Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

LOVE [3/3] - 2Min

Mensaje por ya-chan el Lun Abr 04, 2011 6:40 pm

Hi there, espero que estén bien... vuelvo con otro coso... lo acabo de terminar y, aviso, es un flashfic y el incesto es el tema principal *siente los tomatazos acercándose a su rostro*.

Últimamente me llamó mucho la atencion ese tema y no me resistí a escribir sobre eso. Espero que les agrade un poco y no me asesinen con salvajismo extremo.

Titulo: LOVE
Autor: ya-chan
Género: Flashfic, Angst, Au, Lemon, H/C, fluffy y asi ¬¬ (soy un desastre, no puedo poner un sólo género).
Parejas: 2Min
Personajes: Taemin, Minho, ninja!Jonghyun (los que importan, ja).
Nota: Basura como siempre, pero aun asi me atrevo a dedicárselo a alguien. Esto va para AliceS5 porque me ha apoyado montones, sino chequen su firma y sus comentarios, es un amor. Gracias girl.

Escuchen:


LOVE

Capítulo 1. My brother.

Cuando despertó, notó de inmediato la oleada de dolencia que surcaba cada parte de su cuerpo y el para nada reconfortante color blanco que reinaba las paredes del hospital. Sólo bastaba sentir el penetrante olor a medicina y desinfectante para darse cuenta que estaba en ese sitio, y el que estuviera ahí era indicativo de algo terrible: los habían separado.

Llevó la pálida, delgada y canalizada zurda hasta su rostro para intentar enjuagarse las lágrimas que empezaban a rodar por sus mejillas pero fue en vano, no dejaban de brotar. El sufrimiento era demasiado para soportarlo y el borrar las húmedas huellas de dolor no desharía ni una pizca la desesperanza y el vacio que llenaban su pecho, por lo que no tenia caso limpiarlas ni evitarlas.

“Minho ah…”

¿Cuántas veces había susurrado su nombre desde que despertó? Incontables, pero aun no eran suficientes como para que apareciera a su lado y le dijera que todo saldría bien, aunque era él el que siempre lo decía.

A sus 17 años, Taemin no podía comprenderlo en absoluto. Si el amor es el sentimiento más asombroso que el ser humano puede experimentar, entonces ¿porque la gente se rehúsa a aceptar otras formas de cariño que no sean las tradicionales? Es amor después de todo. Amor puro y verdadero; que late y llora, que se retuerce y florece, que cala y vibra, que reanima y embellece. Un sinfín de etcéteras que las palabras no alcanzan a describir y aun así, es anormal otra forma de amor ante los ojos de los jueces que nunca fueron nombrados como tales.

¿Por qué la gente era tan cruel? ¿Era muy difícil aprobar que dos personas se amaran? ¿Por ser hombres no podían enamorarse? ¿Por ser… hermanos?

Giró el rostro para perderse en el naranjo que tras su ventana se mecía con suavidad gracias a la brisa del atardecer, arañando con sus espinas el cristal mientras las flores de azahar le distraían del molesto sonido.

Así, enfocando las pupilas como si fuese ciego, naufragó en ese espeso océano de recuerdos como una reacción natural de su cuerpo ante la ausencia de otro de mayor importancia de acuerdo a su particular punto de vista.

....

- ¡No quiero que te le acerques!

El grito de una joven mujer detuvo a un Taemin de 6 años de deslizar un carrito de juguete sobre el piso de la sala. Su madre estaba vociferando como nunca antes lo había hecho y comenzó a preocuparse por ella y su seguridad, después de todo, únicamente estaba su hermano Minho y él para protegerla ya que su padre los había abandonado años atrás.

- P-pero es mi hermanito.

- ¡Cállate!

La bofetada se oyó tan fuerte que el maknae se estremeció con miedo, incapaz de levantarse e ir a averiguar lo que ocurría.

-¡Tú no eres mi Minho ah! – Gritó la madre de los niños para después salir de la habitación del pelinegro con el semblante perturbado, el cabello más que revuelto y las manos temblorosas.-

Minho siguió los pasos de su mamá pero se detuvo a contemplar al pequeño. Su mejilla izquierda estaba roja y sus ojos parecían llaves abiertas.

-Rápido Taemin. – Caminó hasta él y le tomó de la mano para izarlo del suelo. -

-¿Que está pasando hyun? ¿Por qué mamá esta tan molesta contigo? – Obedeció a su hermano que era un par de años mayor que él y dejó que lo guiara fuera de la casa.-

-Algo no está bien con ella.- Murmuró sin ver al menor y empezó a correr lo más que sus piernas y las del rubio le permitían. -

Ambos estuvieron corriendo por horas a pesar de que Taemin suplicaba por un descanso y cuando cayó, el mayor lo cargó en su espalda y continuó con la huida.

Al llegar al enorme parque de la ciudad, se escondieron entre la maleza y el pelinegro se aseguró de cerrar bien la chaquetita de su hermano y de cubrir su cabeza con la capucha para que no se resfriara ya que la noche comenzaba a caer y el frio a apretar.

- Quiero ir a casa Minho hyun… – Sus ojos se aguaron a punto de romper el llanto y es que el estómago le reclamaba alimento, sus pies dolían y el viento helado no ayudaba en nada a calmar su miedo a la oscuridad.-

-Minnie… oh, mira. - Sacó del bolsillo de su pantalón un botecito de leche con sabor a plátano. La favorita del pequeño, el cual con ojos titilantes, no tardó en devorar.-

-¿Estás satisfecho?- Revolvió el cabello del blondo con ternura.-

-Si hyun… ¿pero tú que vas a comer?

El más alto movió la cabeza en negativa y sonrió ampliamente. Fue entonces cuando se dio cuenta que esa leche era lo único que tenían para cenar y él se lo había acabado todo sin importarle en lo más mínimo el apetito de su hermano mayor. Bajó la mirada, avergonzando por su comportamiento egoísta.

-No tengo nada de hambre y mañana buscaré algo para comer, así que no te preocupes por eso. – Dijo mientras le acariciaba la regordeta mejilla con el dorso de su mano. –

- Está bien, hyun – Sonrió con timidez. Por su semblante supo que le mentía y que probablemente estaba más hambriento que él, pero aun así suspiró aliviado al darse cuenta que su pariente no era como los otros niños de la escuela que se peleaban con sus hermanos por alimento o juguetes. Él era diferente. - ¿Donde dormiremos? – Por más que buscara con la vista, solamente observaba pasto húmedo por doquier. Nada parecido a su cómoda cama. –

El pelinegro lo vio con preocupación y luego se quitó la chaqueta azul y el suéter de lana que traía, colocándolos sobre el césped para formar un buen lecho para dormir.

-¿Está bien así Taeminnie?- Frotó inconscientemente sus brazos que sólo estaban cubiertos por las mangas largas de su camiseta roja. –

-Si hyun. - Se apuró a hacerse un ovillo sobre las ropas y pronto sintió que el otro se acomodaba tras él, como queriéndose enterrar en su espalda, tiritando de vez en cuando.-

Una extraña punzada atravesó su pecho. Su hermano estaba congelándose y todo para que él tuviera un lugar decente para descansar. Definitivamente tenía al mejor hyun del mundo, al más amable, al más cariñoso y al más responsable, aunque lo haya hecho fugarse de la casa con él. El miedo se disipó y comprendió al instante que ya no tenía por qué temer si él estaba ahí para cuidarlo.

Cuando los rayos del sol le calaron la cara, por fin se animó a abrir los ojos, descubriendo que Minho seguía dormido.

“Es mi turno de cuidarte.” – Pensó la criatura mientras se alejaba en busca de algo para comer. En los cuentos de hadas, los bosques siempre estaban repletos de hongos comestibles y como veía grandes árboles por todos lados, era obvio que se encontraban en uno de esos sitios encantados.-

Paseaba curioso, persiguiendo a los pajarillos que revoloteaban entre las hojas secas al pie de los robles hasta que un grupo de 3 chicos, unos 3 o 4 años mayor que él, aparecieron de la nada y le acorralaron.

El grito agudo y desgarrador le despertó de golpe. No había duda que ese tono de voz pertenecía a Taemin, incluso si estuviera sordo, estaba seguro que podría sentir su inigualable frecuencia con sus otros sentidos.

En menos de 1 minuto llegó al claro donde los otros niños molestaban al pequeño, empujándolo y jalándole el cabello con el pretexto de que era más suave que el de las niñas.

Sin decir una palabra se abalanzó sobre ellos, lanzando golpes al aire y liberando a la victima que se deshacía en lágrimas.

-¿Quieres morir? – Espetó el más alto de los abusones, al parecer la cabecilla, pero al no obtener respuesta del pelinegro le tomó por el cuello de la camiseta. – No vas a responderme ¿cierto? – De nuevo ninguna palabra, sólo una mirada indescifrable. – Que aburrido eres… tu novia es más divertida. – Se rió ante su broma seguido de los otros 2 chicos. –

El menor frunció el ceño y se abochornó al instante por lo dicho pero Minho continuaba serio y sereno.

-Corre Taeminnie. - Le susurró aprovechando el ruido de las carcajadas para no ser descubierto. -

-P-pero h-hyun. - Intentó acercarse para ayudar. –

-¡Que corras!- Esa fue la señal para que el abusivo detuviera su risa, le golpeara la mandíbula con el puño y lo mandara al suelo con la boca llena de sangre. –

Los ojos del rubio se tornaron acuosos al ver que su hermano había sido herido y antes de dar un paso hacia él, los otros dos niños le sujetaron de los brazos.

-Tengo una idea. – Habló de nuevo el líder. - Si aguantas 5 golpes sin caerte, no nos meteremos con tu novia.-

El maknae sintió un hoyo en su pecho. Su hermano era muy bueno pero sería más fácil que no aceptara ese reto y que entre los dos se defendieran, pero lo que oyó después sólo le confirmó que él jamás permitiría que le pusieran un dedo encima.

- Bien. – Se incorporó con rapidez, limpiándose la sangre que había brotado de su labio. –

Al recibir el primer puñetazo del trato, el moreno se balanceó un poco hacia su costado y Taemin dejó escapar las decenas de lágrimas que ya estaban impidiéndole ver. Para el tercero, el rubio ya había cerrado los ojos y exclusivamente se dedicaba a escuchar los quejidos de Minho y las risas de los chicos, sin mencionar el sonido de los nudillos contra la cara de la víctima. Luego del quinto, percibió que le habían liberado.

-¡Corre! – Ordenó el moreno ya que, aunque había soportado la golpiza, no estaba seguro de que los superiores cumplirían con su palabra.-

El menor estaba tan asustado que aun no había despegado sus párpados. Las rodillas le temblaban y todo su pequeño ser le gritaba que estaba en peligro por lo que, con toda la adrenalina recorriéndole, obedeció y salió disparado para alejarse de la situación. Su corazón latía frenético y lo único en lo que pensaba era en ponerse a salvo, sin embargo, el temor fue alejándose de su pecho conforme la distancia entre los problemas y él se incrementaba, dándole paso a la culpa y la preocupación.

¿Cómo pudo dejarlo solo?

Se sintió un cobarde y apretó sus puños con fuerza. Minho jamás se lo pensó cuando lo defendió de ellos y cuando éste también necesitaba su auxilio, simplemente huyó como todo un miedoso.

Limpió las lágrimas y regresó corriendo a socorrer al morocho.

Éste yacía solo en el suelo boca arriba y se movía muy a penas como si se estuviera asegurando de que tuviera todas las piezas de su cuerpo completas antes de levantarse.

-¡Minho hyun! – Chilló y se arrodilló a su lado, ayudándole a sentarse. –

El chico tenía finos ríos de sangre que iban desde sus fosas nasales hasta la barbilla y el pómulo derecho estaba un poco inflamado, lo que provocó que el rubio llorara por el remordimiento y el dolor de verlo así, como si percibiera las heridas en su propia piel.

-Estoy bien. – La última palabra sonó descompuesta. – No llores… - Barrió las lágrimas del blondo con su pulgar. – Me alegra que hayas vuelto… creí que habías regresado a casa.

El otro no pudo responder y sólo se lanzó en los brazos de su hermano. Estaba asustado pero también aliviado al ver que estaba bien a pesar de las lesiones. Era la primera vez que pasaban todo eso juntos; salir de casa solos, que él le cuidara tan devotamente y que le protegiera de los demás sin importar ponerse en peligro. Como lo hacen los príncipes de esos cuentos maravillosos que tanto le gustaban.

-¡Por aquí!

La voz de un hombre mayor les hizo romper el cálido abrazo. Intentaron huir de nuevo, pero al más alto le costó mucho ponerse de pie aunque el pequeño le sirviera como soporte y fueron descubiertos por un grupo de vecinos y policías.

-No… - Susurró el pelinegro y se aferró a la cintura del menor. –

Taemin automáticamente rodeó el cuello del moreno con sus brazos y enterró el rostro en su pecho. Tenía miedo, no sabía lo que les pasaría ni cómo iba a reaccionar su mamá. ¿Le pegaría a Minho de nuevo? Tal vez a ambos y muy fuerte.

De pronto, un rostro femenino bastante conocido para los dos, salió entre la multitud y tomó al más pequeño, casi arrancándoselo de los brazos a su hijo que intentaba desesperadamente seguir al lado de su hermanito.

-Gracias a Dios… Gracias a Dios… - Murmuraba la mujer una y otra vez contra el hueco que había entre el cuello y el hombro del blondo.- Pero tú… - Rápidamente su semblante angustiado cambió a uno lleno de furia cuando vio al otro niño – Ya verás… - Dirigió la diestra hasta la oreja izquierda del infante y la jaló tan fuerte que éste creyó que la perdería sin importar lo mucho que le llorara para que se apiadara de él. –

Durante todo el camino no dejó el castigo, mantuvo un paso apurado para estirar aun más el cartílago y aunque infligía daño por un lado, por el otro sonreía y daba pequeños besos en la frente de Taemin.

Pero todo era diferente, esos besos y sonrisas le parecieron falsos y vacios. No comprendía porque su madre odiaba tanto a Minho y no podía disfrutar de los mimos que le daba ya que le partía el pecho el ver como su hermano lloraba sin emitir sonido alguno. Tan dolorosamente valiente.

Una vez que llegaron a su hogar, la señora Choi bajó de su regazo al menor y de inmediato llevó a su primogénito, a base de empujones, hasta su cuarto para encerrarlo bajo llave sin importarle curar sus heridas primero.

Posteriormente tomó el teléfono y sollozó tras el saludo.

-El diablo, el diablo ha cambiado a mi hijo… no, no. No tengo dinero para mandarlo lejos… podría regalarlo… ¡¿entonces que se supone que debo hacer?! Ese niño no es mi Minho ah… si, ahora está encerrado… tal vez funcione, ¿Cuándo podría venir el trabajador?... está bien, lo esperaré. Gracias unnie. – Colgó y vio de reojo al inocente niño con cabeza de honguito – Todo estará bien ahora Taemin ah…

Era una mentira… desde esa noche pasó 3 días sin ver a Minho y aunque le suplicaba a su madre que le dejara jugar con él o al menos visitarlo a su habitación, ésta se negaba rotundamente.

Luego pasó lo peor.

Al cuarto día un par de hombres entraron a la morada con herramientas diversas. En pocas horas, la ventana de la alcoba del moreno estaba enrejada y la puerta había sido cambiada a una de hierro sólida. La señora no tardó en azotarla con una inmensa sonrisa plasmada en su rostro y el sonido metálico interrumpió el llanto del que estaba adentro implorando por el calor de su familia y su libertad.

Y así… encerraron a su príncipe en el castillo.

Los días pasaron y se convirtieron en meses para luego transformarse en años llenos de soledad, tristeza, melancolía y lágrimas.

Minho recibía clases particulares en su cuarto y su madre le llevaba fielmente la comida 3 veces al día siempre a la misma hora. Era entonces cuando sonaba la alarma del reloj de pulsera de Taemin y corría desenfrenado ya que sólo en esos momentos la inmensa puerta se abría y podía asomarse por unos preciados segundos a observar a su hermano.

