo a cualquiera, personas bailando, otras bebiendo, nada interesante en realidad, al menos que fueras amiga de Key, el alma de la fiesta. El sabía como divertirse, sugería cada tipo de juegos que nos mantenía entretenidos, y con sus bromas no faltaban las sonrisas. Claro que después de un rato lo perdimos de vista, y lo mismo pasó con Taemin que se fue con el capitán del equipo de atletismo, el bien conocido y parecido Choi Minho. Sintiendo que ya no encajábamos en la fiesta sin ellos, decidimos ir a charlar a un balcón, en donde la música se oía lejana y podíamos escuchar con más claridad.

-Lo vez, siempre hacen eso - se quejaba Jinki - bueno al menos te tengo a ti - agrego mientras sacudía mi cabellos.

-Heehehe – quite su mano de mi cabeza y me senté apoyándome en el balcón, me encontré con una botella a mi lado y debido a la sed, me la bebí sin reparar en su contenido, después de un rato comencé a sentirme extraña sentía mis mejillas arder y como si estuviera en un sueño, nada parecía real a mi alrededor. – Onew siéntate aquí – le ordene apuntando a mi lado.

- Es la primera vez que me llamas así y tus mejillas están rojas, que tierna – me alago? Mientras se sentaba junto a mí sonriendo.

- Y será la última – le advertí, no me gustaban ese tipo de comentarios, me hacían sentir tan cohibida.

Luego nos pasamos el rato contando estrellas, mientras yo seguía sintiéndome como flotando en una nube. Luego de un rato revise la botella y me di cuenta de que era una cerveza, jamás había tomado en mi vida, eso explicaría las raras sensaciones.

-Algo aburrida tu primera fiesta ¿no?

-Solo un poco – le confesé, doblando mis rodillas y abrazándolas con mis manos, mientras apoyaba mi cabeza en mis brazos quedando con mi rostro ladeado mirando a Jinki. – es tu deber hacerla divertida, cuéntame un chiste – le exigí.

-Bueno, no se me muchos, ¡Ah! Recuerdo uno... – me contaba el chiste siendo muy expresivo hacia graciosos movimientos con su cuerpo haciéndome reír de vez en cuando, no por el chiste claro, por que recuerden que él es el rey de los chistes malos, pero sus acciones eran bastante graciosas.

-Jinki… - Lo llame interrumpiéndolo en plena explicación, y no sé en donde estaba mi sentido común en ese momento, porque lo que dije a continuación jamás lo habría dicho consiente. – Te amo – susurre, dejándolo perplejo y provocando que con su boca formara una “o” de la impresión, lo pude ver en su rostro no sabía que decir, y parecía sumamente incomodo por lo que gire mi rostro al lado contrario evitando verlo.

-Yo… yo… - Balbuceo sin saber que decir o hacer.

-¡Jo~! Que aburrido se puso esto ¿no? – lo interrumpí –Ve a buscarme agua – le pedí, mientras le ofrecía la botella que aun tenía en mis manos, tratando de hacer obvio el hecho de que estaba así por efecto del alcohol.

-¿Tomaste de esto? – me pregunto sorprendido

-Si – le respondí mientras asentía con mi cabeza – ahora tengo sed, ve a traerme agua, por favor – le pedí.

-Está bien…- me respondió aun algo desconcertado por mi repentina confesión.

Lo vi alejarse aun algo dudoso, y esa fue la última vez que lo vi en la noche, porque no planeaba quedarme allí después de mi tonta confesión, le dije te amo ¿Por qué? ¿Cómo pude? Debo estar loca…. Pero yo… ¿de verdad lo amo?....

Narrador omnisciente

“Wow” se decía Jinki a sí mismo, “Wow”, repetía, “¿Me ama? Pero yo….” Eso lo había tomado por sorpresa, ya llevaban un tiempo de amigos y ella se había convertido en su gran compañera, claro que la quería y la amaba pero no estaba seguro de que fuera de la misma forma, ¿Ella se refería a amar de novios?… pero ¿acaso no parecían novios?, se encontraban muy seguido después de clases, era él que insistía la mayoría de las veces para que ella se quedara un poco más, porque le encantaba su compañía, a su lado se sentía tranquilo y seguro…¿Cuál es la diferencia entre amigos y novios?... ¿Qué clase de relación es exactamente la nuestra?, se preguntaba Jinki, haciendo de su cabeza un lio. Entonces recordó, la primera vez que la vio, ella caminaba a paso lento por la calle luego de terminadas las clases, lo que le llamo la atención fue una extraña imagen que se coló por sus ojos cuando un rayo de luz casi sobre naturalmente, ya que habían anunciado lluvia, la alumbro por unos segundos, haciéndola parecer que llevaba un vestido largo completamente blanco que cubría todo su cuerpo, su cabello estaba corto y parecía de un color irreal, celeste casi bordeando lo blanco, no podía diferenciar si era un chico o una chica, haciéndola lucir andrógina, pero lo que más llamo su atención fue las alas que parecían salir de su espalda, unas gigantescas y hermosas alas que parecían echas de un material demasiado suave como para ser descrito o comparado con algo, al contemplar aquella imagen, abrió los ojos sorprendido, “¿Habré visto bien?”, se pregunto mientras sacudía su cabeza de un lado a otro y restregaba sus ojos, pero al volver a enfocarla esa imagen angelical desapareció y solo quedo Ha Neul, una chica de estatura media, cabello largo y liso algo castaño, ojos grandes y pestañas largas, silueta que se podría describir como de niña de primaria, que la hacía ver menor, y un rostro suave, que la hacía parecer aun mas una niña, entonces la analizo y ella parecía estar en su propio mundo. Pero no fue solo eso, la volvió a ver en el metro, los audífonos de su reproductor se engancharon con el bolso de ella, y entonces no dudo en hablarle, porque ella parecía diferente a cualquier otra chica que hubiera conocido… era especial…. Lo supo al ver sus ojos, esos opalescentes ojos, una extraña mescla de marrón, verde y dorado, que hasta ahora le aprecian irreales, eran los ojos de alguien acostumbrado a mundos distintos, fantásticos. “Ella es Ha Neul” se dijo. Aun ahora se preguntaba qué había sucedido con él en ese momento, ¿Cómo es que vio esa inusual imagen reflejada en ella?, “¿habré estado soñando?”

Se dirigió a la mesa en donde estaban servidas las bebidas, pero lo único que encontró fue alcohol y claro no se arriesgaría a darle más alcohol a Ha Neul o terminaría pidiéndole matrimonio, bromeo consigo mismo, pero para él estaba bien, quizás lo ayudaría un poco a reaccionar, por lo que se bebió de un sorbo uno de los vasos de la mesa, y sintiendo que no le hacía efecto bebió otro más, y otro más, pero se detuvo al tercero tampoco quería emborracharse. Camino en busca del baño para conseguir un poco de agua, con las indicaciones de los que parecían mas sobrios llego hasta el segundo piso de la casa en donde se realizaba la fiesta, busco puerta por puerta el baño, pero cuando llego a la décima habitación ya estaba cansado y algo mareado por haber bebido tres vasos sin consideración, aprovechando que la décima habitación estaba vacía se metió rápidamente en esta y se recostó en la cama que estaba allí, se quito sus gafas y las dejo en la mesita de noche junto a la cama, cerró los ojos dispuesto a descansar. Si Jinki hubiera buscado en una habitación mas, solo una, específicamente la siguiente, habría encontrado el baño, obtenido el agua y podría haber regresado, pero el destino tenía otros planes para él.





