Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

FanFic ^^ -Namida no Vampire- con MinHo

Mensaje por Choi TaNnia el Mar Jun 21, 2011 9:29 pm

FAnFic ^^

Titulo:Namida no Vampire
Autor:Choi TaNnia
Genero: drama, misterio,vampírico, romance...?
Personaje principal:MinHo.
Es mi primer fic de SHINEE, lo hice de tres pequeños capítulos ^^ es bastante simple que lo disfruten


Prólogo


Cuantos intentos tendré que hacer, cuantos mas, mi suicidio, mi provocación a la muerte, cuántas veces mas y podré lograrlo, estoy harto de vivir en un lugar como este, ¿vivir? Cierto esto es estar muerto en vida, que cosa más poco coherente, mi respiración es tan diferente, respiramos, ¿respiramos?, los de mi clase ¿realmente respiramos, comemos, dormimos como ustedes?.
Sollozos, sangre derramada, heridas abiertas, cajas llenas de libros y ropas, muebles contemporáneos y antiguos juntos en un mismo cuarto haciendo armónica la decoración, ja, eso es realmente posible ¿lo antiguo, viejo y pasado de moda con lo nuevo, limpio y reluciente?.
El día que me di cuenta de que yo era en realidad lo contrario a nuevo y reluciente, ella tocó en lo profundo de mi ser, que gracioso lo que yo dije que no apetecía es ahora lo que, lo que mas deseo en este mundo y en el otro.
Todo esto sonara repetitivo, mi historia es repetitiva, como la de cualquier mortal y no muerto y no vivo, un vampiro más, una historia más de estos seres inmortales, arrogantes, insaciables y deseados por cientos, miles o millones de jovencitas y talvez muchos menos hombres, sin embargo, no me interesa si les gusta o no mi historia, yo solo quiero relatarla, dejarla salir, antes de que mi cabeza estalle para volver a reconstruirse y seguir doliendo, solo espero que me atiendan este día, tarde o noche en el que la relataré, no pido más.


Capítulo 1
Primera Noche de lágrimas


Píldoras sobre la mesa, blancas y redondas, la ventana esta abierta, el viento nocturno entraba moviendo las cortinas blancas manchadas de pequeñas gotas de sangre, la pequeña Raina lloraba en el extremo opuesto a la cama, encogida en posición fetal sobre el suelo duro y frío, se escucharon unos fuertes pasos que subían por la escalera hasta la puerta de la habitación, una túnica negra salía por la ventana dejando atrás un cuerpo tumbado en el piso y a la pequeña inconsciente del terror que había vivido.

Quince años pasaron, quince años, ¿mucho tiempo o talvez solo un suspiro?, la escuela había terminado los alumnos volvían a sus casa, el transito había aumentado, desde mi cielo los humanos parecían simples hormigas trabajando para no morir y ser alimento para alguien como yo mañana si que ellos lo tuvieran presente. Mi siguiente victima sería de un instituto que se hallaba cerca del parque más grande de la ciudad, esta vez quería atacar a una maestra, díganme loco, pervertido, pero simplemente su forma de vestir me atrajo lo suficiente como para querer tomar su sangre en la periferia de aquel parque, lastima, venía acompañada y mi hambre era voraz, giré hacia ellas, dejé inconsciente a su acompañante y a mi presa la mordí, su sangre no estaba nada mal, tipo B he de mencionar, como sea, la dejé tirada aun costado de la otra persona, ha estas alturas de mi vida o no vida, como le quieran llamar, ya no mataba a mis victimas, logré drenar solo la cantidad necesaria para mi y dejarle la suficiente para no morir.

La noche ya había caído de nueva cuenta, esta rutina me estaba asfixiando, pronto llegaría un recién nacido, y no me refiero a un bebé, si no a otro como yo, es más no se si seré hombre o mujer, como sea da igual, tendré que vigilarlo o vigilarla hasta que sus colmillos se desarrollen y consuma a su primera victima, lo usual en mis circunstancias, una vez que esto se cumpla este vampiro completo regresará a su lugar de origen y llevará uno vida similar a la mía, de aburrición, espero que no.

Un oscuro corredor, una larga travesía, me matricule en una universidad del otro lado de la ciudad por donde acostumbraba vagar y beber algo de sangre fresca, el recién nacido también fue matriculado aquí según lo que me habían informado por cartas, si cartas, nosotros los vampiros preferimos evitar el uso de Internet para nuestras cosas más personales, como sea, entre a la carrera que más me llamó la atención, no recuerdo en mi vida humana quien era ni que quería estudiar, pero entre igual a comercio internacional, creí que en este tipo de carreras encontraría más extranjeros, y si, más sangre extranjera a mi alcance. Éramos alredor de veinticinco, once eran mujeres, mi primera victima la drené un poco esa misma tarde en una de las canchas detrás de la universidad, como siempre ni un rastro deje de mi fechoría, dos días pasaron, las clases me entretenían un poco, había junto a mi una joven que parecía loca por mi, digo no soy e más guapo de los de mi raza pero soy un vampiro obvio que la atraía era nuestra naturaleza, sin embargo había dos que nunca volteaban hacia mi como estaba acostumbrado, bueno lo hacían como con cualquier otro chavo, eso comenzó a entretenerme más por el resto de la semana, hasta que llegó el recién nacido, era un joven mayor que yo en cuanto a su edad humana, pero yo era el más grande en edad como vampiro.
Comencé por darle las instrucciones básicas además le aconsejé que fijara una presa fácil al principio, mientras más rápido mordiera más rápido me desharía de él.