Al rubio le parecía curioso como a cada vistazo diario a través del tiempo, el cuerpo del piel canela iba cambiando del de un niño frágil a el de un jovencito que rápidamente creció como si lo hubieran estirado una noche, rebasando muchísimo la altura de su madre y desarrollando una ligera musculatura. Lo que más le sorprendía era su rostro; labios gruesos, nariz perfecta, mirada profunda producto de las espesas cejas y grandes ojos que ahora lucían seductores y adicionalmente había adquirido una voz grave.

El cabello le creció tanto al punto en el que tuvo que sujetarlo con una diminuta coleta y entonces su mamá se lo cortó todo dejándole, afortunadamente, el largo suficiente para que se lo pudiera peinar hacia arriba, descubriendo su frente y haciéndolo lucir aun más masculino y apuesto. Y eso le emocionaba a Taemin. Su hermano no sólo tenía la personalidad de un príncipe, sino que cada día ganaba más la apariencia de uno.

Él mismo había cambiado sin darse cuenta. Estaba casi tan alto como Minho pero su complexión delgada era más bien delicada, muy diferente a la del otro, y su dorado cabello había crecido a libertad hasta que las puntas descansaron sobre sus hombros. Constantemente se reprochaba frente al espejo por poseer rasgos tan femeninos; labios rosas y abultados, tez mas pálida que la de sus compañeras de la preparatoria, mejillas suaves, voz ligeramente aguda y ojos capaces de despertar el instinto paterno del profesor más estricto y enojón con tal de obtener permisos para salir del aula o no recibir castigos cuando llegaba tarde a las clases.

-Taemin, vamos al supermercado. – Su madre no le preguntó, era una orden el que la acompañara. –

- Tengo mucha tarea mamá… - Clavó su vista en la de ella por un tiempo, luchando para mantener un semblante afligido para que creyera lo que le decía. –

- Esta bien. – Dijo después de un tortuoso minuto.- Regresaré pronto. – Salió de la cocina para tomar su bolsa que descansaba en la sala y cuando tuvo entre sus manos el manojo de llaves, le lanzó una mirada de advertencia que él conocía muy bien. –

No debía acercarse a Minho, por eso se aseguraba de llevarse la llave de su alcoba.

Una vez que la mujer abandonó la vivienda, el rubio corrió de inmediato al pasillo.

-¡Hyun! ¿Estás dormido?- Tocó un par de veces la puerta de fierro. –

-¡Taeminnie! – Un estruendo metálico acompañó a la voz ronca. Posiblemente el alto había corrido hasta estamparse contra el metal por el puro júbilo. – ¿Cuánto tiempo tenemos?

- Un par de horas, creo. – No podía evitar sonar emocionado. Eran muchísimos segundos para disfrutar con él. – Cuéntame cómo va todo Minho hyun.

Y así se volvía a repetir la escena. Cuando la señora Choi salía, sus hijos aprovechaban para ponerse al corriente sobre la vida del otro, aunque lo que tenía Minho no se le podía llamar precisamente de esa forma, pero aun así, el menor le exigía que le dijera todo lo que hacía y pensaba.

Taemin se arrullaba con esa voz gruesa y le era inevitable pegar la frente a la puerta y cerrar los ojos para concentrar cada célula de su cuerpo en escucharle. Deslizó las manos por la fría superficie hasta que los dedos de su diestra rozaron una hendidura.

Ya había intentado observar a través de ese pequeñísimo espacio entre la portezuela y su respectivo marco, pero no pudo ver absolutamente nada. No obstante, volvió a acercar el rostro a esa rajadura y para su sorpresa, percibió un cálido y húmedo aliento. Su corazón se detuvo.

Respiró profundamente ese vapor con olor a menta y sintió como sus latidos se avivaban de nueva cuenta, ahora más rápidos y desesperados.

-¿Taemin?... ¿sigues ahí?

¿Cuántas veces le había llamado que hasta tuvo que preguntar si estaba solo? Realmente no le había puesto atención en quien sabe cuánto tiempo.

- Minho hyun… te extraño. - Susurró, esperando que su aliento también le llegara al otro, ya que era el único contacto físico que tenían; nada de abrazos o despeinar el cabello ajeno. –

-Leche sabor a plátano… - Dijo en un tono más grave de lo usual. -

La piel del maknae se erizó ante la extraña sensación de saborear cada palabra, ya que incluso abrió la boca unos centímetros para que la nube húmeda se derritiera en su lengua.

-No sabes cuánto te extraño Taemin.

Cerró los ojos y aun con los labios entreabiertos volvió a beber ese enloquecedor elixir.

-Minho hyun… - Le llamó sin querer hacerlo y casi como un ronroneo. -

El aliento del pelinegro comenzó a golpearle el rostro con mayor fuerza, en una frecuencia más alta y podía jurar que se había tornado más cálido.

Estaba sufriendo una ligera intoxicación por el constante bombardeo mentolado e instintivamente apretó los párpados e incrementó el ritmo de su respiración hasta emparejarla con la de él. El ardor en su boca se desplazó por todo el cuerpo, obligándolo a emitir un suave quejido cuando sintió su diestra acariciar el interior de su muslo sobre la tela de los skinny jeans.

Un jadeo por parte del mayor fue lo que escuchó como respuesta ante su ruidito y de inmediato sintió el pantalón más apretado con sólo oírle así.

De pronto, el sonido de la puerta principal abriéndose le hizo volver a la realidad y con pesar tuvo que correr hasta su habitación para no ser descubierto por su mamá.

Cuando se desplomó en su cama, aun sentía las mejillas hirviendo y su pecho subía y bajaba con rapidez, no por la carrera sino por lo ebrio que estaba. Ebrio de él; de su aroma, de sus profundos acordes.

Ya lo sabía. Desde el día en que se fugaron algo había cambiado en su interior. El alto dejó de ser esa figura fraterna y se convirtió en el hombre que lo hacía sufrir con su penetrante mirada, que le provocaba burbujeos en el estómago cuando lo veía o platicaban y el que le hacía emitir su nombre entre gemidos en esas noches de interminables sueños húmedos.

Minho ya no era su hermano.

“Mierda…”

Enterró el azorado rostro en la almohada. Si, estaba consciente de su pecado desde hacía mucho, del sentimiento terriblemente erróneo por ser incestuoso y homosexual y ya había luchado contra eso por años, dándose por vencido al no poder erradicar a ese joven de su corazón. Fue entonces que tomó la decisión de esconder su pasión en lo más profundo de su ser por la vergüenza y dolor a que él se enterara de ello, lo repudiara y hasta le despertara asco, pero estaba perdiendo el control y sin pensarlo casi termina tocándose en el pasillo únicamente porque percibió su aliento. Para él, cada día se volvía más complicado resistir la tentación de correr y gritarle a esa puerta de hierro todo lo que sentía.

“Estoy mal… “

Suspiró por enésima vez para calmar la bien conocida sensación que bailaba entre sus piernas, ya que no pensaba hacerse cargo de ello y que su madre le descubriera en el acto, pero justo en ese momento un pensamiento surcó su mente.

¿Se habrá dado cuenta?

Dejó de respirar y sacó la cara de la almohada. Le había escuchado jadear.

“Idiota… lo imaginaste.”

Era más que evidente que pensara que estando en ese estado podía imaginar cosas así, debido a que cuando despertaba en la madrugada con la frente perlada en sudor su cerebro le jugaba malas bromas, haciéndole creer con firmeza que al abrir los ojos tras el orgasmo, Minho estaría sobre su cuerpo sonriéndole; por lo que desechó la idea tan rápido como ésta llegó.

La tarde pasó con una lentitud enloquecedora. Aunque intentara enfocarse en sus estudios, no podía dejar de pensar en él, y la alarma de su reloj no le ayudaba mucho. Había sonado por tercera vez, lo que significaba que su mamá le llevaría la cena al moreno y que sería su última oportunidad en el día para verlo, pero ya había decidido que no iría. No iba a arriesgarse a mandar de nuevo al diablo su cordura y algo en su pecho le decía que era muy factible que eso sucediera si lo observaba.

Al terminar su tarea, guardó sus útiles y libretas dentro de su mochila para luego acabarse el licuado de plátano que su madre le había preparado. No tenía mucho apetito.

“Mañana será otro día.”

Se acostó en la cama y esperó unos minutos a que Morfeo lo arrastrara a ese mundo fantástico donde el alto y él eran los amos y señores de sus actos y sentimientos. Ahí podría sonreír hasta que le dolieran las mejillas.

El estruendo metálico le hizo abrir los ojos con pesadez. Algo aturdido echó un vistazo a su reloj y notó que eran las 6:00 am.

Otro golpe.

Se levantó como resorte al reconocer el inconfundible sonido de la celda de su hermano.

Caminó con sigilo por el pasillo, sintiendo el corazón a punto de explotarle por el pánico a que su madre le pillara yendo hacia el cuarto del pelinegro.

La luz de la cocina estaba encendida y la sangre se le fue a los talones. Ella debía estar ahí.

Pronto divergió su camino pero no encontró más que un espacio vacío y una nota en el desayunador

Tu tía llamó como a las 3 am, al parecer tu prima se cayó de la litera y se rompió el brazo. Estaré en el hospital pero llegaré a casa antes de que te vayas a la escuela.

Se preocupó por la salud de su pariente aunque sólo por un par de segundos debido a que algo más importante bloqueó el pensamiento inicial y lo disminuyó hasta hacerlo trizas. Ese golpeteo.

Él estaba despierto.

-¡Taemin!

El aludido se sobresaltó ante el tono de voz que sonaba molesto.

Tal vez debía ignorarlo y dirigirse a su habitación a intentar dormir una media hora más… no, nunca haría tal cosa. Se moría por pegarse a esa puerta.

-Minho hyun… - Murmuró una vez que estuvo frente a la prohibida alcoba. – Mamá salió por un momento, fu-

- ¿Por qué no viniste anoche? – Interrumpió. -

Tragó saliva como si fuera arena. No había planeado una excusa y tampoco lo creyó necesario ya que nunca imaginó que el alto estuviese tan pendiente de sus fugaces visitas.

-E-staba cansado. – Soltó más que nervioso. -

Las rodillas le temblaron ante el prolongado silencio del otro. Rezaba para que pensara que decía la verdad pero al mismo tiempo deseaba lo contrario. Era tan doloroso no poder desahogarse, no poder gritar un te quiero sin sentir el peligro de cambiar sus palabras por un te amo y no poder inflamar su corazón en suspiros y sólo exprimirlo al obligarlo a callar y mentir.

Sollozó muy a penas y de inmediato cubrió su boca con la zurda, sorprendiéndose por la humedad en sus mejillas. Suspendió su respirar por si su cuerpo volvía a traicionarlo y tal como suponía, sus ojos ya lo hacían, desbordando las lágrimas delatoras.

De cierta forma era ventajoso tener metal entre los dos, así el mayor no podía ver su penoso estado.

-Estas llorando. – Afirmó con seguridad. –

-N-no. Claro que no. – Quedó bastante satisfecho por cómo respondió por lo que pudo calmarse un poco, aunque le perturbó que el alto supiera que lloraba. –

Un golpe seco.

-¡¿Qué estás haciendo?! – La preocupación le invadió cuando oyó un ligero quejido grave tras el ruido de la aleación. –

Una y otra vez se escuchaba el aporreo y los más audibles jadeos que se percibían llenos de dolor.

-¡Detente ya!

-No te acerques a la puerta. –Ordenó el hyun. –

Parecían patadas, puñetazos y golpes con todo el cuerpo que lograron arrancar gruñidos desesperados.

-No puedo, no puedo… no puedo… – Repetía con voz quebraba después de sus intentos cada vez más débiles para escapar. –

Taemin yacía de rodillas liberando los cientos de ríos salados de sus lagrimales y mordiéndose el labio inferior para no lloriquear como un niño.

Jamás le había escuchado así. Tan frágil, vulnerable… tan herido.

-Minho hyun… por favor. – Pegó la mejilla a la puerta y cerró los ojos. –

-Estas llorando y no puedo ni abrazarte. – Dijo casi sin aliento. –

-Yo… - Se lo diría. Tenía que hacerlo o iba a colapsar igual o peor que él y estaba seguro que no pararía de apalear la puerta hasta que sus huesos se hicieran polvo. -

- ¿Estas despierto Taemin ah? – Su madre había llegado en el peor momento. -

Oyó maldecir a su hermano por lo bajo y él lo imitó pero en silencio.

Como pudo se levantó del suelo y limpió su rostro a gran velocidad. Ensayó una sonrisa falsa y fue a encontrarse con ella.

-Aquí estoy mamá, ¿Cómo sigue mi prima?

-Aigo… fue más grave de lo que pensamos. La pobrecita se hizo añicos la muñeca y parte del antebrazo. – Caminaba de un lado a otro de la cocina. Recogió unas fiambreras del refrigerador y las puso sobre la mesa. – La van a someter a cirugía. Tus tíos no han dormido nada y se reúsan a comer por eso; están tan preocupados. – Tomó algunos cubiertos pero terminaron en el suelo por la prisa que llevaba. – ¡Eish! ¡Taemin, recoge eso pronto! – El timbre de su celular la obligó a sumergirse en su bolsa y al no encontrarlo, decidió vaciar todo su contenido hasta que salió el aparato y lo contestó con rapidez. – ¿Qué? ¿Justo ahora?... ¡voy corriendo! – Colgó y tomó los recipientes, los cubiertos que su hijo había levantado y su bolsa, no sin antes meter sus cosas en ella como mejor pudo. - Debo irme ahora cariño, ya van a operar a tu prima. – Casi corrió hasta la puerta principal. - Pero por favor come algo antes de irte a la escuela y no te preocupes, estaré aquí para la hora de la comida.- Le besó la frente sin esperar ninguna respuesta y abandonó la morada. –

De nuevo un silencio sepulcral.

Suspiró aliviado por su ausencia y decidió volver con el alto. Aun tenía algo que decirle.

Caminó frente a la cocina y de reojo notó un brillo plateado que lo hizo detenerse en seco y clavar su vista en el destello.

En la vida imaginó que un suceso como ese ocurriría, ni en los mejores sueños que el buen Morfeo le regalaba, para hacer su existencia más llevadera, sucedían tales milagros.

Su madre siempre había sido muy cuidadosa, pero esta vez, olvidó propinarle esa advertencia con la mirada y además… olvidó guardar celosamente el manojo de llaves que ahora yacía sobre la mesa…

Gracias por leer; espero ansiosa sus comentarios ^^


Última edición por ya-chan el Vie Mayo 13, 2011 2:06 am, editado 2 veces
ya-chan
avatar

Femenino

I ♥ Minho y Taemin
Mensajes 283

Volver arriba Ir abajo

Re: LOVE [3/3] - 2Min

Mensaje por Dayan el Lun Abr 04, 2011 6:55 pm

aparto
No podia esperar mas, apenas termino de leerlo debo venir a comentar.

No manches!!!!!!
apenas va un capo y dios!!! estoy llorando como loca.
bueno no se, a mi me provoco un chorroooooooo de tristeza su situacion.

La parte de la niñez fue amor, me derreti por la manera en la que Minho protegia a su "hermanito menor" y como Taemin poco a poco se daba cuenta de que tenia al mejor hermano que pudiera imaginar, me dolio en el alma los montones de golpes que recibio.

Luego cuando los encontraron agrrrrr,
la manera en la que la mamá trata a Minho no es de humanos, es horrible, provoco todo lo contrario a lo que queria lograr, lo unico que consiguio fue que Taemin idealizara mas de la cuenta a Minho y este a Taemin, es cierto que Minho tenia sentimientos prohibidos por Taemin, pero con el paso del tiempo lo mas probable era que él mismo se percatara de que "era un error" dejandolos a un lado, olvidandolos y Taemin jamas hubiera pensando en el de una manera no fraternal, incluso lo hubiese rechazado.

Pero mantenerlo encerrado solo provoco curiosidad, deseo por lo prohibido y de paso les hizo la vida miserable a morir, sin contar que ella tampoco duerme por las noches, te lo aseguro, oh pero es que estaba en una situacion muy dificil, pues al final de cuentas los dos son sus hijos y aunque quisiera lanzar a la calle a Minho sin ningun remordimiento no tiene el corazon para hacerlo, por que no deja de ser su primogenito y aun le quiere a pesar de todo.