Kim Jonghyun, hiperquinético, versátil, extrovertido, dominante, alegre, sentimental (algo que pocos sabían), confiado, seguro de sí mismo e inteligente, con lo que lograba controlar, por decirlo de alguna forma, a quien quisiera. Cursaba el penúltimo año al igual que Ha Neul, de hecho eran compañeros de clase pero ninguno notaba la presencia del otro. Este peculiar chico pasaría, sin planearlo, a formar parte importante de la vida de Jinki. Esa noche, había asistido como siempre a la fiesta de “inicio de vacaciones”, se la estaba pasando de lo mejor y solo había tomado un par de copas que lo hacían sentir extremadamente efusivo. De repente una chica se acerco a él, y le entrego una copa con una nota, apuntándole un grupo de personas mientras decía “te lo envían desde allá”, le dedico una sonrisa que provoco que a la chica casi le diera una derrame nasal y leyó la nota. “Nos vemos en la décima habitación subiendo la escalera, si aceptas levanta tu mano derecha” Rió divertido ante la proposición, sin pensarlo dos veces miro al grupo de personas que le indico la chica, y levanto la mano, pero la suerte no estaba de su parte y el tener alcohol en su organismo no facilitaba las cosas, porque termino levantando la mano izquierda sin darse cuenta, y para empeorar las cosas ni siquiera sabía con exactitud quien había enviado la nota, pero aun así, pensando en la “diversión” se levantó y camino hasta la habitación indicada, no sin antes beber otra copa. Al entrar se encontró con alguien que dormía plácidamente sobre la cama, por mucho que trato de identificarlo no lo logro, las luces estaban apagadas impidiéndole cualquier reconocimiento. Jonghyun no sabía que aquella persona era Lee Jinki, aquel que conocía solo de nombre, era un año mayor que él y era un chico. Con una sonrisa traviesa se acerco silenciosamente y rápidamente se lanzo sobre él despertándolo de golpe, ni si quiera le dio tiempo de reaccionar por que se abalanzo a devorar su boca, movía sus labios salvajemente sobre los del recién despierto Jinki que creía seguir en el mundo de los sueños, mordió su labio inferior haciendo recién que Jinki reaccionara, abrió su boca por reflejo y la lengua de aquel chico que jamás había visto en su vida se introdujo sin permiso alguno en su cavidad, debido al dolor de la mordida se dio cuenta de que no era un sueño y que eso estaba pasando en realidad, asustado empujo al chico que estaba sobre él, terminando con aquel inesperado, salvaje y extrañamente de alguna forma delicioso beso y logrando que este cayera de bruces sobre el piso de la habitación.

-¿Te gusta salvaje?– le pregunto coquetamente, mientras sentía como la sangre de su cuerpo hervía y se quitaba la chaqueta junto con la playera, quedando solo con los pantalones.

Jinki no sabía qué hacer, ¿Qué mierda trataba de hacer ese chico? ¿Acaso iba a violarlo?, se preguntaba asustado mientras se ponía de pie y buscaba a tientas la salida de la habitación. Pero Jonghyun no perdía el tiempo, sujeto de donde pudo al chico, y lo estampo contra la pared, para luego volver a unir sus labios con fuerza, haciendo que aquel beso doliera pero sin darle importancia, aprovecho que la persona frente a él se quejaba para introducir su lengua y apoderarse de su boca casi dejándolo sin respiración. Jinki solo estaba pasmado, ¿Qué se suponía debía hacer en esa situación? Para empeorar su situación el alcohol que consumió antes ahora le estaba pasando la cuenta, y además de atontarlo un poco, lo ponía algo sensitivo. Sintió como las manos de Jonghyun se posaban en cintura y comenzaban a subir lentamente, casi acariciándolo hasta llegar a su pecho. Al llegar a su pecho, Jonghyun se detuvo sorprendido.

-¿Eres un chico? – le cuestionó hablando sobre sus labios, haciendo que el mayor sintiera el olor a alcohol proveniente de Jonghyun.

-si…- fue lo único que Jinki pudo decir, esperando que ahora que sabía su sexo el chico se detuviera. Pero a pesar de que eso no estaba en sus planes, Jonghyun no desaprovecharía la oportunidad de experimentar algo nuevo, además con lo poco que había disfrutado de aquel chico le parecía delicioso y el solo imaginar cómo sería hacerlo con él lo excitaba.

-Entonces, lugar equivocado – dijo como si nada, mientras reía y bajaba su mano desde el pecho hasta la entrepierna de Jinki.

-¿Que…. haces? – reclamó Jinki sonrojado.

-Darte placer – respondió Jonghyun mientras masajeaba la entrepierna de Jinki sobre el pantalón sintiendo como esta comenzaba a despertar.

- ¡Ambos somos chicos! – le recordó, con la leve esperanza de que ahora si se detuviera, mientras sujetaba la mano ajena impidiendo cualquier contacto.

-Pero tú me provocaste primero – argumento Jonghyun.

-Yo no …. – Iba a demandar el mayor, pero Jonghyun toco ligeramente con la lengua los labios de Jinki haciéndolo callar, se libro del agarre ejercido en su muñeca y prosiguió con su tarea.

