Página 12 de 13. Precedente  1, 2, 3 ... , 11, 12, 13  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Fic El quinteto de Arlequia (Final)

Mensaje por FuerzaFriki el Vie Mar 04, 2011 4:29 am

Recuerdo del primer mensaje :

Titulo: El quinteto de Arlequia
Autor: Yanya-chan
Género: AU-shonen ai- (soft yaoi, eventualmente)
Parejas: Ontae, 2min, JongHo, JongKey,y todo lo que se me ocurra
Nota: Todo ocurre en un universo alterno en mi mente. Así que espero que se entienda.



Cap. 1 Una Nueva Vida
Una nueva vida, al pensarlo me sentía alegre y nervioso a la vez. Llevaba varios días en ese barco y comenzaba a ver como mi hermano mayor hacía todo lo posible por mantenerse ocupado. No podía ver tierra por ningún lado, siempre me dijeron que el Mar de Plata era inmenso pero no pensé que rompería tan fácilmente la paciencia de mi hermano.
Ahora veía a mis padres ambos eran tan serenos y parecían disfrutar el vaivén del barco, el cual era una agonía verdadera para mí.
Bueno en realidad ya no era ninguna agonía si lo comparaba con lo sucedido estas últimas semanas. Todo comenzó con la llegada del ejército a nuestra aldea, el ataque del país enemigo, los incendios, el escape, el largo viaje desde las montañas a la costa y ahora este barco. Todo fue tan rápido y extraño que parecía solo un sueño.
Pero ahí me encontraba en la cubierta de ese viejo barco pesquero que nos llevaba a la nueva vida que siempre proclamaba con anhelo mi padre y nos llevaba a pensar que todo estaría mucho mejor.
Mis pensamientos de nuestra nueva vida fueron interrumpidos….
-¡Tierra a la vista!- se escuchó el grito de uno de los pescadores. Todos se acercaron rápidamente a la borda donde yo me encontraba admirando el mar.
Por fin la veía, era Traviata la tierra pacífica de grandes señores y bellos paisajes, en ella se veía el pequeño puerto de Arlequia nuestro nuevo hogar. Con sus pequeñas casas y blancas playas cubiertas por ese tono verde debido a la gran cantidad de vegetación que lo rodeaba. En las colinas se veían las grandes casas blancas de los nobles que habitaban y dirigían el puerto.
Cada momento que pasaba nos encontrábamos más cerca, empezaba a apreciar mejor las siluetas de las personas en el puerto, los otros barcos, las gaviotas de la playa incluso los aromas de una pastelería, puestos de la calle e inclusive diversas chimeneas en diferentes hogares. Era la mejor experiencia que un joven que nunca había abandonado el pintoresco y pequeño pueblo de las montañas podía tener.
Llegamos sin ningún problema al viejo muelle y bajamos del barco todos mirando asombrados como lo que parecían pequeños barcos a lo lejos eran enormes navíos del tamaño de una mansión o más grandes. Mi asombro no me permitía bajar la cabeza, cuando sentí un contundente golpe en mi rostro. Trate de incorporarme rápidamente para disculparme por ver otro lado cuando escuche
-Fíjate por dónde vas lacayo, lo que me faltaba chocar con un niño bueno para nada- cuando escuche esas palabras me molesté bastante y me incorporé rápidamente para defenderme.
Se trataba de un chico bastante alto y con grandes ojos. Su cabello era castaño y tenía puestos ropajes bastante elegantes.
-Se encuentra bien Lord Minho- una voz detrás de mí me obligó a voltear solo para ser empujado y tropezar en ese muelle.
-No pasó nada, es solo que está lleno de aldeanos- Contestó con un aire de grandeza por el cual me daban deseos de golpearlo.
-Su padre y su hermano lo esperan en la mansión, están deseos que cene con ellos después de su largo viaje y sus estudios en el extranjero- su enfermizo acompañante solo me provocaba más enojo. Era gordo, enano y repulsivo. Bueno tal vez no lo era tanto pero junto a su amo cualquiera se vería gordo, enano y repulsivo.
En ese momento no pude decir ni hacer nada, solo me quedé en ese muelle viendo como se marchaba, inclusive caminaba con clase. Pensé que nunca conocería a una persona más arrogante que esa, pero estaba muy equivocado.
¡TAEMIN! –alguien me llamaba, voltee a todos lados buscando quien pronunciaba mi nombre. Cuando vi a un chico bastante sonriente con el cabello claro algo largo que caminaba hacía mí. Mientras avanzaba se tropezó con las tablas del muelle, se incorporó rápidamente, sonrió aun más y se paró frente a mí.
-¿Eres Taemin cierto? Dijo de forma firme y sin quitar su sonrisa.
Yo solo asentí mientras pensaba de donde podía conocerme o porque me estaba buscando. Como leyendo mis pensamientos (o posiblemente con solo ver mi rostro de confusión) rápidamente dijo - Soy Onew, tu familia me mandó a buscarte, nos esperan en la plaza- dicho esto tomo mi mano y me condujo por todo el muelle hasta las primeras calles formadas por las casas blancas de ladrillo. Después de varias calles llegamos directamente a la Plaza Principal donde vi a mi familia junto a una estatua de lo que parecía un navegante con un globo terráqueo en su mano.
-Vaya me asombra que lo encontraras tan rápido – dijo mi madre – Vamos Taemin nos van a llevar a donde nos vamos a quedar.
Yo solo asentí de nuevo, nunca tenía muchas palabras para decir y mucho menos desde que mi vida cambió tan drásticamente.
-He oído que vivían en las montañas – dijo el chico sonriente.
-Si, es bueno cambiar el ambiente, ¿Cómo se encuentra tu tío Onew?, estoy tan agradecido que nos aceptara aquí – parecía que mi padre se deleitaba con el ajetreo del puerto.
-Mi tío está en excelentes condiciones, ya lo verá en la casa, está muy complacido de que su viejo amigo venga a vivir aquí y trabaje junto a él – mientras decía esto se volvía a tropezar por las calles empedradas que subían a las colinas del poblado.

Llegamos a una casa vieja de dos pisos con paredes blancas y amplios ventanales. Mi padre saludó eufóricamente, nos dieron un recorrido y por último me llevaron a una habitación.
Aquí te vas a quedar, espero sea de tu agrado – el chico sonriente abrió la puerta de una habitación vieja, pero acogedora.
Es la primera vez que tengo una habitación para mí – dije alegremente, mientras que inspeccionaba todo y buscaba en cada rincón de la habitación que otros beneficios tenía.
Lo mejor de esta habitación es la vista –se acercó a la ventana y abrió las cortinas.
Pude observar el puerto, los barcos, la plaza, los callejones e incluso una mansión.
Asombroso – pensé y de nuevo este chico me contesto como leyendo mis pensamientos.
- Tienes razón, es asombroso, es de lo que más me gusta de la casa de mis tíos, eso y el piano.
-¿Tienen un piano? – pregunté rápidamente al oírlo.
Si, y es un buen piano. ¿Sabes tocar? Podemos tocar los dos. – Lo dijo de forma alegre y con gran ilusión parecía que tenía tiempo sin alguien con quien hablar de música.
-Suena bien, tiene mucho que no toco el piano, me ayudará a pensar un poco.
-Bien tocaremos después de la cena, esta noche la tía preparó pollo, así que es una noche feliz.- y con estas extrañas palabras abandonó mi habitación.
-Que chico tan raro – pensé – pero parece ser un buen hermano mayor. Volví mi cabeza hacía el paisaje que parecía pintado en mi ventana. El Mar de Plata es bastante azul y en este puerto parecía haber todo tipo de gente desde personas amistosas y cálidas como Onew hasta imágenes de la perfección y la nobleza como ese Lord.
Espero no volver a encontrármelo, me decía a mi mismo mientras olía el delicioso aroma de la comida inundar la casa. Tiene tanto tiempo que no como bien, huele a gloria.

Sin embargo a la hora de la comida no pude ni tocar el pollo, me retracto hyung no es una persona cálida, es la misma personificación del mal. Estoy seguro que hasta mi hermano pensó lo mismo cuando lo vimos comer el delicioso pollo que no pudimos probar.
-Taemin desde mañana trabajarás en la mansión Este – dijo mi padre mientras veíamos desaparecer el último rastro de pollo del plato de Onew.
- ¿La mansión Este? – pregunté desconcertado.
- Si en este poblado hay cuatro mansiones principales cada una hacía un punto cardinal, pertenecen a las 4 grandes familias del puerto – dijo el tío con su actitud de profesor de primaria, bueno porque a eso se dedicaba – Trabajarás con Onew, desde ahora es tu líder en la mansión.
-Onew cuídalo bien- dijo la tía con autoridad.
-Si, es mi pequeño novato, claro que lo voy a cuidar – No digas eso después de que te comiste todo mi alimento, pensé.
- Recuerda que mi Taemin solo ha pastoreado ovejas así que ayúdalo en lo que puedas – mi madre agrego para mi desgracia.
-Mamá – rezongué – puedo cuidarme, no soy un niño pequeño.
La conversación siguió por un buen rato, tan amena y agradable hasta que fue interrumpida por una visita inesperada.
-Onew-hyung acompáñame a sacar a pasear a Roo – gritó un chico mientras que se asomaba por uno de los ventanales
- Ya voy Jonghyun –contestó rápidamente – Vamos Taemín, te enseñaré el poblado.
Asentí de nuevo, se había vuelto mi nuevo tic nervioso. Salí a toda prisa deseaba ver al cachorro, extrañaba a los míos pero no podíamos traerlos simplemente los soltamos en las montañas junto con las ovejas.
-Jong este es Taemin va a vivir con mis tíos por un tiempo y va a trabajar conmigo- lo dijo al chico de piel admirable y cabello café despeinado.
- Hola chico no te desesperes con la personalidad de Onew, el se esfuerza de verdad te lo aseguro, en especial cuando intenta ser gracioso –lo dijo de una forma tan ligera y graciosa que me saco la risa.
- Ya vas a empezar con tus cosas, no deberías estar cantando con el coro en la Iglesia – lo regaño de forma autoritaria, pero en ese momento no me importó por qué me encontraba jugando felizmente con el cachorro.
- Y tú no deberías estar trabajando en la mansión, escuche que Minho regresó hoy – lo dijo como contra ataque, pero este ataque fue más efectivo contra mí. En este momento estaba paralizado, deseando que no se tratara de la misma persona.
- Pedí el día por que hoy llegaban visitas, además Minho va a venir al pueblo a buscarte no sé por qué me preocuparía por no verlo y mañana trabajaré para él, no tiene importancia verlo luego – Onew lo decía tan tranquilo, pero para mí se volvería una sentencia. El trabajo más difícil de toda mi vida apenas estaba por comenzar.


Saludos...
Este es el primer Fic que público y el segundo que escribo, así que espero muchas sugerencias.
Y le agradezco a la peyoteamiga por obligarme a escribir.
Acepto comentarios sobre todo hasta faltas ortográficas. Espero que sea de su agrado y les prometo por lo menos un segundo capítulo.


Última edición por FuerzaFriki el Mar Sep 06, 2011 6:38 pm, editado 39 veces
FuerzaFriki
avatar
Apoyo
Femenino

I ♥ Taemin
Mensajes 2060
http://www.fuerzafriki.mex.tl

Volver arriba Ir abajo


Re: Fic El quinteto de Arlequia (Final)

Mensaje por kary88 el Jue Sep 01, 2011 9:01 pm

waaa unnie malvada!! TT^TT
xk me haces eso u.u
waaaa tendre ke esperarme asta el marte unnie tramposa!! >w<
XD
kary88

Femenino

I ♥ i love Minho!! ... I love 2min!! *O*
Mensajes 885

Volver arriba Ir abajo

Re: Fic El quinteto de Arlequia (Final)

Mensaje por Kim Key-sshi el Vie Sep 02, 2011 1:11 am

FF nonna me espantas yo dije

- NOOO!!!! no edite mi post y casi me doy un tiro porque prometí hacerlo
pero lo hare...
de verdad casi me golpeo contra algo... porque actualizaste supuestamente
pero edito mañana lo prometo me voy a dormi
no se porque ando desvelandome si tengo clases mañana
hahahhahhahaha

bye nonna te quiero

espero actualices y edito mi post
bye
Kim Key-sshi
avatar

Femenino

I ♥ Key ♥ .♥ Jonghyun ♥ .♥
Mensajes 513

Volver arriba Ir abajo

Re: Fic El quinteto de Arlequia (Final)

Mensaje por FuerzaFriki el Mar Sep 06, 2011 6:36 pm


MARTES DE ARLEQUIA!!!!!


Me agradó mucho leer todos sus comentarios a lo largo de este fic, que ya debió de cansar a la gente.
Gracias  por todo su apoyo a lo largo de esta travesía

Primero daré mis agradecimientos:


A SnHiromi que fue la primera en leerme y vino por el OnTae, Lilixel que es experta en esto de los fics, Penny que me impulsó a publicar esta historia, IsaGrell que se tomó el tiempo de pasar. Alice la adorable fan que me alegró con sus comentarios, ShiiMin23 que leyó por largo tiempo. Star el brillo del amor puro e inocente que me acompañó durante esta larga historia y me brindó su amistad, Xeat.Softnessx una linda estilista a la que extraño. Litha que se volvió mi umma a lo largo de estos 7 meses y fue la dama dela venganza que se enojó por todo lo que escribía, Noreri que me descifra fácilmente y tiene una excelente imaginación,Evigtt que vino a leer muchos capítulos de una vez, Cariito que me trajo risas y siempre pidió placer, jajajaja.
Kou que comentó de forma crítica mi historia, Kyoko-chan que me brindó sus lindos comentarios, G!G! que siempre se interesó en ver como quedaban las parejas. Dayan la monarca de lo sádico a la que extraño. Sakumi que también leyó mucho de golpe y luego me dió sus comentarios, Kary que siempre está pendiente y me recuerda escribir, Kim Key-sshi la linda maknae que me trajo graciosos comentarios.
Gishinee a la que la engañe diciendo que era Ontae pero aun así estuvo leyendo, FabMin que está por regresar y leyó mi historia, Maychan90 que pasó cuando estaba por terminar, ShawolDany que se unió hace poco a esta travesía y adoro sus comentarios y a Gecko Kibum que adoro que me lea.


MUCHAS GRACIAS A TODAS!!!!!!


T_______________________________T


Ya se acerca el final


pero antes unos comentarios:

Spoiler:
Litha:
Si, fue idea de Carolina, jajajajaja, ok, espero que leas el último capítulo, jajaja, no editaste umma T.T.  Nos estamos leyendo.
Kary:
Lo siento, pero no quería que acabara tan pronto, me disculpo. No soy tramposa, solo un poco irresponsable.
Kim Key-sshi:
Está bien, ya te dije que no te preocupes, primero va la escuela, síguete esforzando mucho. Gracias por pasarte, espero que pronto vuelva tu internet y como prometí apartaré.



Aquí el FINAL :