Changos!!!! hubo un breviiiiiiiiiiisimo lemon ahi, pero super bien narrado, como solo tu puedes hacerlo.
Todos esos sentimientos que guarda Taemin deben estar volviendole mas "loco" de lo que ya esta, sabe que esta "incorrecto" lo que siente por su hermano y trata de ocultarlo, trata de no sentirlo, aunque eso le signifique morir cada noche y revivir por las mañanas al escuchar esa distorsionada voz atraves del metal, pero el amor no se puede ocultar, no se puede dejar dentro de una jaula, por que siempre terminar por escurrirse entre los barrotes para llegar a su objetivo, y el destino siempre le ayuda y les juega lindas bromas, como en esta ocasion que la mamá tuvo un descuido, no puedo imaginar la manera en la que se encontraran despues de tantos años.

ohhhhhhhhhhhh no puedo esperar por el siguiente capo, ya-chan eres la ley, en serio, no se que hay en tu cabeza que tantas buenisimas historias salen de ella, realmente quisiera descifrar el mapa 2min que hay en tu cerebro.

Ohhh amo este fic, me declaro oficialmente adicta a él,
no puedo esperar a la siguiente actualizacion que no tengo ni idea de cuando sera, solo espero que pronto jujujujujujuju

ohh demonios!!! un post largo, pero no me disculpo por ello *0*

Nos leemos en el proximo capo.

Pdta: la cancion pega excelente con el capo, hasta en eso tienes buen gusto. XD
ahhh!!! y de ninguna manera es malo y si llegamos a masacrarte, sera por que lo canceles jujujujujuju


Última edición por Dayan el Mar Abr 05, 2011 11:41 am, editado 1 vez
Dayan
avatar

Femenino

I ♥ 온유
Mensajes 1169

Volver arriba Ir abajo

Re: LOVE [3/3] - 2Min

Mensaje por Star...☆ el Lun Abr 04, 2011 7:24 pm

OMG... sumbae-nim, ¿de donde sacas tanto talento?
Me encantó la historia... ¿y eso que se te dió por escribir cosas "incestuosas"?

Estaré al pendiente de tus actualizaciones.
Gracias por compartir. ♥\(>v<)/
Star...☆
avatar

Femenino

I ♥ Taemin & Bithae
Mensajes 1046

Volver arriba Ir abajo

Re: LOVE [3/3] - 2Min

Mensaje por ShiiMin23 el Lun Abr 04, 2011 8:40 pm

asdasdasd
waaa T^T
increiblee fic!!
waaa enserioo amo como escribes sobre el 2Min
waa mi pareja favoritaa
unnie muy genial!!
me encanta
ecribes los mejorees 2Min >.<
waaa
pobre de MinHo su mama lo maltrata
lo dejo encerrado por añoos!!
se pasaa! que malaa!!
y waa Pobre Tae no lo puedee veer!!
waaaa lindoo!!!
waa sii sii su mama se fue y dejoo las llaves!!
esperoo Tae aproveche y se escapee!!
waaa unnie contii conti!! >.<


Última edición por ShiiMin23 el Lun Abr 04, 2011 10:46 pm, editado 1 vez


Las tristezas no se quedan para siempre cuando caminamos en dirección a lo que siempre deseamos~
ShiiMin23
avatar
Líder de Hidalgo
Femenino

I ♥ Min Ho y Tae Min
Mensajes 3398

Volver arriba Ir abajo

Re: LOVE [3/3] - 2Min

Mensaje por nanakomachi el Lun Abr 04, 2011 9:17 pm

lo ameeeeeeeeeee el incesto 2min es lo mejor *-* ! continualooo pronto :D! avisame cuando actualices :D
nanakomachi
avatar

Femenino

I ♥ Taemin & Minho
Mensajes 27

Volver arriba Ir abajo

Re: LOVE [3/3] - 2Min

Mensaje por MeLii Flame el Lun Abr 04, 2011 9:29 pm

hola no habia comentado antes }pero e leido todos tus fics y e verdad me encantan eres muy buena en esto
ahh este fic esta genial cmtinualo porfa jeje bno pz de nuevo
escribes muy bien
gracias por compartir tus increibles invensiones :3 XD :yupi:
MeLii Flame
avatar

Femenino

I ♥ MINHO y KEY
Mensajes 128

Volver arriba Ir abajo

Re: LOVE [3/3] - 2Min

Mensaje por rox el Lun Abr 04, 2011 11:59 pm

waaaaaa genial, en verdad me gustan mucho tus fics, me quede con cara de .... :Waa: definitivamnete esperare por mas y por saber si se escapan o estan juntos o la mamà los descubre y tambien me intriga sabeer porque su madre se comporta de esa manera .......
rox
avatar

Femenino

I ♥ minho
Mensajes 123

Volver arriba Ir abajo

Re: LOVE [3/3] - 2Min

Mensaje por AliceS5 el Mar Abr 05, 2011 12:07 am

Waaaaaa me tomaste de sorpresa y el dia que ando mas sentimental... T.T estoy llorando como nunca, por el detalle, por la historia, por mi estado y esa musiquita para terminar me hace sentir en otro mundo.

Me encanta cuando haces relatos de ellos siendo niños, y para variar como siempre un tema nuevo "Incesto" y es que no podia faltar, esta excelente! y mas por como se van dando los sucesos... [BENDITA LLAVE QUE TE QUEDAS EN CASA *-*]. Ya mañana termina mi condena, asi que podre traerte el nuevo altar~ y claro que esta lindura de fic debe estar junto con las otras bellezas, a la vista de todos!

Ya-chan tan bella que eres! no se que haria sin ti T.T y claro que no es basura, no no no! eso nadie te lo cree, buena broma pero el dia de los inocentes ya paso. Me encanta todo lo que haces y dices y como siempre mil emociones al leerlos, que me ah encantado, asi que esperame que esta bola de masa con patas (yo)regresara por mas. Gracias Gracias T.T

AliceS5
avatar

Femenino

I ♥ Taemin
Mensajes 630

Volver arriba Ir abajo

Re: LOVE [3/3] - 2Min

Mensaje por .:IsaGrell:. el Mar Abr 05, 2011 2:05 am

aigo ya-chan esta coso como tu lo llamas esta genial!! kyaaa nunca me habia imaginado un insesto con el 2min pero ahora lo imagino hehe waaa enserio esta genial!!
awww pero ke madre tan mala tienen el 2min u.u pobresitos no los dejan estar juntos aaaa ke bueno ke la prima se rompio el brazo!! hahaha ke mala soy pero solo asi se le pudieron olvidar las llavez a la mamá de Tae!! aaaawww espero con ansias el sig cap!!! gracias por compartirnos tus ideas perverts con el 2min hahaha
.:IsaGrell:.
avatar

Femenino

I ♥ Taemin & Jonghyun
Mensajes 1317

Volver arriba Ir abajo

Re: LOVE [3/3] - 2Min

Mensaje por omiin el Mar Abr 05, 2011 2:15 am

OMG !!!!!!!!! esta genial continualo porfavor :D
omiin
avatar

Femenino

I ♥ Minho
Mensajes 171

Volver arriba Ir abajo

Re: LOVE [3/3] - 2Min

Mensaje por mi-chan el Mar Abr 05, 2011 10:37 am

omo!! Que lindo!

Me pareció tan tierna la imagen de MinHo defendiendo a TaeMinnie....

Oh! Y bien por la prima! Ayuda a que Tae i MinHo!

Oe, ya-chan noona!Quiero más, más y más!
mi-chan
avatar

Femenino

I ♥ Jonghyun~ah
Mensajes 871

Volver arriba Ir abajo

Re: LOVE [3/3] - 2Min

Mensaje por Janess el Mar Abr 05, 2011 10:43 am

O.O me encanto!!! al principio medolio como trataba su mamá a minho y taemin T_T .... espero la continues !!!!!!!!!!!!!
Janess
avatar

Femenino

I ♥ ♥♥Minho♥♥SHINee♥♥
Mensajes 1470

Volver arriba Ir abajo

Re: LOVE [3/3] - 2Min

Mensaje por Talkingbunee el Lun Abr 11, 2011 10:41 pm

apartaré aquí tbn
ya-chan caprichosa xD
necesito mas tiempo TT.TT
Talkingbunee
avatar

Femenino

I ♥ 진기요미
Mensajes 2071
http://talkingbunny.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: LOVE [3/3] - 2Min

Mensaje por CariitoBlingBum el Lun Abr 11, 2011 10:54 pm

awwwwwwwww lo acabo de leer ^^
me encanto, me gusto, me fascino hoho
espero que actulizes pronto ^^
me muero de ganas de saber que va
a hacer taemin con las llaves
abra lemmon? el platano y la menta congenian?
haha ok ok la ultima pregunta fue sosa
pero awwwwwww me gusto el fic
sigue pronto
CariitoBlingBum
avatar

Femenino

I ♥ Key
Mensajes 321

Volver arriba Ir abajo

Re: LOVE [3/3] - 2Min

Mensaje por ya-chan el Mar Abr 19, 2011 4:45 pm

Hi girls! como va todo? Espero que bien.

Traigo el cap 2 de esta... cosa asquita. Espero que les guste un poco, porque a mi no me ha gustado nada y que si arrojan tomatazos que sean de los rojos y no verdes, ya que estan mas duros y duelen mas :D

Postitos!


Spoiler:
Dayan: Girl! Wassup! Casi siempre eres la primera en comentar *o* soy feliz. // OMG lloraste?! Jujuju eso también me pone muy contenta. // Oh esos golpes… en verdad se sintió doloroso leerlo? Aun estoy muy insegura con este fic.
Ahh… abordas un tema interesante. Creo que es muy debatible eso de que Taemin idealizo de más a Minho. Pero todo se irá explicando en la trama, al menos eso es lo que quiero creer, porque se supone que esta historia abarca ese tema en específico.
Bueno, la mujer tenía planeado regalar a Minho, pero según la conversación telefónica con su unnie, al parecer le dijo que no hiciera tal cosa xD, digo “al parecer” porque no lo puse explícitamente 8D y no, no lo quiere porque cree que su hijo fue cambiado por otro.
Aww~ el lemon~ andaban de cochinotes y ni la puerta de hierro les estorbó~ juju aunque solo el pequeño estaba bien entrado porque ps Minho-papi, según también, pero quien sabe porque minnie lo imaginó... o no. Muajaja. Muchas gracias por decir que estuvo bien narrado; tenía dudas sobre esa escena.
Eso de morir cada noche y revivir por las mañanas, es lindo. Me gusta imaginar al pequeño despertando de su letargo monótono cada que la alarma del reloj de pulsera, sonaba. Casi veo su sonrisa y sus ojitos titilantes aah~
Aigo, en mi cabeza hay mucha cafeína, nicotina, y una enorme masa 2min. Nada más D: // Mmmm no quiero que te hagas altas expectativas de este fic, porque en serio, es basura. No miento. Creo que esta historia fue escrita por el ente 2min xD
Muchas gracias por tus palabras girl, me da gusto que la canción te haya agradado también! Y no, nunca cancelaria algo… creo xD
Love yaa!

Star-ssi: Aigo, muchas gracias por tus palabras, me halagas. // Pues el incesto… no lo sé, me parece un tema interesante, porque sé que ocurre en la vida real. Es entonces cuando uno se pone en una posición de juez, cuando se ve esos casos, y trata de decir si es amor o no lo es. Eso es justo lo que trato de expresar aquí. Ustedes son los jueces.
Gracias a ti por comentar! ^^

ShiiMin23: Omo!! Muchas gracias por tus cumplidos girl! Escribo para todos, en especial para las 2min lovers como nosotras! ;D // Gracias por comentar linda. Espero que sigas la historia *o*

Nanakomachi: Oh, eso crees? Pensé que a muchas personas le desagradaría algo asi, pero me alegro que haya gente que le guste ^^ y claro, yo te aviso girl. Gracias por comentar y por dar tu primer posto a este fic!

MeLii Flame: Woo!! Una silent reader?! Cool. Me alegra que hayas decidido postear uno de mis “cosos”, no sabes lo importante que es para una “escritora” de porquerías como yo, el leer comentarios! // Muchas gracias por tus palabras, espero tus postos ^^

Rox: Hey! Gracias!! Me da gusto que leas mis puerquedades *o* // Sobre la historia; la espera ha concluido, espero que sigas con el ficu! // Gracias por comentar.

Alice-cutie pie: Aigo… porque andabas sentimental girl? Something wrong?... omoo hasta lloraste? D: y yo que quería que te alegraras~ // Ahh es la segunda vez que los hago niños *o* ciertamente. // Jajaja gracias a ti linda, porque siempre me comentas, me apoyas y me haces regalitos T---T Coño, no lo merezco!! // En fin, espero que el segundo cap te guste un poquitín. Muchas gracias por postearme maameeetaah. xDDD

.:IsaGrell:. Woo tú crees? Para mi es pura basura T-T // Ah caramba! En serio te gustó el incesto 2minoso? Jujuju es que son tan perfectos juntos, ahh~ // Si, la seño es una bitch; yo también la odio. // Jajaja no es que nos alegremos porque alguien sufra, pero qué bueno que la prima se dio en toda su mother!! Muajaja! // Gracias a ti por comentar!

Omiin: no problem, el capo aquí esta! Gracias por pasar!

Mitsui-chan: Jajaja qué bueno que te gustó girl, y oe mitsui-chan! Aquí hay mas, mas y mas! // Gracias por comentar!

Janess: Aw~ me alegra que te haya gustado! *o* y aquí está la conti // Gracias por postear!

Cariitolob: Wow, que genial que te haya gustado esta cosa retorcida! // Sobre tus preguntas: 1. Si habrá lemon *risa pervertida y salivante* y 2. La menta (en pastillas) no congenia con nada, pero el plátano al igual que otros sabores sí que se acoplan al primero… ¿no lo crees? Jujuju es como cuando te lavas los dientes, no te sabe a nada lo que comes pero cuando sólo has tomado leche sabor a plátano y besas a alguien cuyo aliento es mentolado a que te sabe a gloria, ne? Eso también está ligado a las personalidades del 2min, creo 8D // Gracias por comentar!


Escuchen:

Capitulo 2. My prince.

No fue sino hasta que tomó las llaves, cuando notó que sus manos temblaban exageradamente. La madeja en su estómago se estiraba y enredaba por los nervios, la emoción, la felicidad y al mismo tiempo por la incredulidad.

Caminó rumbo al pasillo con lentitud y la puerta de hierro frente a él se tornó borrosa conforme se acercaba. Sin podérselo explicar, sus piernas realizaron zancadas más pronunciadas aunque estaba prácticamente ciego por las lágrimas y en el instante en el que introdujo la llave, sin hacer ruido, dentro de la cerradura, dejó de respirar.

Un giro y liberaría a su príncipe.

-¿Taemin? – Golpeó la puerta nuevamente con su cuerpo. -

Dio vuelta a la llave y el seguro fue vencido con un sonido metálico que hizo eco y caló en sus oídos.

Escuchó como el alto se ahogó ligeramente con su aliento de la pura impresión. Él únicamente seguía llorando.

Pasaron un par de minutos y ninguno podía mover un músculo.

El menor tenía miedo de abrir la puerta y arrojarse sobre el cuerpo de su hermano para confesarle todo su amor y suponía que éste no se atrevía a salir por la férrea disciplina que le había sido impuesta por su madre.

Dirigió la diestra hasta la perilla y tiró de ella, pero una fuerza del otro lado del metal y un leve gruñido le detuvieron. Ambos intentaban abrir.

No pudo evitar esbozar una sonrisa y dejó que el otro saboreara a gusto el ritual de su libertad.

Por fin la barrera que los separaba desapareció con rapidez y la figura del pelinegro quedó expuesta en su totalidad ante sus ojos, a una distancia tan cerca que incluso le parecía más alto, más apuesto, más vivo, más real.

-Minh –

El mayor se abalanzó sobre él, interrumpiendo sus palabras y sin medir su fuerza, sólo abrazando la entallada cintura hasta que la espalda del rubio chocó con violencia contra la pared que estaba tras de sí y éste no tardó en enredar sus brazos con desesperación alrededor del moreno cuello, ignorando por completo el dolor de haber sido impactado con rudeza.