Esta vez sin pudor, metió su mano entre la ropa interior de Jinki y estrujo su miembro. Jinki tampoco era de piedra, aquel roce había logrado despertar su hombría, estaba excitado y quería probar mas de esos roces que le propinaba aquel chico, por lo que con algo de timidez llevo su mano hasta el pecho desnudo del más bajo y lo acaricio, al sentir el rose el menor se apegó mas a Jinki e inicio un nuevo beso, esta vez Jinki lo recibió con los labios abiertos y aunque no sabía muy bien que hacer se dejaba guiar por Jonghyun, sus lenguas se tocaban y exploraban la boca ajena apasionadamente elevando la temperatura de sus cuerpos. Ambos se olvidaron del mundo y se dejaron arrastrar por los sentidos, “luego podre decir que estaba borracho”, pensaba Jinki con gracia aun disfrutando del beso. Jonghyun tomo la mano que Jinki aun mantenía en su pecho y la llevo hasta su propia entrepierna, aun sobre el pantalón ese rose se sentía demasiado bien. El mayor con vergüenza comenzó a mover su mano, haciendo que sonoros gemidos salieran de la boca del menor, su aliento chocaba con su boca y hacia el beso más erótico. Sujetando la cintura de Jinki, lo guio hasta la cama, “¿Es tu primera vez?”, pregunto Jonghyun curioso, ya que el otro parecía no tener mucha experiencia, “si” respondió Jinki mientras se dejaba arrastrar, al escuchar la respuesta Jonghyun tenía más ganas de continuar, le quito la camisa que traía puesta y lo recostó, se subió sobre él con una pierna a cada lado, esta vez aprovecho que la camisa no estaba y comenzó a bezar sus pezones, los lamio y mordió provocando deliciosos suspiros en el mayor. Jinki por su parte no aguantaba tanto placer, su entrepierna era apretada por la tela del pantalón, la cual le parecía demasiado molesta en ese momento, por lo que llevo su mano hasta su cinturón y lo desabrocho, Jonghyun notando esto le ayudo a quitarse los pantalones mientras seguía con su tarea de lamer el pecho del mayor y bajaba lentamente depositando besos hasta su ombligo. Cuando por fin se deshizo de los pantalones ajenos, fue por los suyos, agradecía no llevar cinturón, solo tuvo que deslizarlos hacia abajo y ya estaba casi desnudo, retomo su labor con el ombligo de Jinki, introdujo su lengua una y otra vez haciendo que Jinki riera y a la vez soltara suspiros de placer, continuo su recorrido de besos hasta llegar a la entrepierna, allí se detuvo y soplo sobre la tela, provocando al mayor, entonces le dio una lamida sobre aun la tela solo para contemplar cómo se retorcía de placer sobre la cama y luego llevaba su mano hacia el cabello de Jonghyun sujetándolo e incitándolo a continuar, pero Jonghyun no era un chico fácil, tomo la mano de Jinki impidiéndole sujetar su cabeza y lo miro por primera vez a los ojos, incitándolo con la mirada a que se lo pidiera. “Si lo quieres, pídelo”, le dijo Jonghyun para torturarlo. Jinki llevo su propia mano hasta su entrepierna pero Jonghyun lo sujeto impidiéndolo, haciendo que el mayor se rindiera y lo pidiera “Tócame” pidió bajito, eso fue suficiente para Jonghyun, el cual le quito lo que quedaba de ropa dejándolo completamente desnudo, y sin perder tiempo volvió a darle una lamida a la entrepierna del Jinki, haciéndolo gemir. Tomo el pene del mayor con su mano y lo introdujo en su boca, solo guiado por el instinto chupando toda su extensión. Jinki mordía sus labios tratando de contener sus gemidos, no quería parecer una perra en celo. Después de jugar un poco con él, Jonghyun se posicionó entre las piernas de Jinki, y simulo una embestida haciendo que sus miembros se rozaran deliciosamente, recién entonces se quito la ropa interior y rozo su pene con la entrada de Jinki, asiendo que este se asustara un poco “Espera”, lo detuvo. “Tranquilo, también es mi primera vez con un hombre, seré cuidadoso”, le susurró Jonghyun al oído, mientras besaba su oreja, haciendo que Jinki se tranquilizara y se dejara llevar. Entonces llevo sus dedos a la boca del menor e hiso que los lamiera, dejándose guiar por las conversaciones que había escuchado por allí, introdujo el primer dedo haciendo que Jinki se removiera incomodo, espero un momento y metió otro, dilato su entrada haciendo círculos con sus dedos y luego metió el tercero para ayudarse, cuando sintió que estaba listo, beso los labios de Jinki para distraerlo, pera esta vez el mayor sujeto el rostro de Jonghyun con ambas manos y lo acerco mas lamió la punta de sus labios y no hicieron falta palabras para que Jonghyun sacara su lengua uniendo sus puntas y ejerciendo presión, profundizaron el beso y Jonghyun aprovecho para tomar su hombría y la metió lentamente en la entrada del mayor, haciendo que este hiciera una mueca de dolor. “¡Eres tan estrecho!” exclamó al sentirse atrapado por las paredes del mayor. Jinki se sentía raro debido a la intromisión, sentía un escozor en su trasero y dolía un poco pero era soportable. Jonghyun espero hasta que Jinki se acostumbrara a la intromisión usando todo su autocontrol para no partirlo en dos, comenzó con estocadas leves, aumentando el ritmo poco a poco. Llevo su mano hasta el pene del mayor que reclamaba atención y comenzó a masturbarlo. Dio con la próstata del mayor y entonces ambos comenzaron a deshacerse en gemidos. Su pene se sentía tan bien chochando con la próstata del mayor y siendo atrapado por sus estrechas paredes, nuevamente busco la mirada de Jinki y esta vez la encontró un rayo de luz de luna entraba por la ventana e iluminaba parte del rostro del chico, sus ojos estaban entrecerrados por el placer y sus gestos lo hacían ver demasiado sexy, el mayor al sentirse observado abrió los ojos y se encontró con la mirada de Jonghyun, cruzando sus miradas por primera vez, ambos sintieron una corriente eléctrica recorrer sus cuerpos haciendo el momento más memorable y placentero, no deseaba terminar pero en contra de sus deseos, el orgasmo llego disipando un exquisito placer a través de su pene, liberando su líquido dentro de Jinki. El mayor no tardo en llegar al orgasmo, siguiendo a Jonghyun y terminando con un sonoro gemido. Al terminar aquel acto de pasión, Jonghyun beso suavemente los labios de Jinki, saliendo de él, y cubriendo a ambos con las sabanas. “Hay que repetirlo” dijo antes de quedarse dormido en el pecho del mayor y abrazarlo con fuerza y Jinki no tardo en seguirlo al mundo de los sueños.

El primero en despertar fue Jinki, el cual al ser consciente de la situación entro en pánico y salto cama abajo, se vistió a toda velocidad y no supo cómo es que no se tropezó con ningún mueble en su frenética huida además agradecía el que ya estuviera iluminado de otro modo ya estaría saludando al señor suelo, antes de abandonar la habitación le dio una última mirada a Jonghyun, por lo menos debía conocer el rostro de lo que había sido su primera vez, y para sus sorpresa se encontró con el chico más guapo del instituto, la luz que se filtraba por la ventana le permitía apreciar cada detalle de él, solo estaba cubierto por una delgada sabana, sus pecho estaba visible dejando ver sus marcados músculos, imagen que le parecía demasiado sensual a Jinki, lo había visto un par de veces pero jamás habían hablado. Parecía un cachorro dormido, y de vez en cuando soltaba suspiros, que le hacían recordar lo de la noche anterior y que su cara se tornara roja. Como último acto, se acerco a Jonghyun y beso sus labios dulcemente, ni siquiera él sabia porque lo hacía, pero los labios del menor le sabían a gloria, solo un par de segundos más y se retiro, arreglo un par de mechones de su cabello y tomando sus gafas salió de la habitación. Entre arrepentido y entusiasmado por lo que se había atrevido a hacer.



Jonghyun al despertar se encontró la cama vacía y la luz del sol ya iluminaba la habitación, con pereza estiro su cuerpo, se sentó en la cama y al encontrarse desnudo recordó lo de la noche anterior, especialmente la cara de Jinki cuando sus miradas se cruzaron, y esa sensación electrizante volvió a recorrerlo, se había acostado con un chico ¡y vaya que lo había disfrutado! Pero había algo que le preocupaba, no sabía quién era ese chico… hizo una nota mental de buscarlo cuando estuviera presentable.



Para Jinki las vacaciones eran un gran alivio, asi no tendría que volver a ver a Jonghyun por un tiempo al menos, no tenía el valor para enfrentarlo o siquiera mirarlo a la cara. Se la paso la mayor parte del tiempo reuniéndose con sus amigos, en especial con Ha Neul, ya que después de lo ocurrido con Jonghyun no paraba de pensar en él, y ella era la única que lograba distraerlo. Juntos hicieron de todo, desde ir a parques de diversiones, acuarios, zoológicos, hasta hacer trabajo comunitario, ya que a ambos les agradaba ayudar a los necesitados. El tema de la “confesión” había sido completamente olvidado por Jinki, el cual al recordar esa noche solo podía pensar en “eso” y por otro lado Ha Neul jamás volvió a mencionar el tema.

Y cuando dicen “al divertirse el tiempo vuela” tienen razón, porque las 3 semanas de vacaciones se pasaron volando, muy para pesar de Jinki al día siguiente comenzaban nuevamente las clases y siendo las doce de la noche aun no podía dormir, a pesar de todas las ovejas que había contado, el sueño no llamaba a su puerta, solo tenía cabeza para pensar cono reaccionar si se encontraba con Jonghyun, hasta que una idea llego a su cabeza “Puede que no me haya visto… digo yo no vi su rostro en todo el “acto”…solo sus ojos…. Y si uso mis gafas como siempre no lo notara”, pensaba Jinki contento de haber encontrado una solución a sus preocupaciones, y repentinamente el sueño lo embargo llevándolo a los brazos de Morfeo.