—Muy bien novato, te aconsejó que elijas algo que te llene a la vista pero que sea fácil de atrapar.
—Entiendo, pero lo haces sonar como si fueran solo un trozo de carne.
—Eso es lo que son, solo asegúrate de no matarla cuando la drenes, entiendes novato.

El novato estaba en la clase de al lado, llevaba ciencias políticas, ya había fijado a su presa después de dos semanas, que para mi resultaron eternas, las clases me entretenían cada vez menos, digamos que en ese momento nada era suficientemente bueno para mi y menos si veía de los humanos que tanta repulsión me daban pero a la vez que necesitaba para vivir. Las cosas iban muy bien para el novato de ojos claros, yo seguía drenando a mis compañeras, las únicas que me hacían falta eran esas dos que al principio me mantuvieron interesado, una de ellas llevaba el cabellos a la altura de los hombros, la otra lo tenía cortado en capas y le llegaba a la mitad de la espalda, intenté acercarme y la de cabello más corto era amable conmigo, tal como lo hacia con cualquier compañero, la otra llevaba siempre sus audífonos puestos y fingía escuchar música cuando me acercaba, mis oídos tan finos detectaban que no había música en esos audífonos, la ignore también durante las dos semanas que vinieron, pero todo comenzó a complicarse en una clase, el novato llegó y se quedo observando por la puerta, vi en sus ojos un cambió inesperado, veían a la chica de los audífonos, ella se cortó con una hoja de su libro de texto y yo también sentí una fuerte atracción hacia ella, lo que yo sentí no fue hambre desenfrenad, si no más bien un sentimiento de confusión, nostalgia, alegría y tristeza todo mezclado en e aroma de su sangre, me levanté a gran velocidad y me llevé al novato lo más lejos que pude caminando, después cuando nadie estaba mirando lo saqué por la ventana hasta llevarlo a otro edifico a una distancia considerable de la universidad, entonces el me dijo.

—Eh cambio de opinión, mi presa ha cambiado.
—Novato estúpido, esto no es un juego, estabas por abalanzarte en plena clase.

—…—el novato bajo la mirada— me controlaré la próxima vez.

—Eso es, así me gusta— lo solté arrojándolo a un costado.

—Superior MinHo, es tiempo de que uses mi nombre ¿no crees?
— ¿Tú crees? — ni siquiera lo voltee a ver.

Me fui de allí, regresé a la universidad en busca de respuestas, recorrí el corredor hacia a las escaleras que llevaban a mi aula, en las escaleras venía ella, esta vez si estaba escuchando música, uno de los alumnos me dijo algo que ignoré por observar como bajaba las escaleras la chica de los audífonos, en ese momento me di cuenta que ni siquiera sabía cual era su nombre. Siguió bajando conforme yo subía y esta vez me miró, yo seguí mi camino sin hacer mucho caso a sus ojos, o eso quise que sucediera, pero no pude, también la vi directamente a los ojos, despegamos los dos la mirada y seguimos caminado por la escalera, ella se fue y yo quede paralizado al termino de los escalones, el olor de la sangre ya era muy tenue, su pequeña cortada ya estaba casi cerrada, pero no entendía porque comenzaba a sentir interés por ella, un interés más fuerte que por otras presas.
El fin de semana llegó, los días anteriores el novato cuyo nombre es Stevie dejó de molestar con intentar ir tras ella, ha decir verdad sentí alivió, ya que ahora podría ir yo para tomar su sangre, comenzó a ignorarme en menor grado, Stevie ahora hacia platica con su amiga y yo preste atención a los nombres de los alumnos que me rodeaban, ahora ya podía recordar a la mayoría. El lunes llegó, su nombre fue mencionado varias veces, había sacado la mayor nota en una materia, a decir verdad me sorprendió, ella y yo teníamos el mismo puntaje en esa materia, por mi parte solo tenía que leerlo una vez y lo esencial lo retenía al instante, me preguntaba si era similar su caso. Su amiga Min, le habló, mi oído estaba esperando que ella hablara y saber como atacar.

—Suzy, ¿vas a ir a la biblioteca hoy?
—…—asintió con la cabeza
—Perfecto nos vemos ahí— Min tomó sus cosas y se fue, Suzy siguió observando por la ventana unos cinco minutos más, me miró y de inmediato se marchó, eso me dio la señal para comenzar a atacar, pero el novato se me adelantó, sabía que esto podría pasar pero enfurecí por dentro.

—Suzy, ¿ya te vas? — le pregunto Stevie al salir de la puerta del aula.
—Así es— le sonrió cortésmente y siguió caminando, yo los seguí a la distancia.
—¿Por qué tan seria?, sabes, no muerdo.
—Eso nunca se sabe— se detuvo y se giró para hablarle— ¿de que quieres hablar?
— Solo charlar y nada más, si no te molesta puedo acompañarte tu casa esta para mi rumbo y me agrada la compañía.
—Eso será un problema hoy, tengo que ir a otro lado antes, nos vemos Stevie— caminó de frente me pasó de largo y de nuevo nos vimos de reojo, esta vez parpadeó un par de veces y su cara se tornó confusa, caminó a las escaleras y no la volví a ver esta dos horas más tarde.