Anheló años enteros un momento como ese.

El roce de su respiración contra su rostro le había vuelto loco, pero la calidez que emitía su cuerpo, la firmeza que poseía producto de ejercitarse diariamente para matar el tiempo y el aroma de su esencia juvenil le estaban llevando al nirvana.

Pero se forzó a detenerse ya que la bella escena podía mancharse con sus pensamientos impuros.

-Minho hyun, tenemos que - Las grandes y oscuras pupilas se posaron sobre las suyas cuando se separó unos centímetros del abrazo y sintió una oleada de escalofríos surcándole la columna vertebral y los costados del costillar, provocándole taquicardia y la ridícula sensación del aleteo de las mariposas en su estómago. -

-Tengo que salir de aquí. – Terminó la frase, pero no de la forma en la que el rubio hubiese querido, para luego alejarse de él y regresar apurado a su habitación. –

Las piernas las sentía como gelatinas mientras veía como el alto sacaba toda su ropa y la metía dentro de una maleta.

Eran movimientos rápidos y agiles cuando tomaba cada artículo de aseo personal del peinador, como lo hace un cajero en un supermercado al pasar los productos por el identificador de precios.

Se movía por los sitios correctos, tomando exactamente lo que quería y dejando lo que no deseaba llevar.

Era claro que había estado ensayando en su mente todo lo que haría si una oportunidad así se le presentaba, pero el blondo comenzaba a impacientarse y a preguntarse cuándo sacaría una maleta más grande para que él cupiera o al menos si le dejaría suficiente espacio para enroscarse en esa que ya estaba más que apretada.

Porque partirían juntos como cuando eran niños. Al menos eso deseaba creer.

-Taemin, debes cuidar a mamá. – Salió de la alcoba bastante apurado. –

Esas palabras no eran precisamente las que ansiaba escuchar y de inmediato supo que los planes de Minho para fugarse eran precisamente eso. Para que él escapara, no ambos.

-¿Y yo? – Hipó. Era tan doloroso que su hermano quisiera irse y dejarlo solo después de tanto tiempo de estar separados que dejó de preocuparle el parecer patético. –

El mayor se detuvo en medio del pasillo pero no volteaba a encararlo.

-Ella te ama mucho; el problema lo tiene conmigo. – Carraspeó. – Te visitaré seguido.

Te visitaré seguido. Esa frase sonó en su mente un par de veces más. Él no deseaba que lo visitara como si fuese un cachorro de algún refugio, no deseaba que se encontraran una vez por semana en una cafetería para ponerse al corriente sobre sus vidas hasta que el pelinegro le dijera que se casaría con una hermosa mujer, no deseaba sonreír ante la normalidad que eso significaba, simplemente no deseaba respirar en un espacio vacío de él.
Sin pensarlo, corrió hasta abrazar la cintura de su hermano mayor por la espalda.

-No… - Lloriqueó fuerte como si tuviera 6 años de nuevo y le hubiesen arrebatado un dulce. Ya no le importaba nada; si él llegaba a pensar que no era más que un mocoso o una molestia, lo aceptaría siempre y cuando le dejase permanecer prendido de su camiseta. –

-Mierda, Taemin… - Se giró y lo apretó fuerte contra su pecho. – Empaca rápido. – Susurró contra el oído del menor. –

No se le tuvo que decir dos veces. Abrió los ojos como platos y una enorme sonrisa se le tatuó en el rostro mientras salía disparado hasta su cuarto para cambiarse y tomar sus cosas, obedeciendo a su hyun lo más aprisa que su cuerpo le permitía.

Después de un par de minutos, el estruendo de la puerta principal le llenó de pánico.

“Me deja, ¡me deja!”

Corrió desenfrenado con las lágrimas brotando nuevamente y emitiendo un agudo sollozo entrecortado por sus pesados pasos, hasta que salió de la morada y vio a un tranquilo Minho parado en la acerca con los ojos cerrados, disfrutando de los primeros rayos del sol.

Hizo un buen agarre en su brazo con el suyo y le vio con el ceño fruncido por provocarle tremendo susto.

-Perdón, no podía esperar. – Le sonrió cálidamente. –

El rubor en sus mejillas se hizo presente y desvió la mirada al tiempo en que aflojaba un poco el amarre.

-No tenemos mucho tiempo… - El alto parecía confundido y entrecerraba los ojos como si le calara la luz natural que se hacía más intensa. – El vecindario ha cambiado un poco… - Dijo muy bajito, con algo de vergüenza al no saber qué dirección tomar. –

-N-No te preocupes Minho hyun. – Sonrió lo mejor que pudo y deslizó su mano hasta tomar la del otro con firmeza. Supo que ahora todo dependía de él. –

Respiró hondo y dio un último vistazo a su hogar para luego caminar a paso veloz hasta la estación del metro.

Estaba consciente de que era menor de edad y que su madre con todo el derecho sobre su persona, lo buscaría hasta debajo de las piedras, por lo que debían viajar mucho y entre más pronto mejor, así les daría el tiempo suficiente para huir antes de que ella regresara a la casa.

Al adentrarse más en la ciudad, Taemin notó que el alto apretaba su mano hasta que el dolor era demasiado como para no hacerlo evidente con un quejido y también observó que las enormes pisadas que daba a veces lo dejaban atrás o él mismo se adelantaba, concluyendo que el moreno no sabía caminar con alguien a su lado ni manejar su fuerza entorno a los demás.

Era triste pero también le parecía tierno que su príncipe fuera un poco torpe por los años de encierro.

Una vez que estuvieron dentro del vagón, el pelinegro aun seguía con los ojos bien abiertos con un claro semblante de asombro al ver a tantas personas, tanto ruido y tanto movimiento juntos. Eran como líneas de colores que se desplazaban a gran velocidad, y su cabeza dolió por el escandaloso desfile a sus sentidos.

-Todo estará bien. – Dijo en un tono casi inaudible y descansó la sien sobre el hombro del mayor. No tenía que ser un genio para darse cuenta de que él se sentía mal, pero debían aguantar y se aseguraría de darle el empujoncito necesario para alcanzar su deseada independencia. –
....

La nueva ciudad los trató bien.

Con los ahorros de Taemin pudieron pagar un muy humilde departamento color crema de una recámara con su respectivo baño y una pequeña cocina, mientras que el comedor y sala más bien parecían un solo cuarto por la increíble cercanía y la ausencia de separaciones entre ambos.

Nada lujoso, pero estaban unidos, lejos y libres.

Minho y el blondo tardaron unas semanas en aprender las nuevas calles, también a cocinar, lavar, planchar y demás actividades del hogar. Definitivamente era el primero quien más batallaba en adecuarse debido a que tiraba y rompía las cosas con facilidad e incluso llegaba a lastimar a su hermano si lo abrazaba con mucho ímpetu, pero éste siempre le sonreía y lo animaba a que continuara con ese buen humor.

Por su parte, el maknae no podía ser más feliz. Estaban juntos todo el tiempo, hablaban, reían, se tomaban de la mano y se fundía entre sus brazos cuanto quería, sin la horrible sensación de ser descubiertos.

Pero lo que más amaba era que en ese lugar nadie sabía que eran hermanos.

Pronto, el mayor consiguió trabajo en una tienda de conveniencia antes de que se cumpliera el segundo mes de renta ya que el dinero se les estaba agotando y como su entrenamiento para manejar su cuerpo había mejorado considerablemente, decidieron que él se haría cargo de los gastos si el pequeño se quedaba en casa haciendo las labores domésticas que el alto encontró nada divertidas y poco placenteras.
....

De nuevo, su frente se colmaba en sudor y entre sus piernas aparecía el deseo reprimido y nunca saciado adecuadamente.

Despertó por el ligero gemido que se escapó de entre sus propios labios y volteó a su costado con urgencia, con el miedo danzando en la boca del estómago. Lo que menos deseaba era que Minho se enterara de que había tenido ese tipo de sueños.

Sin embargo, el alto no estaba en la cama y el ruido del agua corriendo en el baño, le indicó su paradero.

Suspiró aliviado pero de inmediato frunció el ceño cuando vio la hora en su reloj.

“¿Quien toma una ducha a las 3:30 am?”

La preocupación le invadió de pronto al pensar que tal vez el pelinegro se sentía mal o tenía fiebre, y con la ducha pretendía bajarla. Al menos eso había hecho él, un par de veces, para no inquietar a su mamá.

Se acercó a la puerta con sigilo y, antes de tocar, escuchó un grave jadeo. Luego otro mas y otro y otro; seguidos siempre de pesadas respiraciones.

No creía lo que oía. Su hermano se masturbaba en el baño.

Apretó los párpados al sentir una poderosa punzada en su miembro. Era burlesca la forma en la que su cuerpo reaccionaba y pensó que terminaría rompiendo su pijama cuando los gruñidos del moreno se hicieron más audibles.

No lo pensó mucho. Apoyó la frente contra la puerta, bajó un poco el pantalón junto con su bóxer y dejó libre su hombría bien despierta.

“Todo esto es por ti…”

Tomó la longitud y la aprisionó para frotarla de arriba abajo, sorprendiéndose entre tanto ardor por la forma en la que sus caderas se movieron frenéticas cuando sus oídos se llenaron de nuevos sonidos varoniles y profundos.

Si cerraba los ojos, casi podía ver ese perfecto y moreno cuerpo bajo el agua, embistiendo el apretado agujero hecho con su mano y echando la cabeza hacia atrás de puro éxtasis. Era simplemente demasiado.

Se mordió el labio inferior; no quería gemir pero el calor en su vientre era tan espeso que le costaba respirar y lo único que deseaba era gritar ese nombre.

“Que enfermo…”

Sonrió ante la impotencia de estar irremediablemente enamorado y caliente por su propio hermano y apretó el trasero para hacer más pronunciadas las estocadas. Ya se había dado por vencido, no tenia caso parar ahora que lo sentía tan suyo.

Estaba cerca y podía escuchar que Minho también, por lo que apuró a su mano a que bajara el forro de su pene más rápido; todo su cuerpo se tensó cuando por fin liberó su esencia y oyó satisfecho como el otro alcanzaba su clímax con un ronco jadeo.

El agua dejó de correr.

Tan rápido como sus movimientos le permitían luego del orgasmo, se acomodó las ropas, limpió su desastre y se lanzó sobre la cama en su habitual postura para dormir justo en el instante en el que el alto salía del cuarto de baño.

Sentía el corazón bombeándole sangre como si no hubiese mañana pero al mismo tiempo intentaba controlar su respiración haciéndola lo más lenta posible, aun así podía percibir las pupilas del moreno quemándole entero.

La presión sobre la cama le indicó que por fin el chico se había rendido en su inspección y que ahora podría dormir tranquilamente, no obstante, la sensación de agujas sobre la piel apareció de nuevo, con mayor intensidad y en base al rose de su aliento sobre su piel y a las gotitas de agua que caían en su mejilla, dedujo que estaba a escasos centímetros de su rostro.

Casi se suelta a llorar de los nervios. Era como si el otro deseara asegurarse de que no hubiese testigos del crimen y sin ningún interrogatorio previo, ya estaba por confesar como si él fuese el delincuente, cuando había sido el alto el que había iniciado la matanza de hormonas.

Afortunadamente, el joven se acomodó en su lado del colchón y pronto cayó rendido al sueño, permitiendo que Taemin hiciera su intercambio gaseoso a libertad.

La mañana siguiente, empezó a fluir como de costumbre.

Minho se levantó a las 5:00 am con los ojos algo hinchados por la falta de sueño pero sin emitir ni una queja.

El menor ya estaba preparando el desayuno con la fuerte mentalidad de olvidar lo de anoche y de concentrarse únicamente en no quemar los huevos estrellados de su trabajador hermano, pero cuando éste tomó asiento en el comedor sin decir una palabra, su optimismo flaqueó.

-Minho hyun, olvidaste que se debe decir “buenos días”. – Dijo haciendo un puchero. –

-Sí, buenos días.

Su tono serio y sus muy escasas palabras no le molestaban. Era esa forma de hablar sin verle, indiferente a su presencia, lo que le hizo doler el pecho.

“Tal vez… está cansado.”

Pudo seguir con ese pensamiento durante 4 días más, soportando las frías palabras sin ojos, el tortuoso horario laboral que tenía el mayor que iba de 7:00 am – 7:00 pm y sus repentinas ganas de dormir más temprano, saltándose el tan preciado momento que tenían juntos para acurrucarse a ver las noticias locales.

Pero lo que pasó esa noche de jueves, le hizo añicos.

El blondo no estaba aburrido, sino lo que le seguía. Vio el reloj de pulsera y se emocionó al notar que ya faltaba poco para que el pelinegro llegara, así que se levantó con ánimo del único sillón para dos que había en la sala y se dirigió a la cocina.

Calentó la cena, sacó algunas frituras de la alacena y el refresco de cola. Esta vez se aseguraría de pasar un rato agradable con él aunque tuviera que rogar por ello.

La puerta se abrió con lentitud y el alto se introdujo a la morada, arrastrando tenuemente los pies.

-¡Bienvenido! ¿Qué te parece si cenamos en la sala? – No esperó respuesta y llevó los platos hasta la pequeña mesita frente al televisor. –

Escuchó un fuerte suspiro pero decidió ignorarlo. Seguramente había tenido un día pesado.

La cena pasó un tanto insípida en silencio y no le dio gran importancia a que no le hubiese contestado el saludo, o dicho nada sobre la comida, ni le haya revuelto el cabello como siempre; aunque el instinto le gritara que algo no andaba bien.

Ni el sonido de las carcajadas grabadas del programa de comedia llegaba a armonizar el espacio entre ambos.

El rubio intentó acomodarse en el sillón para poner su cabeza sobre el hombro del alto pero éste se inclinó hacia adelante, colocando los codos sobre sus rodillas y sin apartar la vista del aparato. Algo extrañado, deslizó la diestra para capturar su brazo y traerlo de nuevo al respaldo pero de pronto el joven se levantó en cuanto sintió el contacto.

-Me voy a dormir.- Caminó a la alcoba sin mirar atrás. –
Y ahí estaba el pequeño con los ojos bien abiertos y el mentón tembloroso. Solamente en sus peores pesadillas podía pasar algo tan terrible.

“Se dio cuenta.”

Mordió la punta de su pulgar para no sollozar con fuerza.

El que hiciera las labores domésticas sin chistar, el que buscara estar entre sus brazos todo el tiempo, el que le acomodara el cuello de la camisa antes de que se fuera a trabajar, el que se acurrucara en su espalda cuando dormían, el que entrelazara sus dedos con los ajenos cuando le tomaba de la mano. No pudo ser más obvio.

Había sido descuidado con sus sentimientos por estar inmerso en su nueva vida y en la felicidad que el moreno le estaba dando, y olvidó por completo la discreción.

Se sintió como un estúpido e ingenuo infante.

El maravilloso sueño había sido tan breve tal como en la mitología griega: cuando una hermosa mujer disfruta de un día soleado rodeada de flores, significa que hay una desgracia al acecho para destrozar la bella imagen en cualquier instante.

No hay felicidad verdadera que dure lo suficiente.

Esa noche de verano se quedó en el sillón para llorar sin interrupciones, clavando su vista en la puerta que de nuevo les apartaba, increíblemente, sin la necesidad de estar bajo llave y gracias a los cojines color gris, pudo ahogar diminutos gritos desesperados y clavar sus dientes en estos hasta que de las encías brotaron un par de gotas de sangre. Sólo así pudo rendirse a la inconsciencia, ya que estaba seguro de que a la infinita y pesada negrura no se le podía llamar sueño.

Al despertar, notó que se había quedado dormido y el mayor no le había levantado como en otras ocasiones.

Ya no le sorprendía. Era ese el nuevo trato que recibiría por culpa de sus asquerosos sentimientos.

Los rayos del sol se hicieron más intensos y se desplazaron por la sala conforme las horas pasaban, pero él seguía sentado viendo hacia el vacio, con los ojos inflamados y secos de tanto gimotear. Su cabello era un desastre y no se había lavado ni cambiado de ropa.

Sufría una especie de duelo, como si Minho hubiese muerto durante la semana, sólo que ahora alguna otra alma había tomado su cadáver y lo usaba para vivir.