Ha Neul

Ya estábamos de vuelta de vacaciones y había notado algo extraño en Jinki, cada vez que pasábamos cerca de cierto chico escondía su rostro o a veces se quedaba mirándolo por unos segundos para luego desviar su mirada con temor. No entendía el porqué de su actuar, pero al tratar de averiguar algo, él solo respondió “no es nada”, dejándome peor que antes. Entonces decidí tomar cartas en el asunto y mantener vigilado a Jonghyun, pensé que quizás él le había hecho algo a Jinki…. No tarde mucho en enterarme de que Jonghyun ¡era mi compañero de clases! Nunca lo había notado, bueno la verdad no ando muy pendiente de mi entorno que digamos.

“¿Qué le hiciste a Jinki?” le pregunte un día cuando me lo encontré solo en el salón de clases, con los brazos cruzados mientras lo miraba amenazadoramente y fruncía mi ceño. “¿Hablas?” me pregunto burlonamente, sabia a lo que se refería, yo rara vez hablaba en clases, de hecho nunca lo hacía ya que nadie se acercaba a mí y luego sacudió mi cabello, tal como lo hacía Jinki lo que me dejo desconcertada pero no por mucho tiempo, “No evadas mi pregunta” le reclamé arreglándome el cabello, “Ni siquiera conozco a Jinki en persona” me respondió mientras tocaba mi entrecejo, deshaciéndose de mi ceño fruncido. Hice un gesto de fastidio con mi nariz, y el solo rió como respuesta “Bueno ahora que sé que hablas, podríamos conversar más seguido” me decía mientras se dirigía a su puesto, yo solo lo miraba, “no tienes que recordarme lo antisocial que soy” pensé para mí, no me molestaba, de hecho yo me había encargado de crear esa imagen de mí pero él lo decía de una manera….. que me hacía sentir como si hiciera algo malo. A pesar de hablar con Jonghyun las cosas con Jinki seguían igual, evitando sus encuentros y desviando su mirada, si Jonghyun no había hecho nada malo ¿entonces que era? Los días pasaban y yo no hallaba respuestas, pero si algo bueno podía haber de todo eso era que logre conocer a Jonghyun, porque después de mi pequeño interrogatorio el me tomaba más en cuenta, en clases siempre se ofrecía a hacer los trabajos conmigo y yo aceptaba entusiasta porque debo reconocer que él me agradaba mucho, además cuando nos encontrábamos afuera me saluda como a uno sus amigos. De a poco se fue dando más confianza entre nosotros hasta que un día lo invite a comer a nuestra mesa, Key y Taemin estuvieron de acuerdo pero Jinki, no parecía muy cómodo con la idea. Aun así aquel día Jonghyun comió con nosotros, la pasamos muy bien, Key y Jonghyun concordaron rápidamente y juntos era una combinación explosiva. Y de a poco Jinki fue cediendo y termino siendo participe de todas las bromas y conversaciones. A pesar de que esa fue la primera que nos reuníamos todos, no paso mucho tiempo para que coordináramos otros encuentros, Jonghyun o como Key lo llamaba, Dino, se acoplo rápidamente a nuestro grupo, nuestras reuniones eran cada vez más frecuentes y sin darnos cuentas se convirtieron en permanentes. Habíamos ganado a un amigo y adamas encontrado, sin darnos cuenta, la solución para la extraña actitud de Jinki. Y yo luego iría notando que la relación entre Jinki y Jonghyun iba más allá de lo que yo pudiera entender…. además me daría cuenta de que lo bueno dura poco. Luna la que juraba amor eterno a Jinki, ahora tenía un nuevo objetivo, Jonghyun, y se encargó de dejarme claro que yo interfería en sus planes. “Ya me quitaste a Onew oppa, y ahora ¿vas a quitarme a Jonghyun?” me reclamó.

“Yo no te he quitado nada” respondí.

“Cállate, eres una regalada, será mejor que te alejes de Jonghyun oppa si no quieres tener problemas” probablemente habría continuado con insultos, si no fuera porque me largue del lugar y la deje hablando sola, simplemente no me asustaban sus amenazas y ella no me alejaría de las personas que tanto apreciaba.

Narrador Omnisciente

Onew había estado evitando a Jong, pero cuando la situación se hizo ineludible al tener que compartir juntos, comprobó con gran alivio que Jonghyun no lo reconoció. Se sintió satisfecho al comprobar que aquel chicho era una buena persona, “al menos no me acosté con un cualquier”, pensaba. Y para ser honesto desde que lo volvió a ver sentía un cosquilleo en su estomago, cosquilleo lo acompañaba cada vez que se encontraba con el menor, y que con el tiempo se fue transformando en algo mas… una agradable regocijo….cariño… Se encargaba de cuidar bien de Jonghyun, lo ayudaba con sus materias porque las calificaciones de este iban bajas y también se encargaba de consentirlo, era su dongsaeng favorito y eso todos lo habían notado.

Desde que Jonghyun conoció a Onew, le llamo mucho tanto la atención, era alguien totalmente diferente a él, de lo que él carecía Jinki lo tenía en abundancia, y viceversa; agradecía infinitamente haberse acercado a Ha Neul, ya que gracias a ella pudo acercarse a Onew, ya entendía porque ella se esmeraba tanto en protegerlo, él era una persona calmada, hasta pasiva al que no le gustaba herir a los demás, ni siquiera por defenderse a sí mismo. Había logrado sin ningún esfuerzo cambiar las malas costumbres de Jonghyun, como el salir a fiestas, beber alcohol y andar de ligón con las chicas, bueno ahora andaba de ligón con los chicos pero eso era cuento aparte, esas cosas ya no le parecían divertidas, ahora su entretención era otra, gracias a Jinki descubrió su pasión por la música, un día cuando fueron juntos al karaoke el mayor lo escuchó cantar y quedo fascinado, como a Jonghyun le encantaba tener su atención no dudo en hacer alarde de su voz y cada vez que podía le cantaba. Porque para Jonghyun, Onew era importante había llegado a cambiar su vida y le agradecía eso, le agradecía estar a su lado… le agradecía simplemente ser Jinki, el torpe chico que con una sonrisa le quitaba el aliento, porque lo estaba haciendo olvidar a esa persona que lo dejo flechado, “su primera vez con un chico”, porque aunque no lo quisiera aquel desconocido se quedó grabado en su mente y casi en su corazón de no ser porque Jinki entro en él. Y aunque a veces se colaba en sus pensamientos allí estaba Jinki para apartarlo con su dulce sonrisa. Y de no ser porque tenía miedo, le habría contado sobre todos sus sentimientos a Jinki, por que no sabía si le gustaba a Jinki, no sabía si era gay… y la cercanía del mayor con Ha Neul a veces lo hacía dudar.