—Eyy Stevie, ¿como vas?
—Superior MinHo, por fin me llama por mi nombre— quedamos frente a frente, nos erguíamos lo más que podíamos para demostrar superioridad o algo así— estoy en eso aún, mi presa ya esta por caer.
— ¿Enserio?, eso no parecía, aun eres un novato, te lo advierto consigue una presa más fácil, porque otros ya la tienen en el bolsillo— me fui en sentido contrario al de Suzy.

Recorrí media ciudad para distraerme, pero por alguna razón tenía tanta hambre que busqué presas por toda una hora, en total fueron tres, dos de veintiún años y una de veintitrés, todas más jóvenes que yo, por lo menos en apariencia. Calmé mi hambre y llegué a la biblioteca pública, que se encontraba cerca del parque más grande de la ciudad, bajé por las escaleras de emergencia sin que nadie me viera ni el polvo, toqué tierra y seguí andando, me quede sentado un rato frente a la entrada, Suzy estaba llegando, estaba concentrada en su ipod, me levanté y le abrí la puerta, levantó la mirada sorprendida se hizo para atrás y golpeó a otra muchacha, se disculpó mientras ayuda a levantar las cosas de la chava del suelo, ayude también, sabía que me daría puntos por eso, mientras terminábamos de levantar las cosas la otra me pregunto mi nombre.

—Vengo con ella— eso le contesté y Suzy se sorprendió aun más.
—Que lástima— la muchachita entró.

Le di el paso a Suzy, caminamos hasta las escaleras, subimos al primer piso, luego al segundo y en el tercer piso por fin me habló

—Eres MinHo, cierto— me miró con sus profundos ojos
—Y tu eres Suzy— le contesté enderezándome y mirándola directo a los ojos.
—mmm, si, Min, debe de estar al fondo—esquivo mi mirada y su nerviosismo fue evidente, era cuestión de tiempo para poder probar su sangre, su deliciosa sangre.

Llegamos a donde Min, Stevie estaba con ella, me senté entre Stevie y Suzy, Min estaba bastante incomoda, Suzy se la llevó a buscar un libro, fue una simple escusa para escapar de nosotros, agudice mi oído, algo que Stevie aun no dominaba, nos miramos con recelo. Escuché como Min le decía que estaba ayudando a Stevie pero que al tratarlo más no le parecía muy bueno que digamos, y de mi solo decía que era bien parecido pero que no tenía idea de mi forma de ser, entonces fue cuando la vi, una fotografía salía de una carpeta de Susy, la foto me resultó muy familiar, Stevie estaba inquieto, tenía hambre, así que lo jale y tan rápido como el sonido lo llevé conmigo, su antigua presa era la misma chica con la que Suzy había chocado, detecte su aroma y la persuadí, Stevie estaba la borde de un colapso, los encerré en una bodega dentro de la biblioteca y la sangre fluyó, el olor de Suzy seguía en el tercer piso, abrí la bodega y saqué el cuerpo de la tal Sam, estaba inconciente pero viva, Stevie comenzó a sufrir su transformación completa, sus ojos se tonaron rojos, sus colmillos saltaron por completo a la vista, lo llevé a mi guarida tan rápido como pude y regresé a la biblioteca, el olor de Min ya no estaba ahí, Suzy se encontraba en el segundo piso.

— ¿Sigues aquí? — le pregunté cuando daba la vuelta al estante.
—¡¡MinHo!! , me asustaste— tomó el libro con las dos manos y lo empujó contra su pecho, mi propia sed se incrementó mientras leía su expresión de nerviosismo que parecía felizmente desconcertada de que aún siguiera en la biblioteca a pesar de que me fui con el novato de repente.

—Eres muy nerviosa— continué diciéndole.
—Un poco…—hizo una pausa— ¿De donde eres?
— ¿Por qué la pregunta? —sus preguntas y comentarios eran poco usuales como siempre.
—Siento, eres, es complicado— seguía presionando su carpeta contra ella, su respiración se hizo más profunda y cada latido de su corazón lo escuchaba retumbado en mis oídos.
—Haber explícate mejor—me le acerqué lo más que pude, ella quedó recargada sobre el estante y yo inclinado hacia su cara, me quede fijo, observé su cara, sus ojos, esa expresión de nervios y luego bajé la mirada a su cuello, pero no tarde ni un segundo en clavar mis ojos en sus labios, me acerqué tanto que sentía su respiración aún más fuerte, mire sus ojos y ella me empujo, no pudo moverme en lo más mínimo, su corazón latía sin control, eso me hizo recordar que era una simple humana que no podía contralar nada, ni siquiera sus propias emociones y simplemente me alejé.

—Eres bastante rara, me voy— ella se quedó perpleja, salí del edificio y subí al techo, todavía escuchaba claramente a su acelerado corazón cuando me fuí.

Que diablos fue todo eso, me pregunte a mi mismo, la confusión desapareció, alguien como yo nunca se rebajaría por una cosa tan insignificante como ella, me decidí a tomar su sangre esa misma noche, mi sed era incontenible, y era su sangre o ninguna multitud de mujeres me saciaría en esa ocasión.

Continuara...