Cap. 40  Solo la compañía de la Luna


Seguí la nota de Onew, la verdad me hacía sospechar demasiado, no entendía por qué quería verme en el ático de la casa.  Pero aun así intentaría de todo para reparar el daño que había causado.
Salí un poco antes de la hora indicada de la mansión del Duque, despidiéndome de la pareja de tórtolos que se iban de compras. Kibum me había regañado bastante desde que había llegado para quedarme la noche anterior, simplemente no entendía el por qué se comportaba de esa manera. Pero en este momento estaba más que agradecido con Jonghyun por calmarlo un rato y salir con él.
Tomé la nota que había llevado el mensajero en la mañana, cuando acomodaba el cuello de mi camisa y ponía un prendedor sobre ella. Tenía unos negocios que arreglar en la tarde en el mercado principal, solo me quedaban pocas cosas por hacer y luego me alejaría de esa horrible ciudad y dejaría muchas cosas atrás.
Aún me encontraba muy confundido, pero si me concentraba en los negocios y otras cosas, creo que podría solo dejar todo de lado. Di vuelta en la esquina para llegar a la casona vacía donde había vivido por temporadas, pero ahora no quedaba nada en su interior y su exterior se veía muerto al estar deshabitada.
En una sola noche había perdido todo su esplendor, sin sirvientes y personas entrando y saliendo solo era una fría construcción de piedra con ventanas sin cubrir y el viento que resonaba por los espacios vacios.
Entré con cuidado después de pasar por la gran puerta blanca, esperaba que la casa se vendiera pronto, se veía todavía más espectral en su estado solitario. Para mí siempre había sido una casa tenebrosa donde los cuadros me seguían con su mirada, donde el fantasma de mi madre me agobiaba en las noches de fiebre, donde siempre me enfermaba al venir, ahora lo comprendía un poco mejor pero aun así sentía que me enfermaría en cualquier momento por estar ahí.
-¿Qué clase de padre envenena a su hijo? – Dije al subir las escaleras mirando los espacios donde la pintura era de un color más claro resultados de los cuadros removidos.- Error, tu nunca fuiste mi padre, yo nunca fui tu hijo, solo era una pieza más en tu enfermizo juego. Subí hasta el segundo piso donde seguí por el pasillo para llegar a las escaleras que llevaban a la parte superior de la casa.
Escuché voces y decidí seguirlas. Aunque tenía miedo, no quería que un montón de vagos estuvieran escapando del frio invierno en el inmueble, por temor de que su precio se devaluara.
Subí y vi un pesado mueble estaba al lado de la puerta de entrada del ático. Escuché a alguien adentro, decidí abrir la puerta y para mi sorpresa en el fondo de la habitación había un cuerpo recargado en la pared. No tardé en reconocer esas largas piernas, eso cabello largo y cobrizo, ese rostro delicado.
-¡Taemin! –Corrí hasta donde estaba cuando me fijé que su brazo sangraba-¿Estás bien? – Tenía que cerciorarme que no tenía nada mal, que estaba bien, que no le había pasado nada más. Veía de un lado al otro y tomaba su rostro con mis manos intentando revisar sus ojos, se veía cansado y algo de ironía se escuchaba en su forma de hablar.
-No debiste tonto niño rico –  dijo muy bajo, y  clavé mi vista en él. Escuché el fuerte golpe detrás de mí y cuando giré para ver la puerta estaba cerrada y comencé a escuchar como algo raspaba la madera del piso en el pasillo fuera de la puerta. – Te lo dije –  me lanzó una tétrica sonrisa y corrí hasta la puerta, empecé a golpearla, solo escuchando unos pasos alejarse en el pasillo. Oí una  fuerte carcajada y al voltear vi a Taemin riendo con mucha fuerza.
-¿Taemin? – Volví corriendo a donde estaba y el solo giró su cabeza cuando llegué hasta él -¿Todo bien? – Se quedó en silencio con su rostro aún viendo al otro lado. Estaba temblando un poco y su brazo seguía sangrando. Parecía que deseaba solo ignorarme. – Déjame ver eso – Me hinqué sobre él y  le empecé a remover el saco y la camisa.
-Detente – empezó a empujar mis manos y luchar por que lo soltara.
-Espera debo ver esa herida – seguía forcejeando con él.
-No – gritó empujándome – no quiero que me toques, ni se te ocurra volverme a tocar, hay cosas que no puedes hacer noble petulante – empezaba a llorar, así que me calmé y me senté a su lado también recargándome en la pared.
-Lo siento – dije cuando bajó la cabeza y escondió su rostro – ya había prometido antes no tocarte.
-Fui yo quién exageró  - dijo más tranquilo y me mostró una sonrisa que me aterraba, esa sonrisa que había visto en los miembros de mi familia con anterioridad– creo que estar encerrado aquí sin comer me altera un poco.
-Toma – saqué de mi saco algunos chocolates envueltos y se los ofrecí.
-Gracias – sus ojos brillaron por un instante y tomó el chocolate para empezar abrirlo como siempre. Metió un pedazo a su boca y masticó alegremente. -¿Por qué tienes chocolates? -Me volteó a ver asombrado  - Tu no comes dulces  - me miraba con curiosidad.
-Eran para tu viaje, ayer vine a despedirme y a darte algunas cosas para tu familia, también pensaba darte chocolates porque es un viaje largo. – Miré el piso – pero me dijeron que te quedarías con Onew estos días, para ayudarlo y conocer mejor la capital. Supuse que te los podría dar cuando te viera.
-¿Pensabas verme hoy? – Me veía aun mientras comía más de los chocolates.
-Debía estar preparado – después de decir eso giró su cabeza.
-Lo debí pensar – bajó la voz – no irías a buscarme.
-Prometí que no lo haría – levanté mi mano y la puse en su cabeza – pero es mi trabajo darte peligrosas cantidades de azúcar – acaricié su cabeza. Me lanzó una sonrisa tranquila y me relajé un poco.
Lo volví a mirar, parecía que cada momento se ponía aun más pálido aun con la azúcar que le estaba dando.
-¿También te mandó una nota Onew? – Decidí romper el silencio, el negó con la cabeza.
-Hania me puso aquí desde ayer en la tarde – dijo tranquilo mirando a la puerta. Yo solo me quedé asombrado – pero no es nada comparado con el calabozo de la otra vez.
-Es cierto – miré al piso arrepentido – no es la primera vez que te pongo en problemas.
-No creo necesitarte para meterme en problemas – se volvió a reír.
-Taemin no te ves bien- dije preocupado al ver que seguía temblando y empalideciendo – por favor déjame ver tu herida.
-No es grave, ya deja de preocuparte por mí – volvió a levantar la voz – solo me confundes más. – Por un momento solo me pude quedar observándolo, el giro su cabeza y al encontrar mi rostro volvió a sonreír de esa forma que tanto odiaba– de verdad estoy bien.
-¿Por qué lo haces? – Levanté la voz.
-¿Hacer qué? – Me veía confundido.
-¿Por qué muestras un momento como te sientes y al siguiente te escondes en esa falsa sonrisa? – Grité de nuevo y el solo se quedó callado. – Antes nunca me dabas esa falsa sonrisa, me odiabas y me gritabas pero nunca mostrabas esa sonrisa, me gustaba tu sonrisa real cuando desayunábamos juntos y  las caras que hacías cuando te molestaba. Todas esas expresiones honestas – no supe en qué momento del discurso me había puesto de pié  y lo miraba muy molesto parado frente al chico herido que aún yacía en el piso. – Solo regresa a ser el Taemin de siempre,  es el Taemin que necesito, el que siempre me mostraba la verdad, en la persona que siempre podía confiar. Mi mayordomo, mi mano derecha – detuve mis palabras un momento para ver sus ojos muy abiertos mirándome.
-No sabes cuánto te puedo odiar a ratos – fue lo que dijo agachando su cabeza y yo me hinqué frente a él.
-¿Qué quieres de un noble caprichoso que cree que puede obtener todo lo que quiere? – empecé a desabotonar su saco y camisa otra vez, pero ahora solo me veía atento.
-No lo sé – me veía fijamente provocándome sonrojarme – ¿Qué quieres de un joven pastor que apenas comprende lo que es un mayordomo?
-Quiero que se quede a mi lado – miré su herida se veía bastante grave, su hombro parecía dislocado y se había rasgado con algo la piel -¿Qué hiciste?
-Intenté derribar la puerta con mi hombro – dijo mirando al hombro que intentaba no tocar para no dañarlo. Pero descubrí que el dolor era inevitable, varías veces me había dañado de esa forma en el manicomio, no podía hacer mucho con respecto a eso.
-Va a doler – tomé con ambas manos el hombro del chico y este afirmó con la cabeza y luego cerró sus ojos al sentir mis cálidas manos sobre su frio hombro. Sin previo aviso jale y empujé con fuerza acomodando el hueso en su lugar. Taemin solo soltó un grito mientras yo escuchaba su hueso tronar y acomodarse. Luego quité mi saco y arranqué las mangas para improvisar una venda en su brazo y torso, con un pedazo más doble su brazo y lo sostuve del hombro. Ahora entendía la utilidad del entrenamiento militar de mi abuelo. Pero aun así me parecía innecesario y mortal, aunque podía haberse tratado también de un plan para deshacerse de mí. - ¿Mejor? – Pregunté sentándome junto a él recargándome en la pared.
-Creo que un poco – dijo tocando el brazo con su otra mano suavemente - ¿Tienes más chocolate? – Saqué más dulces de lo último que quedaba del saco y se los puse sobre la tela en las piernas.
-Adelante – empecé a reír y el tomó alegremente otra pieza – aunque te dará sed.
-Puedo aguantar la sed si tengo chocolate, en las montañas es muy raro encontrarlo.
-¿Quieres volver? – Siempre hablaba de su vida en las montañas, aunque no mencionaba nada específico solo hablaba de comparaciones.
-No – dijo bajando la cabeza – ya no queda nada ahí. Mi poblado desapareció, son solo recuerdos – algo de nostalgia sonaba en su voz.
-Eso lo entiendo, es como está casa, mejor conservar los buenos recuerdos y dejar los malos aquí, donde ya no hay nada – me volteó a ver con una mirada de lástima.
-¿No te sientes mal por ser desterrado de Hirania? –Me miraba con tristeza.
-No – dije tranquilo – de hecho fue mi idea – mostré una sonrisa – ya que de otra forma vigilarían demasiado todo lo que hago y buscarían cualquier error, es mejor para el parlamento arrancar estos problemas de la raíz, además entre más lejos del gobierno es mejor para mí.
-Eso suenan a escusas –me miró mientras metía el último chocolate a su boca.
-¿Soy tan fácil de descifrar?  - Reí otra vez – demasiadas cosas pasaron y no quiero pensar más en eso, por eso quiero estar lejos de lo que duele y estar donde estoy  más cómodo. Es mi forma de huir – agaché la cabeza avergonzado, Minho de la familia Choi el número 38 en sucesión al trono no huía de ninguna batalla.
-Yo quisiera tener tanta decisión como ustedes – lancé una mirada curiosa y él la entendió al instante – todos saben que es lo que quieren excepto yo.
-Pronto lo sabrás – bajé la cabeza – yo tampoco sé lo que quiero – volteé a verlo – por ahora solo quiero que me acompañes, pero si decides estar con Onew lo entenderé. Ayer que me dijo que te quedarías con él me alegré. La verdad es que no pensé en las consecuencias.
-Sigues sin pensar en las consecuencias – su tono sonaba molesto – no digas cosas sin considerar los sentimientos de los demás.
-Lo siento – decidí quedarme callado, aun no entendía en que lo había ofendido. Yo sería la criatura más feliz de la tierra si él se quedaba a mi lado, pero conocía sus sentimientos por Jinki y aunque había sido muy feliz por haberme escogido a mí en el pasado (aunque no fuera por las razones que yo deseaba) pensaba que si elegía a Onew también estaría feliz, aunque en esos momentos dolía. Pero su felicidad iba primero, así lo sentía desde ese momento en que lo vi destrozado por la partida de Onew, había pensado que si lo traía conmigo las cosas se arreglarían rápidamente, pero solo lo había metido en problemas innecesarios. Yo que deseaba que sus lágrimas y su melancolía desaparecieran solo le causaba más dolor.
Volví a ver al chico que empalidecía a cada momento de peor manera, una irá incontrolable me invadió ¿Qué clase de monstruo ocasiona esto? Definitivamente ese par me las pagarían por dejar a Taemin en estas condiciones, no eran nadie para encerrarnos de esta forma… ¿Pero por que nos encerraron de esta forma? Mi mente intentaba obtener conclusiones pero no podía de dejar de ver a Taemin tan frágil y cansado mientras comenzaba a cabecear de una forma tierna, el atardecer iluminaba por las ventanas estrechas y habíamos pasado en silencio la mayor parte del tiempo. Mi mayordomo había intentado mantener la conciencia mientras yo solo lo observaba.
Escuché voces fuera y corrí a la puerta para tocarla…
-¡Estamos aquí!- Grité al escuchar voces discutir  y pasos sobre las escaleras de madera. Algo corrió ante mis gritos.
-¡Jonghyun mueve esto! – La voz de Key me tranquilizó, escuché como empezaban a empujar el pesado mueble.
-¿Por qué no me ayudas? – Jong se quejaba.
-No tengo tantas habilidades como tú – el Duque hacía de las suyas otra vez – además podría maltratar mi chaleco nuevo.
Las discusiones siguieron un rato más y luego Kibum abrió la puerta.
-¿Minho? – Me observó asombrado y luego volteó a la pared y vio a Taemin - ¿Qué le hiciste?
-Nada – parecía que seguía molesto conmigo. Fui por Taemin y pasé su brazo no lastimado por mis hombros para ayudarlo a caminar.
-¿Pero qué le hiciste al pequeño?- Jonghyun entró gritando y corriendo a donde estábamos.
-Ya dije que nada – seguí avanzando con Taemin intentando casi cargarlo.
-Eso espero Lord Choi Minho, si me entero que le hiciste o dijiste algo te juro que te mato.- Kibum empezó con su tono autoritario de gran señora de Mansión en medio de la campiña.
-¡No te descargues conmigo! – Me enojé – ¿Por qué no vas y buscas a Onew? Y te recomiendo que lo encuentres primero, porque si yo lo veo te aseguro que lo golpearé hasta que no pueda moverse.
-Eso explica porque Taemin aún está aquí – Jonghyun dijo con alegría al descubrirlo.
-¿Fue un plan de Onew? – Key miraba asombrado -¿Cuánto tiempo estuvieron aquí?
-Taemin ya lleva aquí más de un día – volví a contestar casi gritando.
-No se preocupen por eso – Taemin se mostraba su sonrisa – solo quería ayudar.
-¿Ayudar cómo? – Me sentía un completo ignorante. Pero parecía que Jonghyun y Kibum entendían algo que yo no. Jonghyun tomó a Taemin y lo empezó a bajar mientras yo me quedaba viendo intentando comprender.
-Tanta inteligencia pero tanta ingenuidad en un solo caballero – Kibum me dio una suave palmada en la espalda.



La cena en casa de Kibum fue muy tranquila, parecía que ellos tres sabían algo que yo no. De nuevo me sentía excluido, en Hirania me habían excluido de todo, solo un día más y volvería a la paz de Arlequia, donde podía ser parte de todo, donde empezaría mi nueva vida.
Por la noche  decidí caminar un momento por el pasillo, corrección decidí ir al cuarto de Taemin a ver como se encontraba, pero Jonghyun y Kibum ya estaban ahí hablando con él.
-¿Qué te dijo? – Key insistía mientras peinaba el cabello de Taemin con un peine de marfil.
-En realidad no mucho.
-Se supone que debían hablar, creo que ese era el objetivo del extraño plan- Key rezongaba.
-No necesitábamos hablar, yo ya tengo mi respuesta – Taemin parecía contento, pero su brazo aun estaba cubierto por el vendaje ahora blanco.
-Entonces – Jonghyun se sentó de cabeza en el sillón - ¿Qué hicieron? – Su voz sonó sugerente y Kibum lanzó un chillido para luego lanzar un cojín.
Taemin solo reía sentado en ese sillón verde.
-No dijimos nada, no hicimos nada, solo dijo lo necesario para que lo pensara – Kibum y Jonghyun se quedaron un momento en silencio mirándolo.
-Si no se da cuenta, no deberías poner las cosas tan fáciles – Kibum se agachó frente a él – solo te lastimarás a ti mismo.
En ese momento decidí no escuchar más, solo me bajé las escaleras y salí de la mansión. Comencé a caminar por las calles donde los vagos buscaban un sitio cálido para pasar la fría noche. Muchos se agrupaban alrededor de fogatas improvisadas intentando robar algo de calor de ellas. Creí que caminaba sin rumbo pero en un momento llegué a la larga calle llena de estrechas casas alumbrada por solo las luces de las velas dentro de los falores de hierro forjado.
Me paré frente a esa casa de dos pisos, solo sin moverme. Llamar a esas horas de la noche sería muy descortés pero la verdad no deseaba alejarme de ahí. Sin previo aviso la puerta se abrió y una figura alta vestida de negro salió de ella y se recargó en el marco.
-Tardó en venir Lord Choi – el chico de cabello algo largo y castaño me veía asombrado.
-Tardé en calmarme para ver a mi ex-mayordomo – seguía muy molesto – lo lastimaste – lo miré encolerizado.
-Tú también lo lastimaste- seguía confundido.
-No sé qué pensaban, pero espero que no lo vuelvan a hacer porque te aseguro que les haré mucho daño – sentencié.
-Aún no se ha dado cuenta – tenía una sínica sonrisa. – Supongo que tendré que decírselo.
-No quiero que me digas nada – seguía molesto – espero verte en Arlequia aunque sea para año nuevo – dije dándome la vuelta. -Y no pienses que dejaré que se quede contigo, después de lo que pasó hoy no quiero que ni te le acerques.- Comencé a avanzar.
-Estaré en Arlequia, pero si para entonces sigues sin darte cuenta me llevaré a Taemin – esas fueron sus últimas palabras, antes de que me marchara de regreso a casa del Duque.


-¿Más jugo Lord Choi? – Preguntó una de las señoras que atendían la mansión del Duque. Parecía una mañana tranquila, me sentía mucho mejor ahora que había retado a Onew. Me dolía haberlo hecho de esa manera pero me agradaba entrar al escenario y no quedarme como un simple espectador. Si no cuidaba a Taemin yo me lo llevaría.
-Estoy bien, muchas gracias – respondí leyendo los papeles de los negocios a los que había faltado el día anterior. Lo bueno es que habían aceptado mi propuesta para el puerto de Arlequia como zona de comercio.
-Empecé a poner azúcar en la taza de té que tenía frente a mí del otro lado de la mesa.
-Gracias Lord Minho – dijo mi acompañante en el desayuno.
-Necesito un traductor el día de hoy – le dije escribiendo unas cosas y poniendo mi rubrica en algunos otros papeles - ¿Me podrías acompañar? – El afirmó contento dándole una mordida a su pan.  Lo había dicho antes y lo repetía ahora, podía pasar toda mi vida teniendo días como esos.
-Pero solo por la mañana – Kibum hizo su entrada con una extraña bata de seda y un gorro en su cabello, todo de color rosa y la bata con bordes afelpados. Una imagen algo perturbadora para la mañana. – En la tarde tenemos que ir a un concierto – dijo tomando una de las galletas de la mesa para comerla. – En un rato bajo a desayunar, quiero fruta fresca – dijo a una de las chicas que pasaban.
-¿Qué concierto? – Lo miré confundido, no había escuchado de ningún concierto, pero bueno después de un rato razone y descubrí que ya no era parte de la nobleza bien vista y por lo tanto no sería invitado a muchos eventos. Inclusive si Kibum no fuera el Duque de Arlequia me hubieran desterrado de ese lugar también.
-¡Key! – Un chico con bata blanca abierta de arriba llegó haciendo berrinche – te fuiste sin despertarme – dijo frotándose los ojos.
-Se tarda mucho en despertar – dijo molesto – además hasta Lord Minho se despertó antes que usted caballero esperaba que lo esperara toda la mañana.
-Pero aun falta nuestra sesión matutina – Jonghyun lo abrazó desde la espalda.
-Creo que perdí el apetito – Taemin se levantó y luego hizo un ademan –  fue un desayuno delicioso mi Duque y una agradable compañía Lord, pero me disculpo por abandonar la mesa tan temprano.
-Lo entiendo joven Lee, también debo abandonar la mesa en situaciones como esta – volteé en dirección a Key y a Jonghyun – provecho caballeros, les recomiendo que se vistan y tomen el desayuno.
Salí tras de Taemin con la horrible imagen matutina intentando sacarla de mi mente y luego después de despedirnos nos dirigimos a la puerta y llegamos al exterior donde soltamos un suspiro.
-Los sirvientes de esta casa han de ser santos – Taemin habló después de un rato.
-Creo que son discretos, todos se asombran de la lealtad de los sirvientes del Duque, escuché que solo se quedó con aquellos en los que confiaba plenamente.
-Me asombra que no se hubiese armado un escándalo, si son dos caballeros completamente indiscretos.
-A mí también me asombra, cuando llegué aquí y los volvimos a ver pensé que era el peor lugar para que nuestra pareja que había huido fuera a terminar- Taemin me miró curioso – en Hirania las leyes son más estrictas que en las provincias se Traviata y el castigo por la sodomía es ser quemado vivo – dije mirando al piso.
-Mi familia quería mandarme aquí a cumplir mi castigo pero les pareció mejor la idea del manicomio porque era un castigo más discreto y no deshonraba el nombre de la familia.
-Todos en este país sufren de una demencia bastante sádica – Taemin avanzó – le buscaré un carruaje mi Lord – dijo en dirección al pequeño establo.
-Está bien, salimos muy temprano – dije mirando el sol bajo y luego sacando el reloj de cuerda de mi saco para abrir y ver la hora, me gustaba adivinar la hora y luego revisar si estaba en lo correcto, por lo general siempre le ganaba a mi reloj – podemos caminar y conocer Hirania sin las explicaciones del Duque – dije con una sonrisa que fue correspondida por la más bella sonrisa que pude imaginar.