Un cascarón que no reconocía. Tal vez, la forma en que siempre debió verlo en primer lugar.

-Taeminnie.

Volteó hacia la derecha, donde había escuchado la voz de Minho.

Abrió grandes los ojos, le temblaron las piernas y un par de lágrimas rodaron pesadas por sus mejillas. Tenía que salir de ahí cuanto antes o perdería la razón debido a que en esa casa no había nadie más que él y ya empezaba a alucinar del sufrimiento.

Se incorporó, aun con el miedo trepando en sus entrañas y se arregló lo mejor que pudo para dar un paseo por los alrededores.

Al poner un pie fuera de la morada, sintió una brisa cálida que le rozó la mejilla como alguna vez lo hizo su hyun, a lo que respondió con una muy leve sonrisa de medio lado. Quizás había sido un buen gesto del cielo y con ello le prometía que tendría un pedacito de recuerdo de él cada que lo extrañara mucho.

Mientras se alejaba, veía a los niños jugar por el vecindario, oía sus risas inocentes e ineludiblemente pensaba en su hermano.

Metió las manos en los bolsillos y suspiró. No podía hacerse a la idea de olvidar un amor que inició desde que tuvo memoria y curiosamente no recordaba su vida antes de esa locura, pero aun así era incapaz de luchar por ello tras ver los actos de repudio del alto… de repulsión.

“Le das asco…”

Colocó la palma de su mano en la barda al lado de la acera, la mirada se le llenó de lágrimas y el torrente de preguntas hizo su aparición en lo más hondo de su cerebro.

¿Cómo pudo destruir algo tan sagrado como su hermandad?

¿Cómo pudo manchar su brillante imagen con tales pensamientos?

¿Cómo pudo añadirle más desdicha a la vida de Minho?

“Oh Minho…”

Usó un amor limpio y lo retorció a su antojo.

“Lo perdí.”

Respiró más aprisa como si fuera a devolver pero en realidad comenzaba a hiperventilarse.

-Hey ¿estás bien?

Dejó de exhalar y se giró un tanto desconcertado hacia la voz desconocida.

Su dueño era un chico de cabello castaño oscuro y con un rostro de rasgos fuertes comparable burdamente con el de un dinosaurio. Su camiseta negra sin mangas revelaba unos brazos muy bien trabajados y el convertible plateado que conducía le daba un aire de superioridad y adrenalina.

-S-si, no se preocupe. – Hizo una reverencia, agradeciendo el gesto de haber detenido el vehículo para preguntar por el.-

- No es bueno que andes por estos barrios, se pone rudo cuando anochece. – Le aconsejó mientras encendía el motor. -

Fue entonces cuando se percató que en verdad era tarde y que el alto no demoraría en llegar a la casa.

-Anda. – Pulsó el botón para levantar el seguro del lado del copiloto. – Te llevo.

Parpadeó un par de veces ante la oferta. Era un completo extraño, igual podía ser un asesino en serie en un bonito auto, pero esa aura de emoción, frescura y las sonrisas que regalaba como si fueran aire, le gritaban que se atreviera a darle un descanso a su dolor y que se dejara llevar.

Y cuando menos lo pensó, sus rubios cabellos se movían furiosos por la gran velocidad del carro.

-¡Jonghyun; 20! – Gritaba a todo pulmón por la música estridente que había puesto para amenizar el camino. –

-¡Taemin; 17! – Ya había levantado los brazos para disfrutar aun más de los altísimos km/h. –

Risas, chistes sin sentido, bromas a los peatones e incluso karaoke dentro de la unidad.

En ese aventón que se suponía debía ser corto pero que terminó convertido en todo un viaje por los alrededores de la ciudad, no existió un niño enamorado de su hermano sino un alma en busca de sedantes temporales; encontrando uno muy potente al lado de ese hombre.

Ya estaban por llegar a su destino original y Jonghyun le miró sesgadamente.

-La noche es muy joven aun Taemin… ¿Qué tal unos drinks en mi departamento? – Descuidó la vista frente al volante, aceleró un poco más y le sonrió ampliamente. –

No era tonto, sabía exactamente lo que eso significaba aunque no lo hubiese experimentado antes, y no era otra cosa más que despertar desnudo en otra cama con una inmensa resaca y con un fuerte dolor en el trasero.

Se detuvieron frente a la casa del rubio y el mayor le vio expectante, con esa brisa de epinefrina desbordándosele por los poros por la anticipación de la noche y el desenfreno.

Y era justo lo que necesitaba; el mejor tranquilizante que podía tener para adormilar a su espíritu roto, al menos, por unas horas.

Había tomado el riesgo de ser su copiloto y se había divertido como nunca. ¿Qué era un riesgo más que adicionalmente prometía ser mucho más placentero? ¿Qué era perderse un rato con ese sujeto?

-Será en otra ocasión hyun… - Acercó su rostro hasta el chico y le besó la comisura de la boca. –

Porque todo ansiolítico deja de tener efecto luego de un tiempo y cuando éste le abandonara, encontraría su propia y permanente inmundicia. Por eso.

Bajó del convertible y le dio una última sonrisa mientras al otro se le aguaban los ojos.

Sin conocer realmente la razón, Taemin sabía que no era su rechazo el que había creado ese estado depresivo en el joven, era más bien como si él también estuviese tan dolido como para alejarse de la realidad, como para… sedarse.

Sintió pena por Jonghyun y muy dentro de su pecho, gritó un buen y desinteresado deseo para que los problemas del castaño se hicieran humo y sonriera otra vez.

-Claro, ya sé dónde encontrarte. – Se compuso y le guiñó mientras encendía el motor para luego pisar el acelerador a fondo y derretir las llantas en la calle antes de partir. -

El blondo le vio alejarse. Posteriormente entró sin ganas a su hogar y suspiró, agradecido, al no encontrar al más alto.

No quería ver el asco formándose en sus pupilas.

-¿Dónde estabas?

Cantó victoria demasiado pronto.

Dirigió la vista a la cocina, donde estaba su hermano. No parecía feliz pero tampoco enojado; posiblemente indiferente.

-Fui a dar un paseo. – Atravesó la salita y se sentó en el sillón. No tenía ganas de plasmar una mueca alegre. –

-No hiciste la comida.

“¿La comida?... la comida. Puedo estar con otro ahora ¿y me reclamas por la estúpida cena?”

Apretó los puños y su rostro se tiñó de un rojo intenso por el coraje.

-Estaba ocupado. – Batalló para que sus dientes no rechinaran unos contra otros. –

-¿Paseando? – Se adentró a la sala a un paso relajado. –

-Con Jonghyun hyun.

-El tipo del convertible.

- ¿Nos viste?

-Estaban muy juntos; fue desagradable.

Algo dentro de su delicado cuerpo colapsó. Un constante pitido le dejó sordo y su rabia explotó en un punto indefinido en la parte posterior de su cráneo obligándolo a arrugar el ceño y la nariz.

-¿Te da asco que me gusten los hombres Minho hyun? – Se puso de pie, encarándolo y sorprendiéndose con el tono de voz sarcástico que estaba empleando. –

Los ojos del pelinegro se abrieron aun más y tensó la mandíbula. Le resultaba muy difícil descifrar lo que simbolizaba ese semblante.

-No te gustan los hombres Taemin ah, sólo estas confundido. – Exhaló una buena bocanada de aire con fastidio y con la mirada en el suelo. –

“Entonces no te diste cuenta… sólo te aburrí.”

-¿Cómo lo sabes? ¿No viste que besé a Jonghyun hyun? – Rió a pesar de que quería llorar por el descubrimiento. –

Hablaba herido por haber sido dejado de lado, por haberse convertido en un fastidio para él.

Minho de inmediato le vio. La sorpresa habitaba cada rincón de su rostro, pero luego el ceño se frunció tanto que, el menor creyó, debía dolerle.

-No sabes lo que dices. – Dio media vuelta con la clara intensión de irse a la habitación. –

-¿Ah, no? Ya no soy un niño Minho hyun… - “Ya no me veas como uno.”- Sé lo que deseo.

-¡Cállate!

Le hubiera encantado ver su cara, pero el que detuviera su andar para gritarle aunque le diera la espalda, le parecía simplemente maravilloso.

-¡No quiero! ¡Date cuenta que no soy un niño! – Corrió para estar más cerca de esos grandes omoplatos. - Me gustan los hombres tanto como me gustó que él me follara.

Ya estaba dicha. Una mentira que no hacía más que gritar desesperadamente por su atención.

El pelinegro se giró iracundo y le tomó del cuello de la camisa forzándolo a ponerse de puntitas para que sus rostros quedaran a escasos centímetros de distancia.

-¿Que dijiste? – Ahora eran sus dientes los que chocaban, cuando le susurró con rabia, y hasta pudo ver sus caninos debido a eso. -

Sintió pánico. Jamás lo había visto tan furioso con nada ni nadie pero todo era tan perfecto así; con su vista encolerizada puesta sobre él, su diestra estrujando su playera hasta hacerle imposible respirar y su aliento colisionando venenoso contra sus labios. No tenía idea si la homofobia del alto le hacía reaccionar de esa forma, pero era una reacción después de todo y para su corazón hecho pedazos era como vil y valioso engrudo.

-¡Que amé cuando me la metió! - El toque final. –

El moreno gruñó a ojos cerrados y levantó su puño, estampándolo en el pómulo derecho del menor con tanta potencia, que éste cayó de espaldas sobre la mesita y sus patas cedieron por completo ante su peso.

El ventilador de techo dio vueltas en su cabeza por unos segundos mientras seguía acostado en ese incómodo desastre de madera y el dolor en su cara se intensificaba. Le pegó fuerte; no podía esperar menos de él.

Entre el mareo se apoyó con sus antebrazos para enfocar al agresor. Éste respiraba agitado, su pecho subía y bajaba rápidamente y empezó a exhalar el aire acompañado de ligeros espasmos en su cuerpo, pero luego sus ojos se pusieron vidriosos, los labios se curvaron hacia abajo y las cejas se arquearon. Iba a romper en llanto pero se contenía; mordió su labio inferior y respiró fuerte por la nariz hasta que un sollozo le hizo llevar ambas manos hasta la cabeza y terminó de rodillas sobre la alfombra.

-Y-yo… ¿Por qué?... ¿Por qué lo hiciste Taemin? – Lloriqueó, sin verlo. – ¡¿Por qué con él?! – Dio un puñetazo limpio en el suelo. - ¿Por qué no con… migo? – Dijo casi inaudiblemente para luego hipar con intensidad. -

Su corazón se detuvo por completo. Toda la sangre se había ido hasta sus pies por lo que no tenía caso que trabajara por el momento, sin embargo, lo requería para seguir viviendo y así reproducir lo que oía.

La hermosa melodía que acababa de acariciar sus oídos.


Ah que p*tazo le metió!! D: ... ok no.

Muchas gracias por leer; espero ansiosa sus comentarios!


Última edición por ya-chan el Mar Abr 19, 2011 5:00 pm, editado 1 vez
ya-chan
avatar

Femenino

I ♥ Minho y Taemin
Mensajes 283

Volver arriba Ir abajo

Re: LOVE [3/3] - 2Min

Mensaje por Dayan el Mar Abr 19, 2011 4:50 pm

aparto que suerte

No me lo creo!!!!

Woooooooooooooaaaaaa!!!

Estoy a punto de morir de una sobredosis TLSCN y ahora Love, demonios los colores a mí alrededor se intensifican, los sonidos son graciosos y mi boca no deja que la boba sonrisa que tengo desde que vi el número 2 en el titulo se aleje.

Realmente es muy bueno, a mi me gusta, sip me gusta demasiado, no creo que debas dudar de tu fic, tiene una narración excelente, que ha mezclado los recuerdos con la “actualidad” en una dosis exacta. Nos has ido llevando de la mano por todos los sentimientos que han experimentado los protagonistas, el amor, el miedo, la confusión y la desesperación por no poder expresar algo que se grita incluso con una mirada.

Ya imaginaba yo que huirían de ahí, a la primera oportunidad que tuviera y que Minho no se atrevería a dejar a su “hermanito” ahí, solito, hubiera preferido permanecer encerrado, sabiendo que Taemin está a su lado y sano, que largarse y no saber nada de él en mucho tiempo, o quién sabe, tu siempre me cambias la jugada y eso simplemente es amor.

Estaba temblando de la felicidad por que ya se habían logrado liberar de las garras que los mantenían oprimidos y estaban viviendo en su cuento soñando, incluso pensé que entraría con él a la ducha *changos me engañaste ¬_¬* pero no, tanto Minho como Taemin tratan de que el otro no lo rechace por sus sentimientos prohibidos sin darse cuenta de que ambos desean exactamente lo mismo, los dos quieren estar juntos no de la manera fraternal.

A Taemin le afecto tanto que Minho se haya vuelto tan frio de pronto,( sin saber que lo hacía porque ya no soportaba verlo sin necesidad de tomar una ducha fría en mitad de la noche 8D jujujujuju y al otro los sueños lo delataban), que no supo cómo reaccionar ante el obviamente reclamo celoso de Minho y le invento una sarta de mentiras que probablemente no pueda aclarar, pero al menos eso hizo que ambos reaccionaran con respecto a lo que en realidad estaban tratando de vivir, de tomar el toro por los cuernos *qué clase de frase es esa* y decir que era lo que esperan del otro, que esperan más que una relación de despeinar cabello ajeno.

Simplemente ame casi al punto de las lagrimas esa simple cuestion "¿Por qué no con… migo?", te lo juro que jadee y lleve mis manos a la boca al leer que por fin lo habia soltado, porfin lo habia dicho sutilmente no como Taemin.

Ah! ahora ardo en deseos por saber cómo actuaran ahora, si Taemin le jurara por todos los santos que no paso nada en realidad, si a Minho eso le valdrá queso y aun así lo besara y ahora muchas cosas con él o que onda…. Ah siempre me dejas con la incógnita, ese es tu toque.

Me gusto mucho el detalle de un Minho torpe con sus extremidades, es algo que obviamente pasaría y que Taemin cuidara de él, como cuando Minho lo hizo de niños, ohhhh! y el OST del fic es genial, esa entrada de la musica le da un toque tan especial a lo que estas leyendo, que te envuelve aun mas...

Ya-chan no dudes ni un momento de lo que has escrito, mezcla de recuerdos, que dan explicación a ciertas cosas, narración de lemon adecuado a la situación que están viviendo en una línea más que interesante, es perfecto no dudes de ello y no, No me arrepiento soy fan numero 1 de este fic, y todos los que escribas.

Bueno me voy a seguir con mi sobredosis en otra parte, porque en mi trabajo creen que comienzo a decir incoherencias y por tal razón estoy a una pisca de perderlo si sigo expresándome de esta manera cada que leo un fic tuyo, pero no importa es algo inevitable.

Espero que esta vez no tardes mucho en subir capo, que ya ardo en ansias por conocer el desenlace.
Excelente como siempre linda, Love you.