Ha Neul

Recuerdan esa vez que le dije a Jinki “te amo”, bueno volvió a ocurrir, pero esta vez esas palabras iban dirigidas a Jonghyun, en uno de los recesos estábamos Jinki y yo viendo un partido de basquetbol, en el que Jonghyun participaba, a pesar de ser el más bajo sabía cómo defenderse y nosotros lo mirábamos atentos a todos sus movimientos. Y de un momento a otro me encontré diciendo “Jonghyun, te amo”. De nuevo salió casi involuntariamente de mi boca, pero no podía simplemente retractarme, Jinki me miro perplejo, como aquella vez pero ahora veía tristeza y angustia en su mirada, no sabía a qué se debía e ilusamente pensé que se sentía traicionado, así que trate de aclarar las cosas. “Creerás que estoy loca, pero “te amo” es como un conjuro para mi” Jinki me miraba sin entender “¿Sabes que se siente amar a alguien?” le pregunte, y el asintió con la cabeza algo dudoso “Cuando amas a alguien, básicamente deseas que esa persona sea feliz ¿no? ” y el volvió a asentir un poco más seguro “entonces decir te amo, es lo mismo que decir quiero que seas feliz” termine de explicarle y el sonrió mucho más confiado, mientras sacudía mi cabello como de costumbre “entonces decir quiero que seas feliz, es como decir te amo?” preguntó con fingida inocencia, “supongo” respondí mientras volvía a poner atención al partido.

Me habría encantado que las amenazas de Luna se quedaran solo en eso, amenazas. Pero no fue así, un día mientras salía de la escuela unos tipos me atraparon, y llevaron hasta la estación de trenes, allí me amordazaron y ataron, luego me subieron a unos de los vagones de carga y me dejaron allí. ¿Miedo? No lo sentí, de alguna manera presentía que estaría bien…que nada podría pasarme a demás ya saben, me la paso en mi propio mundo asi que gracias a mi imaginación pude viajar por todo tipo de épocas, lugares y tiempos, conocí criaturas diferentes y superiores hasta que me encontraron dos días después completamente a salvo, bueno en realidad no comí durante dos día completos por lo que estaba deshidratada al momento en que me encontraron pero al menos estaba viva. Cuando mis amigos preguntaron porque falte a la escuela solo dije que tenía un chequeo médico, ¿de qué serviría contarles? Solo los preocuparía… En cambio Luna no se quedo callada, en cuanto me vio al día siguiente me pregunto “¿Qué tal tu paseo en tren?” y maliciosamente me hizo entender que ella había sido la que planeo todo, tampoco le respondí, solo aumentaría su ira. Afortunadamente los días después de eso transcurrieron normalmente, ningún otro paseo en tren me esperaba a la salida, pero esa tranquilidad duraría poco tiempo.

Narrador omnisciente

Jinki, Jonghyun y Ha Neul, estaban en el jardín del instituto recostados en el pasto, últimamente se habían vuelto casi inseparables, cuando de pronto a ella se recostó de lado y le quito las gafas a Jinki, este no notó lo arriesgado de aquella acción hasta que vio como Jonghyun se apoyaba sobre sus manos, con una a cada lado de su rostro y lo miraba fijamente, entonces empujó a Jonghyun y se sentó, sonrojado y con el corazón en la mano. “¡Jinki!” exclamo Jonghyun como si hubiera descubierto algo, y Jinki lo supo de inmediato, lo que tanto temió que sucediera estaba sucediendo, Jonghyun lo había descubierto. “Vamos a hablar” le ordenó Jonghyun serio, mientras Ha Neul los miraba confundida. Jinki lo siguió hacia un lugar alejado, en donde podían conversar sin miedo a ser descubiertos. Y Ha Neul, se quedo en el jardín jugando con las gafas de Jinki.

-¿Eras tú el de esa noche?

-Si... – respondió bajito Jinki, como aquella noche cuando le preguntó si era un chico haciendo que los recuerdos fluyeran en ambos mentes.

-¡¿Por qué no me lo dijiste?! – le reclamo Jonghyun con enfado.

-¡¿Qué querías que te dijera?! ¿Qué soy un fácil que se acostó con el primero que se lo propuso? ¿Qué fui uno de tus tantas conquistas? ¿Cómo esperas que te lo diga cuando te ligas a medio colegio? – Jinki le grito todas esas cosas que tenía guardada sin ningún reparo.

-¡¿Por culpa de quién crees que me he ligado a medio colegio?! ¡Todo este tiempo te he estado buscando sin éxito! ¡Pero estabas al lado mío y no me lo dijiste! ¡Podrías haberme ahorrado tantos problemas! – Jonghyun hablo tan rápido que cualquier persona normal no habría entendido nada, pero Jinki no era normal y al menos logro captar la idea principal de sus palabras.

- ¿Buscando…me? – pregunto Jinki, más calmado.

- Si, Yo… - y sabia que aquí comenzaría su declaración – No he podido sacarte de mi mente, desde aquella noche… te busque… no sabes cuánto te busque, preguntándole a todos mis contactos pero ninguno parecía conocerte… entonces comencé salir con algunos chicos esperando encontrarte pero nada…. Luego apareciste tú, nos hicimos amigos y lograste hacerme olvidar en parte lo de aquella noche. Pero estaba más confundido, porque me gustaba la persona de aquella noche y también me gustas tú – El menor hizo una pausa para fijar su mirada en Jinki, el cual abrió los ojos por la sorpresa, era prácticamente su segunda declaración y aun no sabía cómo reaccionar. – No sabes lo feliz que estoy de que tú y él sean la misma persona – confeso Jonghyun dando un suspiro, para luego dar algunos pasos hacia Jinki, disminuyendo la distancia entre ellos. Sus miradas se volvieron a encontrar como esa noche tan especial para ambos, pero ahora con sentimientos diferentes, más profundos. El mayor no dejaría pasar esa oportunidad, abrazo fuertemente el cuello de Jonghyun casi asfixiándolo, como respuesta el menor hacia lo mismo con su cintura.

-Tomare eso como un “tú también me gustas” – susurro Jonghyun en su oído.

-Es vergonzoso, decirlo – argumento Jinki escondiendo su rostro en el cuello de Jonghyun.

-“Esa” noche no tenias vergüenza – lo molesto el menor.

-¡Hey! – se quejó separando un poco sus cuerpos pero sin deshacer el abrazo.

Jinki contemplo el rostro del menor, sentía su propio corazón y el ajeno latir desbocados, como bailando al mismo ritmo en una danza que esperaba durara mucho tiempo. Jonghyun acaricio la mejilla de Jinki con una de sus manos y aprovecho para unir sus labios, siendo inmediatamente correspondido por el mayor, sintiendo como las mariposas revoloteaban en su estomago y descubrió entonces que los labios de Jinki podrían convertirse en su mayor adicción.

Su relación se hizo formal, aun que la mantuvieron en secreto por un buen tiempo llego el momento en que tuvieron que comunicárselo a sus amigos, la primera en enterarse fue Ha Neul, Jinki sentía el deber de contarle a ella primero. “¿No te molesta?” le pregunto algo preocupado a la menor, “¿Por qué habría de molestarme? Si eres feliz con él, entonces yo soy feliz” le dijo ella sonriendo, Jinki aprovechó de regalarle un cálido abrazo, a la pequeña que tanto apreciaba, pensó en aquellos días en los que considero la idea de pedirle noviazgo, como sus planes se vieron frustrados a causa de Jonghyun y una sonrisa se poso también en sus labios. Ahora sabia que la amaba, pero claro como una hermana pequeña ya que a quien más amaba en el mundo era a Jonghyun, deseaba pasar cada momento en su futuro junto a él demostrándole su amor y haciéndolo feliz.