Y así caminamos un rato por el centro de Hirania, primero dimos una agradable vuelta al mercado, donde Taemin probó todos los bocadillos que veía y yo solo reía por su forma de comer. Entramos a la enorme catedral donde el órgano sonaba inundando cada una de las figuras que se erguían en los muros, rodeadas por relieves de roca y hojas de oro. Motivos florales y paganos acompañaban a los querubines y ángeles que miraban suplicantes al cielo, las viejas y oscurecidas pinturas con pequeños demonios o representaciones de la pasión. Nuestra segunda vez en la catedral y solo nos dedicamos a recorrer el lugar buscando el sepulcro más viejo de los que se encontraban en los muros y los pisos del lugar. Veíamos con prisa de una en una diciendo la fecha ya que el que ganara podía escoger el siguiente destino de nuestro recorrido.
-¡1654! – Taemin lanzó un gritito y luego cubrió su boca dándose cuenta donde estaba, eso era viejo. Considerando que la catedral había sido construida en 1638 (Kibum había marcado con su información inútil mis pensamientos) y mi mejor fecha hasta ahora era 1767.
Seguí recorriendo de un lado al otro mientras Taemin se quedaba en ese lugar orgulloso de su descubrimiento. Pero no dejaría que me ganara tan fácil, caminé hasta las escaleras que daban al altar y entre las cajas de colecta puede ver una de esas piedras de mármol blanco garbadas.
-¡1638! – Anuncié orgulloso, no podía haber una cripta más vieja que esta de seguro había ganado. Taemin me lanzó una mirada y luego llegó al lugar donde yo me había quedado estático solo viendo el resto de la inscripción.
-Lord – me miró y luego su vista calló sobre la lápida –CHOI SIWON – empezó a leer. – CABALLERO DEL REY… -guardó silencio, el Travatiano antiguo es difícil de leer.
-GALARDONES AL SOLDADO QUE UNIFICÓ EL REINO PARA SU MAJESTAD Y BENEFACTOR DE NUESTRO SACROEDIFICIO – Taemin me volteó a ver debido a la pausa que hice – QUE EN SUS HIJOS CONTINUEN CON SU GRANDEZA Y LEALTAD PARA SU MAJESTAD, RIP. – Junto a la inscripción estaba el escudo de mi familia con ligeras variaciones y del otro lado una flor de lis que era el símbolo de la nobleza.
-1612 a 1638 – Taemin siguió hablando – murió muy joven – había tristeza en sus palabras.
-Pero tuvo tres hijos – obtuve la atención de Taemin – ellos tres comenzaron nuestra línea de nobleza, aunque muchos murieron en las guerras, al final solo quedó nuestra rama – me vio asombrado – siempre me insistieron que debía aprender la grandeza de mi familia y por qué no debíamos mezclarnos con plebeyos, somos seres de sangre azul con un importante pasado.
-Minho tu sangre es roja – Taemin me hizo reír al instante.
-Exactamente igual que la tuya – dije contento. El tenía razón, no existía tal cosa como la sangre azul, por más que trataron de enseñarme que éramos seres diferentes y nosotros estábamos más cercas de los dones divinos por tener relación con su majestad que tenía el don de Dios, para mí nunca fue así. Mi mejor amigo era un pescador, mis compañeros de juegos solo eran sirvientes y ahora en la persona en qué más podía confiar era mi mayordomo que en realidad solo era un joven pastor. –Bien, soy el campeón de esta justa lo que significa que yo elijo el siguiente lugar.
-No es justo, es tu pariente, eso no es de caballeros – Taemin se comenzó a quejar.
-Aún así salí victorioso, por lo que yo elijo, ya conoces el teatro y la casa de la opera, el mercado, la plaza e inclusive el palacio. Pero aun no has visto el mejor lugar de toda Hirania – hice que empezara a seguirme mientras salía de la iglesia donde los monjes nos veían de forma curiosa, parecía que se alegraban de nuestra partida.
Comencé a caminar por las calles mientras mi pequeño mayordomo me seguía, pasé por los retorcidos callejones buscando ese lugar, fuera del centro de Hirania y fuera de la zona noble, el único lugar que parecía real y feliz en mis recuerdos de ese lugar.
-¿A dónde vamos? – Preguntó con una mirada curiosa.
-Solo sígueme como buen sirviente – le dije volviendo a avanzar y cuando escuché la música que esperaba oír comencé a avanzar más aprisa – ¡Es por aquí! – Me emocioné un momento y ante la expectación tomé la muñeca de Taemin y lo arrastré por las calles empedradas hasta ese lugar.
Frente a nosotros lo teníamos una pequeña plaza con una fuente de una chica con una rosa donde los músicos tocaban en una esquina y la gente bailaba sin parar. Taemin tenía un brillo especial en sus ojos.
-Bienvenido a La Plaza de la Gitana – dije con una reverencia indicándole que pasara. – Por las tardes hay más gente y todos bailan con mayor alegría, pero este lugar es perfecto para pasar los sábados – explique mientras compraba uno de los dulces de una de las mujeres que repartía a los niños que corrían por el lugar. Taemin aún no podía pronunciar una palabra, las personas danzaban bailes campiranos o variaciones de diferentes regiones se escuchaban los gritos y los niños seguían los pasos y saltos de los adultos. Los bailes eran más alegres y movidos que los de las fiestas nobles, siempre había disfrutado de ese lugar.
Le di el dulce a Taemin y nos sentamos en el borde de la fuente.
-Eso es Zarzelete – dijo contento – es raro ver que lo bailen por aquí  - miraba asombrado a los que bailaban girando y brincando mientras cruzaban los pies y daban palmadas los hombres. Las mujeres usaban vestidos más cortos y aun así se recogían las enaguas para los pequeños y agiles brincos. Desde los niños hasta los ancianos parecían conocer la pieza.
-Es muy normal en esta plaza, fue construida para un grupo de migrantes que llegó aquí hace muchos años, al principio fue una zona considerada horrible, pero estas personas la volvieron su hogar y detrás de muchas generaciones traviatianos y extranjeros comenzaron a vivir de una forma alegre aquí.
-Eso es porque la gitana bailo a la luna para darnos protección – una voz femenina nos hizo voltear. Era una linda chica con todo tipo de ropa sobre ella y vientre descubierto. Tenía capas de velo y seda, pequeñas cuentas y monedas colgaban de sus ropas.
-Buenos días señorita – dije al verla acercarse a nosotros era más que obvio que venía a contarnos la historia, siempre pasaba así en ese lugar, aún era un punto de encuentro para los gitanos.
-Encantado en conocerla – Taemin saludó un poco más formal -¿La gitana es la chica con la rosa en esta fuente? – Señaló a la escultura que estaba detrás de nosotros.
-Si ella es una chica valiente y su espíritu vaga por la plaza.
-¿Espíritu? – Taemin cambió el tono de su voz.
-Pero es un buen espíritu, uno que protege a los habitantes de este mundo y a los que tienen buenos deseos en esta plaza. La chica se enamoró de esta tierra, más que de su propio esposo, por lo que decidió quedarse. Eso es muy raro en un gitano, vivimos del movimiento de viajar, pero ella fue seducida por este lugar y perdió su espíritu gitano.
Miré la estatua, la primer persona que me había contado esa leyenda era mi madre, le agradaba este lugar mucho y disfrutaba de los dulces que vendían aquí.
-Su caravana la abandonó después de cumplir su castigo – la chica continuó  y comenzó a mover uno de sus velos y a bailar mientras contaba la leyenda. Giraba y saltaba con sus pies descalzos sobre la tierra mientras que sus pulseras y collares tintineaban acompañándola –su castigo fue no ver el sol por 100 días, aunque este lugar parecía maldito de noche, acompañado de diablos que bailaban y maleantes que asolaban a las personas que se les permitía quedarse aquí. Por 100 noches se sentó en este lugar observando como aquellos que no tenían hogar trataban de formar uno aquí y sufrían la desesperación. Por 100 noches vio como morían de hambre todo tipo de maleantes e intentaban robar un pedazo de pan. Por 100 noches perdió sus joyas y su espíritu gitano. Pero su deseo de ver el sol la seguía llevando a soportar la obscuridad del alma humana así que en la centésima noche podría ver el sol en la tierra que la había seducido.  Y ahí estaba la luna como su única compañía esa noche dispuesta a ver como se iluminaba el lugar que tanto quería aun en sus momentos obscuros. Pero el amanecer nunca llegó a ella. Esa misma noche su esposo celoso llegó y cortó su garganta, su cuerpo frio cayó al piso antes del amanecer, su única luz fue la luna. Pero esa luna que había encontrado una buena compañera por 100 noches se apiadó de ella y le dio un sol solo para la gitana. Frente a ella antes de exhalar su último aliento una rosa amarilla se hizo presente, un rayo de luz y esperanza para este lugar. Ante las lágrimas de esa mujer y el significado de la flor pura y a la vez peligrosa la chica pidió una cosa más a la luna. Que este lugar fuera un hogar cálido y brilloso para todos, que su espíritu protegería a los que aquí viajaran o vinieran a vivir, buscaría la luz en toda alma humana y alumbraría esa obscuridad. Esa misma mañana la plaza se llenó de brillo y la alegría invadió a las personas haciéndolas bailar, jugar y reír, esa mujer es la que protege a todo el que viene a esta plaza.
-Y también ilumina tu camino para encontrar el verdadero amor – una chica de cabello corto y con pantalones se acercó a donde estábamos y tomó los hombros de la que bailaba y nos narraba la historia. Los gitanos solo eran bienvenidos en ese lugar, en el resto de Hirania eran repudiados, sus costumbres, su vestimenta, sus creencias, todo era demasiado para la conservadora población de la capital. Taemin se estaba riendo.
-¿Qué pasa? – Preguntó la chica recién llegada.
-No pasa nada – dijo mientras reía – es la primera vez que veo a una chica en pantalones, es demasiado raro para mí.
-¿Eso es lo que te parece raro? – La chica se le acercó – me asombra más que solo te cause risa, la gente me arroja piedras por ello.
-No temas, ya les lancé una maldición, esos tontos nobles no seguirán lanzándote piedras – dijo la de los velos y telas que tenía cabello largo y rubio.
-Creo que eso de que las chicas usen pantalón nunca estará de moda – Taemin seguía riendo de la misma forma. – No es que te quede mal – se disculpó – pero creo que sigo sin acostumbrarme.
-Pero ya te acostumbraste a usar vestido – dije riendo al ver que la chica seguía viendo a Taemin sin saber si ofenderse o reír también, pero de esta forma Taemin se quedó callado y la chica lanzó una carcajada sonora.
-Les leeré la fortuna gratis por hacerme reír – dijo la chica del pantalón – en especial por la visita del príncipe rana. – Me miró y luego Taemin me volteó a ver.
-Creo que hoy también debería pasar, nunca he creído en esas cosas.
-¿Príncipe rana? – La otra chica preguntó.
-Ya ha venido antes y siempre se sienta junto a la fuente mirando todo con sus grandes ojos, además es noble.
-Yo quería invitarlos a bailar – la chica de los velos habló – una pieza no me la pueden negar, quiero bailar con el espíritu libre que mueve su pie al ritmo de la música. – Señaló a Taemin. Me volteó a ver con un rostro suplicante.
-Está bien pero ten mucho cuidado con tu brazo – dije mirando el amarre que lo doblaba sobre su torso, aun estaba algo lastimado y la verdad no quería que su hombro se dislocara de nuevo.
-Yo encantado, se levantó al instante – y le hizo un ademán a la chica y puso su mano para que está la tomara.
-Creo que ahora bailaré con todo un caballero – dijo riendo a la otra chica y ambos fueron junta a una vieja mujer y su esposo a seguir el paso.
-Se que no quieres que lea tu fortuna – la chica alta de cabello corto se sentó junto a mí y habló después de un rato de ver a la extraña pareja moverse – pero creo que deberías velar por el corazón de ese chico.
-Eso pienso hacer – sonreí viendo como Taemin se movía con gran agilidad y cambiaban de parejas cruzando brazos.
-No lo hagas de la forma en que piensas, hazlo de la forma en que sientes – me giré a ver a la chica que acababa de decir eso pero ya no estaba.  Seguí buscando con la mirada pero no había nadie y no tardaron en aparecer la otra chica y Taemin frente a mí.
-¿Se fue? – Preguntó cuando llego.
-Eso creo señorita- la miré resignado. Existen dos reglas en cuanto gitanos se trata. Nunca busques o persigas un gitano y nunca le preguntes su nombre a un gitano. Aunque Key siempre agrega una tercera, nunca respires cerca de un gitano, podrías morir asfixiado.
-Supongo que Amber le dijo lo que debía decirle – la miré asombrado – y supongo que yo debo irme si quiero prepararme para esta noche – nos dio la espalda y comenzó a caminar.
-Tenga un feliz día – Taemin le dijo mientras la veía marcharse.
-Gracias joven Taemin – la miramos asombrados – espero verlo esta noche a usted y al joven Minho, ya que nuestra gitana tiene una luz especial para nosotros y yo como su Luna debo ayudarle. –De un momento a otro giró por una calle y desapareció de nuestra vista.
-Demasiadas cosas incomprensibles en un momento – Taemin fue el primero en romper el silencio.
-Creo que por eso nadie quiere conocer los nombres de los gitanos – dije mirando el sol y luego saqué mi reloj de bolsillo. – Es hora de la reunión, vamos.

Y así dejamos atrás la irracional plaza y avanzamos a la casona donde se daría mi reunión de negocios. Debía hablar con un importante comerciante proveniente de Munena y Taemin me ayudaría con para comprender mejor todo las transacciones.
La junta en la casona de madera verde fue bastante bien, no nos tomó mucho tiempo llegar a un acuerdo y tampoco tomamos tantas copas para calmar los negocios. Aunque todas las palabras pasaban por la boca de Taemin no fue incómodo en ningún momento.
-$%&%$%&%&%&$#”$##%-  soltó una fuerte carcajada y luego miró a Taemin. Yo lo miré también intrigado.
-Dice que eres un chico muy inteligente.
-¿”#$$%$&%/%$#$$%&$&&#%$#%$&#$%$#%$&#$%#$%”#$#”##$%%&(%&$
-Un hombre de negocios
-$#$%#$%
-Y bastante bien parecido aunque no tienes bigote, ni barba, pero te vez como todo un hombre hecho y derecho – Taemin se rió de esto último.
-Gracias – contesté con una reverencia para que Taemin lo tradujera y el hombre sonrió de nuevo.
-“#$%$#$%&$#$%&/%#$%&/%$#$%&%$#”$%&$#”%&$#%&$#- Taemin tiró la copa de vino de enfrente de él al oír esto.
-¿Está bien? – Le pregunté mientras limpiaba con una servilleta y lo veía preocupado. El hombre grande y simpático también ayudó a limpiar hasta que llegó la sirvienta.
-Estoy bien, creo que fue mucho vino – me dijo a mí y luego en el otro idioma al caballero. Luego este agregó otra cosa y señaló con su mano para que tradujera.
-El señor Mondavius dice que es tiempo de casarte y que su hija mayor es una mujer esplendida y con una buena dote. – Abrí grande los ojos.
-Me puedes disculpar con el caballero y decirle que aunque su hija suena como un esplendido partido como para cualquier caballero noble yo estoy comprometido en este momento. – Taemin giró rápido su rostro y me miró de forma melancólica. Tardó un momento en mencionar algo y luego la conversación fue normal y no duró mucho más, parecía que el humor de Taemin  invadió la mesa.
Ese humor continuó hasta que salimos de la casa y bajamos por las calles esa tarde. No decía nada y parecía que no quería acercárseme, solo estaba ahí molesto intentando seguir avanzando sin mirarme.
-¿Estás bien? – Volví a preguntar - ¿Te duele el brazo?
-No, yo estoy bien – dijo mirando al piso.
-Ahora dices que yo soy el que está mal – dije algo molesto, odiaba que no me dijeran las cosas directamente.
-Es una enorme posibilidad – dijo girando hacía la plaza principal.
-Ya deja de comportarte de esa manera – lo sostuve de sus hombros poniéndome frente a él y el puso una cara de dolor. Lo solté rápido al notar que lo lastimaba.
-Tú eres quién debería de dejar de comportarse de esa forma – grito y la gente nos comenzó a ver, lo dirigí a un callejón para hablar mejor.
-¿Esto es por la prometida? – Pregunté recapitulando en qué momento había cambiado su estado de ánimo. –Si es por eso no creo que a ti te interese – estaba muy molesto, odiaba cuando me trataba de esa forma.
-Claro que me interesa
-¿Solo porque me viste enamorado de un chico crees que no puedo casarme y tener una familia? No voy a esperar a vivir un romance el cual me puede llevar a la hoguera, ya no quiero seguir complicando mi vida. Solo quiero hacer las cosas de forma correcta y casarme con una mujer noble y de renombre con quien pueda seguir nuestra línea, eso es lo que soy un noble de sangre azul, solo eso y nuestra familia tiene que trascender.
-Es cierto – me empujó – y yo solo soy un simple sirviente que desaparecerá sin ningún tipo de trascendencia. – Me dio la espalda y comenzó a caminar - ¿Crees que eso es lo correcto? Vivir de forma falsa, creí que odiabas las falsas expresiones y las falsas sonrisas, ¿Podrás darle una falsa sonrisa el resto de tu vida a una mujer que puede que nunca ames y que nunca llegue a amarte?
-Es fácil para ti decirlo, no tienes nada que perder, eres amado y vives honestamente y feliz, eres libre.
-Desearía poder ser libre – volvió a mirar al piso y luego se giró lentamente hacía mi – pero ahora solo estoy atado a ti, debería hacerle caso a Kibum y no hacerme más daño.
-¡Yo no te até a mí, solo te pedí que me acompañaras, pero si lo deseas puedes irte con Onew!
-¡YA DEJA DE MANDARME CON JINKI! – Gritó muy molesto y me dio un fuerte puñetazo en el rostro -¡TE ESCOGÍ A TI! Aprende a vivir con eso – salió corriendo y yo solo me quedé estático en el lugar intentando conectar los puntos.
No sé cuánto tiempo lo estuve pensando, pero al no llegar a ninguna conclusión corrí directamente a la mansión del Duque.
Toqué la puerta y tan pronto el sirviente abrió entré corriendo.
-¿Dónde está el señor Taemin? – Dije mirando de un lado al otro, el sirviente, creo que se llama Minwoo, me veía confundido.
-Salió al primer concierto de Onew con el duque – Jonghyun venía bajando las escaleras.
-¿Dónde es? – Lo miré mientras estaba por salir.
-El carruaje está listo para irnos – dijo avanzando – te esperé demasiado, pensé que lo ibas a arruinar por la forma en que llegó Taemin.
-¿Sabías que vendría?
-Claro, aunque yo le iba a Jinki parecía que el pequeño ya estaba decido – tomó un sombrero de copa y se lo puso – bien vamos. Abrió la puerta y ambos salimos al carruaje que ya estaba listo.
Todo el camino estuve ansioso aun tratando de entender aunque fingía mirar por la ventana simplemente me perdía en mis pensamientos.
-Parece que ya terminó – Jonghyun se asomó por la ventana viendo como salía una gran cantidad de gente del lugar.
-Bajemos – empujé la puerta con el carruaje aun en movimiento y salí rápido al lugar entrando en sentido contrario de las personas.
No tardé en ver a Kibum con un gran saco dorado y gran cantidad de joyas que lo adornaban pero no estaba Taemin con él. Seguí buscando y lo vi en el segundo piso, justo al lado del barandal de las escaleras, hablando tranquilamente con Onew.
¿Cómo podía hablarle de esa forma después de lo que le hizo pasar? Me enojé y caminé hacia las escaleras en ese momento mi ex-mayordomo me lanzó una mirada y se acercó más a Taemin que traía un saco largo blanco en el cual no había metido su brazo herido.
Avancé más aprisa por el pasillo.
-Espero que entiendas lo que voy a hacer – Onew mencionó estas palabras y luego me quedé congelado viendo como besaba a Taemin frente a mí. Era la segunda vez que lo hacía pero ahora era diferente, ahora me ardía la boca del estómago mi pecho sentía una fuerte presión y mis puños se cerraban por si solos.
Taemin no tardó mucho en empujarlo y separarse para luego sujetar su brazo adolorido. Era obvio que la intención de retenerlo de Onew había lastimado su brazo.
No me contuve más y corrí a golpearlo directamente en la cara.
-¡Te dije que no quería que te le acercaras! – Dije muy molesto y tomé a Taemin.
Bajé rápidamente las escaleras sosteniéndolo con cuidado de los brazos, intentando no hacer presión y luego salimos de entre la gente para llegar a la calle donde avancé un poco más hasta el pequeño parque donde por fin me detuve y lo solté rápidamente.
-No estoy comprometido – fue lo único que se me ocurrió decir y él me volteó a ver.
-¿Qué?
-No estoy comprometido, solo lo dije para no ofender a su familia. – Lo dije un poco más claro no encontraba palabras.
-¿Solo por eso? – Agachó su cabeza.
-No quería… – me detuve, tal vez lo mejor era no decir nada más, todo era demasiado raro.
-No te presiones – dijo tranquilo – yo ya decidí ir contigo, no es como si pudiera cambiar de parecer así de fácil.
-Lo que digo es que…- intenté formular la línea. Miré al cielo - ¡Mira la luna! – Se acercaba la luna llena por lo que se veía enorme, posiblemente un residuo de luna de otoño.
El solo miró intrigado y luego tomé su muñeca como esa tarde y empecé a correr recordando el camino entre los retorcidos callejones y buscando el alegre ruido y las luces que bailaban.
-Es esta noche – dije cuando el ruido aumentó – esta noche se celebra, esta noche la Luna brindará la luz.
Llegamos de nuevo a la Plaza de la Gitana toda la gente bailaba y cantaba, sostenían linternas y había luces de muchos colores y formas, los gitanos tenían una fogata en el centro y varios bailaban con  gran alegría mientras traían panderetas. Al día siguiente se irían.
Su rostro brillaba y en sus ojos danzaban los reflejos de las luces.
-¿Es hermoso verdad? – Pregunté al ver que estaba callado mirando.
-Es la luz en la obscuridad – dijo mirando como bailaba una de las chicas – y ella es la luna.
-Claro – una voz femenina nos hizo girar drásticamente y encontramos a la chica de la tarde – ella nació para ser la luna, por eso se llama Luna.
-Buenas noches Amber – dije saludando mientras me inclinaba.
-Buenas noches y díganme ¿La Luna alumbró su camino o aun esperan poder verlo?- La miré curioso – Ya veo, quieres verlo, en ese caso solo te puedo decir que si no abres los ojos no podrás ver tu sol personal. – Giré a ver a Taemin y luego volví la vista y la chica había vuelto a desaparecer.
-¿A dónde fue? – Preguntó Taemin.
-No lo sé – dije mirando de un lado al otro – siempre hace lo mismo.
-Vamos a acercarnos para ver mejor – tomé su mano y lo llevé cerca del lugar.
Nos quedamos en silencio tomados de la mano mientras veíamos el espectáculo, todos estaban tan atentos y parecían muy alegres ante la música, las luces, los fuegos artificiales y el baile.
-Me gustaría hacer algo así un día – dijo después de que todos saludaban y las personas aplaudían contentas.
-¿Una representación teatral como el ballet? – Me dio curiosidad.
-Algo parecido – dijo mirando a los actores  – pero con todos los tipos de danza, como la opera pero con cantos de diferentes lugares, voces y más actuación.
-Hazlo – dije cerca de su oído – me suena a algo bueno, deberías intentarlo.
-Primero quiero volver a casa.
-Regresemos mañana – le dije al oído – mañana volvamos a Arlequia, le acomodé el cabello detrás de la oreja.
El afirmó y seguimos viendo a los gitanos que saludaban contentos.
Mientras volvíamos a casa de Kibum nunca soltamos nuestras manos, solo caminamos en silencio yo veía al piso apenado mientras su cálida mano creaba un hormigueo en mi cuerpo.
-Lo siento – dije cuando pasamos por el obscuro parque donde las personas se acomodaban en bancas y se cubrían con mantas y trapos viejos.
-No te disculpes, no suenas como usted mismo.
-¿Entonces cómo sueno? – Pregunté mientras sonreía.
-Suena como así – tomó aire y se detuvo poniendo su brazo sobre su cadera “Parece que es mi deber darte peligrosas cantidades de azúcar” – subió su mano y empezó a reprender con su dedo –“Eres un sirviente inútil” – dijo caminando de un lado al otro – “Ahora voy a correr como loco hasta que mi mayordomo muera” – dijo marchando y moviendo el brazo mientras abría grandes los ojos  e imitaba una de mis muecas al correr. No podía parar de reír, era una representación única.
-¿Soy un amo tan malo? –Pregunté aun riendo como loco.
-Eres mucho peor Lord Minho – me quedé en silencio, esa frase era la que me había salvado unos días atrás – pero me gusta así – agregó con una sonrisa. Esta vez era mucho mejor, no pude resistirme más y lo tomé de la cintura.
-Esta vez no será solo un momento – le dije encontrando sus labios, sus perfectos y suaves labios. Aquellos que había probado y deseaba seguir probando. Volví a buscar los relieves en ellos, las comisuras, jugaba con mi lengua sobre ellos mientras los cálidos brazos de Taemin pasaban por mi cuello hasta mi nuca donde presionaban mi cabeza.
Seguí sintiendo sus labios y comencé a jugar con mis dientes sobre ellos. Mordía a ratos arriba a ratos abajo, así hasta que su cavidad se abrió y mi lengua se dio el lujo de entrar en ella, siguiendo las encías y los dientes del chico con mejillas rosadas y respiración agitada. Jugaba con la otra lengua ratos, tentaba el paladar buscando las figuras que en él se formaban. Quería memorizar ese espacio, quería grabarlo en mi mente, solo usando mi lengua para reconocer mientras mis ojos cerrados y mi rostro helado sentían esa cálida respiración y esos movimientos concordantes. Deseaba seguir así toda la noche pero nos vimos interrumpidos.
-¡ME DAN ASCO! – Un hombre borracho gritó haciendo que nos separáramos y luego hizo un sonido desagradable con su garganta y terminó escupiendo en el zapato de Taemin.
Miré con enojo el zapato y  giré hacía donde iba.
-Cuando lo atrape… – estaba por empezar a caminar pero sentí esa cálida y suave mano en mi hombro.
-Está bien Lord Minho, vámonos –Taemin tomó mi mano y comenzamos a caminar con dirección a la casa del Duque. Cuando llegamos Jonghyun y Key ya estaban en su habitación y los sirvientes nos recomendaron no acercarnos. Dijeron que habían descubierto un nuevo juego que llamaban el Duque ahora es  mi esclavo. Bueno o así lo conocían por la forma en que Jonghyun había gritado por toda la casa.
Dejé a Taemin afuera de su habitación deseándole buenas noches y luego me fui a dormir. Aunque en realidad no podía por estar pensando todo lo que había sucedido ese día, tal vez solo era otro de mis sueños de cuando tenía fiebre. Pero era mucho mejor que los otros dos besos que había obtenido de mi mayordomo, fue mucho más cálido, sin tantas preocupaciones, sin fiebre ni dolor, solo placer y felicidad.