Choi TaNnia
avatar

Femenino

I ♥ MinHo ^^
Mensajes 26

Volver arriba Ir abajo

Re: FanFic ^^ -Namida no Vampire- con MinHo

Mensaje por Choi TaNnia el Mar Jun 21, 2011 9:30 pm

Capítulo 2
Segunda Noche de lágrimas







La esperé por una hora más, faltaban quince minutos para el cierre de la biblioteca, en que pensaba esa niñata, era tarde y yo era capaz de tomarla enfrente de quien fuera, tenía tanta hambre, quería comerla, drenarla completamente. Por fin salió, la seguí hasta la parada del autobús, llevaba su carpeta con la foto casi por fuera, subió al autobús y la foto cayó, la tomé antes de que tocara el suelo, seguí al autobús treinta minutos sin que me notaran, la vi inmersa en sus pensamientos, giraba la cabeza y tocaba su cuello, ese día llevaba el cabello recogido en una coleta no muy alta, su respiración se diferenciaba de entre todos los demás humanos, eso era porque de un momento a otro cambiaba, dejé de verla, mi instinto quería dominarme y puse la mente en blanco lo más que pude, comencé a pensar con más clama lo que haría para saciarme. Bajó en la esquina más concurrida, en pleno centro, camino por algunas calles con menor cantidad de transeúntes, diez minutos después ya estaba sola la calle por la que transitábamos, me aparecí frente a ella como un relámpago, sus ojos se abrieron y sus manos dejaron caer la carpeta que llevaba aún fuera de su bolso, retrocedió y yo estaba a menos de cincuenta centímetros de ella igual que en la biblioteca, la foto estaba en mi mano todavía, me golpeó y grito, yo permanecí inmóvil tomándola de un solo brazo.

—¿Qué pretendes?, ¡¡¡¡suéltame!!! — me decía sin voltear a verme a los ojos
—…— la mire y de nuevo paso lo mismo que en la biblioteca, me acerque más y más, ella retrocedió hasta el muro, su rostro estaba frente al mío, yo seguí inclinándome más y más.

Siguió golpeándome con su mano libre, le tapé la boca y la llevé hasta el inmenso parque donde no había ni un alma, la solté y corrió, por supuesto la alcance en un abrir y cerrar de ojos, se tiró al pasto y la intenté levantar con delicadeza, no se dejaba, solté la foto que cayó a un costado de su pierna izquierda, la vio con la poca luz que daba la luna y sus lágrimas comenzaron a fluir y me dijo.

— ¿Porqué, porqué eres igual a él? — tome la foto mientras ella sollozaba tirada en el pasto, había una pequeña y un hombre exactamente igual a mi abrazándola por la espalda, mi cabeza comenzó a dar vueltas, mis colmillos salieron a relucir, mis ojos se volvieron rojos, la mire y me le abalancé, quede sobre ella quise morderla pero de mis ojos comenzaron a salir lagrimas, ella estaba inmóvil por mi fuerza, la mire, una vez más frente a frente y no pude más la besé, su sabor era dulce mis colmillos la lastimaron, la sangre comenzó a fluir y yo a tomar de ella, era éxtasiante, me detuve, solo probé algunas gotas, Suzy estaba totalmente choqueada, la solté y la empujé lo más que pude sin considerar si la lastimaría o no, me acerqué de nuevo y en un movimiento rápido la deje inconciente, volví a ver la foto y me di cuenta, era yo y Suzy, ella me conoció en mi vida como humano. Me recosté a su lado, la observé por unos minutos y volví en mí.

—MinHo, ¿qué estas haciendo?, simplemente disfruta y sacia tu sed— me decía cerrando mis ojos.

La tome en mis brazos y la llevé a su casa, parecía que no había nadie, rompí una de la ventanas del segundo piso, en el cuarto no había ni un ama, la recosté en la cama, bajé y no había nadie, solo una nota en el refrigerador. Subí de nuevo, entre en otra habitación, esa era, su habitación, en una repisa había otra foto mía, fue tan extraño, me veía feliz, había una tercera foto donde cargaba a la pequeña Suzy, mi cuerpo tembló, era como si mi cuerpo la recordara perfectamente, volví a por ella y la dejé en su cama.


La mañana siguiente llegó pronto, como si tuviera prisa, esa noche no dormí nada, Stevie estaba descontrolado, cuando llegué a mi guarida el lugar estaba destrozado, y él cansado pero vuelto loco por haber probado la sangre humana que tanto anhelaba. Ese día no me presenté en la universidad, llevé a Stevie con los superiores y regrese a poner un poco de orden, no pensé en ella hasta haber terminado de arreglar todo, probablemente ella estaría muy desconcertada todavía o bien dejarla inconsciente ayudó a que lo que vivió conmigo lo recordara como un sueño o una pesadilla.

Me aparecí en su casa otra vez, todavía no estaba oscuro del todo, la vi salir rumbo a una tienda de abarrotes y regresó con un par de bolsas, parecía estar perfectamente, pero no era así, llevaba un pantalón corto y note un moretón en su pierda derecha, y en su brazo un raspón que apenas se había serrado. No me di cuenta, todo fue tan extraño esa noche la sangre en su brazo no pudo atraerme, deje todo como estaba, no me le acerque por toda la semana ni la que le siguió, ahora yo la evitaba por completo, saciaba mi sed en otros lados, con casi cualquier despreciable humano, si ya estaba recordando mi odio, mi mente ya estaba fría, ya podía atacar con más calma a mis presas, jugar con ellas y tirarlas, como siempre había sido.