“Jonghyun…. ¿te has….acostado con mas hombres después de mi?” pregunto Jinki, curioso con algo de vergüenza por atreverse a hacer esa clase de preguntas. “Lo intente” respondió Jonghyun haciendo que Jinki pusiera una mueca de enfado, “Pero no lo logre, solo tu logras prenderme” agregó haciendo que Jinki se pusiera rojo hasta las orejas, y que se sintiera más feliz de lo que estaba, si es que eso era posible. Entonces tomo la mano de Jonghyun y entrelazo sus dedos, para luego meter ambas manos en su bolsillo, ocultando su demostración de afecto de la vista de los demás ya que estaban en el colegio y no podían arriesgarse a ser descubiertos.

Su segunda vez juntos fue totalmente diferente a la primera, esta vez se entregaron completamente el uno al otro, entre palabras de amor y roces llenos de ternura se demostraban cuanto se amaban. Convirtiéndose en un hermoso recuerdo, que ambos querían grabar en sus mentes y corazones. Al finalizar aquel acto de amor de los labios de Jonghyun se escapó un frase que provoco que el corazón de Jinki casi estallara de felicidad, “Te amo”, era la primera vez que escuchaba esas palabras por parte del menor, generalmente le decía “te quiero o me gustas mucho”, pero un “te amo”, era totalmente diferente, y a pesar de que él estaba seguro de amarlo, no lo había dicho antes por temor a que esas palabras tan pesadas asustaran al menor. Jinki solo respondió un “Espero que seas feliz”, dejando desconcertado a Jonghyun, río un par de segundos y besó los labios del menor para luego abrazarlo y acomodarlo en su pecho. “Pregúntale a Ha Neul lo que significa”, le sugirió viendo la cara de desconcierto de Jonghyun.

Ha Neul

“¿Qué significa “espero que seas feliz”?” me pregunto de la nada Jonghyun, yo solo pude estallar en carcajadas, así que Jinki se lo había dicho de esa manera… te lo diré solo si me ganas un partido de Basquetbol, lo rete, sabía que yo no jugaba muy bien pero quería molestarlo por un rato. Asi que pasamos como 10 minutos jugando hasta que terminamos en el piso, cuando él planeaba hacer una canasta yo intente bloquearlo y termino cayendo sobre mí, quedamos en una posición muy comprometedora por lo que agradecía solo estuviéramos yo y él en la cancha. En vez de quitarse rápidamente de encima de mí, se cargaba con más fuerza casi dejándome sin respiración, él también sabía como molestar a alguien, pero no me quede sin hacer nada, “Jinki! Mira lo que intenta hacer Jonghyun” grite al aire haciendo que él se sonrojara y se levantara a toda prisa, con una sonrisa triunfante me puse de pie y le lance el balón en la cabeza, haciendo que se quejara por el golpe. “Ahora te lo diré, ¿amas a Jinki no?”, el asintió con la cabeza, “Entonces sabes que cuando amas a una persona, lo que más deseas es que sea feliz” volvió a asentir. “por lo que decir te amo, es como decir “deseo que seas feliz”” y no tuve que explicarle más, porque una sonrisa radiante se poso en su rosto y salió corriendo de la cancha dándome las gracias. Yo camine tranquilamente fuera de la cancha pero en la salida me encontré con Luna que me miraba con una cara de “estas muerta”, haciendo que todos los bellos de mi cuerpo se erizaran.

Después de eso estuve todo el día con un mal presentimiento, sentía que algo malo sucedería y aunque no soy una persona cobarde tenía miedo… Al despedirme de Jinki y Jonghyun no pude evitar abrazar a ambos y gritarle un “cuídense” al verlos alejarse, sentía como si no los volvería a ver por un tiempo y eso me asustaba demasiado.

Al día siguiente mi mal presentimiento tomo forma, me encontré una nota en mi casillero que me dejo helada “Te advertí que te alejaras de Jonghyun pero no me hiciste caso, así que ahora yo lo alejare de ti, no volverás a verlo en toda tu vida, Ah por cierto mientras lo atrapaba el idiota de Jinki se interpuso por lo que también está en mi poder, despídete de ambos para siempre”. “tiene que ser una broma” pensé, entonces corrí hacia el salón de Jinki y pregunte por él, pero nadie lo había visto llegar, volví a mi salón y a duras penas espere a que Jonghyun llegara pero nada, Luna tampoco estaba en el instituto, por lo que todo parecía ser vierto. No sé ni cómo logre escabullirme del instituto, pero la desesperación y preocupación me hacían actuar sin darme cuenta. Tampoco sé cómo llegue a aquel galpón abandonado, simplemente cerré mis ojos y me deje guiar por algo que no sabría como describir, una fuerza interior o algo parecido, solo sé que en cosa de segundos ya estaba dentro, y me encontré con Jinki y Jonghyun amarrados a una silla, uno junto al otro, Luna tenia abrazado a Jonghyun mientras le daba caricias en el cabello, este tenía una dura expresión en su rostro y Jinki solo estaba demasiado asustado. “¡¿QUÉ HACES AQUÍ?!” me grito Luna cuando noto mi presencia, Jonghyun y Jinki voltearon a verme sorprendidos. Sentí como dos tipos me sujetaban con fuerza uno de cada brazo, luego note que ellos eran Seung Hee y Dak Ho, “Te dijimos que te arrepentirías” me dijeron riendo con odio, ambos se veían extraños, como si no fueran ellos mismo, como si la cordura los hubiera abandonado, podría asegurar que estaban drogados. Parecía que habían encontrado la alianza perfecta.

“Parece que no entiendes de buena manera” hablaba ella, “entonces te tendre que dar una lección más fuerte, los paseos en trenes no parecen funcionar” vi como le hacia una seña a mis captores y estos sacaban armas de fuego y luego me apuntaban con ellas. “!No le hagas nada!” gritó Jonghyun desesperado mientras Jinki miraba con cara de pánico. “Ella se lo busco” respondió ella. Escuche como preparaban el arma para dispararme, pero toda acción fue interrumpida por el hablar de Jonghyun, “Jinki, sabes que eres al único al que le deseo que sea feliz” hablo Jonghyun, y Jinki al entender el mensaje respondió, “Lo sé, también deseo que seas feliz”. Luna los miraba con furia, y luego Jonghyun le hablo “No lo hagas Luna, yo…te amo” mirando al piso, lo que provoco que ella riera como desquiciada y comenzara a besar el rostro de Jonghyun en contra de su voluntad. “¿Crees qué no sé qué significa eso? el otro día escuché su conversación” Jonghyun se veía frustrado al ser descubierto y se sentía exasperado por ser descubierto, “Entonces él será el primero en morir” dijo riendo, como si de verdad hubiera visto algo gracioso. Entonces vi, como uno de mis captores me liberaba e iba por Jinki, aun con los brazos amarrados tras la espalda lo hicieron levantarse para llevarlo al centro de la habitación en donde todos podíamos ver claramente lo que sucedía. Lo que sucedió a continuación fue tan rápido que apenas me es posible describirlo, el tipo dio unos pasos alejándose de Jinki mientras lo apuntaba con el arma, de nuevo pude escuchar como la preparaba para disparar. No podía permitir que dañaran a Jinki, el era mi primer amigo real, él era especial, era el eje que me mantenía atada al mundo, él era mi todo… él era demasiado importante como para perderlo. “¡¿No eras tú la misma que decía amar a Jinki?!” le reclame, “Eso era antes de que me despreciara” dijo mientras daba una señal. “No te atreverías…” fue lo único que Jonghyun pudo decir. Antes de sentir el disparo sentí como el agarre de mi captor perdía fuerza o simplemente yo me desvanecía porque vi como intentaba agarrarme sin éxito alguno, era como si sus manos atravesaran mi cuerpo, un cuerpo traslúcido. En cosa de segundos el disparo fue ejecutado y no sé con qué rapidez me moví, pero llegue justo a tiempo para evitar que el disparo dañara a Jinki, en cambio sentí como mi cuerpo era perforado por la bala y caí al piso justo entre Jinki y el agresor, sentía como la sangre comenzaba a salir de mi herida y la vida poco a poco empezaba a abandonarme, lo último que vi fue el llanto de Jinki que trataba de acercarse a mí pero era retenido, y lo último que escuche fueron los gritos de Jonghyun de apenas me parecían entendibles, luego todo a mi alrededor desapareció y la oscuridad me consumió… pero luego fue arrastrada a otro Mundo, era similar a los que solía imaginar, muchas personas habitaban en él, todas vestidas con túnicas blancas, sonrientes y felices, analice el lugar, también habían seres celestiales, con alas que parecían hechas de un material demasiado suave, irradiaban luz y acompañaban a los humanos del lugar, todo era tal cual solía imaginar… tal cual imagine la vez en los trenes, ¿estaré soñando me pregunte? Entonces un torbellino de recuerdos vino a mí, en donde veía a un ser indescriptible, todo poderoso, el cual reconocí como Dios, me vi a mi misma sirviéndole, durante meses, años, siglos, hasta que un día me dio una nueva tarea, entonces descendí a la tierra y todos mis recuerdos de ángel fueron arrebatados de mi memoria, convirtiéndome solo en una humana. Ahora que recordaba mi tarea y conocía mi verdadero ser debía proteger a Jinki mas que nunca.