La mañana siguiente la pasamos con Key y Jonghyun mientras recorríamos el mercado de poco en poco, luego se nos unió Onew  a la hora de la comida donde nos reunimos en la casa de la Marquesa que era enorme y opulenta. Tuve que alejar a Taemin de esa mujer durante todo el tiempo, porque con  una sola mirada nos había atrapado y ahora tenía sugerencias extrañas que nos involucraban a los tres. Ni siquiera la Duquesa la podía detener, hasta Kibum estaba batallando pero él y Jonghyun buscaban obtener respuestas a cambio de su ayuda. Jinki como siempre estaba tranquilo comiendo pollo, aún no estaba perdonado lo que había hecho pero tenerlo ahí me llenaba de paz.
Por la tarde cuando salíamos para Arlequia Jonghyun y el Duque lloraron como locos, además de que este último me puso miles de amenazas para que no le hiciera daño a su niño. Yo simplemente decía que no se preocupara, pero aun así era casi imposible convencerlo. Taemin estaba platicando con Onew y luego lo abrazó mientras que se despedía. Me enojé bastante y fui por él.
-Vamos Taemin, queremos llegar pronto, recuerda que es un viaje de dos días – lo llevé lejos y le lancé una mirada a Jinki. El castaño solo lanzó una sonrisa muy cálida, como odiaba que pudiera solucionar todo con una sonrisa.
-Nos vemos en Arlequia – dije ayudando a Taemin a subir al carruaje – espero verlos en la fiesta de Navidad, no será tan importante y llena de nobles como otros años, pero vendrán los amigos y mi familia, espero verlos a los tres ahí. – Dije antes de cerrar la puerta mientras Taemin y yo movíamos el brazo en señal de despedida.
-Vamos a casa – me acomodé junto a Taemin.
-Vamos – agregó con una sonrisa y luego platicamos por un rato y vimos el paisaje durante otro. Pasados unos momentos fingí estar dormido y me dejé caer en su hombro, de la misma forma que lo había hecho cuando veníamos a Hirania, de esa forma respiré su fresco aroma y sentí su calor mientras mis parpados continuaban cerrados. Era una  ventaja sentarme del lado de su hombro bueno.  Sentí que se movía un poco y luego sentí una sueva y cálida sensación en mi frente, habían depositado un cariñoso beso en ella. Definitivamente esta odisea de regreso era mejor que la que nos había traído a ese lugar.


Extra:

Spoiler:

En ausencia de una Blanca Navidad


La fiesta estaba más concurrida de lo que esperaba, pero entendía las razones esta era la primera vez que los Choi daban una fiesta para todas las clases sociales, para los locales y loe extranjeros, y el ambiente era llenado por las risas de niños y las conversaciones de adultos.
La servidumbre también participaba en la fiesta y todos ayudaban a ratos con el servicio, parecía todo un éxito. Kibum parecía el alma de la fiesta con su traje nuevo que también era adornado por un amplio sombrero importado,  bebiendo y charlando con todos, haciéndolos sentir cómodos, la Duquesa y la Marqueza lo acompañaban detrás de él haciendo sus chistes y discutiendo de temas de política, dos mujeres que eran de temer.
Jonghyun como siempre estaba rodeado de chicas, aunque había oído que sus padres le habían dicho que lo querían lejos de sus vidas ya que vivía en pecado su hermana estaba ahora ahí apoyándolo. Sin mencionar que Kibum la había adoptado como su nueva protegida al estilo de Lady Hee.
Jinki estaba contento comiendo mientras conversaba con Taemin, no tardaría en ir a separarlos, pero les daría un momento más además no me preocupaba tanto porque Lady Hyori estaba con ellos. Había decidido viajar con él y  quedarse con sus tíos para conocer el lugar.
Lady Hania estaba bastante tranquila, lo cual me hacía temer, desde que había llegado a Arlequia tenía una loca idea tras otra, pero en este momento solo estaba tranquila hablando de negocios. Había resultado una excelente mujer de negocios. Cuando su grupo se deshizo caminó hasta donde estaban Hyori, Taemin y Onew platicando amenamente.
Y de esa forma tan tranquila y alegre continuó la noche, entre los esplendidos y excéntricos regalos del Duque, las canciones interpretadas por Hyori y Jinki, Jonghyun siendo atrapado y castigado por Kibum, el baile, la comida y vino. Pasé poco tiempo con Taemin, pero en un momento lo encontré al fin entre la muchedumbre parado en un rincón.
-Feliz Navidad –le dije con un amplia sonrisa, al final lo había encontrado.
-Feliz Navidad Lord Minho – dijo casi gritando y tambaleándose, mostraba inestabilidad.
-¿Tomaste? – Lo miré confuso  y me acerqué para ver si olía a alcohol.
- Solo un poquito – lanzó una pícara sonrisa.
-Esto no está bien ¿Dónde está el Duque? El no te deja tomar
-Te diría donde está pero no creo que quieras saberlo, ahora está con Jonghyun – dijo tambaleándose de nuevo y lo sostuve rápidamente.
-Te llevaré a dormir – lo moví cauteloso.
-Ya no tienes por qué cuidar de mí… - dijo hipando y luego miró a otro punto – hoy Lord Minho me quitó las vendas, ya estoy bien.
-Aun así no deberías sobre esforzarte, no es buena idea que tu brazo se quede inmovilizado por más tiempo. –Lo ayudé a subir las escaleras.
-No más tiempo, Lord Minho no toca, le da miedo hacerme daño.
-Tranquilo – llegué a mi despacho mientras el chico jalaba y empujaba sin nada de equilibrio.
Subí las escaleras que daban al pasillo de mi cuarto y luego caminé hasta la cama cargando al chico que parecía haber perdido sus fuerzas antes de las escaleras.
-¿A tu mamá le gustó? – Pregunté mientras le removía sus zapatos, justo después de dejarlo en la cama.
-Ella adora a ese sínico de Minho- me volví a reír y aflojé su saco.
-Me debo ir, la fiesta continua- dije explicando mientras me empezaba a alejar.
-No te vayas – sostuvo la manga de mi camisa y me lanzó una mirada suplicante.
-Está bien – dije acomodándome a su lado en la cama y él se acomodó pegado a mi  pecho. Empecé a acariciar su espalda y ver como se empezaba a dormir.
-Quería una blanca Navidad – sonó muy triste.
-Yo nunca he visto una blanca navidad – le dije abrazándolo con fuerza. – Pero por ahora puedo darte esto- Tomé la caja de mi saco y se la entregué. El se quedó viendo la cajita y luego comenzó a llorar -¿Qué tienes? – Pregunté demasiado preocupado.
-Lo sabía Lord Minho me compró un regalo costoso.
-Ni siquiera lo has abierto – dije acariciando su cabeza. Él miró la caja con tristeza y luego se dispuso a abrirla. Sus sollozos de detuvieron y sus ojos se abrieron apliamente.
-No puedo aceptarlo- cerró la caja en intentó devolvérmela.
-Tienes que aceptarlo – sonreí y le empuje la caja hasta su pecho.
-Pero es el reloj del Lord, es de la familia Choi.
-Exacto es un símbolo de mi familia – me giré para ver mejor su rostro recostado sobre la almohada y acomodé sus cabellos – y tu eres mi familia, por eso debes tenerlo. – Me brindó una mirada tierna que me hizo conmover y no resistí las ganas de  besarlo.
-Feliz Navidad – dije entre sus labios  - abrazando mejor su cuerpo.
-Feliz Navidad Minho –se acurrucó mejor y no tardó en caer completamente dormido en mis brazos. Así lo tenía solo para mí, con su fino rostro, su suave cabello, su delgado cuerpo, solo para mí, mientras yo velaba su descanso. No quise volver a la fiesta y después de quedarme embelesado por un buen rato viéndolo, terminé cayendo rendido ante el sueño.

Empecé a sentir como me empezaban a mover en la cama, alguien decía algo y me empujaban constantemente. Como odiaba ser despertado, pero alguien insistía, de un momento a otro tenía otra vez esa imagen de varias mañanas. Mi cuerpo golpeando el piso y yo rodeado por cobijas adolorido, luego escuché a alguien correr, medio adormilado me asomé a lo que me rodeaba.
Y vi como alguien entraba al cuarto de lavado junto a mi habitación, donde estaba la gran tina. Me paré frotándome los ojos, para caminar hasta ese lugar donde un chico ya hacía a gatas en el piso vomitando en un cubo. Me acerqué y me hinqué junto a él, tomé su cabello para evitar que se manchara y le di golpecitos en la espalda.
-¿Te sientes mejor? – Se sentó en el piso frente al cubo y se tocó la cabeza como si le doliera.
-Estoy mejor – se limpiaba con una toalla que le había pasado.
-Eso es bueno – me sentí aliviando por un momento – aunque me debes una por tirarme de la cama.
-Es que usted no se despertaba ni se movía, me tenía completamente atrapado ¿O es que quería que le vomitara encima? – Me lanzó una mirada  retadora.
-Mira que contestón, hace rato estabas diciendo que no te tocaba y ahora te quejas por que te abrazo. – Sonreí mirando su temor.
-¿Qué hicimos? – Tocó su frente intentando conectar puntos.
-Te hice parte de mi familia – me puse de pie y él me miró asustado. Luego le ofrecí mi mano para ayudarlo a levantarse. La tomó y se puso de pie aun con falta de equilibrio.
-¡El reloj!– Reaccionó un poco después y luego presionó su cabeza por la fuerza de sus palabras.
-Esperaba que te tardaras más en recordar, así me hubiese divertido un rato – comencé a caminar hacia el cuarto.
-No es gracioso, tomar tanto no es divertido, no debí hacerle caso a Hania – se quejaba caminando tras de mí.
-Supuse que tramaba algo, pero nunca pensé que fuera embriagarte – me senté en la cama y me empecé a quitar el saco.
-¿Por qué me trajiste a tu habitación? – Taemin me miró curioso. Tampoco lo había pensado él tiene una habitación propia en la casa, solo lo traje por que sí.
-No lo pensé – contesté tranquilo sacando una manga del saco.
-¿Qué haces? – Me miraba aun muy confundido.
-Me pondré mi ropa de dormir – empecé a desabrochar mi camisa – quiero seguir durmiendo aun ni amanece.
-¿Podrías esperar a que saliera? – Seguía sosteniendo su cabeza y apretando los ojos. Me saqué la camisa sin importar lo que me decía.
-¿No me digas que aún te da vergüenza?
-No creo que sea solo yo, siempre me sacas de aquí cuando vas a vestirte – el tenía razón, desde que tomó el cargo de mayordomo me vestía yo solo, pero este momento no debía de tener vergüenza.
-Pero quiero seguir durmiendo pronto, sigo cansado – me levanté y caminé hasta él haciendo que retrocediera dos pasos – y quiero seguir durmiendo como lo estaba haciendo hasta hace un momento – lo atrapé y corrí para lanzarnos juntos a la cama, caímos entre los edredones gordos y las almohadas y almohadones del golpe salieron volando algunas plumas.
Ambos soltamos amplias carcajadas y luego nos miramos.
-Dormir está bien – dijo tranquilo – me duele la cabeza – Lo abracé y me volví a acomodar para dormir.
-Pero la próxima vez no vamos a dormir – me miró asombrado y luego cerré mis ojos para intentar descansar y tratar de ignorar el hecho de que lo tenía en mis brazos ese momento.
Sentí uno de sus brazos pasar por debajo de mi cuerpo y el otro encima hasta llegar a mi espalda.
-Está bien la próxima vez no dormiremos  - sentí el suave rose de sus labios sobre mi pecho y abrí los ojos mientras agachaba mi mirada para verlo ahí observándome con una mirada profunda  - y cuando despiertes te daré tu regalo de Navidad.


Una pregunta que quiero que contesten en lugar de poner aparto
jijijiji:

¿En qué periodo ocurrió la historia? ¿Qué época o año parece equipararse a la historia humana?



El fin es solo un nuevo comienzo.
Voy a extrañar esta historia. T__________________T
Quiero Mucho a todas mis lindas lectoras. Abrazos.





+FICS:
FuerzaFriki
avatar
Apoyo
Femenino

I ♥ Taemin
Mensajes 2060
http://www.fuerzafriki.mex.tl

Volver arriba Ir abajo

Re: Fic El quinteto de Arlequia (Final)

Mensaje por ShawolDany el Mar Sep 06, 2011 6:40 pm

:O Super aparto! LOL XD Lo siento, no había leído lo de la pregunta, la regué por mi emoción del PRIMER POST!! TwT que realmente no creí que lo fuera a tener, me odiarán por esto! jajaja pero concuerdo con las otras respuestas :) En cuanto a la época me resulta como la edad media, siempre me lo imaginé así :B

Y ahora sobre el final:
Dios, qué puedo decir? Pero qué dulce! estuvo hermoso :3
Al principio me desesperaba Minho por tratar así a Taemin T_T
Cómo podía decirle esas cosas? qué no lo entendía? D:!
Pero al parecer se fue dando cuenta, y algo que me encantó fue esto:

El tenía razón, no existía tal cosa como la sangre azul, por más que trataron de enseñarme que éramos seres diferentes y nosotros estábamos más cercas de los dones divinos por tener relación con su majestad que tenía el don de Dios, para mí nunca fue así. Mi mejor amigo era un pescador, mis compañeros de juegos solo eran sirvientes y ahora en la persona en qué más podía confiar era mi mayordomo que en realidad solo era un joven pastor.

Por fin se quita ése trauma de la nobleza el obstinado príncipe rana jajaja xD

La historia de la gitana y la descripción de ese lugar me llenaba de mucha tranquilidad... Pero awww ése beso que se dio el 2min fue tan bonito<3 Creeme que odié al maldito borracho arrr!XD me dio asco él interrumpiendo esa hermosura de momento T___T Hahaha
También me agradó que Onew hiciera despertar a Minho con ése beso que le robó a Taemin, aunque sí me dio sabe qué con él :S Me alegró ver que hacía lo que quería, y a final de cuentas era feliz cumpliendo su sueño n___n y también que Tae sintiera el deseo de hacer algo al ver esos bailes, pensé que con eso se dejaría de sentir como si no supiera qué hacer con su vida.
El extra fue de lo más dulce C: Me pareció tan tierno Minho abrazando así a Taemin, amé cuando le dijo que él era su familia, de verdad que solté un suspiro awww(L) Aunque me dejaste con ganas de leer más (cofcof el regalo de navidad *0*cof) Ok no (desvaría XDD)

Me gustó muchísimo tu fic, la historia me encantó de principio a fin, aunque no pude seguirlo desde el principio, te puedo decir que me fascinó tu imaginación, los personajes como la marquesa y la duquesa fueron de mis favoritos con sus ocurriencias, y el JongKey fue algo que me encantó demasiado en este fic, ésa conexión que tuvieron esos dos desde el momento en que se vieron, la amé mucho *w* Haha Y este final 2min fue como mi cerezita del pastel, de verdad que me encantó demasiado!(:

Felicidades y gracias por compartir esta historia tan interesante! Nos estamos leyendo n__n



Última edición por ShawolDany el Mar Sep 06, 2011 9:32 pm, editado 2 veces
ShawolDany
avatar

Femenino

I ♥ Minho :3
Mensajes 864
http://www.youtube.com/user/DanM926

Volver arriba Ir abajo

Re: Fic El quinteto de Arlequia (Final)

Mensaje por Gwiboon el Mar Sep 06, 2011 6:45 pm

Oh aparto dios por q vengo a comentar hasta ahora DDDD:

Lo siento unnie vengo a comentar hasta ahora :/ pero nunca podia simepre leia tu fic en el telefono de alguien y no podia comentar xDD, pero bueno me voy a hechar el mega discurso en el ultimo capitulo xDD.

Perdon estaba tan emocionada que ni conteste tu pregunta xD, pero amm bueno no se seria como por el siglo XV o XVI no creo que sea mas, o estoy tan mal en historia D: jajaja no me encanta la historia por eso me gustan estan historias de epoca hahaha.

Primero el jongkey! dios mio ese par de pervertidos! jajaja no se por alguna razon esos dos siempre me hacen reir xDD sus juegos! no dios -///- jajajaja y luego los pobres sirvientes que se tiene que hechar tooooodas sus "sesiones" hahahahaha, awww los adoro de verdad que si xDD.

Dubu~ que te puedo decir yo amo a ese pedacito de tofu, aunque no cerca de tae ¬¬ hahaha y luego el beso yo me quede como de O.O pero despues entendi por q lo hizo 1313, dubu shippea al 2min! jojojo ay me encanto.

Mi hermoso y sagrado 2min fue increible!! lo mega ame, depsues de tooooooodo lo que pasaron lol 40 capitulos xDDD, pero fueron 40 capitulos de sufrimiento!!! me estrese!! hahaha y luego el minhot que hay que explicarle con manzanitas que taeminnie lo ama!! arrrgggh!!! me daban ganas de meterme y darle unas cachetadas, me desespero ¬¬, le regalo el reloj de su familia T-T dios casi muero de ternura y cuando le dijo que ahora el era su familia mi coraozn se hizo khajhakhlsakha!!! fue demasiado hermoso!!! me dieron una ternura!!! hahaha pobre minnie emborrachado Hania tenia que ser xDD, y luego se durmieron todos abrazaditos mi vida!!!!!... dios necesito a mi novio T-T pero el muy gay esta en su clase de guitarra ¬¬ siento lo anterior momento random, pero waaa lo ame! me dejaste con ganas de lemon ._., pero sigue siendo muy temprano xDDDDD bueno ya me voy al fin que gran capitulo de verdad que si felicidades y mil gracias por haber compartido tu fic con nosotras :D bye bye~


Última edición por Shining Sunny~ el Mar Sep 06, 2011 9:15 pm, editado 1 vez
Gwiboon
avatar

Femenino

I ♥ Key
Mensajes 994

Volver arriba Ir abajo

Re: Fic El quinteto de Arlequia (Final)

Mensaje por Choi Alisön el Mar Sep 06, 2011 7:10 pm

aparto por kim
Choi Alisön
avatar

Femenino

I ♥ Minho <3 solo para el tengo ojos ^u^
Mensajes 216

Volver arriba Ir abajo

Re: Fic El quinteto de Arlequia (Final)

Mensaje por CariitoBlingBum el Mar Sep 06, 2011 7:33 pm

Perdi el primer post del final eso no es justo no estaba

pagaras hahahahaha

ok no habia leido lo del nooo aparto ammmmm

Siglo XIX!!!!


ok despues de leer mi comentario:

Mi queridisima lady hahahaha ok ok me pase pero weeeeeeee si sabes por que me gusto vdd.. vdd? hahaha bueno si no lo recuerdas es por que me pueden encantar las peliculas y todo lo que tenga que ver con vestidos largos, reyes, reynas, etc, etc.

Ame este Fic desde el principio aun recuerdo cuando tan solo hace 5 meses estaba en la escuela leyendo y cada clases me tenias comentando hahahahaha realmente lo ameee .... Eres una de mis grandes favoritas lo sabes vdd?