Última edición por Dayan el Miér Abr 20, 2011 4:22 pm, editado 1 vez
Dayan
avatar

Femenino

I ♥ 온유
Mensajes 1169

Volver arriba Ir abajo

Re: LOVE [3/3] - 2Min

Mensaje por ShiiMin23 el Mar Abr 19, 2011 4:54 pm

OMG!!!!!!
me encantoo me encantoo!!!
waa unni como siempree me encantoo waa estubo genial!!!, pobre Tae sufrio por MinHo, noooo, pero pienso yo que el mayor sintio lo mismo que el pequeño, no qeria que se enterara que lo amaba porque pensaria que lo rechazaria!!! peroo no es asiii MinHo Tae te amaa T^T..
waa pero que lindoo jejeje le meedio le dijo lo que sentiaa... me imagino lo feliz qe se puso Tae al escuchar esoo >.<
dioos que lindooo!! lindoo lindooo!!!
waaa unni... me encantan tus fics tan malditamente super buenooos!!! no se peroo arrgg!!! me emociono cuando veo que los publicaas!!! waaaaaa...
esperooo no tardes mucho en subir la contii porque para mi pareceeen añooos!!! waa tanto asi me gustaaan!!!!
^^


Última edición por ShiiMin23 el Mar Abr 19, 2011 5:19 pm, editado 1 vez


Las tristezas no se quedan para siempre cuando caminamos en dirección a lo que siempre deseamos~
ShiiMin23
avatar
Líder de Hidalgo
Femenino

I ♥ Min Ho y Tae Min
Mensajes 3398

Volver arriba Ir abajo

Re: LOVE [3/3] - 2Min

Mensaje por AliceS5 el Mar Abr 19, 2011 5:10 pm

aparto! :D

Oh que felicidad!! mas LOVE, LOVE, LOVE!!
Seeps ya-chan aah en ese momento estaba en mis semanas grises, fueron cascadas las que llore. Pero esta vez si que me alegraste! estoy feliz como lombriz! yuhuuu~ tan bonitas tus historias, me encanta que los encojas haciendolos babys, luego les des el estiron, los vuelves ricos, pobres, inocentes o pervers, espiritus del mas alla~ etc.// Te mereces el cielo ya-chan! eso y mucho mas n.n

Alfin el momento que mas eh soñado (como tae), el dia en que se abriria la puerta y zaz! quiere irse volando sin mi baby D: menos mal tae le valio un comino lo que pensara de el y le dijiera ese tierno "Y yo?" yo tambien me preguntaba lo mismo, grite: MIN! QUE JODIDOS TE PASA!!!, me tranquilizo... ok. La nueva aventura, nuevo vecindario, aprendiendo a ser ama de casa, min trabajando y zaz!! esa grandiosa hora "3:30" y el par de hermanos masturbandose pensando en el otro. Esta frase lo dice todo xDDD "enamorado y caliente" a que no? pero minho se dio cuenta? sera que por eso lo observo tan minuciosamente, jajaja me mate de risa con la descripcion:
Era como si el otro deseara asegurarse de que no hubiese testigos del crimen y sin ningún interrogatorio previo, ya estaba por confesar como si él fuese el delincuente, cuando había sido el alto el que había iniciado la matanza de hormonas. jajajaja no paro de reir xD ERES EXCELENTE YA-CHAN! My sweetie~

Pero no termina ahi lo mejor nooooooo~ sigue con la frialdad de minho, pienso que luego de esa madrugada en el baño minho de seguro penso en lo insano y por eso decidio alejarse de su hermanito -BABO!- Me dolio que minnie pensara que a minho le daba "asco" ush no. Pero what! dino jong al rescate? me gusto eso, una escapadita con sexy dino, pero llevandose a un extraño?? y el otro acepto irse con un extraño? ambos eran extraños joder!! si que estaban mal los dos x.x nose pero si estuviera en la situacion de taemin, creo que si hubiera aceptado los drinks WTF! menos mal el no lo hizo, su primera vez debe ser con minho. Jajaja eso de "Cantó victoria demasiado pronto" me mate de risa de nuevo con eso, me imagino su cara xD

Y minho pero que comentario le sueltas "la comida" aer repitamos MIN! QUE JODIDOS TE PASA!!! pero me encanto la escenita de celos, los dardos de tae que finalmente dieron en el blanco. JAJAJA taemin no tiene tacto "¡Que amé cuando me la metió!" no puedo evitar poner una cara de felicidad por eso, ALICE! QUE JODIDOS TE PASA!!! estoy mas que complacida con eso, y llego señores "Y-yo…" me recuerda a Tae al principio ¬.¬ ya era hora que los dos hermanos actuaran!. Pero que pasara!! me como las uñas y los dedos... I LOVE LOVE YOU! MY SWEET HEART~

No paro de rodar por el suelo!! adore el cap, lo amo! que demonios me pasa, estoy mas feliz que nunca, sera por la droga? *-*


Última edición por AliceS5 el Miér Abr 20, 2011 12:07 am, editado 1 vez
AliceS5
avatar

Femenino

I ♥ Taemin
Mensajes 630

Volver arriba Ir abajo

Re: LOVE [3/3] - 2Min

Mensaje por CariitoBlingBum el Mar Abr 19, 2011 5:44 pm

no manches!!!!!!!!!!!!
me dolio en el alma el tremendo fregadaso que le dio minho a tae T__T
pero creo que me dolio mas que minho lo comenzara a alejar de el, creo que
el pensaba lo mismo que taemin,y este chiquillo vaya que es atrevido como diablos le dice a su hyung que se lo tronaron haha pero bueno tubo su recompensa minho solto la sopa, y... tengo un mega huecototote en el estomago por culpa de este minho como dejo a mi chiquito; creo que la espera valio la pena, me encanto no puedo negarlo y espero ese lemon ya-chan eh!!!! haha.

la musica estubo genial me gusto pero es muy corta para este fic ¬¬ hahaha
saludos

por cierto ese jonghyun es un atrevido yo con gusto le acepto esos drinks si termino al dia siguiente en su cama hahaha uppsss mi mente enferma esta volando de nuevo huhuhuhuhu:JAJA:

CariitoBlingBum
avatar

Femenino

I ♥ Key
Mensajes 321

Volver arriba Ir abajo

Re: LOVE [3/3] - 2Min

Mensaje por VibizZ el Mar Abr 19, 2011 6:32 pm

aparto!!
No No No No!!
por dios mujer como rayos le hace para escribir cosas tan extremadamente buenas!! esto fue ..uff casi sin respirar!! demasiado para mi y mi pobre mentalidad que de porsi ya esta dada en la torre...jajaja simplemente lo ame!! jo como todo lo que he leido de usted hasta ahora!! *los cuenta con sus dedos de las manos* chin debo leer mas!! xD estoy segura qe estaran igual de fantasticos y que mi estomago seguira en su sube y baja al leerlos!! es que es algo impresionante!!! leia esto y era asi de wiii: se fugaron!! oh sii bb`s y despues OMG: min y tae descargan hormonas solitos por miedo al rechazo del otroo!! jojojo y luego Fuck: minho que demonios contigo!! frialdad por inpotencia?!! ohh pero gracias a esto vino el detonantee ohh sii!!. y el oscar del dia es para taemin *ja no, sigue siendo para usted,You Know* dios de mi vida! que frasesitas las de taeminie que hasta a mi de dejaron en shock!! woouu fue mi hit jajaja tube qe gritarle a my baby (mi compu) como si minho me pudiera escuchar jaja ya se imaginara gritando como loca un buen de incoerencias!! mi madre tuvo que venir a callarmee!! jajaja y sin querer lo leyo y lo mejor de todo: Pon el siguientee!!! jajajaja siii por eso amo a mi madre!!! pero fue tan genial!!! para que vea que sus fic trauman a tdos sin importar la edad!! xD
bueno siguiendo con lo de esto, woouu el madrazo qe le metio a taemin!! auchh!! ahora que se lo sobee como es debido jojo nooo pero pobrecito aparte de sufrir frialdad tiene qe doler fisicamente!! waaa esto ameritara una buena recompensa!!! ñañañaña *tono macabro* por eso ya no aguantoo!! muero por saber qe seguira!! le dira qe es mentira lo de jong? noo qe se lo crea por cruel!!! jajaja o no se, pero como usted siempre me impresiona no empezare a tratar de descubrir que pasa solo me dedicare a esperar el proximo y ya si en ese me desaogoo!!! jajaja... mil gracias por compartirloo!!! y ojala pueda leer el siguiente prontoo!!
Takecare & fighting con la vida!!
smile ü




Última edición por VibizZ el Jue Abr 21, 2011 8:12 am, editado 1 vez (Razón : woou luego de dias tuve chance de venir a comentar!)
VibizZ
avatar

Femenino

I ♥ *MinHo*, Onew, Jjong, taemin, key!
Mensajes 556

Volver arriba Ir abajo

Re: LOVE [3/3] - 2Min

Mensaje por G!G! el Mar Abr 19, 2011 8:19 pm

wooo!!!

este fic ha sido woo!!!!

me gustoooo!!!!

aunque minho es un babooo!!!!

tienes que continuarloo prontooo!!!

:MUA:
G!G!
avatar

Femenino

I ♥ TAEMIN!!!
Mensajes 178

Volver arriba Ir abajo

Re: LOVE [3/3] - 2Min

Mensaje por Star...☆ el Miér Abr 20, 2011 12:06 am

OMG... \(◎o◎)/... casi mata al chamaquito de un ch!n6adazo!!!

Eso le pasa por decir mentiras; jajaja...
Sin embargo, la "pequeña mentirilla" le sirvió para saber
que pensaba el alto, muajaja...

Eres genial ya-chan sunbae-nim...

Espero al conti...
Star...☆
avatar

Femenino

I ♥ Taemin & Bithae
Mensajes 1046

Volver arriba Ir abajo

Re: LOVE [3/3] - 2Min

Mensaje por FuerzaFriki el Miér Abr 20, 2011 11:16 am

wow
que bueno que me puse a leer
esto esta muy bueno
me aventé los dos capítulos hoy.
No podía parar de leer, con esto empiezo una muy buena mañana
Ya-chan excelente amor prohibido
me encantó la escena de los alientos en la puerta de metal
y ahora que Taemin se desespera para obtener aunque sea un poco de atención de Minho
aunque obtuvo más de lo que esperaba
ahora tendrá problemas por mentirle así
pero esto va muy bien

ya quiero leer la tercer parte
detén mi sufrimiento y actualiza rápido por favor





+FICS:
FuerzaFriki
avatar
Apoyo
Femenino

I ♥ Taemin
Mensajes 2060
http://www.fuerzafriki.mex.tl

Volver arriba Ir abajo

Re: LOVE [3/3] - 2Min

Mensaje por .:IsaGrell:. el Miér Abr 20, 2011 4:00 pm

O.O OMO!! O.O wow enserio este capo estubo de 10 awwwww me encanto el cap primero pobre de tae yo tambn pensaba ke minho era homofobico y kazi estaba segura que por el dolor que sentia si iba a acceseder a ir con Jong enserio pense ke si iba a ir pero me alvie cuando solo fue un beso lo ke le dio y luego... Pero que demonios pensaba Minho?? como se le ocurre golpear asi al pobre baby!! el no es adivino para saber que tambn estaba enamorado de el!! aaaaaa pobresito taemin pero esa mentira me gusto hahaha ya me imagino la cara de minho pero lo mejor fue el final del capo awwwww nomas por eso te perdono Minho (tu no tienes ke perdonar ni ke fueras tu a la ke golpearon ¬¬ **mente de isa**) XDD waaaa enserio me encanto el capo espero y esto se arregle no me gusta ver al 2min separado U.U awww espero actualizacion gracias ya-chan!!
.:IsaGrell:.
avatar

Femenino

I ♥ Taemin & Jonghyun
Mensajes 1317

Volver arriba Ir abajo

Re: LOVE [3/3] - 2Min

Mensaje por kyoko-chan el Miér Abr 20, 2011 7:06 pm

Este fic esta para morirse
me encanto espero que lo termines porque este amor prohibido es tan emocionante
kyoko-chan
avatar

Femenino

I ♥ Minho
Mensajes 1186

Volver arriba Ir abajo

Re: LOVE [3/3] - 2Min

Mensaje por kary88 el Jue Abr 21, 2011 8:17 pm

:Waa: todo eso pazo omg!!!
minho le pego a tae :Waa:
i ke pazara aora ke le konfeso xfin!??!?!
waaaa me enkantooooooo
thanks unnie :yupi:
espero pronto el sig kapi :yupi:
kary88

Femenino

I ♥ i love Minho!! ... I love 2min!! *O*
Mensajes 885

Volver arriba Ir abajo

Re: LOVE [3/3] - 2Min

Mensaje por rox el Lun Abr 25, 2011 10:39 pm

esto esta buenisimo, seguire esperando por más que muero de curiosidad, ¿que mas pasará?, la verdad gracias por compartir!!! y siempre esperamos más de ti.

Minhooooo tienes que hacerlo mejor y no tratar con indiferencia a Tae......
por favor prontooooooooo
rox
avatar

Femenino

I ♥ minho
Mensajes 123

Volver arriba Ir abajo

Re: LOVE [3/3] - 2Min

Mensaje por DubuMa el Lun Mayo 09, 2011 10:05 pm

noona anda kiero saber ke pasa!!!
me kede en shock.. asi toda boba
O.O con tremendo golpe ke recibio el
menor nomanches escribs bien!!

DubuMa
avatar

Femenino

I ♥ Lee Jinki ❤
Mensajes 4504

Volver arriba Ir abajo

Re: LOVE [3/3] - 2Min

Mensaje por Nina_Lee el Lun Mayo 09, 2011 10:52 pm

o por dios tae se paso!!! y la reaccion de Minho pero con la frustracion y todo golpeo a mi Tae! espero la actua si?
cdt! bye bye :MUA:
Nina_Lee
avatar

Femenino

I ♥ ♥Taemin♥
Mensajes 1597

Volver arriba Ir abajo

Re: LOVE [3/3] - 2Min

Mensaje por ya-chan el Vie Mayo 13, 2011 2:01 am

Hola! *p*tiza brutal por la larga ausencia*
ok ok... lo siento! me desaparecí por un tiempo por culpa de mis estudios u_u pero decidí traer el final de LOVE de una vez por todas. Acepto tomatazos pero no objetos punzocortantes.

Postitos!

Spoiler:
Dayan
Hey girl!!! También primera en Love?! Genial! // Jajaja en ese tiempo sí que tenias sobredosis y ahora hay sobriedad? :’D
Aigo… en verdad crees que es bueno? Yo aun sigo pensando que es basura :/ y mas por el próximo cap.
Claro, si mi madre me encierra por años, me pelo en la primera oportunidad que tenga. No lo dudo ni un segundo y me aseguro de llevarme a mi hermana lésbica conmigo. (Que mal se leyó eso y no, no tengo hermanas lésbicas xD).
Ya sé! Los dos sienten cositas prohibidas por el otro, pero no se dan cuenta y solo enredan mas el asunto hombeee -__-
Oh hell yes. Necesitaban algo que los hiciera explotar para escudriñarse el uno al otro. Por eso Tae le dijo que le gustaba ser follado por hombres, yeeeey! (????)
Te gusto esa pregunta lastimera? A mí me pareció una forma muy tímida y torpe luego del p*tazo que le metió a Tae. Muy a lo Minho (hablando del de este fic, claro está); me gustó también :)
Mi toque? Mi toque pornoso~ yeahh! A ver qué pasa~ turururu~
Ah! Qué bueno que escuchaste la canción mientras leías y que te haya gustado, aunque no estoy muy segura de la próxima que pondré. A mí me gusta pero no se a los demás.
Aigo… gracias por tus palabras, me hacen sentir mejor con respecto a este fic, porque me molesta que el 2min haga lo que quiera en mis escritos xD
XDDD ok… creo que si tarde un poco en actualizar, pero ojala pienses que valió la pena la espera *suspira*
Love u girl!

ShiiMin23
Qué bueno que te gustó linda! Me alegro mucho.
Tienes una buena corazonada ^^
Aigo~ muchas gracias por tu comentario girl, me das muchísimos ánimos. Espero que este cap no te desilusione y perdón por tardar tanto en actualizar.
Gracias por leer y comentar!

AliceS5 AKA la mapacha and AKA cutie pie
Yey!! Qué bien que esta cosa te haya alegrado un poquito! pero porque tan triste? D: // aigo, gracias por tus palabras linda, el cielo lo mereces tu por tan bellos comentarios.
Oye… 3:30 de nuevo? Tengo una fijación muy mala con esa hora. Pésimo si escribo la misma hora en casi todo lo que escribo pero, ahora que lo pienso, es una buena hora, tiene 2 bonitos “3” y sabias que yo cuento las cosas de 3 en 3?... omfg creo que ya enloquecí.
Jajaja esa descripción me gustó cuando la escribí; creo que transmite lo que intento explicar, o sea la rica masturbación 2min *la patean por puerca*.
Jajajaja siii, seguro fue una cara de “p*ta madre -____-”
No, el maknae no tiene nada de tacto, de nada le sirvió el roce social que Minho no tuvo; pero ah que bien le funcionó aunque se llevó su buen macanazo por ello.
Oh my little cutie pie, espero que te guste el final… no me tires muchos tomatazos.
Y ya sabes girl, Looove u sooo much.