TabiTa
avatar

Femenino

I ♥ Onew&Jonghyun
Mensajes 912
http://www.facebook.com/tabitha.666

Volver arriba Ir abajo

Re: Memorias de un Ángel [JongYu]

Mensaje por TabiTa el Sáb Sep 29, 2012 12:36 pm

Narrador omnisciente

“Bueno uno menos” decía Luna con una sonrisa de medio lado. “¡¿Qué haces?! ¡¿Estás loca?! ¡Esto es ilegal!” le gritaba Jonghyun “¡Mira lo que has hecho!”, decía mientras observaba la escena, Ha Neul tirada en el piso, probablemente si vida y Jinki llorando desconsoladamente mientras luchaba por desatar sus amarras. “Loca de amor por ti oppa” “Eso no es amor, solo es obsesión” Decía Jinki sin llegar a creer lo sucedido, con las lagrimas aun corriendo por sus mejillas. “Tu cállate” le decía Luna con odio, “Ahora es tu turno” “Ya podremos estar juntos”, decía ella mientras abrazaba a Jonghyun posesivamente, y lo acariciaba de manera descontrolada, frenética, dejando entre ver que su buen juicio había desaparecido. “No, por favor no, no lo lastimes” rogaba Jonghyun sintiendo como las lagrimas inundaban sus ojos. “Oppa tu solo me necesitas a mi” decía ella, “Haré, lo que quieras pero no lo lastimes”, suplicaba Jonghyun, mientras las lagrimas que tanto se esforzó por contener se deslizaban por sus mejillas. “¿No lo entiendes? Después de que me deshaga de él, nada podrá interponerse entre nosotros” “Hazlo” le ordenó a uno de sus aliados ignorándolo, nuevamente el arma apuntaba a Jinki, pero esta vez sabía que no se salvaría, no había Ha Neul que lo protegiera, Jonghyun intentaba inútilmente liberarse. Pero era tarde, en cosa de segundos el disparo ya había sido ejecutado. Entonces una escena sobrenatural se llevo a cabo, del cuerpo de Ha Neul de desprendió otro ser casi irreal, era como ver su alma abandonando su cuerpo. Nuevamente la imagen que Jinki había visto la primera vez que la conoció se hacía presente, un ser angelical tomaba forma frente a sus ojos, con alas tan suaves como las nubes, vestiduras blancas, cabellos cortos y del color del cielo. Pero esta vez era diferente porque no solo él la veía, también Jonghyun que miraba atónito lo sucedido y Luna junto a sus secuaces que se veían aterrorizados ante tal escena tan mística. Prácticamente se teletransportó al lado de Jinki, y lo cubrió con sus alas, impidiendo que la bala lo dañara por segunda vez, pero ahora sin ser herida. Jinki la miraba asombrado, ¿Cómo podía existir un ser tan celestial? ¿Por qué lo protegía a él? ¿Era Ha Neul?, se preguntaba mientras observaba como ahora el ser celestial lo llamaba por su nombre, “Jinki, todo estará bien” le decía mientras besaba su frente, y como siempre ella logro tranquilizarlo, luego de darle la calma que necesitaba se levanto y dirigió hasta el tipo con el arma, el cual no dudo en volver a disparar pero ninguna bala podía dañarla ahora, el tipo retrocedía con pánico mientras ella se acercaba cada vez más, cuando quedo frente a él, solo basto que le diera un pequeño toque al arma que portaba para que esta se desvaneciera como cenizas entre sus manos, ante aquel acto el chico solo atino a escapar, corrió saliendo de la habitación mientras era seguido por su compañero. En la sala solo quedaban, Jinki, Jonghyun y Luna. Camino de vuelta hasta el mayor y desato sus amarras, se dirigía a hacer lo mismo con Jonghyun, pero Luna la interrumpió, “Aléjate, él es mío” chillaba histérica, mientras se aferraba con fuerza a él. “Te mostrare el daño que causas con tu egoísmo” le hablo ella seria con una voz suave pero a la vez poderosa, se acercó a Luna la que cerró los ojos con fuerza por el temor, y toco su frente con el dedo índice, haciendo que la chica se desvaneciera junto a Jonghyun. Cuando iba proceder a desatar a Jonghyun, las unidades policiales comenzaron a llegar, ambos chicos voltearon a ver la entrada mientras Ha Neul desaparecía. La buscaron con la mirada por todos lados, pero no estaba, ni siquiera su cuerpo herido por la bala estaba en la habitación. Jinki aun confundido, se apresuro a desatar a Jonghyun, el cual se abalanzo sobre el abrazándolo. Por un par de segundos olvidaron lo que había ocurrido hace un rato, y de dedicaron a disfrutar aquel abrazo lleno de necesidad y entre lagrimas se decían lo mucho que se amaban. Pero no podían evitar sentirse preocupados, ¿Qué había pasado con Ha Neul? Los policías comenzaron a entrar, ellos fueron llevados por la ambulancia en total silencio, no sabían que decir o hace ahora, estaban inquietos por Ha Neul, ella los salvó, ¿Pero que era ella? ¿Acaso era un ángel? Con la congoja consumiéndolos, lo único que les daba calma era mantener sus manos entrelazadas y sentir el contacto con el otro. Vieron como Luna era llevada por la policía, entre gritos y llanto desesperado, que la hacían parecer una desquiciada. Finalmente fueron transportados al hospital para constatar lesiones, y tuvieron que separarse. Fueron dados de alta al día siguiente, no tenían daño físico, pero ambos se encontraban afectados mentalmente. Cuando al fin pudieron ir al instituto lo primero que hicieron fue preguntar por Ha Neul, al profesor jefe. “¿Ha Neul? ¿Están bromeando? No hay ninguna alumna registrada con ese nombre, chicos” respondió el profesor, dejándolos alarmados. ¿Acaso Ha Neul no… existía? ¿Lo habían imaginado? ¿Pero como… si ambos la recordaban? Decidieron asegurarse, y preguntaron a Key y Taemin, pero ellos al igual que el profesor decían no conocerla. Cansados mentalmente, fueron al jardín donde solían reunirse los tres, se recostaron de lado en el piso. “¿Nos volvimos locos?” pregunto Jinki con intriga, “No lo creo… tú y yo la recordamos, ella debe existir” lo tranquilizo Jonghyun, mientras unía sus frentes para luego suspirar con tranquilidad, la tranquilidad que les había hecho falta todo ese tiempo, porque sin saberlo alguien estaba cuidándolos desde lejos, Ha Neul, un ángel que procuraría cuidar de ellos sin descanso.