Creo que sufri muchisimo cuando terminaste la primera temporada hahaha suena a anime pero noooo maaaaaaa yo estaba asi de no es justo pero henos aqui ahora en el final aaaaaaaaaaaaa gracias a esto te conoci hahahaha espero con ansias el siguiente fic

Muchas gracias por la dedicacion y soy la dama que pideme placer hahahaha me paresco a la duquesa hahahahahaha

bueno me encanto como se encuentran hablan y todo el show para que minho la volviera a enbarrar diciendo estoy comprometido. Te juro que cuando lei lo de las gitanas dijeee oh mi dios el jorobado de notre dameee hahahaha fue realmente lindo ^.^.... Amber a de ser la gitana que se quedo ahi y que el muy maldito esposo degollo.

Aun asi todo fue hermosisisisimo desde el beso en el parque, como se tomaron de las manos y por dios el GRITO de jonghyun hahahaha juro que lo imagine corriendo por todos lados y gritando mientras Key intentaba pararlo y los sirvientes cagandose de la risa o de la pena awwwwwwwwww JongKey hermoso


TE AMO!!!!! Dolores eres la mejor ya lo sabes
Unnie you're the beast hahahahahaha


Última edición por CariitoBlingBum el Mar Sep 06, 2011 11:42 pm, editado 1 vez
CariitoBlingBum
avatar

Femenino

I ♥ Key
Mensajes 321

Volver arriba Ir abajo

Re: Fic El quinteto de Arlequia (Final)

Mensaje por sakurita-chan el Mar Sep 06, 2011 7:40 pm

mmm concuerdo con cariito unnie...
siglo VX... bueno a mi parecer es lo mas parecido
unnie!!! me encanta tu fic siempre lo e leido aunque nunca tuve
oportunidad para comentar u.u! malditaa escuela y actividades!!!...
pero aun asiii me encanta! :D
sakurita-chan
avatar

Femenino

I ♥ taemin
Mensajes 142

Volver arriba Ir abajo

Re: Fic El quinteto de Arlequia (Final)

Mensaje por Lilixel el Mar Sep 06, 2011 9:45 pm

JUAY ;AAAAAAAAAAAAAAA;

7 meses, omg fue tanto ;A;

No sé que decir, extrañaré mucho este fic...
duró tanto y me encantaba, en especial Key XD

Y al final hubo 2min, y Onew no sufrió tanto x3
estoy feliz, todo salió bien.

Fue una historia increíble :'D
pero te seguiré leyendo lolis, te leeré!

Adiou


Última edición por Lilixel el Miér Sep 07, 2011 10:45 pm, editado 1 vez
Lilixel
avatar

Femenino

I ♥ MinHoe.
Mensajes 1047
http://es.flavors.me/itzeluuh_

Volver arriba Ir abajo

Re: Fic El quinteto de Arlequia (Final)

Mensaje por Gecko Kibum Shawol el Mar Sep 06, 2011 10:06 pm

Ummm yo tambien opino que fue como en la epoca del siglo XV , o XVI xD

Hermoso final ;w;! lleno de drama, amor, y todo! T___T como ame esta historia! bien bello el 2min! alfin el cabezon de Minho se dio cuenta, y Taemin dijo sus sentimientos, molesto pero se los dijo! jajaja~ waaa ame la parte de la plaza de los gitanos *w*! nonono, simplemente me enamore de este finc enserio! lo extrañare ;w;! FF, SOY TU FAN!! en verdad!! esta historia es una de mis favoritas adadadas ;w; , kyaaa el mas tierno final en verdad (se trauma xD) awww ese minho~ como lo odie,ame y me hizo bipolar ;w;! pero ya alfin juntos! los dos! awww~ Epaalee xD luego ya no solo dormiran ukusukus xD(?) jaja bueno ya ;3;! ya me pondre a llorar por que termino ToT! me quedo sin tantas palabras y solo dire

FF SOY TU FAN! Y AMO DEMASIADO TUS FINCS *m*!!
QUE VIVA POR SIEMPRE EL QUINTETO DE ARQUELIA!!! VIVAA~ \*0*/
Gecko Kibum Shawol
avatar

Femenino

I ♥ Key Kibum
Mensajes 360

Volver arriba Ir abajo

Re: Fic El quinteto de Arlequia (Final)

Mensaje por AliceS5 el Mar Sep 06, 2011 10:23 pm

Probare suerte y dire que la historia esta orientada entre 2 posibles epocas a mi parecer, siglo XIX mas por el hecho de que me recuerda en varios aspectos al libro que siempre te mencione (Dorian Gray) pero este es mas por puro gusto porque me baso en un libro y no en una epoca real, aunque durante ese tiempo la nobleza andaba en problemas con guerra y problemas economicos. Tambien el siglo XVI se dio mucho movimiento por eso de la sodomia, pero sabes que un mapache... no sabe nada de historia asi que puede que este en un completo y rotundo error xD

A ESTO LLAMO YO UNA VERDADERA OBRA LITERARIA!!
fue grandioso leer cada uno de los capitulos, quien es grandiosa??
Tuuu!!! :D
ohh otra vez se me han pasado los capitulos, asi que hoy tenia ya bastante para leer xDD pero me quede con ganas de mas! Waaaaa fue un precioso, grandioso y hermoso final... y pensar que era el ultimo capitulo y minho seguia mas ciego que un topo, pero era el quien tenia una idea equivocada y quien no pensaba. Me encanto ese momento encerrados, solo que el pobre taeminnie llevaba demasiado tiempo encerrado, la umma tan protectora haciendo que su hombre moviera el mueble solo jajaja no cambia, ok... luego esa plaza de gitanos fue de lo mejor, ame la historia detras de la luna, y que fuera luna y amber, te admiro por eso! hasta gitanos aparecieron en tu historia y bien llegando a los puntos finales y minho sin querer darse cuenta, el pobre pollo tan maduro dandole el empujon... (mas bien celos y motivos de pelea) al menos taeminnie fue besado por dos buenos prospectos, rayos... extrañare al duo comico, a las perversiones de kibummie, la loquilla alma gemela de tae y a tae vestido de señorita T.T y esa fiesta de navidad mas que excelente, quien diria cuales eran los malevolos planes de Hania... aww minho tan ciego y tan lento, no era de pensarse de mas era de lanzarse de lleno contra ese muchachito o.ó
"algo asi...":

No me quiero despegar de este fic, es uno de los que mas me encanta por la forma en que esta escrito ;__; siempre supe que tenias el don de escribir novelas, ademas de una mente que crea magnificas escenas y que juegas con nuestras mentes como lo hacia Dayan-Queen... ademas tengo que elogiarte por llevar tanto proyectos activos y hacer de cada uno de ellos algo hermoso. Ya me puse muy sentimental asi que va siendo hora de que me largue de aqui... sin mas te espero en el proximo cap *nada como vivir en mi fantasia* para ver como termina esa noche del amo y el mayordomo *autogolpe por perversion/creyendo en que existira un mañana ;___; no te vayas!! quinteto de arlequia!*

Estoy feliz por leer este fic, es de mis favoritos sin duda!
AliceS5
avatar

Femenino

I ♥ Taemin
Mensajes 630

Volver arriba Ir abajo

Re: Fic El quinteto de Arlequia (Final)

Mensaje por rox el Mar Sep 06, 2011 11:14 pm

commentarios
rox
avatar

Femenino

I ♥ minho
Mensajes 123

Volver arriba Ir abajo

Re: Fic El quinteto de Arlequia (Final)

Mensaje por Mizore-chan el Mar Sep 06, 2011 11:18 pm

apartoDiosss!! unnie me lei tu fic en un dia y medio >_< asi de traumada me dejaste!

Esto pasó, segun mis calculos y mi mente fan de de la escritora Anne Rice, creo que fue a finales de el siglo XVIII y a principios de XIX, puesto que fue pasaron juntos la navidad.


De verdad que me ha encantado!!! Dios

amo este tipo de historias, lo extravagantes que era esa epoca, su romanticismo para hablar, de verdad que me ha encantado como escribes!

Sere sincera, yo queria ONTAE y me habia enojado gritaba por micasa QUIERO ONTAE, pero debo admitir que me encantó el final!

ME HA ENCANTADO


Última edición por Mizore-chan el Dom Sep 11, 2011 11:49 pm, editado 2 veces
Mizore-chan
avatar

Femenino

I ♥ Onew & anew~
Mensajes 1823
http://www.twitter.com/Mizore_Vampire

Volver arriba Ir abajo

Re: Fic El quinteto de Arlequia (Final)

Mensaje por Lilixel el Miér Sep 07, 2011 12:52 am

7 MESES PARA ESTO ;A;
Lilixel
avatar

Femenino

I ♥ MinHoe.
Mensajes 1047
http://es.flavors.me/itzeluuh_

Volver arriba Ir abajo

Re: Fic El quinteto de Arlequia (Final)

Mensaje por Star...☆ el Miér Sep 07, 2011 12:18 pm

~Siglo XVIII~~

(;´༎ຶД༎ຶ`) lloro por varias razones y emociones:
La primera, porque se terminó; y como te dije antes, fue el primer fic que comencé a leer.
Segunda, Minho era un #$%&"! que no se daba cuenta de nada! O.ó
Tercera, pobre Onew... TT_TT *sin palabras*
Cuarta, porque Taemin quería a Minho y decidió ir con él, aunque el Lord era un #$%&"!
Y podría seguir enumerando más, pero mejor voy al grano:

Tooodo fue maravilloso!
Esto es la más grande obra literaria que haya existido!
En cuanto me sea posible, creo que lo imprimiré y lo haré encuadernar, y pasará a ser parte de mi biblioteca personal (porque tengo una, eh!)

Oh! Si!
Dejaste lo mejor para lo último, un 2Min lindo, romántico y perfecto (☆▽☆)
Y no podría faltar el "Duque que ahora es un esclavo"! (ゝ。∂)

Tal vez te fastidie, pero repito:
Tooodo fue maravilloso!

Cuando sea grande, quiero escribir como tu ( ゚∀゚)ア

Una cosa más, me mataste con la escena final del extra (+_+)
Star...☆
avatar

Femenino

I ♥ Taemin & Bithae
Mensajes 1046

Volver arriba Ir abajo

Re: Fic El quinteto de Arlequia (Final)

Mensaje por mitch el Miér Sep 07, 2011 5:38 pm

hola hola soy nueva aka en el foro y bueno al darle clik a fics
el primero que encontré fue el tuyo y bueno que decir me encanto,
(de hecho no dormir con tal de terminarlo ya ^^ ),
enrealidad ami me gusta todo lo que tenga que ver con ese tipo
de aspectos relacionados con el pasado.
Cielos que puedo decirte, que nunca me imagine que minho y jong hubiesen
tenido una relacion, y que mal que haya terminado mal jeje pero creo que todo
pasa por algo, y si que paso por algo, fue lindo como jong y key iniciaron y
forjaron su relacion, aunque no le haya caido del todo bien a minho, pense que
en verdad de ese duelo uno iba a salir muerto, me encanto la reaccion de miho
y dejar a jong libre y ser feliz con key, haha una verdadera umma para el peque
tae, los celos de hyorin (no recuerdo bien como se escribe apenas estoy entrando
en esto y aveces los nombres se me olvidadn ) por tae me causaban gracia, y la
duquesa, vaya que ocurrencias las suyas, la trama me encanto, jamas se me h ubiera
ocurrido que el hermano de minho en realidad era su padre, pense que era de los
malos y que queria eliminar a minie, pero no, huy y el beso del 2min en el parque
para mi fue de wow pero mas cuando minho se lo pide después de "solucionar" sus
problemas, senti pena por el pobre onew T.T, y la relación de key y jong ahha que
linda, ese jong como no se le ocurrio quedarse con algo de dinero donde que andubo
como bagabundo, y a susto que me lleve cuadno secuestraron por decir asi a tae
pero uff almenos ahora se que hania era de las buenas jeje, y llamarle a tae
alma gemela fue curioso, y la idea de encerrarlos a minho y a tae wow onew por
eso ya te quiero jeje, huy creo que mi comentario fue todo en desorden y enredado
la conclusion aka es que tu fic me encanto, pero para terminar y disculparan mi
ignorancia pero, como hago para leer el final??? no lo encuentro HELP ME PLEASE XD

bueno por el momento me despido me ire a buscar tus demas fics, por que la verdad
que escribes grandioso, genialoso, estupendoso y demas que terminen en oso jeje


:HELLO:
mitch
avatar

Femenino

I ♥ amo a Minho
Mensajes 7

Volver arriba Ir abajo

Re: Fic El quinteto de Arlequia (Final)

Mensaje por Bithae el Miér Sep 07, 2011 6:29 pm

aparto

Wow tengo tanto que comentar que no se si me vaya a acordar de todo lo que leí y me emocionó ahorita ¬¬


Pero debo decirte que FELICIDADES desde que empecé a leerlo que recuerdo fue hace mucho tiempo... me atrapaste por completo sobretodo por la actitud del duque haha con cada descripción que dabas sobre sus vestimentas me atacaba de la risa jaja es que Key es único y junto a Jonghyun es perfecto...


Y hablando de Jongkey me acordé de las ultimas escenas en donde Taemin se levantó porque Jonghyun y Key en bata y sus insinuaciones matutinas le habían quitado el apetito... por otro lado me encanto la historia de las gitanas, como pusiste a luna y amber waaa! yo también quiero ir a ese hermoso lugar XD no pude aguantar la risa cuando Minho le dijo a Taemin que se había acostumbrado al vestido cuando Minnie se reía de la chica con pantalones XD


Onew aigo ONEW, creo que pondría hacer un altar para él, me encantó ese gesto de su parte, waaa además de que le robo un ultimo beso a Taemin para que el tonto de Minho se diera cuenta de sus sentimientos que por un momento creía sería demasiado tarde


el beso.... EL BESO *se altera* con ese tercer beso prácticamente caí de mi silla *o* fue tan hermoso... lastima que ese borracho interrumpiera... juro que tenía ganas de meterme al fic y golpearlo tal y como lo iba a hacer Minho hahaha


DIOS! tengo tanto que comentar pero creo que eso es lo principal... no planeo aburrirte con mis cosas y un largo comentario unnie, así que espero muchos escritos tuyos, las descripciones para esta época se te dan muy bien waaa


Y por último y no por eso menos importante GRACIAS por tan maravilloso fic ;) Muak besos&apapachos unnie


Última edición por FabMin el Jue Sep 08, 2011 6:35 pm, editado 1 vez
Bithae
avatar

Femenino

I ♥ JongHo & Star...☆
Mensajes 2601
http://amor-yaoi.com/fanfic/viewuser.php?uid=35175

Volver arriba Ir abajo

Re: Fic El quinteto de Arlequia (Final)

Mensaje por FuerzaFriki el Miér Sep 07, 2011 11:23 pm

Mitch:

Ya dejaste tu comentario, así que ya debería aparecer el final. Si no te aparece ahora avísame.


Y Felicidades Alice y Star, ambas se acercaron bien a la época, la historia ocurre a principios del siglo XIX. Alice me atrapó por completo no lo voy a negar, entendió mi objetivo de revolverlas con las charlas sobre la sodomía pero creo que la pista de Oscar Wilde fue demasiado obvia.
Al igual que Taemin hablando de danza contemporanea y las fechas de la catedral, pero creo que ambas tienen muy buena noción de la historia, jijiji.





+FICS:
FuerzaFriki
avatar
Apoyo
Femenino

I ♥ Taemin
Mensajes 2060
http://www.fuerzafriki.mex.tl

Volver arriba Ir abajo

Re: Fic El quinteto de Arlequia (Final)

Mensaje por gypsy el Jue Sep 08, 2011 11:56 am

no puedo leer el finaaaalll!!-why??
gypsy
avatar

I ♥ Minho *3*
Mensajes 262

Volver arriba Ir abajo

Re: Fic El quinteto de Arlequia (Final)

Mensaje por FuerzaFriki el Jue Sep 08, 2011 12:03 pm

GYPSY:
El final viene como oculto, ahora que dejaste tu comentario creo que ya deberías poder leer, si no puedes avísame por favor.





+FICS:
FuerzaFriki
avatar
Apoyo
Femenino

I ♥ Taemin
Mensajes 2060
http://www.fuerzafriki.mex.tl

Volver arriba Ir abajo

Re: Fic El quinteto de Arlequia (Final)

Mensaje por mitaemin el Vie Sep 09, 2011 5:22 am

ME ENCANTA TU FIC
mitaemin
avatar

Femenino

I ♥ taemin
Mensajes 609

Volver arriba Ir abajo

Re: Fic El quinteto de Arlequia (Final)

Mensaje por kyoko-chan el Vie Sep 09, 2011 6:10 pm

APARTO
M enecanto el final
este 2min fue tan sufrible
MInho es mas babo hasta un ciego pondia ver el amor de Tae hacia el
Me daban ganas de darle unos buenos castigos
y sobre la historia de la gitana me encnato
fue tan linda
y este jongkey como siempre tan extrovertidos
con sus juegos jijjijiji
me dejaste con ansias de lemon
pero me encato el regalo
que MInho le dio a Tae
Bueno FF me encanto tu fic
no me arrepiento de haberlo leido
gracia spor todo y disculapa por no haber posteado
en las ultimos capi
bueno gracias por el final tan lindo
kyoko-chan
avatar

Femenino

I ♥ Minho
Mensajes 1186

Volver arriba Ir abajo

Re: Fic El quinteto de Arlequia (Final)

Mensaje por mitch el Jue Sep 15, 2011 12:21 pm

Eto mmm...
eso pense pero
nopis no me sale =(
mitch
avatar

Femenino

I ♥ amo a Minho
Mensajes 7

Volver arriba Ir abajo

Re: Fic El quinteto de Arlequia (Final)

Mensaje por FuerzaFriki el Jue Sep 15, 2011 7:35 pm

que raro, si quieres lo vuelvo a subir...
en la noche lo pongo





+FICS:
FuerzaFriki
avatar
Apoyo
Femenino

I ♥ Taemin
Mensajes 2060
http://www.fuerzafriki.mex.tl

Volver arriba Ir abajo

Re: Fic El quinteto de Arlequia (Final)

Mensaje por kary88 el Vie Sep 16, 2011 11:20 am

waaaa me enkanto!!!!
ke weno ke aora sten juntos minho i tae!
weno eso pienso io xD
ke linda navidad n.n
aunke aun falta muxo para eso hahaha
waaaa kiero el prologo ia!! >w<
kary88

Femenino

I ♥ i love Minho!! ... I love 2min!! *O*
Mensajes 885

Volver arriba Ir abajo

Re: Fic El quinteto de Arlequia (Final)

Mensaje por AliceS5 el Vie Sep 16, 2011 1:53 pm

FuerzaFriki escribió:
Y Felicidades Alice y Star, ambas se acercaron bien a la época, la historia ocurre a principios del siglo XIX. Alice me atrapó por completo no lo voy a negar, entendió mi objetivo de revolverlas con las charlas sobre la sodomía pero creo que la pista de Oscar Wilde fue demasiado obvia.
Al igual que Taemin hablando de danza contemporanea y las fechas de la catedral, pero creo que ambas tienen muy buena noción de la historia, jijiji.

YEYY!!!!!!!!!!! GANAMOS!! Star y yo nos ganamos una segunda temporada de esta historia verdad?? un prologo super largo e interminable?? :P o un bocadillo 2minoso??!! y Star no se me escapa... exijo la pelicula ¬.¬

Quiere decir que te atrape F.F? sabia que planeabas algo malvado y nos querias confundir, yo pense que eso de las fechas de la catedral eran para despistar por eso no lo tome en cuenta jajajajaja y resulta que eran las pistas :OSH: hiciste de este fic alfo fantastico *-* tenia de todo~
AliceS5
avatar

Femenino

I ♥ Taemin
Mensajes 630

Volver arriba Ir abajo

Re: Fic El quinteto de Arlequia (Final)

Mensaje por FuerzaFriki el Miér Sep 21, 2011 11:27 am

Perdón por la tardanza, pero volví a subir el final para los que no pudieron leer... mmm creo que hice algo mal, pero bueno aquí está.

También tengo sus comentarios finales, pero los subo después de que me den una noticia importante.