Una semana más ya había pasado, decidí que no volvería a esa universidad, mi rumbo debería cambiar, la mañana del lunes que le siguió me levanté como siempre y fui hacia la universidad, cuando me di cuenta ya estaba en la entrada del edificio, me reía fuertemente mientras daba media vuelta.

— ¿Ahora que te ha picado MinHo? — me pregunte a mi mismo en voz baja, y seguí balbuceando— olvídate de ella no vale la pena, no tiene sentido, es solo una humana más.
El martes, el miércoles y jueves pasaron y tuve el mismo comportamiento, llegaba y me iba antes de entrar, me sentía un idiota, estaba esperando que ella llegara, quería verle aunque fuera un momento, solo se me ocurrió que el sabor de su sangre me era profundamente delicioso que no podía contenerme y quería más.

Otro viernes más llegó, como los demás días no la vi y me dirigí a la salida, fue entonces que apareció.

—¡¡MinHo, espera!!! — pude sentir su aroma acercarse a la salida mucho antes de que llegara a la reja de salida, estaba muy agitada—MinHo, espera por favor— volvió a decirme.

Llevaba un pantalón corto de nuevo, el moretón ya no se notaba, y no paresia que le fuera a quedar cicatriz por el raspón del brazo. Me observó a los ojos, de verdad que esta vez yo intenté ignorarla ya que no le conteste nada a lo que me decía.

—¿Por qué no has venido a clase? — No conteste — ¿que te pasó?, ¿qué fue lo que pasó después de encontrarme en el centro la otra noche? — la seguí ignorando, me di media vuelta y seguí caminando.

—MinHo, MinHo, ¡¡MinHo!! — me gritó

Seguí caminado mientras ella me seguía, giré y cruce a un pequeño parque, ella seguía detrás mío.

—¡¡MinHo!!, ¿Quién eres en realidad? — me tomó del brazo y se puse frente a mi, era ella la que se me acercaba cada vez más y yo él que se hacia para atrás.
Quien se creía ella para hacerme eso a mi, un vampiro de tan alto nivel, quien demonios, esa niña sabría quien era yo, era lo suficientemente temprano para que el parque estuviese vacío y no pudieran ayudarla, además después de la rápida mordida la llevaría a otro sitio.

— Eso a ti no te importa, entiendes o te lo deletreo— le dije sosteniéndola de los hombros.

— ¿Qué pasó esa noche?, contéstame—se inclinó más hacia mi y de nuevo me clave en sus labios, estaba por perder el control cuando él llegó.

Otro sujeto me separó de ella, su fuerza era proporcional a la mía, era de cabello castaño y llevaba pupilentes grises, en cambio yo usaba pupilentes azul cobalto y mi cabello era negro, lo se, no había descrito nada así, esos detalles me parecían sin importancia, pero es buen momento para describirla a ella, tenía un fleco recto y espeso, su cabello largo era de un color cobrizo, de cara ligeramente redondeada con unos ojos café claro que hacían juego con sus bellos labios, no era muy lata, de complexión delgada, parecía mucho menor que yo, aunque debía ser dos años menor que mi edad aparente. Nunca imagine que yo diría algo así acerca de un humano pero esto empezó a cambiar cuando me di cuente que ese sujeto era como yo.

—Suzy, vete— le dijo y ella no lo escuchó
—No quiero, se lo que le harás.
—Y ¿qué me harás? — me impuse
—Suzy, ya sabes lo que es, no debí irme y dejarte tantos meses sola— lo dijo viendo de frente.
—Entonces es él, es él— decía ella con lágrimas en los ojos.
—No, no lo es, ya no es el que conociste, olvida eso de una vez— lo dijo con un enojo apabullante.
—No tengo tiempo que perder aquí, no me interesa de que hablan, me largo.
—Vampiro, eres un…— él otro sujeto le tapó la boca la tomó en sus brazos y se fue, se la llevó, me la arrebató en mi propia cara.

Quedé inmóvil, ella sabía que era y él le había dejado saber de nosotros, además ella me recordaba perfectamente, ¿quién diablos fui?, ¿quién?. Quedé bastante aturdido y seguí parado unos quince minutos, regresé en mi y me fui, una vez con la mente fría pensé en la mejor manera de llevar esto, pero no fue necesario buscar a ese tipo, él vino a mí la noche siguiente.

Tocaron a mi puerta, abrí y era él.

—MinHo
—¿Qué quieres?

Nos miramos en uno al otro, le indiqué que entrara, cerré la puerta y puse mis manos sobre su cuello.

—…—me empujó y me movió un buen tramo.
— No vengo a pelear, vengo a pedirte que no te le acerques a Suzy— su rostro reflejaba desesperación.
—¿Por qué debería no hacerlo?
— Tú lo sabes bien, vampiro.
—Te refieres a que, es mejor no saber quien fui, no? — daba vueltas alrededor de él.
—Así es— pasó saliva.