CariitoBlingBum
Ya sé! Semejante p*tazo! Pero bueehh ya sabemos como es este Minho tan salvaje. // oh, hueles el lemon? Jujuju ya veremos qué pasa.
Ah, tu pícale play varias veces :D … ok no, si es muy corta xD
Jajajaja! Usted deje volar su imaginación, que es gratis y ahí está un Jjong más que dispuesto para todo.
Saludos girl; gracias por comentar!

VibizZ
Hey, Wassup!
Oh girl, gracias por tus palabras~ // Genial! Ojala leas las demás cosas chafas que escribí.
Jajaja un oscar para Tae por hacerse pasar por una zorra loca! Yey! /// XDDD! Ya te imagino! Que cool que me escribas tus reacciones :D
OMG! Se lo enseñaste a tu madre?! Qué pena! Pensará que soy una maldita enferma cochina y tendrá razón! Pfff pero que hiper genial que quiera ver el otro cap! No me lo creo!
Jajaja! Que se lo soobe, que se lo soobe ~ *canta*
Muchísimas gracias por leer y comentar girl! También cuídate y fighting con lo que hagas!

NekoTaemin
Oohhh~~ gracias linda! Y también gracias por pasarte por aquí y dejar comentario ^^

G!G!
Me alegro que haya sido de tu agrado! Y si, Minho es un babo!
Gracias por comentar!

Star ssi
Jajaja! Me partió de risa la primera línea! // Si que le sirvió! Ahora a ver qué pasa~
Muchas gracias por tu comentario girl.

FuerzaFriki
Muchas gracias, aunque aun estoy insegura sobre este “coso” pero todos los coments como los tuyos me animan un montón ^^
Ups, tarde mucho pero aquí va la conti~

.:IsaGrell:.
Qué bueno que te gustó girl. // Pues no, Tae no es adivino y solo reaccionó pensando que Minho se había aburrido de él y luego la homofobia… no no no, todo un revoltijo.
En fin, veamos que sucede con el 2min.
Gracias a ti por comentar linda.

Naralhu
Muchas gracias por pasar a leer y dejar un lindo coment. Nos leemos!

Kary88
Me alegro que te haya agradado. Y gracias a ti por comentar girl!

Rox
Genial que te gustó unnie! Espero no decepcionarte ^^
Gracias por comentar!

DubuMa
Muchas gracias por el cumplido :D
Aquí va la conti girl!

Nina_lee
Veo que te gustó el cap :) me alegro.
Muchas gracias por tu post y también cuídate!

Spoiler:
ADVERTENCIA! YA SABEN!

Escuchar:


Capítulo 3. My love.

-¿Q-Qué…? – Se levantó a duras penas y puso sus rodillas en el suelo, frente al que estaba llorando. –

No hubo respuesta, sólo mas ríos salados; los latidos de Taemin comenzaron a golpearle muy fuerte el pecho.

Necesitaba respuestas.

-Minho hyun… - Intentó tomar su rostro entre sus manos pero el pelinegro se resistía ante el contacto. – Por favor…

La débil lucha por acercamiento y huida se incrementó hasta que ambos gruñeron por los manotazos y los empujones que el alto estaba dando para apartar al pequeño y este, en su desesperación, se abalanzó sobre él, forzándolo a sentarse en la alfombra para colocarse sobre su cintura y así rodear su cuello con los brazos y sus caderas con las piernas.

-Perdóname, Perdóname… - Le susurraba al oído, pero el mayor continuaba presionando su abdomen con ambas manos para quitarlo de encima. - Era mentira… Perdóname. Era mentira. – Hizo más fuerte el agarre con sus extremidades cuando el otro dejó de empujarle. - Estaba molesto porque terminé hartándote y… y quería llamar tu atención; que me… celaras.

Mutismo.

Los nervios y la ansiedad a la respuesta, parecían estar sosteniendo una batalla en su estómago, dejándole las manos heladas y sudorosas.

-No me hartaste… es sólo… - Le abrazó la cintura, un poco más calmado. - Estabas tan cerca que b-batallaba para c-contenerme.

El rubio sintió que su corazón se arrugaba y volvía a inflamarse con cada palabra. Lo más sincero, lo más dulce, lo más bobo, lo que siempre deseó que su príncipe le dijera aunque con otros vocablos.

Lloró de felicidad como cuando vio el manojo de llaves sobre la mesa de aquella cocina, pero a una potencia de júbilo aun más grande.

-Eres un tonto Minho hyun… - Pegó su mejilla a la del moreno y la deslizó con suavidad hasta que sus labios rozaron la cálida superficie, para terminar a unos cuantos milímetros de distancia de los del joven. –

-No debem –

El hyun fue interrumpido por la boca rosada del menor. Un toque delicado sin mucha presión, sólo la suficiente para transmitir su confesión en silencio.

Los gruesos bordes de su hermano mayor contra los suyos le parecían lo más delicioso que había probado en su corta vida; eran suaves, tibios y moldeables como agua, pero se tensaban creando mas contacto entre los dos. Toda una locura mentolada, debido a la adicción del alto por las pastillas para el aliento de ese sabor.

Pronto las grandes manos apretaron su cintura y su boca fue atacada con vehemencia por el piel canela; ladeando la cabeza para tener mejor acceso al menor, prendiéndose del labio inferior, succionándolo, mordiéndolo y aprovechando el ligero gemido que emitió para deslizar su lengua por la acuosa cavidad.

Recorrió los dientes, el paladar, la otra sinhueso y el interior de las mejillas a un ritmo más demandante, y antes de apartarse para respirar, la zurda del blondo contra su nuca le detuvo y éste tomó entre sus labios la lengua del hyun, sorbiéndola y disfrutando de la ligera aspereza de las papilas gustativas y de los jadeos contenidos que revoloteaban en sus oídos.

Sintió los mofletes hirvientes por hacer algo así pero era justo lo que había deseado desde hacía mucho tiempo. Sus sueños no eran nada, comparados a esa exquisita realidad.

Cuando las manos del moreno avanzaron bajo su camiseta, su cuerpo se estremeció y aumentó de temperatura mientras el primero rozaba la pálida piel con la yema de los dedos, erizándola a su paso.

Se vio obligado a liberar el húmedo músculo para dejar escapar suspiros más pronunciados en el instante en el que Minho encontró sus pequeños montecitos rosados, rozándolos y endureciéndolos, y atacando también, su cuello con los dientes.

Llevó las manos un tanto temblorosas a la sedosa cabellera negra, revolviéndola y con ello, animándolo a que siguiera con tan placentera labor.

-T-Taemin, n-no podemos. – Dijo entre pesadas respiraciones y deteniendo sus actos. –

-Shh… - Pegó sus caderas a las del alto para hacerle notar la excitación que ya jugaba entre sus piernas. – No te contengas. – Le susurró para luego lamer el lóbulo de su oreja. -

Escuchó un gruñido y después percibió que el mayor posaba sus palmas sobre sus glúteos, estrujándolos con desesperación para empujarlo más contra su cuerpo.

El rubio entendió lo que deseaba y se apuró a mover las caderas para hacer el contacto aun más intenso.

Ambos cerraron los ojos y descansaron la frente en el hombro del otro mientras sus pelvis se movían más rápido, frotando sus bultos y erectándolos hasta que sintieron la ropa como una tortuosa cárcel.

-Minho hyun… - Imploró entre tanto calor. –

El aludido vio hacia abajo y notó que sus pantalones ya tenían una gran mancha que delataba el estado en el que sus entrepiernas se desbordaban en líquido pre seminal, sacudiéndose con levedad ante la erótica vista.

-¿Qué pasa? – Siguió con la mirada la del pelinegro y se percató de la situación. –

Sonrió y llevó la diestra hasta su objetivo, aprisionándolo sobre la tela para percibir la dureza a lo que el chico reaccionó con un ronco gemido. Aprovechando aquello, desabrochó el cinto negro y abrió su pantalón en un rápido movimiento.

-No T-Taemin, e-espera. – Tomó sus manos pero un apretón en su bulto lo mantuvo quieto y lo hizo jadear. –

En menos de un segundo, el blondo se apartó un poco al encontrar lo que buscaba y lo liberó de su prisión. El miembro frente a él se mostró grande, húmedo, erecto y con una dureza sorprendente.

De inmediato el morocho se tensó al observar lo que ocurría e intentó ocultar su excitación, aun así, el menor tomó la base de su pene sin reparo alguno, para después acercar su boca a la de él.

-Shh Minho hyun… Shh. – Lamió el labio inferior del joven y empezó a apretar su longitud en un sube y baja muy lento, corriendo el forro y desenfundando la punta que brillaba y que, creía, iba a reventar en cualquier momento. –

Cerró los ojos y largó un ronco gemido, haciendo más fuerte su agarre sobre la ceñida cintura. Su frente se perló en sudor y sus labios se entreabrieron conforme era masturbado a una velocidad inmisericordemente tarda, y enseguida ocultó su rostro en el níveo cuello.

-No tiene nada de malo que quieras estar dentro de mí. – Musitó y aceleró el masaje sobre el imponente miembro, sintiéndose satisfecho al escuchar la respiración más evidente y densa del alto por sus palabras. –

-Quiero… - Emitió una grave suplica en un tono bajísimo contra la tersa piel, aun con los parpados apretados. –

-Lo sé… - Se alzó de su regazo y agachó la cabeza entre las atléticas piernas para luego sacar la lengua como si fuese un gatito sediento, tocando con ella la erguida anatomía. –

-Ahh n-no. - Enredó los dedos en los largos mechones para apartarlo. –

-Tranquilo. – Siseó antes de besar la punta y lamer de la base hasta el glande lentamente. –

Los ahogados jadeos se hicieron más notorios y el agarre en su cabello se fue perdiendo. Más animado por eso, cubrió su pene en su totalidad, sintiéndolo hirviente y grueso como hierro al rojo vivo. Saboreó con la lengua las delicadas curvas húmedas y enterró la boca para engullir lo más que podía, aunque únicamente logró meter la mitad, percibiendo, muy al fondo de la garganta, la deliciosa sensación de atragantamiento.

La saliva se deslizó pesada entre sus labios y empezó a succionar mientras subía y bajaba para darle placer al, para él, deleitable mástil, al mismo tiempo en que frotaba con su diestra la porción que no lograba cubrir con su cavidad.

Al poco tiempo las caderas del chico le siguieron el ritmo, izándose con cada firme sorbo en su falo y en lugar de tirar, las trémulas manos empujaron la cabeza del dueño de tan ávida boca hacia abajo para que tomara un poco más de él, cosa ya imposible y consiguiendo con ello que ésta se derritiera, haciendo más acuosa su intromisión.

-Y-ya nnh v-voy a. – Avisaba con desesperación. –

Rápidamente, Taemin se apartó y desabrochó sus skinny jeans para liberar su masculinidad y antes de hacer otro movimiento, el moreno alcanzó la punta rosada con su pulgar, presionando y tentando la hendidura.

El menor arqueó la columna a la vez que gemía ruidosamente, e incluso estuvo a punto de caer de espaldas pero el fuerte brazo izquierdo de Minho le rodeó la cintura para mantenerlo en su lugar. Con impaciencia, el más joven se levantó y bajó su pantalón junto con sus bóxers para volver de inmediato a su posición original.

-Tómame, Minho hyun… no te contengas, házmelo. – Abrazó su cuello con ímpetu al borde de las lágrimas, meciéndose ligeramente contra ese cuerpo y colisionando sus hombrías. -

-Ahh Taeminnie… - Exhaló el aire con dificultad y recostó al pequeño sobre la alfombra, dando diminutos besos en las mejillas para limpiar las gotitas saladas que habían rodado. –

El rubio le vio expectante y podía leer todo el dilema pintarrajeado en el rostro del otro. El miedo, la indecisión, las ganas. El debate moral de color rojo intenso en cada mejilla y orejas.

Abrió las piernas y tomó la longitud del hyun, perfilando la punta en su propia entrada.

No había otra cosa en el mundo que deseara más, que hacer el amor con él. No podía esperar a que sus colores chocaran de frente, y a pesar de que eran intensos, no se anularían sino que creía firmemente, se fusionarían para crear otra tonalidad aun más hermosa, vibrante y de igual forma efímera pero permanente en sus esencias.

Un par de labios devoraron los suyos con un hambre implacable entretanto la punzada en su espalda baja le hacía quejarse de dolor entre el beso. Sabía que dolería, no obstante, pensaba que el dolor era una muestra física de que se está completamente vivo y no sólo robándole el oxigeno a los demás, por lo que se obligó a relajar el cuerpo y levantar las caderas para recibir aun mas de ese tan ansiado sufrimiento.

“Porque eres tú…”

El pelinegro frunció el ceño y cerró los ojos ante la ola de placer que estaba consiguiendo entre tanta estrechez conforme su miembro se enterraba y era succionado a la vez en el interior de su hermano menor.

El palpitar de su pene inflamado le cegó la razón y tuvo que morderse el labio inferior para no arremeter como animal contra la hirviente cueva.

-Ahh T-Taemin. – Gimió fuerte, advirtiéndole que estaba perdiendo la poca paciencia que tenía. –

Cuando el poderoso anillo de músculos se relajó tras largas respiraciones, meneó las caderas, instándole a moverse. Era el momento preciso para la aleación.

“Porque te amo…”

Inmediatamente, Minho le embistió un par de veces algo lento para no lastimarlo, pero en cuanto percibió la delicia de la fricción, no resistió en bombearle con más prisa y deseo, jadeando con intensidad.

-Ahh… nnh Hyun, r-rápido. – Coló las manos bajo su camisa blanca para percibir el cuadriculado abdomen, sorprendiéndose porque no se había tomado la molestia de quitarle esa prenda ni su pantalón, el cual yacía a mediación de sus muslos. –

El más alto se sumió en su propia embriaguez de goce y en ese tenor, tomó la pierna derecha del menor, colocándola sobre su hombro para hacer las estocadas aun más profundas y rápidas, pero casi seguidamente guió su mano hasta cubrirle los ojos al chico.

-N-no, aah… nnhh, quiero verte. – Movía la cabeza de un lado a otro. – Aah… M-Minho h-hyun.

Y lo supo sin la necesidad de explicaciones. Lo que hacía su hermano era el típico reflejo que los padres realizan para proteger a sus hijos de ver algo sucio e inmoral.

-¡Hyun! ¡Aaah! – Su frente transpiraba profusamente con cada salvaje golpeteo en su próstata y sentía las gotas de sudor del que estaba sobre él, humedeciendo la tela de su playera a la altura de su pecho. – Quiero verte, quiero verte, ¡Minho! – No lo deseaba, no lo quería así. Tenía que ver el pecado con sus propias pupilas para disfrutarlo y concebirlo más real. -

Con esa suplica, obedeció y apartó su mano para que el rubio observara lo que tanto quería ocultar; el rostro rojo, los labios entreabiertos emitiendo gemidos, el subir y bajar de su caja torácica, el fuerte vaivén de su cadera y la mirada lasciva y obscena mientras abrazaba el blanco muslo sin parpadear siquiera.

Ese era el verdadero Minho. El que le sonreía con calidez, el que le protegía, el que le deseaba y el que le amaba con todo su ser.

Una onda de lava borboteante avanzó por su vientre con la sensación de estar brutalmente lleno de él y por la imagen que aportaba una enorme cantidad de grados centígrados a ese deseo que quería salir de su cuerpo. Él lo percibió y tomó el necesitado miembro de Taemin con la diestra, frotándolo sin piedad ante la propia exquisitez de liberación que avanzaba por su columna vertebral.

Las caderas del maknae embistieron frenéticas en el aire y todos sus músculos se tensaron, expulsando su semilla en la mano que le estimulaba y entre ambos vientres, con un sonoro grito. Tal acto provocó una potente presión en la longitud del alto y lo obligó a eyacular dentro de la caliente y húmeda cavidad tan violentamente, que siguió embistiendo a pesar de haber liberado todo su orgasmo sólo para drenar su glande lo mas que podía, emitiendo un ronco y grave gemido.

El piel canela cayó rendido sobre el pecho del rubio, dando un par de débiles estocadas más y respirando como si hubiese corrido una distancia enorme, condición que imitaba éste último.