Allí estuvo cuando ambos se graduaron; cuando Jonghyun le regalo un anillo de compromiso a Jinki, no uno que prometía matrimonio claro, eso era ilegal, pero uno más sincero que eso, estar juntos por siempre solo dejándose guiar por su amor; también estuvo cuando se mudaron juntos a un departamento, cuando conocieron a un nuevo amigo, Minho, el cual se convirtió en el mejor amigo de Jonghyun causándole algo de celos a Jinki, pero eso pasajero después de todo también era su amigo y él estaba completamente seguro del amor de Jonghyun por lo que confiaba plenamente en él; y cuando le comunicaron su relación a sus padres, ella estuvo también, viendo como los padres de Jinki lo repudiaban y como los padres de Jonghyun lo corrían casi a patadas de su casa, diciéndole que se olvidara que alguna vez fueron familia, allí estaba ella procurando mostrarle a los padres de ambos que tan importante eran sus hijos, que el amor que se profesaban era real, permitiendo asi que abrieran sus mentes y corazón para con el paso del tiempo empezar a aceptar la decisión de sus hijos. Aquel ser celestial siempre estaría allí para ellos y ella misma se encargo de comunicárselos. Mientras la feliz pareja, tenía una de sus comunes citas por el parque, ella apareció, no como un Ángel simplemente como la antigua Ha Neul que ambos conocían, lo único diferente eran sus ojos, continuaban siendo de ese especial opalescente pero ahora parecían los ojos de alguien acostumbrada a otros mundos, fantásticos, superiores. Entre sorprendidos y alegres corrieron a abrazarla. “Ha Neul….” Jinki solo pronuncio su nombre, a pesar de tener miles de preguntas como ¿qué había pasado ese día?, ¿a donde había ido, era real? Simplemente dijo su nombre aliviado de que ella respondiera a su llamado. “Jinki… Jonghyun…” los saludo sonriendo dulcemente. “Soy su ángel guardián” aclaro ella, dándoles una mirada con la que parecía conocer cada preocupación dentro de ellos. “¿Hablas enserio?” pregunto Jinki. “Eso es imposible, somos pecadores ante Dios y ante el mundo” aclaro Jonghyun serio, con atisbos de tristeza, “Claro que no, Dios es amor….ustedes se aman ¿Cómo podría ser un pecado amar a alguien?” les aclaro ella. “Pero todos los creyentes en dios, nos repudian, nos llaman hijos del demonio”. “No todos Jonghyun, los que dicen eso son personas egoístas que solo buscan controlar la sociedad, Amar es amar, si Dios no quisiera que se amaran o los odiara los habría dejado morir aquella vez…” les hablo ella suavemente, haciéndoles entender lo equivocados que estaban al creer esas cosas y sintiéndose mas fuertes para enfrentar los prejuicios con los que seguramente continuarían siendo acusados en el futuro.

“Recuerden el amor es la única manera de acercarse a Dios, y si eres capaz de amar eres una persona de buen corazón…. Al final las personas de buen corazón ganan” decía esas palabras mientras besaba las frentes de ambos y se desaparecía, convirtiese casi en una brisa de viento enviado por el cielo….







Epílogo.

Ángel de la guarda o custodio, es aquel ser celestial que Dios tiene señalado a cada persona para protegerla. Cada persona tiene un Ángel Custodio, o de la Guarda, desde que nace, sea o no creyente. Ese ángel se dedica por completo al hombre que tiene a su cargo:

Lo protege del mal (tentaciones).

Lo acompaña en la vida diaria.

Lo sirve, si el hombre a su cargo cree en él y se lo pide.

Lo guía a través de "divinas inspiraciones" y de la conciencia.

Lo consuela en sus penas.

Y todo esto... sin interrupción.

Hay que imaginarse que el Ángel de la Guarda es nuestro mejor amigo... Quizás esto es imposible de pensar para alguien que por ignorancia o incredulidad se olvidó que él existe, sin embargo, esa relación de amistad tan cotidiana y normal que tenemos con nuestros amigos, ese mismo cariño y compromiso lo siente nuestro ángel por nosotros.

Los ángeles pueden tomar forma humana, algunas veces lo hacen para estar más cerca del hombre a su cargo, con la confianza y el cariño de estos, se hacen más fuertes. ¿Para qué? Para protegerlos. Otras veces, son enviados con otras intensiones a la tierra, no solo para proteger a los humanos, sino también para proteger algo más importante, valioso y difícil de hallar, el amor.

Fin~
TabiTa
avatar

Femenino

I ♥ Onew&Jonghyun
Mensajes 912
http://www.facebook.com/tabitha.666

Volver arriba Ir abajo

Re: Memorias de un Ángel [JongYu]

Mensaje por IxChEl el Jue Dic 27, 2012 9:37 pm

que linda historia n_n
IxChEl
avatar

Femenino

I ♥ TaEmIn, JiNkI, KeY, MiNhO, JoNgHyUn
Mensajes 15

Volver arriba Ir abajo

Re: Memorias de un Ángel [JongYu]

Mensaje por b2uty el Dom Feb 10, 2013 2:14 am

sniff sniff.....QUE HERMOSA HISTORIA ME ENCANTO

QUE HISTORIA NO PUDO SER MAS PERFECTA *U*

ME HAS SACADO LAGRIMAS QUE BARBARIDAD...HAZTE RESPONSABLE...OK NO PERO MUY BONITA HISTORIA FELICIDADES *U*
b2uty
avatar

Femenino

I ♥ todos son tan lindos que es difícil decidir pero como tengo que escoger uno escogeré al lindo ONEW
Mensajes 217

Volver arriba Ir abajo

Re: Memorias de un Ángel [JongYu]

Mensaje por dianajinki el Sáb Feb 23, 2013 11:09 pm

Ooohhhh! Que bonita historia n.n maldita luna! XDD desquiciada ajskajskajska amo el onhyun estuvo demaciado linda toda la historia
Me encanto
dianajinki
avatar

Femenino

I ♥ onew key y minho
Mensajes 319

Volver arriba Ir abajo

Re: Memorias de un Ángel [JongYu]

Mensaje por minhoyjinkisequieren el Jue Abr 18, 2013 7:14 am

que eres? Un angel? Esto es uno de los mas hermosos fics que he leido, que mente tan maravillosa. I love you no sabes cunto... ahhhh ahora llorare...
minhoyjinkisequieren
avatar

Femenino

I ♥ minho y jinki y jonghyun y tambien key y taemin
Mensajes 9

Volver arriba Ir abajo

Re: Memorias de un Ángel [JongYu]

Mensaje por Tiff(x)any_Shawol el Dom Abr 13, 2014 1:57 pm

que hermoso ;;_;; amo el jongyu!!!  :MUA: :MUA: :MUA: :MUA: :MUA: :MUA: y a tí tambien :33
Tiff(x)any_Shawol
avatar

Femenino

I ♥ Onew (pero también a todos :33)
Mensajes 2

Volver arriba Ir abajo

Re: Memorias de un Ángel [JongYu]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.