La discusión se prolongó y lo supe, él estaba enamorado de esa humana, y yo no lo soporte, cerraba y abría mis puños, tenía una sensación nostálgica de nuevo, mis recuerdos de humano comenzaron a llegar pero no los veía con claridad. Él se marchó sin más, quedé absortó del mundo, tres días pasaron y un recuerdo apareció claro en mi mente, recordé cuando nos habíamos tomado esa foto, era un día soleado, fuimos al campo, yo acompañaba a mi mentor, estaba estudiando y aprendiendo con él, era su pupilo favorito, ella tenía entre 7 y 8 años, esa niña me cautivo solo al verla, la hija de mi mentor era tan hermosa como una muñeca de porcelana fina, y ella era muy cercana a mi, su madre estaba en recuperación y ese día la llevamos para que se distrajera, nos tomaron la foto y me dijo que cuando ella creciera sería mi esposa, yo solo asentí y le dije — esperaré hasta que crezcas— ahora entendía porque sentía cosas por ella, mi cabeza ya no podía más justo como hoy.

Volví a intentar enfocarme en mi vida anterior a ella, solo quería beber hasta más no poder, me fui de la ciudad por dos largos meses pensando que la olvidaría, a los dos días del tercer mes regresé, caminé hasta la universidad, sentí la presencia de ese otro vampiro, luego la de ella, su olor estaba impregnado del de el otro sujeto vampiro, me detuve en la entrada, ¿qué estas haciendo?, que no tienes algo mejor que hacer, todo esto es por su sangre verdad, es solo eso, una presa que se me había resistido y el que no resistía era yo.

Llegó la hora de la salida, el otro vampiro se presentó ante mí.
—MinHo, te creía fuera de la ciudad.
—Marc, eso solo fue temporal.
—Ella esta mejor sin ti— me miró a la cara.
—No eres nadie para decirme que hacer o no, y ella no me interesa.
—Entonces ¿porque estas aquí?
—Tengo hambre y su sangre me resulta bastante…— me tomó del cuello, sentí que Suzy se acercaba, Marc no lo había notado, ella llegó y lo sacudió.
—Marc, déjalo ya.
— Lo tomé del brazo y me solté con facilidad, el punto débil de Marc era ella, teníamos la misma debilidad.
—Si Marc, haz todo lo que te dice la humana— vario estudiantes e acercaron, Marc tomó a Suzy del brazo y caminó hasta el parque de siempre, yo los seguí por otra vía, por el aire.

Llegamos al parque, de golpe me dejé caer desde el aire e medio de ellos dos.

—MinHo, ¿no me recuerdas? — se acercó a mi con rapidez.
—Eso que importa— le dije hostilmente.
—Te lo dije, a él no le interesas, entiéndelo Suzy.
—Cierto, Marc y estamos de acuerdo en algo después de todo.
—Viene por tu sangre— la tomó entre sus brazos—y yo no lo permitiré.

Enfurecí, y lo golpee, a ella la tomé del brazo y la tumbe sobre el pasto, en esta ocasión si medí mi fuerza.

Comenzamos a pelear, le quebré toda la columna y las costillas, él me quebró un brazo y parte de la cadera, tardamos unos minutos en recuperarnos casi por completo, pero los dos estábamos sedientos de sangre.
Suzy estaba muy asustada, escondida en un rincón entre los matorrales, habíamos escogido un buen lugar para pelear, era parte de pequeño laberinto cuyo diseño tenía un jardín oculto justo en el centro sin ninguna salida más que trepando por los muros llenos de ramas y enredaderas.

—MinHo …por…porque peleas así…— nos retorcíamos — es solo una humano o ¿no? — levante mi cabeza
—Jah, lo es, pero su sangre… quiero su sangre— me arrastre hacia ella.
—Suzy no lo hagas— ella comenzó a acercar su brazo hacia mi.
—Si me respondes, te daré de mi sangre— me miro fijamente, y de nuevo recordé, nunca pude decirle que no a nada cuando era pequeña y usaba esa mirada y ahora no sería diferente.
—Esta bien…
—Suzy, detente…para…— Marc intentó moverse pero aún no se recuperaba.
— ¿Como pasó, como te convertiste?...y —su rostro era de angustia—¿porqué la mataste?


Continuara...



Choi TaNnia
avatar

Femenino

I ♥ MinHo ^^
Mensajes 26

Volver arriba Ir abajo

Re: FanFic ^^ -Namida no Vampire- con MinHo

Mensaje por Choi TaNnia el Mar Jun 21, 2011 10:16 pm

Capítulo 3
Tercera Noche de lágrimas





Lo único que un vampiro recuerda de su vida pasada es cómo y quién lo transformó, y a mi me había transformado un conocido, un segundo padre para mi, me transformó después de m accidente, quede paralítico y después mientras sufría un derrame cerebral él me transformó, en ese horrible hospital, junto a todos esos humanos semi-muertos, lo primero que hice al terminar mi transformación fue buscar sangre, en la habitación del alado estaba mi primera presa, un aniña pequeña estaba dormida, tomó a la mujer que estaba con ella y la golpee contra la pared, ella gritó innumerable numero de veces, la niña también lo hizo, pero estaba en shock total, le costaba respirar estaba sobre el frío y duro suelo a un costado de la cama, terminé con mi presa y salí por la ventando dejando gotas de sangre por doquier, el que me convirtió esperó a otro de los nuestros, mi convertidor salio envuelto en una túnica negra y el otro tomó a la niña llevándola a otra habitación, y eso fue lo único que supe después de recuperar la conciencia la terminar de beber de esa mujer.

En breve le conté lo que me pasó y le pregunté de qué persona hablaba.

—Así fue, y a ella no la recuerdas, esa mujer de la que bebiste su sangre era…
—Suzy para— se levantó, la tomé primero, mis heridas ya no eran nada, tomé su brazo y bebí.