-Minho hyun… yo –

-No me llames así. – Clavó su vista en esos ojos negros. –
Y el pequeño sonrió ante lo que veía. La mirada del hombre, de su hermano, ya no era la misma, ya no era más su pariente, ya no había fraternidad; se había convertido en su amante.

-Minho ah… te amo. – Murmuró antes de besarle la frente. –

-Yo también te amo Taemin ah. – Se estiró para alcanzar los labios rosas y los rozó con los suyos. –
....

Los rayos del sol le pegaron directamente en el rostro pero no eran molestos en absoluto, ni la punzada en su trasero. Nada; todo era glorioso, hasta el dolor y el terrible calor.
Volteó a un lado y encontró una muy buena, y ahora favorita, vista mañanera. Minho durmiendo profundamente.

Descansaba de bruces sobre la cama con la sábana cubriéndole de la cintura para abajo y no resistió la tentación de acariciarle los marcados músculos alrededor de los omoplatos con la yema de su índice derecho.

No quería despertarlo pero en el instante en el que deslizó su dedo, el alto abrió los ojos.

-Buenos días. – Le sonrió con calidez. -

El pelinegro igualó el gesto, sin embargo, su rostro cambio radicalmente; unió sus cejas en preocupación, apuntó las comisuras de su boca hacia abajo y los ojos se le humedecieron.

-Perdóname, perdóname por favor. – Llevó la zurda hasta su cara, palpando el gran moretón que tenía el pequeño en el pómulo. –

-Shh… todo está bien. - Barrió las lágrimas que se desbordaban de los grandes ojos. –

-N-No está bien, te lastimé. – Rozaba tenuemente la lesión con sus dedos, como si fuesen un mágico borrador que acabaría con el color morado verduzco de esa pálida piel. -

-Minho ah, ¿tienes hambre? – Siguió sonriendo, ignorando la angustia del otro. – ¡Ya se!, prepararé un desayuno occidental. – Besó los labios algo mojados y salados y apartó con discreción la mano desesperada que le palpaba. -

-Yo… - Se esforzó para esbozar una ligera mueca de alegría entre el llanto. – Te ayudo a cocinar. – La voz le tembló. -

Mas que ayuda el pelinegro, con sólo su pantalón negro puesto, abrazaba por la espalda la cintura del blondo, vestido únicamente con la camisa blanca ajena, y le esparcía besos esporádicos en la mejilla y el hombro, mientras el segundo trabajaba en el desayuno, a veces meciéndose como si bailaran alguna canción lenta.

-¿Sabes lo que más me gusta de este lugar? – Preguntó el moreno luego de degustar el tercer bocado de su pan tostado, y al ver que el rubio movía su cabeza en negativa, continuó. – Que nadie sabe que somos hermanos.

Taemin emitió una risita con algo de vergüenza adornando su rostro. Le pareció increíble lo mucho que sus sentimientos fluían al unísono como las corrientes de un rio; si eran salvajes, se movía frenético y si eran lentas, había paz y prosperidad; pero siempre iguales y con la misma reacción.

Ese día decidieron quedarse en casa y agradecieron al maravilloso sábado por aparecer en el momento adecuado para que el más alto tuviera su merecido día de descanso y así poderse disfrutar cada minuto a plenitud.

-¿Tú crees que debería cambiarme el apellido? – Dijo el maknae, quien estaba sentado entre las piernas del piel canela con la espalda recargada en su pecho, mientras veían la televisión en la sala. – Tú sabes… para que no nos vean tanto. – Escuchó una ligera risa y frunció el ceño. – ¿Qué?

-Es sólo que… estaría bien conservarlos. – Acarició la dorada cabellera con sus dedos. – Tal vez la gente crea que nos fuimos a un país exótico y nos casamos.

Sonrió como bobo tras oír eso. Ya no podía ser más feliz, incluso creyó que él no ameritaba semejante alegría, pero después de todo lo que les ocurrió, desechó la idea. Lo merecían.

Merecían ser felices como todos los demás.
....

La alarma en su reloj de pulsera sonó fuerte a las 5 am del día siguiente.

Se levantó de golpe de la cama ya que debía cumplir con su responsabilidad de cocinar antes de que el pelinegro se fuera al trabajo y en cierta forma, era diferente esa vez.

No tuvo que contenerse en observar embelesado el cómo su amante comía con ímpetu cada bocado porque, aunque realmente no sabía la razón, le gustaba mucho verle comer, y gracias a su creciente progreso en sus habilidades culinarias, el alto cerraba los ojos en ocasiones, disfrutando claramente de su desayuno ante la vista satisfecha del blondo.

Tampoco se detuvo en acomodarle el cuello de la camisa y recibió por ello un beso fugaz en los labios y un “te amo” antes de que el alto se perdiera tras la puerta.

Tras unos minutos observando el vacío, sentado en el comedor, se le ocurrió una buena idea para sorprender al moreno.

Se esforzaría al máximo y le prepararía su cena favorita.

Tomó algo de dinero y salió corriendo de la casa rumbo al mercado para comprar todo lo necesario para el festín.

Sus pasos iban acompasados de sus latidos y la emoción bailaba burbujeante en la boca de su estómago.

Estaba enamorado y era correspondido.

Antes de poner un pie dentro de su destino, un mareo le obligó a sujetarse de la mesita de madera de un puesto de manzanas, pero estas no iban a transmitirle por contacto toda la glucosa que su cuerpo requería con un buen desayuno y no sólo con la taza de café que había bebido, por lo que la ya presente hipoglucemia le golpeó fuerte y lo mandó directo a la inconsciencia entre un mar de fruta.
....

-Taemin ssi, Taemin ssi. – Insistió la voz femenina y serena. –

El rubio apartó la mirada de la ventana del cuarto de hospital y vio indiferente a la psicóloga.

-Primero, necesito que me cuentes todo lo que él te hizo. – Se acomodó las gafas de fondo de botella con el dedo corazón. –

-Él no me hizo nada.

-Taemin ssi… las víctimas del Síndrome de Estocolmo pueden sufrir esta condición por un tiempo prolongado, pero entre más pronto comprendas lo que te ocurre, mas rápido daremos con la salida.

“No entienden.”

-Tengo que regresar a hacerle la cena. – Regresó la vista al naranjo y sus ojos se aguaron. –

-Tu madre ha estado muy preocupada por ti. Está en el pasillo pero no la dejaré entrar hasta que te sientas listo para reencontrarte con ella. – Hablaba mientras escribía, anotando todas las reacciones del menor. -

-Quiero irme con él. – Sollozó sin apartar la vista de la ventana. –

-Es completamente normal que desees eso. La relación secuestrador-secuestrado, en este síndrome, se distorsiona al punto en el que este ultimo despierta un sentimiento de “amor” como acto reflejo para sobrevivir.

-¡Él no me secuestró! – Le veía ahora, encolerizado por sus palabras. – ¡Yo decidí huir con él!

-Respira hondo por favor. Sé que no es fácil para ti, pero debes tener presente que cuando tenías 6 años, Minho ssi te secuestró.

El pequeño frunció el ceño.

-¿Recuerdas cuándo empezó a gustarte tu hermano?

“Desde ese día.”

-Es normal que hayas desarrollado el síndrome desde esa edad. – Escribió con fuerza sobre el papel. No necesitó de respuesta para seguir. – Y es normal que ahora protejas al agresor.

- No es ningún agresor, él nunca me ha hecho daño. – Apretó las sábanas entre sus puños. –

-¿Y ese golpe en tu rostro? –

-Yo lo provoqué. Él no tuvo la culpa.

-Un hombre que pega una vez denota su incapacidad para manejar la ira y lo más seguro es que lo vuelva a hacer, sobre todo cuando la víctima excusa a su pareja y se culpa a sí misma.

“¡Pero yo lo provoqué! ¡Yo deseaba una reacción! ¡Yo lo llevé al límite!”

-El que Minho ssi sea agresivo, encaja en el perfil.

-¿Qué perfil?

-Tu madre encontró un diario bajo la cama de Minho ssi ese mismo día en el que se fueron de casa. – Tomó el vaso de cristal que posaba en el buró y dio un prolongado sorbo de agua con total tranquilidad. – Ella lo leyó y vio que el niño no escribía otra cosa más que del profundo amor que te tenía. Un amor que no era fraternal.

Sintió que su cabeza daba vueltas y tuvo que descansarla contra la almohada.

“¿Desde entonces me amaba?... por eso ella lo encerró.”

-Su carácter reservado y antisocial, sus sentimientos casi obsesivos hacia ti a una edad tan temprana y la agresividad, son fuertes indicativos de algún trastorno mental. Ese es su perfil hasta el momento.

-Él no está enfermo.

“Sólo me ama.”

El rubio percibió la furia nadando en sus entrañas. Si al menos supiera que fue su mamá la que aisló del mundo a su primogénito, no estaría hablando de esa forma, no obstante, debía guardar silencio ya que se haría un escándalo aun mayor y lo que menos deseaba era que tal historia llegase a los oídos de la prensa y que los empezaran a cazar de por vida para conseguir la nota más perfecta y morbosa. Así sería más complicado volver a tener la vida que llevaban.

-Según los doctores que te atendieron, detectaron huellas de violación.

-¡No me violó! – Chilló horrorizado al ver hasta dónde estaba llegando la situación. – ¡Hicimos el amor!

-Pero tienes algunas lesio-

-¿Qué nunca se la han tirado con pasión? - Ya estaba perdiendo el temperamento y con ello todos sus modales. -

Carraspeó incómoda. – No seamos rudos Taemin ssi. Únicamente quiero ayudarte.

-Traiga a Minho aquí. Esa si sería una verdadera ayuda.

-No puedo hacer tal cosa. – Apuntó unas cuantas palabras más en su libreta. – ¿Él te pidió que le llamaras de esa manera tan informal? – No hubo respuesta, pero vio la gran interrogante en el rostro del paciente. – Es natural que lo haya hecho, confirma una personalidad que manipula y seduce para lograr sus objetivos, en este caso, el de cortar psicológicamente cualquier lazo fraternal entre los dos.

Negó con la cabeza efusivamente. Tantas palabras llenas de lógica y de ciencia; remolinos furiosos e insípidos que se aferraban a su esófago, empujándolo y reclamándole la emisión de palabras defensivas hasta el punto de no poder decirlas ante semejantes conjeturas que no podía calificar más que de erróneas, le provocaba, como si fuese un chiquillo mareado, unas inmensas ganas de vomitar.

-Dígame… ¿usted se ha enamorado? – Pronunció cada palabra con dificultad. –

-Sí, de mi esposo.

-¿Y cómo sabe si no es un espejismo? ¿Cómo sabe que no desarrolló una simple dependencia hacia su persona?

-Simplemente se siente en el corazón… - Se aclaró la garganta al notar a dónde quería llegar el joven. – Y lo sé porque no hubo ningún evento traumático involucrado en el nacimiento de ese sentimiento.

-Cuando empecé a amar a Minho ah… - Cerró los ojos para volver a ese día. – Fue cuando abrochó mi chaqueta para que no me enfermara, cuando me regaló el único alimento del que disponíamos, cuando me hizo una cama con su ropa aunque se muriera de frio y cuando recibió 5 golpes por mí. – Abrió los ojos. – Yo nunca tuve miedo a su lado.

La psicóloga parpadeó un par de veces ante lo que oía. Algo en su interior la hizo boquear como pez sin poder decir algo hasta que en su segundo intento, logró hablar.

-Los actos de bondad por parte de un secuestrador son uno de los principales detonantes en el desarrollo del síndrome en los secuestrados. – Dijo rápidamente, recordando las palabras impresas en los libros de esa materia. -

Taemin bajó la mirada, percibiendo las sienes latiéndole furiosas.

¿Todo lo que le decía la experta era cierto?

¿La supuesta enfermedad mental de Minho originó todo el desastre?

¿Su cerebro en verdad había creado un sentimiento tan potente sólo para protegerse de un infante que nunca le amenazó ni hizo daño?

¿Ambos estaban enfermos?

¿Por eso se amaban a pesar de ser hermanos y ser del mismo sexo?

Las explicaciones científicas describían fríamente lo que el alto y él, sentían. Tantos estudios e investigaciones no podían estar equivocados.

“Duele…”

Sin previo aviso devolvió el estómago sobre las sábanas, pero sólo expulsó los jugos gástricos debido a la ausencia de alimento.

-¡Por Dios! ¡Enfermera! – Observó preocupada el estado del joven. – Será mejor que continuemos después, pero el avance de hoy ha sido enorme. – Sonrió pero el paciente la ignoraba por su malestar. – Nos veremos mañana Taemin ssi.

Salió de la habitación cuando la enfermera entraba y ésta se encargó de recobrar la insipidez de la habitación en pocos minutos.

Una vez que el maknae se quedó solo, lanzó un gran suspiro.

“Minho ah… ¿todo ha sido una mentira?”

Su rostro se arrugó y liberó todo el dolor en amargas lágrimas sin importarle lloriquear como un infante.

Todo había acabado cuando apenas comenzaba y con semejante debate ya no estaba seguro de qué era real y qué era falso.

Sólo deseaba desaparecer.

Toc. Toc.

Giró el rostro hacia la ventana y encontró una muy buena, y ahora favorita, vista nocturna. Sobre el brazo del árbol se encontraba un atareado Minho que intentaba no perder el equilibrio.

Dejó de respirar y se ahogó en el par de lagunas oscuras que se posaron sobre las suyas.

El pelinegro puso ambas manos sobre el vidrio y le sonrió ampliamente, pero al no ver respuesta por un largo rato, sus facciones cambiaron mostrando extrañeza, luego preocupación y al final un profundo sufrimiento que sus grandes ojos no pudieron contener y terminaron licuándose al tiempo en que volvía a tocar el cristal con sus nodillos de manera débil.

La ciencia siempre tiene la razón.

Si dice que el amor es una serie de reacciones químicas, entonces así es.

Si dice que todo el amor que siente Taemin es una vil mentira, entonces…

Su cuerpo actuó casi por sí solo.

Se arrancó la intravenosa de la zurda, corrió hasta la ventana y la abrió para fundirse entre los brazos del único ser que ha amado con el alma para escapar de nuevo de toda la lógica que aun no les comprendía.
....

-Minho ah… ya no hay nada de qué preocuparnos. – Sujetó más fuerte la mano que sostenía y vio fascinado el oleaje que rompía contra las rocas, acompañado de los resplandecientes rayos del sol matutinos. – Ya soy mayor.

-Feliz cumpleaños, Taeminnie. – Le besó la coronilla y rodeó sus hombros con su brazo. –

Se sentó más cerca del alto para apoyar la cabeza en su hombro y dejó el raspado de fresa, que éste le había comprado, sobre la enorme y lisa piedra.

No tenían dinero para celebrar su mayoría de edad con una fiesta exótica o con una cena en un lujoso restaurante, pero Minho se las arregló para hacerse de una bicicleta y luego de 3 semanas llenas de caídas, raspadas, cortadas y groserías, pudo andar en ella.

Sin decirle nada a Taemin, lo hizo sentarse en el asiento de atrás y luego pedaleó duro por un par de horas hasta que una brisa marina les saludó y el blondo recordó que ese día cumplía años.

Sólo tenía eso para darle.

Su príncipe era terco, gruñón, aun caminaba a su lado de forma torpe y a veces le alzaba la voz con rudeza por los celos.

Su príncipe no era perfecto.

Pero su príncipe era todo el color, ardor, furia, aroma, ruido y alma.

Todo su amor.

-Hey Taeminnie… Te amo.

-Yo también te amo Keroro.

FIN

Emm... si, este tipo de final salió por culpa de ese amor 2min que descubrí en este fic, porque después de todo, ellos también merecían ser felices como todos los demás.

Ese fue el sentimiento que me dejó mientras lo escribía. Sé que es basura, pero ni modo *baila la macarena*

Muchas gracias por aguantar tanto! espero ansiosa sus comentarios!


Última edición por ya-chan el Vie Mayo 13, 2011 2:08 am, editado 1 vez
ya-chan
avatar

Femenino

I ♥ Minho y Taemin
Mensajes 283

Volver arriba Ir abajo

Re: LOVE [3/3] - 2Min

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.