Cap. 40 Solo la compañía de la Luna


Seguí la nota de Onew, la verdad me hacía sospechar demasiado, no entendía por qué quería verme en el ático de la casa. Pero aun así intentaría de todo para reparar el daño que había causado.
Salí un poco antes de la hora indicada de la mansión del Duque, despidiéndome de la pareja de tórtolos que se iban de compras. Kibum me había regañado bastante desde que había llegado para quedarme la noche anterior, simplemente no entendía el por qué se comportaba de esa manera. Pero en este momento estaba más que agradecido con Jonghyun por calmarlo un rato y salir con él.
Tomé la nota que había llevado el mensajero en la mañana, cuando acomodaba el cuello de mi camisa y ponía un prendedor sobre ella. Tenía unos negocios que arreglar en la tarde en el mercado principal, solo me quedaban pocas cosas por hacer y luego me alejaría de esa horrible ciudad y dejaría muchas cosas atrás.
Aún me encontraba muy confundido, pero si me concentraba en los negocios y otras cosas, creo que podría solo dejar todo de lado. Di vuelta en la esquina para llegar a la casona vacía donde había vivido por temporadas, pero ahora no quedaba nada en su interior y su exterior se veía muerto al estar deshabitada.
En una sola noche había perdido todo su esplendor, sin sirvientes y personas entrando y saliendo solo era una fría construcción de piedra con ventanas sin cubrir y el viento que resonaba por los espacios vacios.
Entré con cuidado después de pasar por la gran puerta blanca, esperaba que la casa se vendiera pronto, se veía todavía más espectral en su estado solitario. Para mí siempre había sido una casa tenebrosa donde los cuadros me seguían con su mirada, donde el fantasma de mi madre me agobiaba en las noches de fiebre, donde siempre me enfermaba al venir, ahora lo comprendía un poco mejor pero aun así sentía que me enfermaría en cualquier momento por estar ahí.
-¿Qué clase de padre envenena a su hijo? – Dije al subir las escaleras mirando los espacios donde la pintura era de un color más claro resultados de los cuadros removidos.- Error, tu nunca fuiste mi padre, yo nunca fui tu hijo, solo era una pieza más en tu enfermizo juego. Subí hasta el segundo piso donde seguí por el pasillo para llegar a las escaleras que llevaban a la parte superior de la casa.
Escuché voces y decidí seguirlas. Aunque tenía miedo, no quería que un montón de vagos estuvieran escapando del frio invierno en el inmueble, por temor de que su precio se devaluara.
Subí y vi un pesado mueble estaba al lado de la puerta de entrada del ático. Escuché a alguien adentro, decidí abrir la puerta y para mi sorpresa en el fondo de la habitación había un cuerpo recargado en la pared. No tardé en reconocer esas largas piernas, eso cabello largo y cobrizo, ese rostro delicado.
-¡Taemin! –Corrí hasta donde estaba cuando me fijé que su brazo sangraba-¿Estás bien? – Tenía que cerciorarme que no tenía nada mal, que estaba bien, que no le había pasado nada más. Veía de un lado al otro y tomaba su rostro con mis manos intentando revisar sus ojos, se veía cansado y algo de ironía se escuchaba en su forma de hablar.
-No debiste tonto niño rico – dijo muy bajo, y clavé mi vista en él. Escuché el fuerte golpe detrás de mí y cuando giré para ver la puerta estaba cerrada y comencé a escuchar como algo raspaba la madera del piso en el pasillo fuera de la puerta. – Te lo dije – me lanzó una tétrica sonrisa y corrí hasta la puerta, empecé a golpearla, solo escuchando unos pasos alejarse en el pasillo. Oí una fuerte carcajada y al voltear vi a Taemin riendo con mucha fuerza.
-¿Taemin? – Volví corriendo a donde estaba y el solo giró su cabeza cuando llegué hasta él -¿Todo bien? – Se quedó en silencio con su rostro aún viendo al otro lado. Estaba temblando un poco y su brazo seguía sangrando. Parecía que deseaba solo ignorarme. – Déjame ver eso – Me hinqué sobre él y le empecé a remover el saco y la camisa.
-Detente – empezó a empujar mis manos y luchar por que lo soltara.
-Espera debo ver esa herida – seguía forcejeando con él.
-No – gritó empujándome – no quiero que me toques, ni se te ocurra volverme a tocar, hay cosas que no puedes hacer noble petulante – empezaba a llorar, así que me calmé y me senté a su lado también recargándome en la pared.
-Lo siento – dije cuando bajó la cabeza y escondió su rostro – ya había prometido antes no tocarte.
-Fui yo quién exageró - dijo más tranquilo y me mostró una sonrisa que me aterraba, esa sonrisa que había visto en los miembros de mi familia con anterioridad– creo que estar encerrado aquí sin comer me altera un poco.
-Toma – saqué de mi saco algunos chocolates envueltos y se los ofrecí.
-Gracias – sus ojos brillaron por un instante y tomó el chocolate para empezar abrirlo como siempre. Metió un pedazo a su boca y masticó alegremente. -¿Por qué tienes chocolates? -Me volteó a ver asombrado - Tu no comes dulces - me miraba con curiosidad.
-Eran para tu viaje, ayer vine a despedirme y a darte algunas cosas para tu familia, también pensaba darte chocolates porque es un viaje largo. – Miré el piso – pero me dijeron que te quedarías con Onew estos días, para ayudarlo y conocer mejor la capital. Supuse que te los podría dar cuando te viera.
-¿Pensabas verme hoy? – Me veía aun mientras comía más de los chocolates.
-Debía estar preparado – después de decir eso giró su cabeza.
-Lo debí pensar – bajó la voz – no irías a buscarme.
-Prometí que no lo haría – levanté mi mano y la puse en su cabeza – pero es mi trabajo darte peligrosas cantidades de azúcar – acaricié su cabeza. Me lanzó una sonrisa tranquila y me relajé un poco.
Lo volví a mirar, parecía que cada momento se ponía aun más pálido aun con la azúcar que le estaba dando.
-¿También te mandó una nota Onew? – Decidí romper el silencio, el negó con la cabeza.
-Hania me puso aquí desde ayer en la tarde – dijo tranquilo mirando a la puerta. Yo solo me quedé asombrado – pero no es nada comparado con el calabozo de la otra vez.
-Es cierto – miré al piso arrepentido – no es la primera vez que te pongo en problemas.
-No creo necesitarte para meterme en problemas – se volvió a reír.
-Taemin no te ves bien- dije preocupado al ver que seguía temblando y empalideciendo – por favor déjame ver tu herida.
-No es grave, ya deja de preocuparte por mí – volvió a levantar la voz – solo me confundes más. – Por un momento solo me pude quedar observándolo, el giro su cabeza y al encontrar mi rostro volvió a sonreír de esa forma que tanto odiaba– de verdad estoy bien.
-¿Por qué lo haces? – Levanté la voz.
-¿Hacer qué? – Me veía confundido.
-¿Por qué muestras un momento como te sientes y al siguiente te escondes en esa falsa sonrisa? – Grité de nuevo y el solo se quedó callado. – Antes nunca me dabas esa falsa sonrisa, me odiabas y me gritabas pero nunca mostrabas esa sonrisa, me gustaba tu sonrisa real cuando desayunábamos juntos y las caras que hacías cuando te molestaba. Todas esas expresiones honestas – no supe en qué momento del discurso me había puesto de pié y lo miraba muy molesto parado frente al chico herido que aún yacía en el piso. – Solo regresa a ser el Taemin de siempre, es el Taemin que necesito, el que siempre me mostraba la verdad, en la persona que siempre podía confiar. Mi mayordomo, mi mano derecha – detuve mis palabras un momento para ver sus ojos muy abiertos mirándome.
-No sabes cuánto te puedo odiar a ratos – fue lo que dijo agachando su cabeza y yo me hinqué frente a él.
-¿Qué quieres de un noble caprichoso que cree que puede obtener todo lo que quiere? – empecé a desabotonar su saco y camisa otra vez, pero ahora solo me veía atento.
-No lo sé – me veía fijamente provocándome sonrojarme – ¿Qué quieres de un joven pastor que apenas comprende lo que es un mayordomo?
-Quiero que se quede a mi lado – miré su herida se veía bastante grave, su hombro parecía dislocado y se había rasgado con algo la piel -¿Qué hiciste?
-Intenté derribar la puerta con mi hombro – dijo mirando al hombro que intentaba no tocar para no dañarlo. Pero descubrí que el dolor era inevitable, varías veces me había dañado de esa forma en el manicomio, no podía hacer mucho con respecto a eso.
-Va a doler – tomé con ambas manos el hombro del chico y este afirmó con la cabeza y luego cerró sus ojos al sentir mis cálidas manos sobre su frio hombro. Sin previo aviso jale y empujé con fuerza acomodando el hueso en su lugar. Taemin solo soltó un grito mientras yo escuchaba su hueso tronar y acomodarse. Luego quité mi saco y arranqué las mangas para improvisar una venda en su brazo y torso, con un pedazo más doble su brazo y lo sostuve del hombro. Ahora entendía la utilidad del entrenamiento militar de mi abuelo. Pero aun así me parecía innecesario y mortal, aunque podía haberse tratado también de un plan para deshacerse de mí. - ¿Mejor? – Pregunté sentándome junto a él recargándome en la pared.
-Creo que un poco – dijo tocando el brazo con su otra mano suavemente - ¿Tienes más chocolate? – Saqué más dulces de lo último que quedaba del saco y se los puse sobre la tela en las piernas.
-Adelante – empecé a reír y el tomó alegremente otra pieza – aunque te dará sed.
-Puedo aguantar la sed si tengo chocolate, en las montañas es muy raro encontrarlo.
-¿Quieres volver? – Siempre hablaba de su vida en las montañas, aunque no mencionaba nada específico solo hablaba de comparaciones.
-No – dijo bajando la cabeza – ya no queda nada ahí. Mi poblado desapareció, son solo recuerdos – algo de nostalgia sonaba en su voz.
-Eso lo entiendo, es como está casa, mejor conservar los buenos recuerdos y dejar los malos aquí, donde ya no hay nada – me volteó a ver con una mirada de lástima.
-¿No te sientes mal por ser desterrado de Hirania? –Me miraba con tristeza.
-No – dije tranquilo – de hecho fue mi idea – mostré una sonrisa – ya que de otra forma vigilarían demasiado todo lo que hago y buscarían cualquier error, es mejor para el parlamento arrancar estos problemas de la raíz, además entre más lejos del gobierno es mejor para mí.
-Eso suenan a escusas –me miró mientras metía el último chocolate a su boca.
-¿Soy tan fácil de descifrar? - Reí otra vez – demasiadas cosas pasaron y no quiero pensar más en eso, por eso quiero estar lejos de lo que duele y estar donde estoy más cómodo. Es mi forma de huir – agaché la cabeza avergonzado, Minho de la familia Choi el número 38 en sucesión al trono no huía de ninguna batalla.
-Yo quisiera tener tanta decisión como ustedes – lancé una mirada curiosa y él la entendió al instante – todos saben que es lo que quieren excepto yo.
-Pronto lo sabrás – bajé la cabeza – yo tampoco sé lo que quiero – volteé a verlo – por ahora solo quiero que me acompañes, pero si decides estar con Onew lo entenderé. Ayer que me dijo que te quedarías con él me alegré. La verdad es que no pensé en las consecuencias.
-Sigues sin pensar en las consecuencias – su tono sonaba molesto – no digas cosas sin considerar los sentimientos de los demás.
-Lo siento – decidí quedarme callado, aun no entendía en que lo había ofendido. Yo sería la criatura más feliz de la tierra si él se quedaba a mi lado, pero conocía sus sentimientos por Jinki y aunque había sido muy feliz por haberme escogido a mí en el pasado (aunque no fuera por las razones que yo deseaba) pensaba que si elegía a Onew también estaría feliz, aunque en esos momentos dolía. Pero su felicidad iba primero, así lo sentía desde ese momento en que lo vi destrozado por la partida de Onew, había pensado que si lo traía conmigo las cosas se arreglarían rápidamente, pero solo lo había metido en problemas innecesarios. Yo que deseaba que sus lágrimas y su melancolía desaparecieran solo le causaba más dolor.
Volví a ver al chico que empalidecía a cada momento de peor manera, una irá incontrolable me invadió ¿Qué clase de monstruo ocasiona esto? Definitivamente ese par me las pagarían por dejar a Taemin en estas condiciones, no eran nadie para encerrarnos de esta forma… ¿Pero por que nos encerraron de esta forma? Mi mente intentaba obtener conclusiones pero no podía de dejar de ver a Taemin tan frágil y cansado mientras comenzaba a cabecear de una forma tierna, el atardecer iluminaba por las ventanas estrechas y habíamos pasado en silencio la mayor parte del tiempo. Mi mayordomo había intentado mantener la conciencia mientras yo solo lo observaba.
Escuché voces fuera y corrí a la puerta para tocarla…
-¡Estamos aquí!- Grité al escuchar voces discutir y pasos sobre las escaleras de madera. Algo corrió ante mis gritos.
-¡Jonghyun mueve esto! – La voz de Key me tranquilizó, escuché como empezaban a empujar el pesado mueble.
-¿Por qué no me ayudas? – Jong se quejaba.
-No tengo tantas habilidades como tú – el Duque hacía de las suyas otra vez – además podría maltratar mi chaleco nuevo.
Las discusiones siguieron un rato más y luego Kibum abrió la puerta.
-¿Minho? – Me observó asombrado y luego volteó a la pared y vio a Taemin - ¿Qué le hiciste?
-Nada – parecía que seguía molesto conmigo. Fui por Taemin y pasé su brazo no lastimado por mis hombros para ayudarlo a caminar.
-¿Pero qué le hiciste al pequeño?- Jonghyun entró gritando y corriendo a donde estábamos.
-Ya dije que nada – seguí avanzando con Taemin intentando casi cargarlo.
-Eso espero Lord Choi Minho, si me entero que le hiciste o dijiste algo te juro que te mato.- Kibum empezó con su tono autoritario de gran señora de Mansión en medio de la campiña.
-¡No te descargues conmigo! – Me enojé – ¿Por qué no vas y buscas a Onew? Y te recomiendo que lo encuentres primero, porque si yo lo veo te aseguro que lo golpearé hasta que no pueda moverse.
-Eso explica porque Taemin aún está aquí – Jonghyun dijo con alegría al descubrirlo.
-¿Fue un plan de Onew? – Key miraba asombrado -¿Cuánto tiempo estuvieron aquí?
-Taemin ya lleva aquí más de un día – volví a contestar casi gritando.
-No se preocupen por eso – Taemin se mostraba su sonrisa – solo quería ayudar.
-¿Ayudar cómo? – Me sentía un completo ignorante. Pero parecía que Jonghyun y Kibum entendían algo que yo no. Jonghyun tomó a Taemin y lo empezó a bajar mientras yo me quedaba viendo intentando comprender.
-Tanta inteligencia pero tanta ingenuidad en un solo caballero – Kibum me dio una suave palmada en la espalda.



La cena en casa de Kibum fue muy tranquila, parecía que ellos tres sabían algo que yo no. De nuevo me sentía excluido, en Hirania me habían excluido de todo, solo un día más y volvería a la paz de Arlequia, donde podía ser parte de todo, donde empezaría mi nueva vida.
Por la noche decidí caminar un momento por el pasillo, corrección decidí ir al cuarto de Taemin a ver como se encontraba, pero Jonghyun y Kibum ya estaban ahí hablando con él.
-¿Qué te dijo? – Key insistía mientras peinaba el cabello de Taemin con un peine de marfil.
-En realidad no mucho.
-Se supone que debían hablar, creo que ese era el objetivo del extraño plan- Key rezongaba.
-No necesitábamos hablar, yo ya tengo mi respuesta – Taemin parecía contento, pero su brazo aun estaba cubierto por el vendaje ahora blanco.
-Entonces – Jonghyun se sentó de cabeza en el sillón - ¿Qué hicieron? – Su voz sonó sugerente y Kibum lanzó un chillido para luego lanzar un cojín.
Taemin solo reía sentado en ese sillón verde.
-No dijimos nada, no hicimos nada, solo dijo lo necesario para que lo pensara – Kibum y Jonghyun se quedaron un momento en silencio mirándolo.
-Si no se da cuenta, no deberías poner las cosas tan fáciles – Kibum se agachó frente a él – solo te lastimarás a ti mismo.
En ese momento decidí no escuchar más, solo me bajé las escaleras y salí de la mansión. Comencé a caminar por las calles donde los vagos buscaban un sitio cálido para pasar la fría noche. Muchos se agrupaban alrededor de fogatas improvisadas intentando robar algo de calor de ellas. Creí que caminaba sin rumbo pero en un momento llegué a la larga calle llena de estrechas casas alumbrada por solo las luces de las velas dentro de los falores de hierro forjado.
Me paré frente a esa casa de dos pisos, solo sin moverme. Llamar a esas horas de la noche sería muy descortés pero la verdad no deseaba alejarme de ahí. Sin previo aviso la puerta se abrió y una figura alta vestida de negro salió de ella y se recargó en el marco.
-Tardó en venir Lord Choi – el chico de cabello algo largo y castaño me veía asombrado.
-Tardé en calmarme para ver a mi ex-mayordomo – seguía muy molesto – lo lastimaste – lo miré encolerizado.
-Tú también lo lastimaste- seguía confundido.
-No sé qué pensaban, pero espero que no lo vuelvan a hacer porque te aseguro que les haré mucho daño – sentencié.
-Aún no se ha dado cuenta – tenía una sínica sonrisa. – Supongo que tendré que decírselo.
-No quiero que me digas nada – seguía molesto – espero verte en Arlequia aunque sea para año nuevo – dije dándome la vuelta. -Y no pienses que dejaré que se quede contigo, después de lo que pasó hoy no quiero que ni te le acerques.- Comencé a avanzar.
-Estaré en Arlequia, pero si para entonces sigues sin darte cuenta me llevaré a Taemin – esas fueron sus últimas palabras, antes de que me marchara de regreso a casa del Duque.


-¿Más jugo Lord Choi? – Preguntó una de las señoras que atendían la mansión del Duque. Parecía una mañana tranquila, me sentía mucho mejor ahora que había retado a Onew. Me dolía haberlo hecho de esa manera pero me agradaba entrar al escenario y no quedarme como un simple espectador. Si no cuidaba a Taemin yo me lo llevaría.
-Estoy bien, muchas gracias – respondí leyendo los papeles de los negocios a los que había faltado el día anterior. Lo bueno es que habían aceptado mi propuesta para el puerto de Arlequia como zona de comercio.
-Empecé a poner azúcar en la taza de té que tenía frente a mí del otro lado de la mesa.
-Gracias Lord Minho – dijo mi acompañante en el desayuno.
-Necesito un traductor el día de hoy – le dije escribiendo unas cosas y poniendo mi rubrica en algunos otros papeles - ¿Me podrías acompañar? – El afirmó contento dándole una mordida a su pan. Lo había dicho antes y lo repetía ahora, podía pasar toda mi vida teniendo días como esos.
-Pero solo por la mañana – Kibum hizo su entrada con una extraña bata de seda y un gorro en su cabello, todo de color rosa y la bata con bordes afelpados. Una imagen algo perturbadora para la mañana. – En la tarde tenemos que ir a un concierto – dijo tomando una de las galletas de la mesa para comerla. – En un rato bajo a desayunar, quiero fruta fresca – dijo a una de las chicas que pasaban.
-¿Qué concierto? – Lo miré confundido, no había escuchado de ningún concierto, pero bueno después de un rato razone y descubrí que ya no era parte de la nobleza bien vista y por lo tanto no sería invitado a muchos eventos. Inclusive si Kibum no fuera el Duque de Arlequia me hubieran desterrado de ese lugar también.
-¡Key! – Un chico con bata blanca abierta de arriba llegó haciendo berrinche – te fuiste sin despertarme – dijo frotándose los ojos.
-Se tarda mucho en despertar – dijo molesto – además hasta Lord Minho se despertó antes que usted caballero esperaba que lo esperara toda la mañana.
-Pero aun falta nuestra sesión matutina – Jonghyun lo abrazó desde la espalda.
-Creo que perdí el apetito – Taemin se levantó y luego hizo un ademan – fue un desayuno delicioso mi Duque y una agradable compañía Lord, pero me disculpo por abandonar la mesa tan temprano.
-Lo entiendo joven Lee, también debo abandonar la mesa en situaciones como esta – volteé en dirección a Key y a Jonghyun – provecho caballeros, les recomiendo que se vistan y tomen el desayuno.
Salí tras de Taemin con la horrible imagen matutina intentando sacarla de mi mente y luego después de despedirnos nos dirigimos a la puerta y llegamos al exterior donde soltamos un suspiro.
-Los sirvientes de esta casa han de ser santos – Taemin habló después de un rato.
-Creo que son discretos, todos se asombran de la lealtad de los sirvientes del Duque, escuché que solo se quedó con aquellos en los que confiaba plenamente.
-Me asombra que no se hubiese armado un escándalo, si son dos caballeros completamente indiscretos.
-A mí también me asombra, cuando llegué aquí y los volvimos a ver pensé que era el peor lugar para que nuestra pareja que había huido fuera a terminar- Taemin me miró curioso – en Hirania las leyes son más estrictas que en las provincias se Traviata y el castigo por la sodomía es ser quemado vivo – dije mirando al piso.
-Mi familia quería mandarme aquí a cumplir mi castigo pero les pareció mejor la idea del manicomio porque era un castigo más discreto y no deshonraba el nombre de la familia.
-Todos en este país sufren de una demencia bastante sádica – Taemin avanzó – le buscaré un carruaje mi Lord – dijo en dirección al pequeño establo.
-Está bien, salimos muy temprano – dije mirando el sol bajo y luego sacando el reloj de cuerda de mi saco para abrir y ver la hora, me gustaba adivinar la hora y luego revisar si estaba en lo correcto, por lo general siempre le ganaba a mi reloj – podemos caminar y conocer Hirania sin las explicaciones del Duque – dije con una sonrisa que fue correspondida por la más bella sonrisa que pude imaginar.