Ella no gritó, solo me dejó, Marc se acercó y Suzy lo detuvo en el acto, una promesa era una promesa, bebí y bebí, no quería soltarla, me sentía unido a ella. Me di cuenta que se estaba quedando sin fuerza, dejé de morderla y la sostuve entre mis brazos y de nuevo estuve a nada de besarla, Marc me la arrebató y me dijo.

—Ya tuviste lo que querías, aléjate de ella.
—Marc, dile…— Suzy estaba conciente aún.
—Entonces no recuerdas quien era.
— No, solo la pusieron para mi, ya estaba por morir de todos modos.
—Ya veo, era cierto, Raina tenía razón fue lo mejor…— se desmayó.
—MinHo, no te le acerques, todo lo que ella sentía por ti se ha ido, no las busques más.

La observé, odio el hecho de que lo que Marc decía era solo la verdad, ya no tenía nada más que hacer, había obtenido lo que yo quería, yo había ganado, pero sentía que lo había perdido todo.

Cuando Suzy recuperó la conciencia yo estaba observando y escuchando todo, Marc no se opuso, pero si marco el límite.

—Marc, creo que ya puedo dejarlo ir, nada me aferra a él, no ahora.
—Lo se, por fin estarás tranquila, Raina también lo estará cuando lo sepa, su hermana murió porque era su momento, comote dije antes, los vampiros estamos tan organizados que matamos casos perdidos en nuestra primera bebida, es eso o detenernos y soportar nuestra loquera todo un día hasta calmarnos.
—Eso pasó con Stevie, cierto?
—Así es, pero escúchame Suzy, ya solo somos tu y yo— el bastardo la abrazó, mi estomago estaba revuelto, salí de allí de inmediato, quería matarlo, destruirlo y hacerlo plañir.

Fue cuando me di cuenta, cuando comencé a contar esta historia, ella era mi todo ahora, sentía su sangre fluir por mi cuerpo, era una sensación de placer inmensa, la sentía mía, y sabía que era otro el que estaba a su lado, mi sufrimiento comenzó ahí.

Intenté alejarme por cinco meses, pero me estaba volviendo loco, terminé en este bosque muy muy lejos de ellos, solo pienso en volver, cada día es agotador, una eternidad, si el infierno es lo que me espera ya estaba dentro de él, de solo pensar que en este momento estén juntos me carcome, quisiera morir, me siento tan absurdo, sucio, soy un despojo de lo que fui, como hombre ni como vampiro valgo nada, ella esta bien es todo lo que se y todo lo que me importa.

La mañana siguió su curso y la siguiente, el bosque me parece ya bastante reducido, no se a donde más puedo ir. Un golpe, una centella, giré, era Marc.

—Suzy, esta mal—su rostro estaba envuelto en enojo y celos
—Eso no es mi asunto, tu eres su “hombre” lárgate
—¿Estas sordo o qué?, ella esta realmente mal y me pidió que viniera por ti.
—No me interesa— no podía regresar, si volvía nunca me separaría de ella.
—MinHo, te lo suplicó, va a morir.

No escuche más y regresamos a la ciudad, caminando por las calles todo estaba como siempre, un olor comenzó a hacerse presente, Stevie, él estaba cerca, el aroma de Suzy no estaba, ahora y estaba sospechando de Marc, lo golpeé y lo tiré mientras lo estrangulaba, lo solté un poco y le pregunté.

—¿Qué hace Stevie aquí?
—Deduce
—Stevie la tiene y me quiere a mi en su lugar…ese cobarde.
—Piensas muy bien— lo solté
—¿Donde están?, su olor esta regado por toda esta área.

Llegamos a una bodega abandonada, Stevie la tenía atada de pies y manos, con una veda en sus ojos.

—Suéltala, ya estoy aquí
—Superior MinHo, así que volviste por mi presa.
—Niñato…— Marc me contuvo.
—Muy bien Marc muy bien, ve y tráeme a ese y te la entrego.

Nos acercamos lentamente, arrojó a Suzy y por detrás me atacó, me golpeó hasta que sus manos se rompieron, se regeneraron y siguió golpeándome. Stevie no dejó salir ni a Suzy y mucho menos a Marc, había otros vampiros alrededor, arrojaron a Suzy a mi lado, me acerqué a ella dando le una patada a Stevie, ninguno sabía quien era el que me había transformado, tampoco que yo tenía tres veces más fuerza que Marc y Stevie juntos, arrasé con todo en un segundo, solo quedaba Stevie y yo.

—Tú, eres un …. — me gritó un par de groserías.
—Niñato estúpido.
—Te crees muy fuerte, pues no eres el único transformado por K.

Él era mi hermano, un vampiro transformado por él mismo que me transformó a mi, todo estaba llegando a un punto incontenible, me estaba volviendo loco nuevamente.

—Padre decidió morir y nombrarte el nuevo K, eso jamás primero te mató— se abalanzó contra mi, la pelea se prolongó por más de quince minutos, realmente era tan fuerte como yo.
—Suzy, respóndeme, respóndeme—Marc estaba con Suzy, le quito la venda y las amarras.

Ya no podía más necesitaba la ayuda de Marc para vencerlo, Marc lo sabía y comenzó a pelear, Suzy se arrastró hasta la salida, Marc parecía cada vez mas fiero, lo seguí y todo parecía mejorar, pero de un solo golpe nos rompió la mandíbula, quedamos tirados cerca de Suzy, Stevie la quiso tomar a Suzy por la cabeza pero Marc se adelanto con todo y sus heridas a flor de piel.

—No lo harás—se aferró a Stevie, ninguno de los dos se podía mover.
—MinHo, mátanos
—Que dices—Suzy estaba asustada

Stevie se soltó, y fue tras Suzy de nuevo, Marc se interpuso y lo corto por la mitad, Suzy estaba inmóvil, el cuerpo de Marc se movió y se volvió a aferrar al de Stevie, aún estaba vivo y su cuerpo no se separó del todo, sin pensar tomo un trozo de madera y lo enterré en el cuerpo de Stevie, Marc tenía otro y lo hizo también, quedaron unidos por los trozo s de madera.

—Suzy hazlo, líbranos de esto— dijo Marc
— No, no puedo.
—¡¡¡¡Hazlo o nunca te lo perdonaré, la única que puede matarme eres tú, o lo olvidas!!!!. ¡¡¡Hazlo!!!

De su bolsillo sacó un encendedor, templando logró encender la flama, tome su mano y juntos lo arrojamos. Marc estaba llorando con un rostro de tranquilidad, paz y armonía mientras que Stevie se desgarraba gritando. Lo último que Marc nos dijo fue “gracias”.

Tomé a mi ahora Suzy en brazos, después de quemar a los demás vampiros y la llevé hasta mi antigua guarida, no me despegué de ella ni un segundo, solo podía verla llorar y dormir, estábamos realmente cansados, al día siguiente me contó como había aparecido Stevie y como la había alejado de Marc, la sostuve entre mis brazos y no la solté en todo lo que siguió del día, ya sea que la tomaba de la mano, de la cintura, de los hombros y hasta del tobillo.

La llevé a su casa hasta el tercer día, cambié mi peinado y mi color de cabello, mi forma de vestir, todo para que su madre no se diera cuenta de quien era, comencé a frecuentarla poco a poco, su madre terminó aceptándome, y por fin pude llevármela conmigo, dos años más pasaron, ahora ella tenía veinticuatro y yo seguía en mis veinticinco, pronto llegaría el tiempo de que me pediría convertirla mientras eso pasaba decidimos vivir una vida tranquila lejos de la ciudad donde Marc había muerto y yo había encontrado mi lado más humano en Suzy.

Ahora nuestro destino estaba unido para toda la eternidad, el día que Suzy me pidiera que la transformara sería el más difícil y sombrío día pero también el más feliz porque la tendría para siempre y una vez que una pareja de vampiro se unía de esa manera nada podría destruir su unión, solo el fuego del infierno.





FIN…
Choi TaNnia
avatar

Femenino

I ♥ MinHo ^^
Mensajes 26

Volver arriba Ir abajo

Re: FanFic ^^ -Namida no Vampire- con MinHo

Mensaje por ShineeAngel el Mar Sep 20, 2011 10:14 am

Esta muy genial esta historia :)
me encanto :)
ShineeAngel
avatar

Femenino

I ♥ Todos
Mensajes 90

Volver arriba Ir abajo

Re: FanFic ^^ -Namida no Vampire- con MinHo

Mensaje por Choi TaNnia el Miér Sep 21, 2011 1:57 am

Gracias por leerlo :HELLO:
Choi TaNnia
avatar

Femenino

I ♥ MinHo ^^
Mensajes 26

Volver arriba Ir abajo

Re: FanFic ^^ -Namida no Vampire- con MinHo

Mensaje por Mariana14 el Mar Oct 11, 2011 4:34 pm

DIOS!!!! :WOW:
Me encantó!!!
me agrada la forma en que escribes :P
pobre Marc u.u
hehe e imaginarme a Minho de vampiro.... >///<
haha genial la hirtoria ;D
Mariana14
avatar

Femenino

I ♥ JongHyun <3 ~ & Minho *.*
Mensajes 36
http://www.facebook.com/profile.php?id=1110340168

Volver arriba Ir abajo

Re: FanFic ^^ -Namida no Vampire- con MinHo

Mensaje por mika choi el Vie Nov 04, 2011 7:46 pm

ooo me re gustoo!!! ahh minhoo hermosoooo
mika choi
avatar

Femenino

I ♥ Key!!!
Mensajes 5

Volver arriba Ir abajo

Re: FanFic ^^ -Namida no Vampire- con MinHo

Mensaje por vaneminho29 el Mar Ene 17, 2012 11:50 pm

OMO!!!!!..
lindooooooooooooooooooooo..


♥♥♥♥♥♥♥

me enkantan los vampiros jiji .. y mas si es minho
vaneminho29
avatar

Femenino

I ♥ Minho and Taemin
Mensajes 72

Volver arriba Ir abajo

Re: FanFic ^^ -Namida no Vampire- con MinHo

Mensaje por emodarkbaby99 el Dom Oct 21, 2012 9:13 pm

woooo... ME ENCANTO...
Amo los vampiros...
E imaginarme a Minho de vampiro es lo MAXIMO,,,
Hahah
emodarkbaby99
avatar

Femenino

I ♥ Key
Mensajes 206

Volver arriba Ir abajo

Re: FanFic ^^ -Namida no Vampire- con MinHo

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.