Y así caminamos un rato por el centro de Hirania, primero dimos una agradable vuelta al mercado, donde Taemin probó todos los bocadillos que veía y yo solo reía por su forma de comer. Entramos a la enorme catedral donde el órgano sonaba inundando cada una de las figuras que se erguían en los muros, rodeadas por relieves de roca y hojas de oro. Motivos florales y paganos acompañaban a los querubines y ángeles que miraban suplicantes al cielo, las viejas y oscurecidas pinturas con pequeños demonios o representaciones de la pasión. Nuestra segunda vez en la catedral y solo nos dedicamos a recorrer el lugar buscando el sepulcro más viejo de los que se encontraban en los muros y los pisos del lugar. Veíamos con prisa de una en una diciendo la fecha ya que el que ganara podía escoger el siguiente destino de nuestro recorrido.
-¡1654! – Taemin lanzó un gritito y luego cubrió su boca dándose cuenta donde estaba, eso era viejo. Considerando que la catedral había sido construida en 1638 (Kibum había marcado con su información inútil mis pensamientos) y mi mejor fecha hasta ahora era 1767.
Seguí recorriendo de un lado al otro mientras Taemin se quedaba en ese lugar orgulloso de su descubrimiento. Pero no dejaría que me ganara tan fácil, caminé hasta las escaleras que daban al altar y entre las cajas de colecta puede ver una de esas piedras de mármol blanco garbadas.
-¡1638! – Anuncié orgulloso, no podía haber una cripta más vieja que esta de seguro había ganado. Taemin me lanzó una mirada y luego llegó al lugar donde yo me había quedado estático solo viendo el resto de la inscripción.
-Lord – me miró y luego su vista calló sobre la lápida –CHOI SIWON – empezó a leer. – CABALLERO DEL REY… -guardó silencio, el Travatiano antiguo es difícil de leer.
-GALARDONES AL SOLDADO QUE UNIFICÓ EL REINO PARA SU MAJESTAD Y BENEFACTOR DE NUESTRO SACROEDIFICIO – Taemin me volteó a ver debido a la pausa que hice – QUE EN SUS HIJOS CONTINUEN CON SU GRANDEZA Y LEALTAD PARA SU MAJESTAD, RIP. – Junto a la inscripción estaba el escudo de mi familia con ligeras variaciones y del otro lado una flor de lis que era el símbolo de la nobleza.
-1612 a 1638 – Taemin siguió hablando – murió muy joven – había tristeza en sus palabras.
-Pero tuvo tres hijos – obtuve la atención de Taemin – ellos tres comenzaron nuestra línea de nobleza, aunque muchos murieron en las guerras, al final solo quedó nuestra rama – me vio asombrado – siempre me insistieron que debía aprender la grandeza de mi familia y por qué no debíamos mezclarnos con plebeyos, somos seres de sangre azul con un importante pasado.
-Minho tu sangre es roja – Taemin me hizo reír al instante.
-Exactamente igual que la tuya – dije contento. El tenía razón, no existía tal cosa como la sangre azul, por más que trataron de enseñarme que éramos seres diferentes y nosotros estábamos más cercas de los dones divinos por tener relación con su majestad que tenía el don de Dios, para mí nunca fue así. Mi mejor amigo era un pescador, mis compañeros de juegos solo eran sirvientes y ahora en la persona en qué más podía confiar era mi mayordomo que en realidad solo era un joven pastor. –Bien, soy el campeón de esta justa lo que significa que yo elijo el siguiente lugar.
-No es justo, es tu pariente, eso no es de caballeros – Taemin se comenzó a quejar.
-Aún así salí victorioso, por lo que yo elijo, ya conoces el teatro y la casa de la opera, el mercado, la plaza e inclusive el palacio. Pero aun no has visto el mejor lugar de toda Hirania – hice que empezara a seguirme mientras salía de la iglesia donde los monjes nos veían de forma curiosa, parecía que se alegraban de nuestra partida.
Comencé a caminar por las calles mientras mi pequeño mayordomo me seguía, pasé por los retorcidos callejones buscando ese lugar, fuera del centro de Hirania y fuera de la zona noble, el único lugar que parecía real y feliz en mis recuerdos de ese lugar.
-¿A dónde vamos? – Preguntó con una mirada curiosa.
-Solo sígueme como buen sirviente – le dije volviendo a avanzar y cuando escuché la música que esperaba oír comencé a avanzar más aprisa – ¡Es por aquí! – Me emocioné un momento y ante la expectación tomé la muñeca de Taemin y lo arrastré por las calles empedradas hasta ese lugar.
Frente a nosotros lo teníamos una pequeña plaza con una fuente de una chica con una rosa donde los músicos tocaban en una esquina y la gente bailaba sin parar. Taemin tenía un brillo especial en sus ojos.
-Bienvenido a La Plaza de la Gitana – dije con una reverencia indicándole que pasara. – Por las tardes hay más gente y todos bailan con mayor alegría, pero este lugar es perfecto para pasar los sábados – explique mientras compraba uno de los dulces de una de las mujeres que repartía a los niños que corrían por el lugar. Taemin aún no podía pronunciar una palabra, las personas danzaban bailes campiranos o variaciones de diferentes regiones se escuchaban los gritos y los niños seguían los pasos y saltos de los adultos. Los bailes eran más alegres y movidos que los de las fiestas nobles, siempre había disfrutado de ese lugar.
Le di el dulce a Taemin y nos sentamos en el borde de la fuente.
-Eso es Zarzelete – dijo contento – es raro ver que lo bailen por aquí - miraba asombrado a los que bailaban girando y brincando mientras cruzaban los pies y daban palmadas los hombres. Las mujeres usaban vestidos más cortos y aun así se recogían las enaguas para los pequeños y agiles brincos. Desde los niños hasta los ancianos parecían conocer la pieza.
-Es muy normal en esta plaza, fue construida para un grupo de migrantes que llegó aquí hace muchos años, al principio fue una zona considerada horrible, pero estas personas la volvieron su hogar y detrás de muchas generaciones traviatianos y extranjeros comenzaron a vivir de una forma alegre aquí.
-Eso es porque la gitana bailo a la luna para darnos protección – una voz femenina nos hizo voltear. Era una linda chica con todo tipo de ropa sobre ella y vientre descubierto. Tenía capas de velo y seda, pequeñas cuentas y monedas colgaban de sus ropas.
-Buenos días señorita – dije al verla acercarse a nosotros era más que obvio que venía a contarnos la historia, siempre pasaba así en ese lugar, aún era un punto de encuentro para los gitanos.
-Encantado en conocerla – Taemin saludó un poco más formal -¿La gitana es la chica con la rosa en esta fuente? – Señaló a la escultura que estaba detrás de nosotros.
-Si ella es una chica valiente y su espíritu vaga por la plaza.
-¿Espíritu? – Taemin cambió el tono de su voz.
-Pero es un buen espíritu, uno que protege a los habitantes de este mundo y a los que tienen buenos deseos en esta plaza. La chica se enamoró de esta tierra, más que de su propio esposo, por lo que decidió quedarse. Eso es muy raro en un gitano, vivimos del movimiento de viajar, pero ella fue seducida por este lugar y perdió su espíritu gitano.
Miré la estatua, la primer persona que me había contado esa leyenda era mi madre, le agradaba este lugar mucho y disfrutaba de los dulces que vendían aquí.
-Su caravana la abandonó después de cumplir su castigo – la chica continuó y comenzó a mover uno de sus velos y a bailar mientras contaba la leyenda. Giraba y saltaba con sus pies descalzos sobre la tierra mientras que sus pulseras y collares tintineaban acompañándola –su castigo fue no ver el sol por 100 días, aunque este lugar parecía maldito de noche, acompañado de diablos que bailaban y maleantes que asolaban a las personas que se les permitía quedarse aquí. Por 100 noches se sentó en este lugar observando como aquellos que no tenían hogar trataban de formar uno aquí y sufrían la desesperación. Por 100 noches vio como morían de hambre todo tipo de maleantes e intentaban robar un pedazo de pan. Por 100 noches perdió sus joyas y su espíritu gitano. Pero su deseo de ver el sol la seguía llevando a soportar la obscuridad del alma humana así que en la centésima noche podría ver el sol en la tierra que la había seducido. Y ahí estaba la luna como su única compañía esa noche dispuesta a ver como se iluminaba el lugar que tanto quería aun en sus momentos obscuros. Pero el amanecer nunca llegó a ella. Esa misma noche su esposo celoso llegó y cortó su garganta, su cuerpo frio cayó al piso antes del amanecer, su única luz fue la luna. Pero esa luna que había encontrado una buena compañera por 100 noches se apiadó de ella y le dio un sol solo para la gitana. Frente a ella antes de exhalar su último aliento una rosa amarilla se hizo presente, un rayo de luz y esperanza para este lugar. Ante las lágrimas de esa mujer y el significado de la flor pura y a la vez peligrosa la chica pidió una cosa más a la luna. Que este lugar fuera un hogar cálido y brilloso para todos, que su espíritu protegería a los que aquí viajaran o vinieran a vivir, buscaría la luz en toda alma humana y alumbraría esa obscuridad. Esa misma mañana la plaza se llenó de brillo y la alegría invadió a las personas haciéndolas bailar, jugar y reír, esa mujer es la que protege a todo el que viene a esta plaza.
-Y también ilumina tu camino para encontrar el verdadero amor – una chica de cabello corto y con pantalones se acercó a donde estábamos y tomó los hombros de la que bailaba y nos narraba la historia. Los gitanos solo eran bienvenidos en ese lugar, en el resto de Hirania eran repudiados, sus costumbres, su vestimenta, sus creencias, todo era demasiado para la conservadora población de la capital. Taemin se estaba riendo.
-¿Qué pasa? – Preguntó la chica recién llegada.
-No pasa nada – dijo mientras reía – es la primera vez que veo a una chica en pantalones, es demasiado raro para mí.
-¿Eso es lo que te parece raro? – La chica se le acercó – me asombra más que solo te cause risa, la gente me arroja piedras por ello.
-No temas, ya les lancé una maldición, esos tontos nobles no seguirán lanzándote piedras – dijo la de los velos y telas que tenía cabello largo y rubio.
-Creo que eso de que las chicas usen pantalón nunca estará de moda – Taemin seguía riendo de la misma forma. – No es que te quede mal – se disculpó – pero creo que sigo sin acostumbrarme.
-Pero ya te acostumbraste a usar vestido – dije riendo al ver que la chica seguía viendo a Taemin sin saber si ofenderse o reír también, pero de esta forma Taemin se quedó callado y la chica lanzó una carcajada sonora.
-Les leeré la fortuna gratis por hacerme reír – dijo la chica del pantalón – en especial por la visita del príncipe rana. – Me miró y luego Taemin me volteó a ver.
-Creo que hoy también debería pasar, nunca he creído en esas cosas.
-¿Príncipe rana? – La otra chica preguntó.
-Ya ha venido antes y siempre se sienta junto a la fuente mirando todo con sus grandes ojos, además es noble.
-Yo quería invitarlos a bailar – la chica de los velos habló – una pieza no me la pueden negar, quiero bailar con el espíritu libre que mueve su pie al ritmo de la música. – Señaló a Taemin. Me volteó a ver con un rostro suplicante.
-Está bien pero ten mucho cuidado con tu brazo – dije mirando el amarre que lo doblaba sobre su torso, aun estaba algo lastimado y la verdad no quería que su hombro se dislocara de nuevo.
-Yo encantado, se levantó al instante – y le hizo un ademán a la chica y puso su mano para que está la tomara.
-Creo que ahora bailaré con todo un caballero – dijo riendo a la otra chica y ambos fueron junta a una vieja mujer y su esposo a seguir el paso.
-Se que no quieres que lea tu fortuna – la chica alta de cabello corto se sentó junto a mí y habló después de un rato de ver a la extraña pareja moverse – pero creo que deberías velar por el corazón de ese chico.
-Eso pienso hacer – sonreí viendo como Taemin se movía con gran agilidad y cambiaban de parejas cruzando brazos.
-No lo hagas de la forma en que piensas, hazlo de la forma en que sientes – me giré a ver a la chica que acababa de decir eso pero ya no estaba. Seguí buscando con la mirada pero no había nadie y no tardaron en aparecer la otra chica y Taemin frente a mí.
-¿Se fue? – Preguntó cuando llego.
-Eso creo señorita- la miré resignado. Existen dos reglas en cuanto gitanos se trata. Nunca busques o persigas un gitano y nunca le preguntes su nombre a un gitano. Aunque Key siempre agrega una tercera, nunca respires cerca de un gitano, podrías morir asfixiado.
-Supongo que Amber le dijo lo que debía decirle – la miré asombrado – y supongo que yo debo irme si quiero prepararme para esta noche – nos dio la espalda y comenzó a caminar.
-Tenga un feliz día – Taemin le dijo mientras la veía marcharse.
-Gracias joven Taemin – la miramos asombrados – espero verlo esta noche a usted y al joven Minho, ya que nuestra gitana tiene una luz especial para nosotros y yo como su Luna debo ayudarle. –De un momento a otro giró por una calle y desapareció de nuestra vista.
-Demasiadas cosas incomprensibles en un momento – Taemin fue el primero en romper el silencio.
-Creo que por eso nadie quiere conocer los nombres de los gitanos – dije mirando el sol y luego saqué mi reloj de bolsillo. – Es hora de la reunión, vamos.

Y así dejamos atrás la irracional plaza y avanzamos a la casona donde se daría mi reunión de negocios. Debía hablar con un importante comerciante proveniente de Munena y Taemin me ayudaría con para comprender mejor todo las transacciones.
La junta en la casona de madera verde fue bastante bien, no nos tomó mucho tiempo llegar a un acuerdo y tampoco tomamos tantas copas para calmar los negocios. Aunque todas las palabras pasaban por la boca de Taemin no fue incómodo en ningún momento.
-$%&%$%&%&%&$#”$##%- soltó una fuerte carcajada y luego miró a Taemin. Yo lo miré también intrigado.
-Dice que eres un chico muy inteligente.
-¿”#$$%$&%/%$#$$%&$&&#%$#%$&#$%$#%$&#$%#$%”#$#”##$%%&(%&$
-Un hombre de negocios
-$#$%#$%
-Y bastante bien parecido aunque no tienes bigote, ni barba, pero te vez como todo un hombre hecho y derecho – Taemin se rió de esto último.
-Gracias – contesté con una reverencia para que Taemin lo tradujera y el hombre sonrió de nuevo.
-“#$%$#$%&$#$%&/%#$%&/%$#$%&%$#”$%&$#”%&$#%&$#- Taemin tiró la copa de vino de enfrente de él al oír esto.
-¿Está bien? – Le pregunté mientras limpiaba con una servilleta y lo veía preocupado. El hombre grande y simpático también ayudó a limpiar hasta que llegó la sirvienta.
-Estoy bien, creo que fue mucho vino – me dijo a mí y luego en el otro idioma al caballero. Luego este agregó otra cosa y señaló con su mano para que tradujera.
-El señor Mondavius dice que es tiempo de casarte y que su hija mayor es una mujer esplendida y con una buena dote. – Abrí grande los ojos.
-Me puedes disculpar con el caballero y decirle que aunque su hija suena como un esplendido partido como para cualquier caballero noble yo estoy comprometido en este momento. – Taemin giró rápido su rostro y me miró de forma melancólica. Tardó un momento en mencionar algo y luego la conversación fue normal y no duró mucho más, parecía que el humor de Taemin invadió la mesa.
Ese humor continuó hasta que salimos de la casa y bajamos por las calles esa tarde. No decía nada y parecía que no quería acercárseme, solo estaba ahí molesto intentando seguir avanzando sin mirarme.
-¿Estás bien? – Volví a preguntar - ¿Te duele el brazo?
-No, yo estoy bien – dijo mirando al piso.
-Ahora dices que yo soy el que está mal – dije algo molesto, odiaba que no me dijeran las cosas directamente.
-Es una enorme posibilidad – dijo girando hacía la plaza principal.
-Ya deja de comportarte de esa manera – lo sostuve de sus hombros poniéndome frente a él y el puso una cara de dolor. Lo solté rápido al notar que lo lastimaba.
-Tú eres quién debería de dejar de comportarse de esa forma – grito y la gente nos comenzó a ver, lo dirigí a un callejón para hablar mejor.
-¿Esto es por la prometida? – Pregunté recapitulando en qué momento había cambiado su estado de ánimo. –Si es por eso no creo que a ti te interese – estaba muy molesto, odiaba cuando me trataba de esa forma.
-Claro que me interesa
-¿Solo porque me viste enamorado de un chico crees que no puedo casarme y tener una familia? No voy a esperar a vivir un romance el cual me puede llevar a la hoguera, ya no quiero seguir complicando mi vida. Solo quiero hacer las cosas de forma correcta y casarme con una mujer noble y de renombre con quien pueda seguir nuestra línea, eso es lo que soy un noble de sangre azul, solo eso y nuestra familia tiene que trascender.
-Es cierto – me empujó – y yo solo soy un simple sirviente que desaparecerá sin ningún tipo de trascendencia. – Me dio la espalda y comenzó a caminar - ¿Crees que eso es lo correcto? Vivir de forma falsa, creí que odiabas las falsas expresiones y las falsas sonrisas, ¿Podrás darle una falsa sonrisa el resto de tu vida a una mujer que puede que nunca ames y que nunca llegue a amarte?
-Es fácil para ti decirlo, no tienes nada que perder, eres amado y vives honestamente y feliz, eres libre.
-Desearía poder ser libre – volvió a mirar al piso y luego se giró lentamente hacía mi – pero ahora solo estoy atado a ti, debería hacerle caso a Kibum y no hacerme más daño.
-¡Yo no te até a mí, solo te pedí que me acompañaras, pero si lo deseas puedes irte con Onew!
-¡YA DEJA DE MANDARME CON JINKI! – Gritó muy molesto y me dio un fuerte puñetazo en el rostro -¡TE ESCOGÍ A TI! Aprende a vivir con eso – salió corriendo y yo solo me quedé estático en el lugar intentando conectar los puntos.
No sé cuánto tiempo lo estuve pensando, pero al no llegar a ninguna conclusión corrí directamente a la mansión del Duque.
Toqué la puerta y tan pronto el sirviente abrió entré corriendo.
-¿Dónde está el señor Taemin? – Dije mirando de un lado al otro, el sirviente, creo que se llama Minwoo, me veía confundido.
-Salió al primer concierto de Onew con el duque – Jonghyun venía bajando las escaleras.
-¿Dónde es? – Lo miré mientras estaba por salir.
-El carruaje está listo para irnos – dijo avanzando – te esperé demasiado, pensé que lo ibas a arruinar por la forma en que llegó Taemin.
-¿Sabías que vendría?
-Claro, aunque yo le iba a Jinki parecía que el pequeño ya estaba decido – tomó un sombrero de copa y se lo puso – bien vamos. Abrió la puerta y ambos salimos al carruaje que ya estaba listo.
Todo el camino estuve ansioso aun tratando de entender aunque fingía mirar por la ventana simplemente me perdía en mis pensamientos.
-Parece que ya terminó – Jonghyun se asomó por la ventana viendo como salía una gran cantidad de gente del lugar.
-Bajemos – empujé la puerta con el carruaje aun en movimiento y salí rápido al lugar entrando en sentido contrario de las personas.
No tardé en ver a Kibum con un gran saco dorado y gran cantidad de joyas que lo adornaban pero no estaba Taemin con él. Seguí buscando y lo vi en el segundo piso, justo al lado del barandal de las escaleras, hablando tranquilamente con Onew.
¿Cómo podía hablarle de esa forma después de lo que le hizo pasar? Me enojé y caminé hacia las escaleras en ese momento mi ex-mayordomo me lanzó una mirada y se acercó más a Taemin que traía un saco largo blanco en el cual no había metido su brazo herido.
Avancé más aprisa por el pasillo.
-Espero que entiendas lo que voy a hacer – Onew mencionó estas palabras y luego me quedé congelado viendo como besaba a Taemin frente a mí. Era la segunda vez que lo hacía pero ahora era diferente, ahora me ardía la boca del estómago mi pecho sentía una fuerte presión y mis puños se cerraban por si solos.
Taemin no tardó mucho en empujarlo y separarse para luego sujetar su brazo adolorido. Era obvio que la intención de retenerlo de Onew había lastimado su brazo.
No me contuve más y corrí a golpearlo directamente en la cara.
-¡Te dije que no quería que te le acercaras! – Dije muy molesto y tomé a Taemin.
Bajé rápidamente las escaleras sosteniéndolo con cuidado de los brazos, intentando no hacer presión y luego salimos de entre la gente para llegar a la calle donde avancé un poco más hasta el pequeño parque donde por fin me detuve y lo solté rápidamente.
-No estoy comprometido – fue lo único que se me ocurrió decir y él me volteó a ver.
-¿Qué?
-No estoy comprometido, solo lo dije para no ofender a su familia. – Lo dije un poco más claro no encontraba palabras.
-¿Solo por eso? – Agachó su cabeza.
-No quería… – me detuve, tal vez lo mejor era no decir nada más, todo era demasiado raro.
-No te presiones – dijo tranquilo – yo ya decidí ir contigo, no es como si pudiera cambiar de parecer así de fácil.
-Lo que digo es que…- intenté formular la línea. Miré al cielo - ¡Mira la luna! – Se acercaba la luna llena por lo que se veía enorme, posiblemente un residuo de luna de otoño.
El solo miró intrigado y luego tomé su muñeca como esa tarde y empecé a correr recordando el camino entre los retorcidos callejones y buscando el alegre ruido y las luces que bailaban.
-Es esta noche – dije cuando el ruido aumentó – esta noche se celebra, esta noche la Luna brindará la luz.
Llegamos de nuevo a la Plaza de la Gitana toda la gente bailaba y cantaba, sostenían linternas y había luces de muchos colores y formas, los gitanos tenían una fogata en el centro y varios bailaban con gran alegría mientras traían panderetas. Al día siguiente se irían.
Su rostro brillaba y en sus ojos danzaban los reflejos de las luces.
-¿Es hermoso verdad? – Pregunté al ver que estaba callado mirando.
-Es la luz en la obscuridad – dijo mirando como bailaba una de las chicas – y ella es la luna.
-Claro – una voz femenina nos hizo girar drásticamente y encontramos a la chica de la tarde – ella nació para ser la luna, por eso se llama Luna.
-Buenas noches Amber – dije saludando mientras me inclinaba.
-Buenas noches y díganme ¿La Luna alumbró su camino o aun esperan poder verlo?- La miré curioso – Ya veo, quieres verlo, en ese caso solo te puedo decir que si no abres los ojos no podrás ver tu sol personal. – Giré a ver a Taemin y luego volví la vista y la chica había vuelto a desaparecer.
-¿A dónde fue? – Preguntó Taemin.
-No lo sé – dije mirando de un lado al otro – siempre hace lo mismo.
-Vamos a acercarnos para ver mejor – tomé su mano y lo llevé cerca del lugar.
Nos quedamos en silencio tomados de la mano mientras veíamos el espectáculo, todos estaban tan atentos y parecían muy alegres ante la música, las luces, los fuegos artificiales y el baile.
-Me gustaría hacer algo así un día – dijo después de que todos saludaban y las personas aplaudían contentas.
-¿Una representación teatral como el ballet? – Me dio curiosidad.
-Algo parecido – dijo mirando a los actores – pero con todos los tipos de danza, como la opera pero con cantos de diferentes lugares, voces y más actuación.
-Hazlo – dije cerca de su oído – me suena a algo bueno, deberías intentarlo.
-Primero quiero volver a casa.
-Regresemos mañana – le dije al oído – mañana volvamos a Arlequia, le acomodé el cabello detrás de la oreja.
El afirmó y seguimos viendo a los gitanos que saludaban contentos.
Mientras volvíamos a casa de Kibum nunca soltamos nuestras manos, solo caminamos en silencio yo veía al piso apenado mientras su cálida mano creaba un hormigueo en mi cuerpo.
-Lo siento – dije cuando pasamos por el obscuro parque donde las personas se acomodaban en bancas y se cubrían con mantas y trapos viejos.
-No te disculpes, no suenas como usted mismo.
-¿Entonces cómo sueno? – Pregunté mientras sonreía.
-Suena como así – tomó aire y se detuvo poniendo su brazo sobre su cadera “Parece que es mi deber darte peligrosas cantidades de azúcar” – subió su mano y empezó a reprender con su dedo –“Eres un sirviente inútil” – dijo caminando de un lado al otro – “Ahora voy a correr como loco hasta que mi mayordomo muera” – dijo marchando y moviendo el brazo mientras abría grandes los ojos e imitaba una de mis muecas al correr. No podía parar de reír, era una representación única.
-¿Soy un amo tan malo? –Pregunté aun riendo como loco.
-Eres mucho peor Lord Minho – me quedé en silencio, esa frase era la que me había salvado unos días atrás – pero me gusta así – agregó con una sonrisa. Esta vez era mucho mejor, no pude resistirme más y lo tomé de la cintura.
-Esta vez no será solo un momento – le dije encontrando sus labios, sus perfectos y suaves labios. Aquellos que había probado y deseaba seguir probando. Volví a buscar los relieves en ellos, las comisuras, jugaba con mi lengua sobre ellos mientras los cálidos brazos de Taemin pasaban por mi cuello hasta mi nuca donde presionaban mi cabeza.
Seguí sintiendo sus labios y comencé a jugar con mis dientes sobre ellos. Mordía a ratos arriba a ratos abajo, así hasta que su cavidad se abrió y mi lengua se dio el lujo de entrar en ella, siguiendo las encías y los dientes del chico con mejillas rosadas y respiración agitada. Jugaba con la otra lengua ratos, tentaba el paladar buscando las figuras que en él se formaban. Quería memorizar ese espacio, quería grabarlo en mi mente, solo usando mi lengua para reconocer mientras mis ojos cerrados y mi rostro helado sentían esa cálida respiración y esos movimientos concordantes. Deseaba seguir así toda la noche pero nos vimos interrumpidos.
-¡ME DAN ASCO! – Un hombre borracho gritó haciendo que nos separáramos y luego hizo un sonido desagradable con su garganta y terminó escupiendo en el zapato de Taemin.
Miré con enojo el zapato y giré hacía donde iba.
-Cuando lo atrape… – estaba por empezar a caminar pero sentí esa cálida y suave mano en mi hombro.
-Está bien Lord Minho, vámonos –Taemin tomó mi mano y comenzamos a caminar con dirección a la casa del Duque. Cuando llegamos Jonghyun y Key ya estaban en su habitación y los sirvientes nos recomendaron no acercarnos. Dijeron que habían descubierto un nuevo juego que llamaban el Duque ahora es mi esclavo. Bueno o así lo conocían por la forma en que Jonghyun había gritado por toda la casa.
Dejé a Taemin afuera de su habitación deseándole buenas noches y luego me fui a dormir. Aunque en realidad no podía por estar pensando todo lo que había sucedido ese día, tal vez solo era otro de mis sueños de cuando tenía fiebre. Pero era mucho mejor que los otros dos besos que había obtenido de mi mayordomo, fue mucho más cálido, sin tantas preocupaciones, sin fiebre ni dolor, solo placer y felicidad.

La mañana siguiente la pasamos con Key y Jonghyun mientras recorríamos el mercado de poco en poco, luego se nos unió Onew a la hora de la comida donde nos reunimos en la casa de la Marquesa que era enorme y opulenta. Tuve que alejar a Taemin de esa mujer durante todo el tiempo, porque con una sola mirada nos había atrapado y ahora tenía sugerencias extrañas que nos involucraban a los tres. Ni siquiera la Duquesa la podía detener, hasta Kibum estaba batallando pero él y Jonghyun buscaban obtener respuestas a cambio de su ayuda. Jinki como siempre estaba tranquilo comiendo pollo, aún no estaba perdonado lo que había hecho pero tenerlo ahí me llenaba de paz.
Por la tarde cuando salíamos para Arlequia Jonghyun y el Duque lloraron como locos, además de que este último me puso miles de amenazas para que no le hiciera daño a su niño. Yo simplemente decía que no se preocupara, pero aun así era casi imposible convencerlo. Taemin estaba platicando con Onew y luego lo abrazó mientras que se despedía. Me enojé bastante y fui por él.
-Vamos Taemin, queremos llegar pronto, recuerda que es un viaje de dos días – lo llevé lejos y le lancé una mirada a Jinki. El castaño solo lanzó una sonrisa muy cálida, como odiaba que pudiera solucionar todo con una sonrisa.
-Nos vemos en Arlequia – dije ayudando a Taemin a subir al carruaje – espero verlos en la fiesta de Navidad, no será tan importante y llena de nobles como otros años, pero vendrán los amigos y mi familia, espero verlos a los tres ahí. – Dije antes de cerrar la puerta mientras Taemin y yo movíamos el brazo en señal de despedida.
-Vamos a casa – me acomodé junto a Taemin.
-Vamos – agregó con una sonrisa y luego platicamos por un rato y vimos el paisaje durante otro. Pasados unos momentos fingí estar dormido y me dejé caer en su hombro, de la misma forma que lo había hecho cuando veníamos a Hirania, de esa forma respiré su fresco aroma y sentí su calor mientras mis parpados continuaban cerrados. Era una ventaja sentarme del lado de su hombro bueno. Sentí que se movía un poco y luego sentí una sueva y cálida sensación en mi frente, habían depositado un cariñoso beso en ella. Definitivamente esta odisea de regreso era mejor que la que nos había traído a ese lugar.



Y también el Extra... que si es el final de esta historia.. T.T Lo siento, pero ya no hay nada más... no puedo seguir escribiendo mi cerebro se secó para esta época...




En ausencia de una Blanca Navidad


La fiesta estaba más concurrida de lo que esperaba, pero entendía las razones esta era la primera vez que los Choi daban una fiesta para todas las clases sociales, para los locales y loe extranjeros, y el ambiente era llenado por las risas de niños y las conversaciones de adultos.
La servidumbre también participaba en la fiesta y todos ayudaban a ratos con el servicio, parecía todo un éxito. Kibum parecía el alma de la fiesta con su traje nuevo que también era adornado por un amplio sombrero importado, bebiendo y charlando con todos, haciéndolos sentir cómodos, la Duquesa y la Marqueza lo acompañaban detrás de él haciendo sus chistes y discutiendo de temas de política, dos mujeres que eran de temer.
Jonghyun como siempre estaba rodeado de chicas, aunque había oído que sus padres le habían dicho que lo querían lejos de sus vidas ya que vivía en pecado su hermana estaba ahora ahí apoyándolo. Sin mencionar que Kibum la había adoptado como su nueva protegida al estilo de Lady Hee.
Jinki estaba contento comiendo mientras conversaba con Taemin, no tardaría en ir a separarlos, pero les daría un momento más además no me preocupaba tanto porque Lady Hyori estaba con ellos. Había decidido viajar con él y quedarse con sus tíos para conocer el lugar.
Lady Hania estaba bastante tranquila, lo cual me hacía temer, desde que había llegado a Arlequia tenía una loca idea tras otra, pero en este momento solo estaba tranquila hablando de negocios. Había resultado una excelente mujer de negocios. Cuando su grupo se deshizo caminó hasta donde estaban Hyori, Taemin y Onew platicando amenamente.
Y de esa forma tan tranquila y alegre continuó la noche, entre los esplendidos y excéntricos regalos del Duque, las canciones interpretadas por Hyori y Jinki, Jonghyun siendo atrapado y castigado por Kibum, el baile, la comida y vino. Pasé poco tiempo con Taemin, pero en un momento lo encontré al fin entre la muchedumbre parado en un rincón.
-Feliz Navidad –le dije con un amplia sonrisa, al final lo había encontrado.
-Feliz Navidad Lord Minho – dijo casi gritando y tambaleándose, mostraba inestabilidad.
-¿Tomaste? – Lo miré confuso y me acerqué para ver si olía a alcohol.
- Solo un poquito – lanzó una pícara sonrisa.
-Esto no está bien ¿Dónde está el Duque? El no te deja tomar
-Te diría donde está pero no creo que quieras saberlo, ahora está con Jonghyun – dijo tambaleándose de nuevo y lo sostuve rápidamente.
-Te llevaré a dormir – lo moví cauteloso.
-Ya no tienes por qué cuidar de mí… - dijo hipando y luego miró a otro punto – hoy Lord Minho me quitó las vendas, ya estoy bien.
-Aun así no deberías sobre esforzarte, no es buena idea que tu brazo se quede inmovilizado por más tiempo. –Lo ayudé a subir las escaleras.
-No más tiempo, Lord Minho no toca, le da miedo hacerme daño.
-Tranquilo – llegué a mi despacho mientras el chico jalaba y empujaba sin nada de equilibrio.
Subí las escaleras que daban al pasillo de mi cuarto y luego caminé hasta la cama cargando al chico que parecía haber perdido sus fuerzas antes de las escaleras.
-¿A tu mamá le gustó? – Pregunté mientras le removía sus zapatos, justo después de dejarlo en la cama.
-Ella adora a ese sínico de Minho- me volví a reír y aflojé su saco.
-Me debo ir, la fiesta continua- dije explicando mientras me empezaba a alejar.
-No te vayas – sostuvo la manga de mi camisa y me lanzó una mirada suplicante.
-Está bien – dije acomodándome a su lado en la cama y él se acomodó pegado a mi pecho. Empecé a acariciar su espalda y ver como se empezaba a dormir.
-Quería una blanca Navidad – sonó muy triste.
-Yo nunca he visto una blanca navidad – le dije abrazándolo con fuerza. – Pero por ahora puedo darte esto- Tomé la caja de mi saco y se la entregué. El se quedó viendo la cajita y luego comenzó a llorar -¿Qué tienes? – Pregunté demasiado preocupado.
-Lo sabía Lord Minho me compró un regalo costoso.
-Ni siquiera lo has abierto – dije acariciando su cabeza. Él miró la caja con tristeza y luego se dispuso a abrirla. Sus sollozos de detuvieron y sus ojos se abrieron apliamente.
-No puedo aceptarlo- cerró la caja en intentó devolvérmela.
-Tienes que aceptarlo – sonreí y le empuje la caja hasta su pecho.
-Pero es el reloj del Lord, es de la familia Choi.
-Exacto es un símbolo de mi familia – me giré para ver mejor su rostro recostado sobre la almohada y acomodé sus cabellos – y tu eres mi familia, por eso debes tenerlo. – Me brindó una mirada tierna que me hizo conmover y no resistí las ganas de besarlo.
-Feliz Navidad – dije entre sus labios - abrazando mejor su cuerpo.
-Feliz Navidad Minho –se acurrucó mejor y no tardó en caer completamente dormido en mis brazos. Así lo tenía solo para mí, con su fino rostro, su suave cabello, su delgado cuerpo, solo para mí, mientras yo velaba su descanso. No quise volver a la fiesta y después de quedarme embelesado por un buen rato viéndolo, terminé cayendo rendido ante el sueño.

Empecé a sentir como me empezaban a mover en la cama, alguien decía algo y me empujaban constantemente. Como odiaba ser despertado, pero alguien insistía, de un momento a otro tenía otra vez esa imagen de varias mañanas. Mi cuerpo golpeando el piso y yo rodeado por cobijas adolorido, luego escuché a alguien correr, medio adormilado me asomé a lo que me rodeaba.
Y vi como alguien entraba al cuarto de lavado junto a mi habitación, donde estaba la gran tina. Me paré frotándome los ojos, para caminar hasta ese lugar donde un chico ya hacía a gatas en el piso vomitando en un cubo. Me acerqué y me hinqué junto a él, tomé su cabello para evitar que se manchara y le di golpecitos en la espalda.
-¿Te sientes mejor? – Se sentó en el piso frente al cubo y se tocó la cabeza como si le doliera.
-Estoy mejor – se limpiaba con una toalla que le había pasado.
-Eso es bueno – me sentí aliviando por un momento – aunque me debes una por tirarme de la cama.
-Es que usted no se despertaba ni se movía, me tenía completamente atrapado ¿O es que quería que le vomitara encima? – Me lanzó una mirada retadora.
-Mira que contestón, hace rato estabas diciendo que no te tocaba y ahora te quejas por que te abrazo. – Sonreí mirando su temor.
-¿Qué hicimos? – Tocó su frente intentando conectar puntos.
-Te hice parte de mi familia – me puse de pie y él me miró asustado. Luego le ofrecí mi mano para ayudarlo a levantarse. La tomó y se puso de pie aun con falta de equilibrio.
-¡El reloj!– Reaccionó un poco después y luego presionó su cabeza por la fuerza de sus palabras.
-Esperaba que te tardaras más en recordar, así me hubiese divertido un rato – comencé a caminar hacia el cuarto.
-No es gracioso, tomar tanto no es divertido, no debí hacerle caso a Hania – se quejaba caminando tras de mí.
-Supuse que tramaba algo, pero nunca pensé que fuera embriagarte – me senté en la cama y me empecé a quitar el saco.
-¿Por qué me trajiste a tu habitación? – Taemin me miró curioso. Tampoco lo había pensado él tiene una habitación propia en la casa, solo lo traje por que sí.
-No lo pensé – contesté tranquilo sacando una manga del saco.
-¿Qué haces? – Me miraba aun muy confundido.
-Me pondré mi ropa de dormir – empecé a desabrochar mi camisa – quiero seguir durmiendo aun ni amanece.
-¿Podrías esperar a que saliera? – Seguía sosteniendo su cabeza y apretando los ojos. Me saqué la camisa sin importar lo que me decía.
-¿No me digas que aún te da vergüenza?
-No creo que sea solo yo, siempre me sacas de aquí cuando vas a vestirte – el tenía razón, desde que tomó el cargo de mayordomo me vestía yo solo, pero este momento no debía de tener vergüenza.
-Pero quiero seguir durmiendo pronto, sigo cansado – me levanté y caminé hasta él haciendo que retrocediera dos pasos – y quiero seguir durmiendo como lo estaba haciendo hasta hace un momento – lo atrapé y corrí para lanzarnos juntos a la cama, caímos entre los edredones gordos y las almohadas y almohadones del golpe salieron volando algunas plumas.
Ambos soltamos amplias carcajadas y luego nos miramos.
-Dormir está bien – dijo tranquilo – me duele la cabeza – Lo abracé y me volví a acomodar para dormir.
-Pero la próxima vez no vamos a dormir – me miró asombrado y luego cerré mis ojos para intentar descansar y tratar de ignorar el hecho de que lo tenía en mis brazos ese momento.
Sentí uno de sus brazos pasar por debajo de mi cuerpo y el otro encima hasta llegar a mi espalda.
-Está bien la próxima vez no dormiremos - sentí el suave rose de sus labios sobre mi pecho y abrí los ojos mientras agachaba mi mirada para verlo ahí observándome con una mirada profunda - y cuando despiertes te daré tu regalo de Navidad.



Gracias a todas por leer, de verdad extraño esta historia... T.T





+FICS:
FuerzaFriki
avatar
Apoyo
Femenino

I ♥ Taemin
Mensajes 2060
http://www.fuerzafriki.mex.tl

Volver arriba Ir abajo

Re: Fic El quinteto de Arlequia (Final)

Mensaje por lizzie el Dom Abr 22, 2012 2:23 am

hola unnie quiero decirte que me has hecho llorar....... pero de felicidad me encanto tu fic me emocione en cada momento y me imagine todo tienes un don para escribir, yo creo que no podria aun que lo imaginara, la fic ya tiene tiempo pero por cosas del destino elegi leer tu fic entre todas las que habia y ahora soy tan feliz me encanto tu historia y por momento tuve ganas de golpear a minho pero luego se me quitaba por que lo amo tanto jajaja en fin muchas felicidades es una de las mejores que he leido y nos leemos prontito en otra fic tuya :)
saludos :HELLO:
lizzie
avatar

Femenino

I ♥ minho y key y mi yeobo fanny ♥ !!!!
Mensajes 577

Volver arriba Ir abajo

Re: Fic El quinteto de Arlequia (Final)

Mensaje por HeyBitchQi el Jue Jun 28, 2012 1:25 am

En este tambien comentare para que tampoco se me pierda jajajaja mis primeros post son para ti♥
HeyBitchQi
avatar

Femenino

I ♥ ♡~SHINee~♡
Mensajes 38

Volver arriba Ir abajo

Re: Fic El quinteto de Arlequia (Final)

Mensaje por LuzaKiller el Vie Dic 28, 2012 3:55 am

Que hermosa historia causo todo tipo de emociones en mi c': quisiera segunda temporada lol okya... Unnie escribes otra historia? es que realmente la forma de narrar tuya es tan limpia, como si tus pensamientos fueran a la par con tu escritura. Realmente te admiro y aammm algún día quisiera escribir como tu. Siempre decía que yo escritora no quería ser e.e'... que eso lo hacían solo los escritores, pero conforme leo un libro bien escrito (en tu caso novela) me anima y quisiera escribir así de bien. Pero aun me falta camino por recorrer y muchos mas libros que leer. En verdad uno de las mejores historias que he leído. Desde ahora eres mi idola e.e' :D'.... Me encanto el fic. HERMOSO!! :D
LuzaKiller
avatar

Femenino

I ♥ 최민호♥, 태민♥ & 키♥
Mensajes 1481

Volver arriba Ir abajo

Re: Fic El quinteto de Arlequia (Final)

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 12 de 13. Precedente  1, 2, 3 ... , 11, 12, 13  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.